Catalunya
Detenidos de excepción y heridos por balas de goma

El balance provisional de las protestas ante la sentencia del Procés deja 209 personas detenidas y 623 heridas, cuatro de ellas con ojos reventados por las balas de goma disparadas por la Policía Nacional.

Aeropuerto de El Prat Proces - 5
28 oct 2019 10:00

Lunes 14 de octubre, día 1 tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo a los acusados por el Procés: tres detenidos y 131 personas agredidas por Mossos d’Esquadra y Policía Nacional —uno de ellos con un ojo reventado por las balas de goma, cuyo uso había sido prohibido cinco años antes por el Parlament catalán—. Martes 15 de octubre, día dos después de la sentencia: 30 personas detenidas y otras 125 heridas por las cargas policiales. Un día después se sumaron 33 personas detenidas más y otras 80 personas heridas... Y así hasta hoy, cuando las protestas ante la sentencia del Procés han dejado 209 personas detenidas y 623 heridas, cuatro de ellas con ojos reventados por las balas de goma disparadas por la Policía Nacional. De las detenidas, 28 personas han sido enviadas a prisión preventiva. Los cargos: desórdenes públicos, daños materiales y atentado a la autoridad.

“En la gestión del orden público, los dos cuerpos —mossos y policía— están utilizando técnicas muy drásticas y violentas”, explica Benet Salellas, abogado de tres de las personas que han pasado a prisión preventiva. “Pero en el trato a los detenidos, parece que el hecho de que vengan agentes de la Policía Nacional facilita la impunidad”, añade.

Varias de las personas detenidas han denunciado que se les ha acusado de portar objetos como bolas de billar que luego no han aparecido. También que han sido recibidos en comisaría por agentes con pasamontañas y, en algunos casos, han sufrido maltrato y vejaciones por parte de la policía durante su detención y su paso por comisaría. Una de las detenidas ha explicado cómo los agentes le han puesto un cúter en el cuello, amenazando con matarla. En otros casos, han sido castigados de cara a la pared durante horas. “Se ha producido un contexto de regresión absoluta en términos de derechos al que nosotros no estamos nada acostumbrados”, lamenta Salellas.

En los procesos seguidos contra las personas en prisión se repite una misma dinámica. “Es gente que está en prisión preventiva únicamente por los atestados policiales, sin otros elementos como grabaciones que apoyen los cargos contra ellos”, explica Salellas. Son “relatos policiales muy estereotipados y muy genéricos, que se reproducen prácticamente igual en todos los atestados”, resalta el abogado.

“Son rehenes del Estado”, afirma Eduardo Cádiz, abogado de Alerta Solidaria, organización antirrepresiva de la izquierda independentista en Catalunya. Desde esta organización apuntan como objetivo de la entrada en prisión de estas personas “evitar que se produzcan más manifestaciones”.

“Es evidente que estamos en un contexto de excepción”, resalta, por su parte, Salellas, que señala que en las propias resoluciones judiciales se ha recogido el “contexto sociopolítico” que vive actualmente Catalunya como justificación para ordenar su ingreso en prisión.

Este abogado explica que varias de las personas que al cierre de esta edición permanecían en prisión provisional están acusadas únicamente de atentado a la autoridad. Otras se enfrentan a peticiones de cárcel por parte de Fiscalía de hasta diez años por desórdenes y atentado a la autoridad.

Y es que hasta 2015, los cargos de atentado a la autoridad y desórdenes tenían penas máximas de tres o cuatro años. Lo que ahora se está aplicando, explica Salellas, es la reforma del delito de desórdenes públicos en el Código Penal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015, una de las reformas de la llamada Ley Mordaza. “Uno de los capítulos que más se modificó fue el de los delitos contra el orden público, y en especial el delito de desórdenes”, explica el abogado.

La reforma contemplaba una nueva forma agravada de desórdenes públicos que permite, “en abstracto”, según resalta Salellas, penas de hasta seis años de prisión. También el delito de atentado a la autoridad pasaba a contemplar más supuestos en los que condenar con penas de hasta seis años, uno de ellos el lanzamiento de objetos contundentes.

“Siempre hemos sido muy críticos con el funcionamiento de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo en cuanto a la utilización de la excepcionalidad jurídica, ahora se pone a prueba el sistema ordinario de justicia y tenemos que ver si las audiencias provinciales corrigen a estos juzgados de guardia que han actuado de forma tan severa o se generaliza la excepcionalidad judicial en los juzgados ordinarios”, concluye Salellas.

Relacionadas

Municipalismo
Ciudades escaparate, ciudades plaza

¿Qué tipo de ciudad queremos?”. Una pregunta inseparable de estas otras: “¿Qué tipo de personas queremos ser? y ¿Qué tipo de relaciones sociales queremos priorizar?”.

Opinión
Un país en tres dimensiones

El marco del deshielo en relación a Catalunya —y a los “otros” problemas territoriales emergentes— muestra que se puede habitar una identidad compartida marcada por las nociones de diálogo y pluralidad pero también de ambición respecto a los problemas subyacentes.

Catalunya
Puigdemont desborda Perpiñán en el pulso por la centralidad del independentismo

Más de 100.000 personas participan en un macromitin a pocos kilómetros de la frontera española. El líder postconvergente marca sus distancias con la mesa de diálogo con el Gobierno y la vía pactista de ERC.      

10 Comentarios
Armando Mas Acres 21:14 28/10/2019

PERROS GUARDIANES DEL ORDEN Y LA LEY ASESINOS A SUELDO ABUSO DEL PODER. ACAB

Responder
1
0
#42169 19:49 29/10/2019

Hablas de los manifestantes violentos defendiendo a sus amos?

