La comunidad musulmana en La Rioja a un mes de los atentados de Barcelona y Cambrils

Aziz, emigrante de Tanger y vecino de Logroño hace más de una decada, relata la estado de la comunidad musulmana  en la ciudad durante este útimo mes.

Abdelaziz_2017_3
Abdelaziz Bakhat, vecino de Logroño, emigró desde Tanger hace una decada. Yanitza Torres G.

publicado
2017-09-17 09:00:00

Esta desconfianza se ha incrementado tras los actos terroristas de Cataluña, tal y como nos cuenta Aziz.Abdelaziz Bakhat, tangerino de 38 años, cruzó los 15 km que separan su ciudad natal de la península ibérica hace ya más de una década. Visado en mano, éste Técnico Superior en Gestión de Calidad, decide emigrar cuando la multinacional británica en la que trabajaba cierra su sede en Tánger. Con el apoyo de una tía que ya residía en Logroño, Aziz -como le suelen llamar- decide establecerse en la capital riojana.

No percibió muchas diferencias entre la España que él esperaba y la realidad con la que se encontró. Ya que, en su ciudad de origen, viven muchos ciudadanos españoles y los territorios de Ceuta y Melilla se encuentran muy cerca. “Culturalmente hay muchas cosas similares. Por ejemplo, el idioma. Cuando llegué aquí no tenía idea del castellano, no sabía nada. Pero con el tiempo he empezado a descubrir que hay muchas palabras que usamos en el lenguaje diario que son castellanas, como cuchara, cuchillo, armario…”

“El idioma es el arma más grande”

Aziz cree que “el secreto de la integración empieza por salir y tener comunicación con la sociedad. Por ejemplo, en mi primer año no me enteré de que no estaba integrado. Estaba con mi familia, amigos, para aquí, para allá. Luego me di cuenta de que -si quieres trabajar, formarte- necesitas el idioma y salir.”

“El mantenerse cerrado en el entorno” es un aspecto que él considera un problema. En la actualidad “es inevitable que tengamos otro tipo de relaciones más amplias en una sociedad con muchísimas nacionalidades. Vas al colegio, al trabajo y te relacionas con españoles, marroquíes, rumanos, argelinos.” Según los datos de población del Ayuntamiento de Logroño, existen unas 115 nacionalidades registradas en el padrón a 1 de enero de 2017.

Paradójicamente en un mundo tan diverso, se mantienen actitudes hostiles hacia las diferencias. En la última encuesta de convivencia (2015) realizada en territorios donde está implantado el Proyecto ICI -Intervención Comunitaria Intercultural- como en Logroño, en la que se preguntaba por actitudes de hostilidad hacia algún grupo de población. 

“dos de cada tres personas que no se definen como musulmanes consideran que existe mucho o bastante recelo hacia esa religión en la sociedad española”.


“Las mujeres son quienes han sufrido más amenazas a raíz de los atentados”. Aziz sabe de algunas a quienes les han gritado “¡Fuera de aquí!¡Vete a tu país!”. Piensa que ellas son blanco fácil. Se les identifica muy rápido porque algunas llevan hijab. “A mí, por ejemplo, me puedes ver en la calle, pero no vas a saber si soy español, rumano o musulmán. A mi mujer, que lleva velo, ningún vecino le va a atacar. Ha vivido y compartido durante años en el mismo edificio. Ya la conocen personalmente”. Pero para quien no conoce a ningún musulmán, “tú para él eres una bomba temporalizada.”

Aziz reflexiona y comenta que “la violencia es una reacción, no una acción. Es natural que algunos procedan así, luego de hechos tan terribles como los atentados. Se han tocado sentimientos y la gente reacciona desde el miedo”.

“En vez de escuchar sobre musulmanes, se debe escuchar a los musulmanes. Los medios de comunicación tienen un papel importante para corregir lo que piensa la gente sobre el islam. El mayor error es continuar solo relacionando el terrorismo con islam. Afecta no solo a los musulmanes, sino a todo el país, dejando una sociedad dividida”.

