Movimiento antiglobalización
A juicio 57 ecologistas por el “secuestro” de 128 retratos de Emmanuel Macron

La justicia francesa ha abierto 17 procesos judiciales contra activistas ecologistas acusados de “robo organizado” por el “secuestro” de 128 retratos del presidente de la República, Emmanuel Macron, que fueron exhibidos el pasado agosto en la 'Marcha de los Retratos' de la contracumbre del G7 en Bayona. 

proceso ecologistas retratos Macron
Concentración de apoyo a las personas procesadas por descolgar cuadros de Macron Teresa Suárez Zapater
París
12 sep 2019 06:30

Emmanuel Macron, quien declaró en agosto haber “cambiado” su opinión sobre la ecología por “la reacción de los jóvenes ante la urgencia climática”, ha visto pasar, desde su elección, hasta tres ministros de Ecología en apenas dos años sin que la ecología se haya convertido en un objeto destacado de su política. Más aún, a día de hoy, las organizaciones defensoras del medio ambiente solo han visto a Macron en foto. Es por eso que, en este nuevo curso político, los movimientos ecologistas franceses desean incrementar la presión sobre el presidente galo y el Gobierno del primer ministro, Edouard Philippe.

Durante el fin de semana de protestas de la contracumbre del G7, las calles de Bayona fueron el escenario de la llamada 'Marcha de los retratos' durante la cual un millar de personas, según la organización, se manifestó acompañando un centenar de retratos de Emmanuel Macron, que aparecía dado la vuelta. Los organizadores, reunidos bajo de la denominación de ANV-COP21 (Acción no violenta COP21), se habían marcado en enero el objetivo de descolgar y “requisar” 125 retratos de Macron, tantos como días tarda Francia en consumir los recursos del país en un año. Con esta acción buscaban simbolizar también lo “vacío” de su política medioambiental.

Apenas unas semanas después, 57 personas van a ser juzgadas por toda el país acusadas de “robo organizado” (y no por atentado a la autoridad), un delito por el que pueden cumplir hasta cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa, por haber sustraído esos retratos de los ayuntamientos de decenas de ciudades. En el caso de la capital gala, ocho activistas y un reportero que grababa el acto, han sido citados el 11 de septiembre por la Audiencia de París, donde serán juzgados por la Sala Número 16, la que se encarga de los delitos de terrorismo y crimen organizado.

Unas 80 personas han acudido al acto organizado esta martes a las puertas de la Audiencia para mostrar su apoyo a los encausados. Entre los presentes, se encontraban miembros de partidos políticos, como ha sido el caso de militantes de Los Verdes o la France Insoumise; representantes de ONG, como Oxfam; y de organizaciones ecologistas como Greenpeace. También han participado, a título personal, miembros destacados de los Chalecos Amarillos parisinos.

Interpelación directa

Los activistas y representantes políticos allí presentes ven este juicio y los que se van a celebrar en otras ciudades como un símbolo que interpela directamente a Emmanuel Macron, tal y como ha destacado el presidente de Greenpeace Francia, Jean-François Juillard:  “Descolgando el retrato del Jefe del Estado se le interpela directamente. Es una acción simbólica pero que ha obligado al Gobierno a explicarse sobre la urgencia climática, les ha metido prisa”.

Juillard destacaba también cómo este tipo de acciones no violentas son las que pueden provocar un cambio en la acción del Gobierno: “Desde su elección, Macron entendió el interés de tener una posición política muy marcada en cuanto al ecologismo, sobre todo en las cumbres internacionales como Biarritz, donde se enfrentó a Jair Bolsonaro por los incendios en la Amazonía. Por desgracia, constatamos una diferencia enorme entre sus palabras y la realidad de las medidas del Gobierno francés, que no están a la altura de la urgencia”.

De la misma opinión es Raquel Díaz González, militante de Alternatiba, uno de los grupos que formaron ANV-COP21: “Esperamos que reaccione porque, de momento, se ha limitado a hacer discursos con un mensaje muy elaborado pero las medidas no están a la altura”. Por parte de ANV-COP21, a pesar de las importantes penas a las que se enfrentan sus militantes, la campaña va a continuar, como afirma Díaz González: “El nuevo curso político empieza con estos juicios pero nosotros continuaremos y no vamos a parar hasta que el Gobierno nos escuche”.

convergencia de movimientos

Una de las personas que ha acompañado a los encausados es Priscillia Ludosky, integrante de los Chalecos Amarillos y autora en mayo de 2018 de una campaña en change.org contra el Impuesto a las emisiones al carbono, evento en la génesis de este movimiento. Para Ludosky, las dos causas —la ecologista y la de los Chalecos Amarillos— van de la mano: Nos dimos cuenta de que nuestras acciones tenían los mismos objetivos: denunciar los abusos de poder, la corrupción, los privilegios, la evasión fiscal. Aunque no trabajásemos coordinados, nos encontrábamos en los mismos espacios.

