Feminismos
Fanzines, collages y radios libres para hacer historia de las mujeres

La jornada Lo Hacemos Nosotras, que se celebra el sábado 16 de marzo en la FAL en Madrid, muestra cómo el Hazlo Tú Misma está en el ADN feminista y es clave para hacer y recuperar la historia de las mujeres.

Jornadas marzo feminista FAL
Taller para piqueteras realizado en el marco de las jornadas del marzo feminista de la FAL. Laura L. Ruiz

publicado
2019-03-15 15:15

Autoedición, fanzines, radios libres, arte gráfico. Mujeres de diversas disciplinas muestran este sábado 16 de marzo en la Fundación Anselmo Lorenzo de Madrid lo que pasa cuando el Do it Yourself (Hazlo Tú Misma) y los feminismos se dan la mano. Así es la jornada Lo Hacemos Nosotras, un encuentro que pretende poner en común a creadoras que operan desde la autogestión para comunicar cosas que, sin ellas, nadie transmitiría. En formatos artesanos, tiradas reducidas y con un proceso manual de fabricación, muchas mujeres hacen memoria y cuentan historias que han de ser contadas.

“Hemos juntado proyectos e individualidades con mucho recorrido a sus espaldas con otros que casi acaban de nacer, eso nos apetecía muchísimo. Ver las primeras resistencias y ver los proyectos frescos que empiezan a resistir. Crear también un discurso entre todas”, dice Araceli Pulpillo a El Salto. Ella y Yeyei Gómez son las organizadoras de la jornada. Como ejemplo de esa mezcla entre veteranía y juventud que protagonista del encuentro cita el podcast Mujeres Olvidadas por la Historia, “que empezó hace ocho meses y ya tiene más de 30 programas. O Lisístrata, una revista de cuatro compañeras de universidad jovencísimas y que distribuyen por todo el estado. Creemos que en esta jornada precisamente se verá esa unión entre unas y otras”.

Pulpillo hace el fanzine Labio Asesino y Gómez es ilustradora —colabora en El Salto— y también firmó Guy, pionera del cine, publicación fanzinera. Para ella, “la autoedición feminista es una militancia cultural que construye significados y narrativas. La importancia y el potencial político del femzine reside en su fuerza como lugar de expresión, resistencia y disidencia y en una manera de entender el activismo y el feminismo desde la práctica cultural. Los femzines son un campo de experimentación, directo, inmediato desde los que se han podido plantear temáticas, problemas, y perspectivas que no tenían voz en otros espacios, construyendo nuestra historia y motivando a otras a producir”.

Gómez considera que el fanzine tiene un gran potencial como medio de comunicación, por la posibilidad que abre para una expresión libre y sin cortapisas. “No hay nada mejor que contar y crear algo desde las entrañas sin esperar a nadie —explica—, utilizando los medios que tienes y sin censuras. Lo valioso y por lo que tiene esa frescura el fanzine es que normalmente queda fuera del campo de la profesionalización, de lo manido, de lo virtuoso, lejos de intermediarios, sin la tiranía del consumo y el comercio que impide la creación libre”.

Lo Hacemos Nosotras no solo mira al presente sino que reconoce “el trabajo de nuestras antecesoras, las que se partieron el lomo en los años 70, 80 y 90 que ha calado bastante hondo”, señala Pulpillo, quien opina que gracias a esas militancias “de hormiguitas” el discurso feminista está tan presente en todos los aspectos de la vida actualmente. “Y la autoedición no es menos. A día de hoy hay una explosión de femzines y autoedición feminista. Desde colectivos feministas autogestionados que publican textos para sacarse pelas, como podría ser el caso de Lucha y Rabia de Comando Sororidad, hasta editoriales como Antorcha, Antipersona, Ediciones Inestables, o femzines seriados como Vulva Estelar o Cuir Madriz. La lista es larguísima, de verdad. Se están haciendo cosas muy buenas”.

Cartel Jornadas DIY feministas FAL
Imagen del cartel de las jornada "Lo hacemos nosotras"

A lo largo de la jornada en la Fundación Anselmo Lorenzo habrá un encuentro de festivales autogestionados, uno de editoriales y fanzines, una mesa sobre arte gráfico y un taller de collage feminista. En el programa está también la mesa redonda de radios libres “Suena bien, suena a radio libre”, en la que participan Mujeres Olvidadas por la Historia, Territorio Queer y Sangre Fucsia.

