Voces de Extremadura
Duende Josele: “Donde haya una causa que me parezca injusta, contra eso trataré siempre de escribir y de cantar”

Hablamos con el músico y poeta zafrense a propósito de la publicación de su nuevo disco en solitario, Desnudos integrales

Duende Josele
Duende Josele en una foto cedida por el propio autor.

publicado
2018-12-01 09:55

José Manuel Díez (1978) es un músico y poeta nacido en Zafra. Puso voz a El desván del Duende y, actualmente, canta bajo el nombre de Duende Josele. Con su poesía, ha ganado premios como Hiperión (2013) o Ciudad de Burgos (2014).

Llevas escribiendo y componiendo desde muy joven, ¿qué te hizo encontrarte tan pronto con la vocación de crear?
Creo que fue sobre todo el asombro, el comprender que había preguntas para las que debía encontrar una respuesta por mí mismo porque no me valían las respuestas de mis padres o de mis profesores.
Con los años, eso creció hacia una necesidad de desarrollar artísticamente mis propias ideas y emociones. La poesía primero, y después la música, fueron los mejores medios que encontré para hacerlo. 

Tras tantos años, ¿cómo resumirías tu trayectoria poética?
Creo que toda trayectoria poética es un camino de aprendizaje, de búsqueda y, en contadas ocasiones, también de encuentro. Pero un camino sin fin posible… porque soy muy consciente de que cada vez me queda más por aprender, por buscar. Para mí, la poesía no es un escaparate donde exhibirme, sino un espejo en el que reconocerme.

La poesía no es un escaparate donde exhibirme, sino un espejo en el que reconocerme

Hace un año se publicaba El país de los imbéciles, con el que ganaste el último de tus muchos premios de poesía. A pesar del reconocimiento, tus versos, tus letras, siguen siendo las de alguien que escribe por pura necesidad, ¿qué es lo que te lleva a escribir?
Los motivos no han cambiado demasiado a los de mis primeros poemas… Mi intención es expresarme como individuo dentro de una sociedad que no acepto, ahondar en el misterio de la vida y la muerte, llegar a entender el porqué de algunas ideas y costumbres comúnmente establecidas, mostrar mi incomprensión hacia el mundo y hacia la forma de verlo de la mayoría de las personas, asumir mi condición de hombre desde todas sus dudas y certezas… 

Como músico, estuviste doce años en El desván del Duende, hasta que en 2014 comenzaste en solitario como Duende Josele, ¿qué diferencias hay entre ambos proyectos?
Formar parte de una banda supone acatar unas leyes musicales y grupales con las que, después de doce años, yo ya no me sentía identificado. No es nada fácil liderar un grupo, haciendo la mayor parte del trabajo creativo y poniendo cara y voz a algo que representa a varias personas, como era mi caso. Aprendí y disfruté mucho con El Desván, por supuesto, pero sentía que era hora de ponerle fin y evolucionar hacia otras músicas.

Mi intención es expresarme como individuo dentro de una sociedad que no acepto

Duende Josele es todo lo contrario: un proyecto enteramente personal, independiente y en el que soy libre para cometer mis propios errores y aciertos. Me siento ahora más feliz y realizado con mi música que nunca.

Duende Josele1
Duende Josele posa en una presentación.

En tu primer disco como Duende Josele, La semilla, hablas de muchos temas distintos como la crítica, el amor o la pura alegría. ¿Qué quieres contar esta vez en Desnudos integrales?
Los temas son muy similares a los que llevo tratando toda la vida: amor, desamor, crítica social, guiños a la bohemia, a la libertad, al deseo, a la felicidad… Lo que más ha cambiado, quizá, es la forma. Hay nuevos sonidos, nueva producción, nueva instrumentación, nuevas colaboraciones… Mi intención es seguir hablando de lo importante, pero avanzar hacia una voz más personal. Creo que en Desnudos integrales he conseguido una claridad de ideas y sonidos que no he conseguido en ninguno de mis discos anteriores.

Para financiar el audiolibro de este próximo disco iniciaste un crowdfunding. Además, alguna vez te has pronunciado a favor del creative commons. ¿Cómo es esta forma tuya tan personal de ver la industria musical?
Creo que un músico debe ofrecer a sus oyentes lo mejor de él, tanto en su obra como en sus directos. Y la autogestión no solo nos da la oportunidad de ser libres, sino también de hacer partícipes de esa libertad a quienes nos escuchan, de una forma más directa y eficiente que por medio de una discográfica.

