Elecciones del 26 de mayo
La oportunidad de la izquierda en Bizkaia

La posibilidad de Elkarrekin Podemos y EH Bildu de desbancar el domingo al PNV de Unai Rementeria va a depender, además de los resultados, de su capacidad de alcanzar pactos desde la izquierda e imponer una agenda social que es urgente en Bizkaia

Urna en unas votaciones
Urna en unas votaciones. Olmo Calvo

publicado
2019-05-25 10:01

La cita electoral de mañana se ha concebido en Bizkaia carente de toda capacidad sorpresiva. Varios factores confluyen en la apuesta por el PNV como única fuerza de gobierno posible. Por un lado, es el mal menor de las derechas de todo signo en Euskadi, en la senda abierta por el difunto alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna, que tenía una gran capacidad para captar voto del PP en la capital bizkaina. Igualmente, medios de comunicación del régimen, patronal y demás círculos del poder establecido avalan y difunden esa tesis. A pesar de las carencias constatadas en los planos de la gestión eficaz y la planificación estratégica sólida que Bizkaia necesita, el PNV resiste bien las constantes denuncias de colectivos sociales y sindicatos, al tiempo que la oposición de izquierdas busca su oportunidad de cambiar las tornas.

¿Va Bizkaia tan bien como se dice? ¿Es tan inequívoca la senda virtuosa en la que el PNV dice conducir al país? ¿Se ha hecho algo para subsanar los problemas que nos llevaron a la crisis, la desindustrialización y la apuesta por una economía cada vez más devaluada? Lo cierto es que Bizkaia es el herrialde con más paro y exclusión social de Euskalerria, con un naufragio industrial que cuenta las pérdidas por miles y una ausencia total de políticas para cambiar la pauta de especialización hacía algo diferente de la turistificación y la especulación basada en el ladrillo. Un despropósito, vamos.

Industria
Industria vasca, el naufragio permanente

La industria vasca ha pasado de 423.000 empleos en 1975 a 194.000 en la actualidad. Una pérdida del 54% que continúa ahogando al sector con políticas neoliberales. Fagor, Xey, CEL y La Naval son ejemplos recientes de mala gestión del Gobierno y las diputaciones vascas.

Más allá del optimismo de la voluntad, las posibilidades reales de una alternativa al PNV se medirán mañana de la mano de unas bases electoras que tal vez acaben votando de verdad con el bolsillo, en vez de sucumbir a la consigna tatcheriana de los principales medios. Para ello, es de remarcar el perfil profesional y político de las dos principales candidatas de izquierdas a las Juntas Generales de Bizkaia, Eneritz de Madiaraga por Elkarrekin Podemos y Bea Ilardia por EH Bildu.

"Es de remarcar el perfil de las dos principales candidatas de izquierdas en Bizkaia, Eneritz de Madariaga por Elkarrekin Podemos y Bea Ilardia por EH Bildu

De Madariaga es una trabajadora social bregada en puestos de responsabilidad de la intervención directa con personas vulnerables. “Empecé trabajando en intervención directa con personas con problemas de drogodependencia, después con infancia, también con personas con problemas de salud mental”, relata a Hordago. Dadas sus dotes de liderazgo, rápidamente comenzó a dinamizar equipos de trabajo y asumir responsabilidades. Considera que “tiene que ver en parte con mi carácter, soy una persona que se compromete mucho, soy muy inquieta, y en seguida se me ocurren propuestas para mejorar, para cambiar las cosas”. “Eso es lo que más me define como persona, la inquietud que tengo de intentar cambiar dónde vivo y dónde estoy, con la gente y para mejorar la situación”, concluye.

