Migración
CIEs NO denuncia la “confusión” sobre el futuro de las personas del Aquarius

El colectivo por el cierre de los centros de internamiento de extranjeros cree que la única forma de acoger con derechos es mediante la concesión de permisos de residencia.

CIEs NO Aquarius Puerto València
La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros dice que no consentirá que las 629 personas del Aquarius acaben en un CIE. Rafel Atez

publicado
2018-06-17 13:35:00

Ante las declaraciones de la Policía Nacional de que algunas de las 629 personas que han llegado en el Aquarius y sus barcos de apoyo a València podrían acabar en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), integrantes de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las Deportaciones (CIEs NO) de València ha denunciado esta mañana en una rueda de prensa en el puerto valenciano la “información difusa y confusa” que se ha transmitido sobre el tratamiento que se va a dar a las 629 personas que, en tres embarcaciones diferentes, están llegando a lo largo de estas mañana.

Refugiados
Aquarius: crónica de un desembarco anunciado
Las 630 personas del ‘Aquarius’ realizaron una travesía de 900 millas náuticas para desembarcar en el puerto de València en una operación que se prolongó durante siete horas.

Frente al edificio de la Autoridad Portuaria de València, este colectivo ha avanzado que que “no vamos a permitir que estas personas acaben en un CIE”. Ante los medios, han mostrado su preocupación sobre la información contradictoria sobre el destino de estas personas: “Primero se ha dicho que se les daba el estatus de refugiadas, luego que darían permisos de estancia temporal, y la última declaración de la Policía Nacional dice que pueden acabar encarceladas”, ha indicado sobre la posibilidad de que sean trasladadas a un CIE.

Estos espacios, han continuado, son “agujeros negros del estado en los que reina la opacidad, arbitrariedad y la impunidad”. Por eso, piden al Gobierno de Pedro Sánchez que “escuche a la ciudadanía que pide acoger, y eso es acoger con derechos”. La plataforma considera que la única manera de acoger con derechos es concediendo a estas personas el permiso de residencia permanente.

“El Gobierno puede empezar a cambiar estas políticas que son responsables del genocidio migratorio en Mediterráneo, lo exige la ciudadanía y los pactos a los que están adheridos”, han concluido, entre gritos de “qué queremos el cierre de los CIEs” y “tancarem els Centres d'Internament!”.

Relacionadas

1 Comentario
#18925 16:12 18/6/2018

Con Marlaska el torturador no están a salvo ni mucho menos.

Responder
1
0

Destacadas

Elecciones generales del 28 de abril
¿Qué programa político le conviene más a tu bolsillo?

Lee esta guía básica elaborada con contenido literal extraído de los programas electorales de los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del próximo 28 de abril. Y después vota (aunque solo sea por tu cartera).

Muerte digna
Marcos Hourmann: “Los médicos también tenemos que mejorar la muerte”

El primer médico condenado por eutanasia aceptó declararse culpable para no ir a la cárcel y acabó condenado por la opinión pública cuando trataba de rehacer su vida. Hoy lo cuenta en el Teatro del Barrio y espera que el caso de Ángel Hernández y María José Carrasco sea el revulsivo definitivo para regular la muerte digna en España.

Elecciones generales del 28 de abril
En estas elecciones nos falta indignación y nos sobra miedo
1
Hasta aquí vuestro histrionismo, hasta aquí los malditos debates sobre los debates. Vamos a hablar de nuestras cosas. No de las vuestras.
Ciclismo
Classics Wars. La Guerra de las Clásicas
Hay itinerarios sagrados en el mundo del ciclismo. Son los monumentos del ciclismo, por su orden en el calendario ciclista actual: Milano-Sanremo, De Ronde Van Vlaanderen, Paris-Roubaix, Liège-Bastogne-Liège e Giro di Lombardia.

Últimas

Anarquismo
Abecedario de Élisée Reclus

Geógrafo, a la vez comunista y anarquista, feminista y vegetariano. Jacques Élisée Reclus, adversario de la “funesta institución” que fue la esclavitud en Estados Unidos, hizo suyas, a menudo en contra de su tiempo, la mayor parte de las luchas por la emancipación.