Responder
0
0
#42088 14:56 28/10/2019

...todos vemos que hay grupos de manifestantes que están ejerciendo violencia, lo podéis esconder o minimizar pero eso no es honesto. Los antidisturbios no están para dar besitos a los manifestantes pero tampoco están para que les insulten, escupan o tiren adoquines entre otras cosas. Yo no veo una lucha de izquierda contra un estado opresor, veo violencia que merece ser castigada

Responder
1
3
Gabriel 21:19 28/10/2019

Tienes razón. Por lo mismo también hay cargas policiales que pasan el límite admisible, puedes contar cuántos tuertos han dejado la policía, y cuántos policías han ido a prisión, han sido torturados y cuántos detenidos, y la balanza tenderá hacia un lado claramente. Lo que ves no es izquierda contra un estado opresor, no, lo que ves es un estado opresor autoritario en toda su esencia. Ojo! En el tren vamos todos, más adelante o más atrás, pero nos llegará el turno de protestar o de impotencia y te recibirán con bolas de gomas para que te calmes.

Responder
3
0
#42121 9:32 29/10/2019

Creo que no se trata de cuantos están tuertos, se trata de que se busca confrontación para mantener el relato. Si todas las manifestaciones fueran pacificas de verdad no se realizarían las cargas, vi desde mi terraza una de ellas y si no comienzan a cargar los aplastan. Ya han reconocido que los altercados les dan visibilidad mundial. Es un sinsentido esto...ser de izquierdas en cataluña y no querer mas fronteras te convierte en fascista a los ojos de los independientes

Responder
0
1
Gabriel 24:44 29/10/2019

El sinsentido es por ejemplo, "Las 5 de Naranco", donde para desahuciar a una pareja y su bebe mandan a 60 antidisturbios, y 5 personas quedan imputadas por amenazas, atentado y lesiones a la autoridad. Decides interrumpir la actividad de un aeropuerto para luchar contra los excesos de poder del estado claramente manifestados, y adios ojo por pelotas de gomas prohibidas. Esto no va de indepes o españoles, derecha o izquierda, va de que el estado español es claramente opresor, autoritario estilo Turquia. Y ten seguro que una forma o de otra, te tocara enfrentarte a él.

Responder
0
0
#42130 13:26 29/10/2019

tu sigue votando a ciudadanos y creyendo en los reyes magos

Responder
0
0
#42157 17:29 29/10/2019

Te engañaron como a un pardal con la independencia la derecha catalana y ahora te das cuenta, jajajajaajja

Responder
0
0
Antifascista 21:19 28/10/2019

No hay violencia por parte de los manifestantes hay legitima autodefensa a unos policias psicópatas de un estado fascista.La lucha no parará hasta que el pueblo logré su libertad, como en Ecuador o Chile. ACAB

Responder
0
0
#42170 19:51 29/10/2019

Por fin se reconoce que cataluña actúa como un estado fascista!

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Educadores y trabajadoras sociales denuncian la desprotección en centros de menores
Profesionales del tercer sector, que llevan arrastrando años de recortes y procesos de privatización o externalización de los servicios, exigen materiales de protección individual.
Historia
Anticuerpos históricos

La relación entre odio al diferente y enfermedad ha tenido una dimensión más perversa que la mera elaboración de teorías conspiranoicas sobre el origen de las plagas. Se ha utilizado como arma de guerra y ha sido la base sobre la que se han producido “conquistas” como la del continente americano.

Coronavirus
Boris Johnson es ingresado en la UCI y el Coronavirus se acerca a su punto álgido en el Reino Unido

Los expertos piensan que, en apenas una semana, el número de fallecidos podría ascender hasta 20.000 en el país británico. Aun así, durante el pasado fin de semana se descartó la implementación de un confinamiento más estricto.

Zaragoza
El TSJ de Aragón ordena repetir el juicio de Rodrigo Lanza

El alto tribunal aragonés considera que el jurado popular que condenó a Lanza a cinco años de prisión por lesiones dolosas en concurso con homicidio imprudente por la muerte de Víctor Laínez no motivó su resolución.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar ante el coronavirus

La emergencia sanitaria está poniendo en evidencia las carencias de un sistema que no pone, tal y como los feminismos históricamente han exigido, la vida y los cuidados en el centro.

Trabajo sexual
Cómo usar el covid19 para estigmatizar a las putas

Algunos sectores feministas están utilizando la pandemia del covid19 como forma de justificar políticas prohibicionistas desde una supuesta perspectiva de salud pública. Negar a las trabajadoras sexuales su condición de trabajadoras supone dejarlas fuera de cualquier ayuda mientras los propietarios de clubs y pisos pueden beneficiarse de las medidas del Estado.

Coronavirus
El Marruecos que aprende a vivir confinado

Encerrados en sus casas los marroquíes ven como cada día aumenta el número de personas contagiadas por coronavirus. A 7 de abril son ya 1.120 casos detectados y 80 personas muertas. Unas cifras que han sido suficientes para que las autoridades impulsen restrictivas medidas.

Últimas

Ecuador
Ecuador frente al coronavirus

Ecuador se ha convertido en uno de los países latinoamericanos más afectados por el covid19. ¿Están garantizados para los más pobres los derechos a la salud y a la alimentación? ¿Acaso el confinamiento ayuda a resolver el problema social de las familias marginadas? ¿Hay alternativas solidarias surgidas de los comandos políticos/estatales en esta emergencia?

Euskal Herria
No es un vertedero, es el mercado

Hoy se cumplen dos meses de la desaparición de Joaquín y Alberto sepultados por el vertedero de Zaldibar. Aquí, nuestro editorial de marzo sobre esos trágicos sucesos. Esta tarde, a las ocho y media, cacerolada desde todas las ventanas de Euskal Herria.

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.