Aziz en la sede de la asociación Rioja Acoge


“Es bueno que la gente pregunte, pero hay que saber a quiénes preguntar”, explica Aziz. “Preguntar a una niña de cinco años en el colegio, a un chaval o a una persona mayor que no tiene mucho conocimiento del idioma, es un error.” En su trabajo, en el vecindario, nadie le ha dicho a él nada en relación con los atentados.

“La gente que te conoce sabe quién eres, pero si alguien tiene dudas es mejor que pregunten”.

Desde hace años la comunidad musulmana de Logroño realiza diversas jornadas de puertas abiertas, para invitar a cualquier persona a conocer las mezquitas y la cultura islámica. Un vecino en una ocasión de estas visitas les dijo: “¡Al fin voy a dormir bien!”. El hombre había vivido preocupado desde que se estableció la mezquita bajo su casa, hasta pensaba mudarse y vender el piso.

Palabras que etiquetan.

Mientras se hable de ‘islamofobia’ o ‘terrorismo islámico’ no se está dando la oportunidad de separar los términos y entenderlos correctamente. “El islam no tiene nada que ver con lo que está pasando”. Más adecuado sería hablar de xenofobia y terrorismo a secas. “Todo es parte del juego más sucio del mundo: el juego político. El mundo se mueve por los intereses económicos, lo que originó todos estos enfrentamientos. Estamos ante un miedo creado, no un miedo real”, explica Aziz.

Una reación real
Una mujer mayor entra a una mezquita de Logroño.
El Imán se le acerca y con curiosidad le pregunta:
- ¿En qué puedo ayudarla?
- Lo vais a pasar mal - fue el comentario reflexivo de la señora.
Una reacción real y espontánea de una riojana preocupada ante las posibles repercusiones hacia sus vecinos tras los atentados sufridos en Barcelona y Cambrils.

Él también considera un grave error hablar de “inmigrante de segunda o tercera generación. Categorizar es un problema”. Los hijos de Aziz están creciendo mientras ven la televisión local, siguen a la liga de futbol española, hablan castellano. Son niños españoles con padres marroquíes, sin más. Son un claro ejemplo del concepto ‘identidades transnacionales’, que hace referencia al hecho de que los ciudadanos en comunidades globalizadas sienten lazos en varias culturas.

La juventud “no tendría que buscar respuesta a sus inquietudes más importantes a través de las redes sociales o de internet, deberían poder entablar una buena comunicación con personas cualificadas para ayudarles”. Aziz hace mucho hincapié en ello. “Un Imán debe tener un certificado de cualificación y aquí el gobierno español debe intervenir” para colaborar en la formación de estos guías espirituales. “Los imanes deben llegar de forma acelerada a tener un nivel de castellano adecuado” para poder conectar con las personas que no hablan árabe, en especial con los más jóvenes. De esta necesidad comunicativa surge la Asociación Educativa para la Infancia y Juventud Al Firdaus, a la que pertenece y en la que se dedican a enseñar árabe y cultura islámica a las nuevas generaciones.

A veces, “la policía venía fuera de nuestro horario a preguntar a los responsables de los establecimientos sobre nosotros, a preguntar qué tal vamos. Me parece bien que pregunten, para estar tranquilos y que vean que no hacemos nada malo. Pero ¿por qué especialmente por nosotros? Si tú vas a dar clases de francés a otra persona, nunca van las autoridades a preguntar por ti.”

España ha reforzado al máximo los dispositivos de seguridad. Incluso, en Logroño se han comenzado a instalar obstáculos de acceso en varios espacios de la ciudad para prevenir atentados. Pero para nuestro vecino Aziz, estas estrategias no son la solución a la raíz del terrorismo. Deben existir mecanismos de cohesión social, “se debe comenzar por no apartar a la gente, no solo en lo espiritual o religioso, si no en estrategias para evitar el fracaso escolar”. Es reconocer y fomentar a que todos los habitantes de un país puedan desarrollar un sentido de identidad a pesar de sus diferencias.