Es difícil ser artista en un sitio donde la cultura y el arte son tratados casi exclusivamente como entretenimiento

Para mí, una de mis grandes riquezas, es saber el nombre de las más de 200 personas que han colaborado con la salida de mi disco y de una gran parte de las personas que vienen a escucharme en los directos… Saber sus nombres, pero también sus preocupaciones, sus intereses y todo lo que los hace escuchar y apoyar mi música.

Necesitamos que los artistas no sean algo ajeno al público, sino parte activa de él. Esa es mi filosofía con Duende Josele.

En tu producción artística, se adivina un profundo trasfondo moral y de crítica social. ¿Es posible, al menos en el caso de José Manuel Díez, separar autor y obra?
No es posible. José Manuel Díez y Duende Josele son exactamente lo mismo, aunque expresado a través de artes complementarias. Tanto en lo poético como en lo musical, mi obra soy yo. No solo escribo canciones y poemas, yo soy esas canciones y esos poemas. Los valores morales o de crítica social a los que te refieres son mis propios valores.

Creo que las personas somos lo que hacemos, pero sobre todo cómo lo hacemos y por qué lo hacemos. Siempre he tratado de aplicar esa coherencia vital a mi obra.

Has participado en actos de apoyo a Alberto Cañedo, exalcalde de Carcaboso. ¿Qué te mueve a comprometerte con casos como este?
En este caso concreto, me mueven la rabia y la amistad… La rabia por lo injusto de tantas situaciones legales como la suya, donde priman los intereses políticos, económicos, incluso judiciales sobre las necesidades de las personas… Y la amistad, porque considero a Alberto y a su familia mis amigos.
Donde haya una causa que me parezca injusta, contra eso trataré siempre de escribir y de cantar.

Una región que no fomente su cultura, siempre estará en crisis, si no económica, sí de valores

Viendo este caso, por ejemplo, se puede pensar que hay una pugna entre el progreso y el statu quo, ¿cuál crees que es la situación política de la región?
Un país, una región, una ciudad que no fomente su cultura, siempre estará en crisis, si no económica, sí de valores. Así veo Extremadura en estos momentos: un gran caldo de cultivo de cultura, arte, naturaleza, oportunidades... totalmente desaprovechado, porque los valores políticos y, por extensión, los sociales, son los equivocados.

Pero esto no es nuevo. Llevamos al menos 20 años equivocados. Y la culpa no es del que manda, cuidado, sino del que obedece, del que prefiere mirar para otro lado y conformarse con lo que le ofrecen, incluso emigrar a otras tierras sin levantar la voz en esta.

Actualmente, pasas la mayor parte de tu tiempo en Lanzarote. A pesar de la distancia, recuerdas mucho tus raíces en tu obra, ¿qué es para ti Extremadura?
He vivido en Lanzarote más de tres años, pero he vuelto a Extremadura en 2018. Para mí, Extremadura, aunque esté viajando continuamente por muchos lugares y culturas, es siempre mi punto de origen y de llegada, con todo lo que eso significa. Aquí tengo a mi familia y a mis mejores amigos. Aquí crecí y encontré siempre los principales motivos para escribir, para componer, para cantar y soñar. Amo mucho esta tierra, y por eso me duele tanto.

¿Es difícil ser artista aquí?
Un artista, en el amplio sentido de la palabra, lo es per se, independientemente del lugar desde donde genere su arte. Yo trato de que el mío sea universal y pueda desarrollarse en muy distintas partes del mundo, no sólo aquí. No obstante, sí es difícil ser artista en un sitio donde la cultura y el arte son tratados casi exclusivamente como ocio y entretenimiento, y donde a los artistas se les ha tratado siempre como a ciudadanos de segunda.

Necesitamos que los artistas no sean algo ajeno al público, sino parte activa de él

Hay cientos de ejemplos de músicos, pintores, actores, deportistas o escritores extremeños que han tenido que irse fuera para empezar a ser valorados y bien recibidos aquí. Seguimos teniendo ese complejo hacia lo propio. Hay artistas muy válidos aquí, que nacen aquí, que viven aquí, que crean aquí, a los que rara vez se les apoya, se les premia, se les proyecta desde aquí. Un contrasentido muy triste.

¿Qué referentes artísticos tienes en la región?
Literariamente, he crecido leyendo a poetas como Basilio Sánchez, Efi Cubero o Álvaro Valverde, y a novelistas como Dulce Chacón, Luis Landero o Gonzalo Hidalgo Bayal. Musicalmente, tengo dos maestros claros: Luis Pastor y Pablo Guerrero.

No obstante, trato de aprender y de alimentarme de cultura extremeña de todos los tiempos, y sobre todo de la poesía y la música más actual. Por suerte, creo que hay muchos poetas y músicos extremeños que están haciendo obras de gran calidad en este momento.