Reivindica, además, una visión ecologista sobre su colectivo: “Cuando yo denunciaba el Impuesto a la emisiones de carbono en 2018 no era porque no quisiera pagarlo sino porque ese impuesto, en lugar de financiar la transición ecológica, el Gobierno lo usaba para financiar el CICE, que era una deducción fiscal para las empresas”. Asimismo, la militante añadía: “Nosotros no queremos que se meta la mano en el bolsillo de los ciudadanos porque sí, queremos medidas de transición ecológicas justas, y en mi petición de change.org pedía alternativas como mejores transportes y carburantes menos contaminantes

Penas abusivas

Ante la desproporcionalidad de las penas que pide el Ministerio Fiscal, los militantes se muestran, sin embargo, optimistas: “Aun cuando la acusación y el marco son exagerados, creo que los jueces van a entender el sentido de la acción que se enmarca en el interés general”, como señala Jean-François Juillard. de Greenpeace Francia. En ese sentido, la jurisprudencia les da la razón: “Es el cuarto juicio que tenemos por esta campaña y hasta ahora los jueces se han mostrado bastante comprensivos”, señalada Raquel Díaz González, aludiendo a los casos de 'ladrones de retratos' ya dilucidados en septiembre de Lyon y Bourg-en-Bresse donde los encausados fueron condenados a 500 euros de multa y antecedentes penales.

Además, en Francia hay precedentes de acciones no violentas de alto valor simbólico que no se suelen saldar con penas de prisión, sino más bien con multas económicas. Así ocurrió en el caso de Jon Palais, militante de la organización vasco-francesa Bizi!, absuelto de la pena de cinco años y 75.000 euros de multa en 2017 tras haber robado 14 sillas de un banco de BNP durante la campaña 'Hurto de sillas', que buscaba señalar la implicación de los bancos en la evasión fiscal.

Así pues, a pesar del proceso, el acto del martes tomaba un cariz de mitin ecologista, denunciando a su vez la criminalización de los militantes, como lo hacía una voz entre el público: “Otra vez igual, ¡no deberíamos estar aquí!”.

Relacionadas

Coronavirus
Guia para pensarmos o coronavírus (I)

A crise do coronavírus está a supor umha disrupçom tal que os esquemas habituais da esquerda nom rematam de funcionar. Para intentar orientar-se nesta incertidume, apresentamos umha pequena cartografia sobre o que está a pensar a filosofia atual por volta do Covid-19.

Movimiento antiglobalización
[Podcast] Post Apocalipsis Nau #29 Indymedia
Con Osfa, Teclista y Helena Maleno hablamos de Indymedia, un medio global, descentralizado, donde toda la infraestructura estaba en manos de periodistas y activistas. Alien nos trae la primera entrega de la historia del hacking.
0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
Pobreza
Aprobado el ingreso mínimo vital

Esta mañana el Consejo de Ministros ha aprobado el ingreso mínimo vital, una medida que ha sido objeto de polémica en las últimas semanas mientras miles de familias sin recursos estaban pendientes de su implementación.

Laboral
La marcha de Nissan, una estrategia previa que la pandemia aceleró

La multinacional japonesa automovilística anunció el pasado jueves 28 de mayo el cierre de su principal planta en España. Dejarán en la calle a más de 20.000 personas para continuar así un camino que estaba ya marcado antes de la llegada del virus.

Coronavirus
Médicos y enfermeros niegan que Madrid esté haciendo nuevas contrataciones

A pesar de los reiterados anuncios de Díaz Ayuso y de los responsables sanitarios, los profesionales insisten en que se trata solo de anuncios publicitarios, carentes de cualquier concreción. Niegan que a día de hoy haya nuevas contrataciones, salvo las que realizan para cubrir bajas por enfermedad y por vacaciones


Estados Unidos
Trump amenaza con mano dura en respuesta a los disturbios de Mineápolis

El presidente estadounidense acusa al alcalde de Mineápolis de debilidad tras el incendio de instalaciones policiales de la ciudad, y anuncia que mandará al ejército si continúan los disturbios.  

Coronavirus
Pastora Filigrana: “El cambio de modelo tras el coronavirus no va a ser una elección sino una necesidad”

Pastora Filigrana es abogada, feminista y sindicalista gitana, aunque lo que funciona ahí como un adjetivo para ella es lo sustancial. Aprendió qué es la conciencia de clase de sus abuelas y derecho laboral en el SAT. La crisis dejó en cola de impresión un libro en el que sostiene que las prácticas anticapitalistas del pueblo gitano le han costado su persecución.


Educación
Monitores de educación especial denuncian que llevan dos meses sin cobrar

El personal técnico de integración social (PTIS) de Andalucía lleva reclamando la mejora de sus condiciones laborales desde que parte del servicio fuera externalizado. Ahora, además, han tenido que reclamar el cobro de sus nóminas. 

Crisis climática
La crisis climática provoca bosques más jóvenes y con mayor mortalidad

Un estudio publicado en la revista Science certifica profundos cambios en los bosques de todo el planeta provocados por la acción del ser humano, un proceso que derivará en una reducción aún mayor de la cubierta arbórea global.


Últimas

Comunicación
La pandemia de los globos sonda

Ante la necesidad de tomar decisiones rápidas y el miedo de que sean polémicas o impopulares, en la prensa proliferan encabezados del tipo “el Gobierno se plantea”, una técnica de comunicación política que recibe el nombre de “globo sonda”. ¿Qué son, hacia dónde vuelan y cómo pueden explotar?

Ecología
El último cartucho

Alicia Ramos nos trae unas líneas con aroma a pólvora y barrancos tinerfeños. Una reflexión muy personal sobre la caza a partir de un concepto novedoso que es casi un oxímoron (o que al menos suena muy raro): la munición ecológica.

Tecnopolítica
Zoombificados
La extensión de la actividad docente on line al próximo curso ha generado un debate, que puede servir de coartada para ocultar los acuciantes problemas a los que debemos hacer frente