Así como la señora, preocupada por las secuelas de los atentados, decidió entrar a la mezquita, un grupo conformado por algunas personas, colectivos y entidades sociales de La Rioja, creó un espacio de apoyo ante posibles repercusiones institucionales y ciudadanas hacia la comunidad musulmana. Además de la organización de actos de paz y muestras de apoyo vecinal, han mantenido diversas reuniones, donde constatan casos aislados de agresiones verbales a vecinos, la aparición de pintadas en comercios y en una mezquita, así como un incremento del control policial.

Conocer, compartir y cuidarnos entre los miembros de la comunidad es quizá el primer paso y la mejor prevención ante la xenofobia y el terrorismo.

2 Comentarios
Luisa Guillen 11:11 20/9/2017

He sentido a Logroño muy amigable en muchísimos aspectos. El artículo refleja el sentimientos de muchas familias que se sienten acosadas por este fenómeno terrorista y otros por el sentir de estar en tierras nuevas. Cuando nos daremos por enterado que SOMOS CIUDADANOS DEL MUNDO Y QUE DEBEMOS APOYARNOS. En este último sentido. Gracias LOGROÑO POR SER TAN HOSPITALARIO DE TANTÍSIMAS NACIONALIDADES.

Responder
2
0
Santi Urizarna Varona 10:51 17/9/2017

Buena entrevista. Necesaria... el conocimiento mutuo es necesario para unas buenas relaciones entre vecinos y vecinas.

Firmado: Un logroñés orgulloso de la diversidad de Logroño y de su barrio.

Responder
14
0

Destacadas

Melilla
Colectivos recuerdan la ilegalidad de las devoluciones en caliente tras la muerte de una persona en un salto a la valla de Melilla

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía pide coherencia al Gobierno de Pedro Sánchez y recuerda que las devoluciones en caliente son ilegales tras la entrada de 200 personas en un salto a la valle. La Delegación de Gobierno asegura que la muerte se produjo por una parada cardiorespiratoria.

Argentina
[Exclusiva] Habla el exrepresor Scilingo: “Estar preso es muy llevadero”
Tras dos décadas de silencio, El Salto entrevista en exclusiva a Adolfo Scilingo, el exrepresor argentino que destapó en 1995 los Vuelos de la Muerte.
Violencia policial
Mujeres y ‘whistleblowers’: el derecho a violar de los infiltrados policiales
En Reino Unido, policías encubiertos establecieron relaciones con mujeres a las que luego abandonaron sin dar ninguna explicación.
Pensamiento
Emmanuel Rodríguez: “La clase media es el pueblo del Estado, el problema es que eso anula la política”

La configuración de los Estados como centros de concentración de poder entró en crisis en el último tercio del siglo XX. Muy avanzado el siglo XXI, el ensayista Emmanuel Rodríguez aborda el problema del Estado y la imposibilidad de una revolución con las mimbres de las experiencias históricas.

Arabia Saudí
Nuestro “amigo” Mohammed Bin Salman

La arrogancia y los métodos de Mohammed bin Salman pueden ser el detonante de una crisis sin precedentes en Oriente Medio... o de su propia defenestración.

Últimas

Opinión
Día por la Despatologización de la Transexualidad: transitar para ganar todas
Aún con varias leyes en diferentes puntos del trámite parlamentario, los movimientos por los derechos de las personas trans tienen todavía mucho por hacer.
Libertades
Mil maneras de ser personas trans

En Construcciones identitarias. Work in progress la fotógrafa y activista Mar C. Llop reflexiona sobre la diversidad de relaciones, tránsitos y experiencias que implica la vivencia trans.

Movilidad
Una Liga de Apartinetes se propone combatir los patinetes que impiden el paso en las aceras de Madrid
Esos patinetes que impiden el paso a sillas y carritos o le hacen la vida más difícil a las personas ciegas tienen un enemigo: la Liga de los Apartinetes.
Madrid
Malasaña: un bar por cada 50 habitantes y otras historias de la gentrificación

Vecinos de Malasaña denuncian que el barrio ha entrado en una espiral de degradación que parece imparable, salvo que las autoridades tomen medidas enérgicas y con carácter urgente. El Salto ha hablado con algunos, que pintan un escenario de franca decadencia para el emblemático barrio madrileño.