“El Do it Yourself tiene todo que ver con el feminismo”, dice Laura Gaelx, una de las integrantes del grupo de mujeres que hace posible Sangre Fucsia, un podcast que se emite en Agora Sol Radio desde hace seis años en el que tratan temas feministas y LGTBQ. “Nos encantaba la radio y la queríamos hacer nuestra manera”, explica Gaelx, que cuenta que la idea inicial era “no hacer el típico programa de denuncia —aunque siga siendo necesaria— ni ser una sección de otro programa, queríamos hacer radio divertida y cultural, que fuese fresca, golfa, con humor...”, enumera.

Gaelx cree que en ese momento, “aun no había este boom de la Herstory en el Estado español, y esa ha sido siempre una las líneas que más trabajamos, también cuando no era mainstream”.

Hoy, cuando el feminismo es masivo, Gaelx cree que las radios libres también tienen mucho que aportar: “Las radios libres aportan mensajes políticos menos convencionales que siguen dando otra visión; por ejemplo, en el feminismo aunque esté en boca de todos, permiten dar una visión transfeminista, internacionalista, crítica, que tiene en cuenta todas las interseccionalidades, anticapitalista… un punto de vista que quizá no proporcionen la mayoría de medios”.

Sangre Fucsia parte de las bases de la horizontalidad y de la autogestión y, aunque lo que une al grupo es este podcast semanal, por el camino han surgido otros proyectos como Feminismos Reunidos, el Trivial feminista.

Como expectativa para el desarrollo de la jornada, Pulpillo afirma que, ante todo, esperan pasarlo bien “y aprehender(nos), pero también conocernos de una forma más cercana, comer juntas, crear redes entre todas las personas que se acerquen, todas tenemos cosas que decir, no solo las que aparecen en cartel”. Y anuncia que esta edición es solo el comienzo: “Ya estamos pensando en la siguiente que vamos a montar”.

Relacionadas

Feminicidio
En honor a Tamia Sisa Alta, víctima de feminicidio en Ecuador

Tamia Sisa Alta es la primera víctima del feminicidio en Imbabura, Ecuador en 2020. Las firmantes de esta carta señalan al Estado ecuatoriano por su indiferencia ante la violencia contra las mujeres.

Rojava
“Si no fuera por las mujeres, esta revolución no existiría”

Entrevistamos a Arîn Hêlîn, internacionalista de Castilla que forma parte del movimiento de mujeres del Norte y Este de Siria: “La lucha de las mujeres en Rojava me ha hecho sentir más amor hacia mi propio género y hacia el resto de compañeras, y entender que el patriarcado trata de dividir a las mujeres porque así somos más vulnerables y no podemos defendernos.”

1 Comentario
Miranda Violeta 24:24 16/3/2019

Hola.

Os presentamos un programa de radio feminista que hacemos con un micro y un pc como único material.

Nos encontráis en YouTube, poniendo «MIRANDA VIOLETA»

Besos.

https://m.youtube.com/watch?v=EaEfyVSk8l0

Responder
0
0

Destacadas

Iglesia católica
La punta del iceberg desmembrado

La Asociación de Víctimas de Abusos en centros religiosos de Navarra celebró el viernes 14 de febrero las primeras jornadas de pederastia eclesiástica, a las que acudieron abusados de varias regiones y con los que acordaron crear la Federación estatal de víctimas. Desde la creación de la asociación hace diez meses, 32 personas han hecho público su caso.

Educación
“La posesión es una manera muy perversa de pensar en otra persona”

Psicólogo, profesor e investigador, Lucas Platero recuerda que la Educación ha sido siempre un lugar en disputa y pide al Gobierno de coalición le pide que sea valiente, porque se pueden hacer políticas públicas queer, antirracistas y feministas. O, al menos, intentarlo.

Servicios de inteligencia
La mayor operación de espionaje de la historia

Las agencias de inteligencia alemana y estadounidense espiaron a más de cien países, entre ellos España, durante décadas, hasta los años 90. Torturas, asesinatos, ataques terroristas fueron ignorados si servían a sus intereses.

Antiespecismo
Primer plato: sufrimiento animal

El movimiento Animal Save busca la transición alimentaria frente a las macrogranjas y mataderos, que sacrifican 95 millones de animales al año en el País Valencià.

Gentrificación
La cultura de club en Berlín, contra las cuerdas por la gentrificación

La subida de alquileres se está llevando por delante una de las señas de identidad de Berlín: la cultura de clubs y su célebre vida nocturna. Quienes ven en las discotecas berlinesas meros lugares de ocio probablemente desconocen su dimensión socioeconómica.