¿Hay una “cultura extremeña”?
Escribí un artículo a página completa en el Periódico Extremadura sobre esta cuestión hace ahora cinco años… Para mí, la cultura extremeña es la que nace, se hace y, al menos en su esencia, permanece aquí. La que se sirve de nuestro acento, de nuestras palabras, de nuestra historia, de esas pocas enseñanzas que permanecen puras desde nuestros abuelos y llegarán puras a nuestros nietos… El tema da para muchas disquisiciones. Pero yo creo, me gusta creer que sí, que hay una cultura extremeña, aunque quizá no sea tan obvia analizada desde dentro. Y creo que va con muchos de nosotros, estemos donde estemos.

Uno de tus poemas, Razones, habla de la imperante necesidad de escribir y termina diciendo: “porque aún no es el tiempo de entender el silencio, escribimos poesía”. ¿Qué fue, qué será de los cantautores?
De los cantautores, de los poetas, de los trovadores, de los juglares, de los titirimundis, de los soñadores… será lo que siempre ha sido: existimos porque somos necesarios, porque la vida es una hermosa locura y necesitamos personas que nos lo recuerden… porque mientras haya esperanza, habrá poesía y música… y mientras haya desesperanza, habrá poemas y canciones. No podrán con nosotros, porque somos pacíficos.

Relacionadas

Culturas
Pablo Guerrero: “Es el momento de cambiar las cosas en profundidad”

Un aerolito libre, un lobo sin dueño, un artesano de ternura y rebeldía. Hace cincuenta años, en 1969, salió a la luz Amapolas y espigas, su primer disco. Y desde entonces no ha cesado de producir poemas y canciones que van a la médula de los sentimientos y de la conciencia social. “No solo cambiar la Historia, sino la vida”, afirmaba en 1977, en una entrevista de Eduardo Haro Ibars para la mítica revista Triunfo.

Voces de Extremadura
Teresa Rejas: "Ibarra era el dios absoluto en Extremadura"

Teresa Rejas, diputada de IU durante 15 años y la primera presidenta del Parlamento de Extremadura, ha representado la coherencia en los valores democráticos y de la izquierda.

7 Comentarios
María G 11:47 4/12/2018

Has crecido mucho y lo seguirás haciendo! Sigue así Jose y mucha suerte!!

Responder
2
1
Soco 10:59 4/12/2018

No se puede ser más coherente con la poesía , la música y con Extremadura , está tierra que queremos tanto.

Responder
3
2
Chus García 10:52 4/12/2018

Muy buenas reflexiones, felicidades a Jose y a quien pregunta

Responder
3
2
Bernardo 16:13 1/12/2018

Mucha sabiduría en las palabras del duende, gracias por ser guía en este camino para otros artistas que venimos detrás.

Responder
7
1
#26976 15:29 1/12/2018

Grande josele

Responder
6
1
Alain Presentación 14:53 1/12/2018

Es un auténtico gustazo ver la gran accesibilidad que ofrecen algunos artistas y demostrar cuánto pueden aportar a la sociedad más allá de su música.

Responder
12
1
#26958 11:21 1/12/2018

Grande Duende Josele, y lo que cuesta ser un artista independiente en una tierra como la extremeña

Responder
12
1

Destacadas

Régimen del 78
Duelo al sol y navajazos en las cloacas

Los papeles de las empresas de Villarejo siguen poniendo bajo sospecha las prácticas de baluartes del Ibex 35. En esta ocasión las sospechas se vuelcan sobre Iberdrola. Sus ejecutivos estarían detrás de un intento por desacreditar a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS.

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.

Dependencia
Los fondos de inversión desembarcan en el cuidado de mayores

En Madrid existen 426 residencias para la tercera edad, de las que 25 son 100% públicas y 18 tienen su gestión externalizada. El resto son privadas, un pastel que no pasa desapercibido a las empresas que buscan maximizar la rentabilidad del cuidado de personas mayores.

Últimas

Chile
Chile, un legado de acumulación de luchas
Haití, Ecuador, Chile... Las revueltas populares contra las medidas neoliberales saceden latinoamérica con características comunes y algunas diferencias.
Europa
Europa, la fragilidad del capitalismo y la construcción del contrapoder: entrevista con Toni Negri

Marco Baravalle entrevista al pensador y politólogo Toni Negri. Una conversación que tocó temas de construcción política y estratégica actuales para los movimientos sociales, de la nueva conformación de la gobernanza europea a la guerra contemporánea, de la centralidad de la "justicia climática" a la necesidad de determinar formas de contrapoder y organización política transnacional.