Preguntada por su trayectoria como militante, de Madariaga relata que empezó trabajando “como voluntaria los fines de semana en un piso de drogodependientes, a los 18 años. Les acompañábamos en actividades de tiempo libre y de ahí viene que luego lo tuviera tan fácil encontrar trabajo”. Tras cursar estudios superiores en trabajo social, su trayectoria profesional y social acabaron confluyendo, “porque suceden cosas, no puedes mirar para otro lado e inevitablemente tienes que posicionarte ante lo que vas viendo en la calle”.

La otra faceta de implicación que ha marcado su recorrido ha sido la militancia vecinal en el barrio de Atxuri. “Había vivido siempre incluso de joven en Galdakao. Cuando vine a vivir a Bilbao llegué a un barrio muy apagado, con gente ya muy mayor, que fue falleciendo, y fuimos entrando gente más jóven y terminamos creando una asociación para movilizar y responder a las necesidades de las vecinas y vecinos. Porque Atxuri era, y sigue siendo, un barrio muy abandonado por el Ayuntamiento de Bilbao”.

“La política es el espacio donde se dictan las normas y se pueden cambiar las cosas, donde se puede incidir y debemos hacerlo” (Eneritz de Madariaga) 

Ese compromiso e inquietud, “no conformarse con lo que te dan e intentar cambiar las cosas”, según sus propias palabras, le llevó a dar el salto a la política “porque me parecía un buen sitio donde poder impulsar cambios”. “La política es el espacio dónde se dictan las normas, donde se pueden cambiar las cosas. Desde abajo podemos hacer ruido, podemos hacer presión, pero también hay sitios más formales dónde se puede incidir y debemos hacerlo”, concluye.

Por otro lado, es también de remarcar la amplia experiencia profesional y militante de la candidata de EH Bildu Bea Ilardia. Especializada en violencia machista, combina el asesoramiento legal en su bufete con el turno de oficio y la concejalía que ocupa en Galdakao. Ilardia es una galdakaoztarra de familia obrera. “Mis padres trabajaban en una fábrica emblemática de la zona, y un poco para mí de lo que yo soy o lo que me ha vertebrado es la trayectoria de mi madre”, relata a Hordago. “En su época mi madre fue una mujer muy rompedora, no dejó de trabajar en la fábrica, fue sindicalista, estuvo en el comité de empresa. Es lo que he mamado en casa”, explica.

Estando su práctica profesional al pie de los problemas sociales, la abogada da muestra de un profundo conocimiento y capacidad propositiva sobre el funcionamiento de los servicios sociales de la Diputación foral de Bizkaia. “Trabajo fundamentalmente en la violencia contra las mujeres, también hago turnos de oficio y eso me da otra visión que cualquier vizcaino o vizcaina no ve a primera vista”, expone. En los últimos años es concejala en Galdakao y, además, ejerce en un despacho de abogadas haciendo acompañamiento jurídico a mujeres.

Preguntada por su trayectoria como militante reconoce no ser una política al uso. “No me identifico como tal. Soy una militante política que, bueno, me han propuesto asumir esta responsabilidad, creo que tengo cosas que aportar y aquí estoy”, afirma. Su experiencia es amplia también en este plano. “He militado en el movimiento feminista, en plataformas locales, con Askapena he viajado a América Latina en iniciativas de solidaridad internacional”. Su activismo internacionalista le ha llevado a Venezuela, Colombia, Nicaragua, a vivir la posguerra de El Salvador y el golpe de estado en Honduras, además de pasar tres meses en Chipas con los zapatistas. “Han sido cosas que me han marcado mucho en mi trayectoria vital y política”, concluye.

Sobre su aportación a la política foral, Ilardia ahonda con humildad en la misma idea. “No me considero una política sino una militante y se ha considerado que tenía que aportar, primero en Galdakao y ahora en este cargo, por un perfil y unas cualidades que se ven con buenos ojos y lo acepto como militante política que soy”, se sincera.

"No me considero una política, se ha considerado que tenía que aportar por un perfil y unas cualidades, y lo acepto como militante política que soy” (Bea Ilardia) 

En ambos casos sus posibilidades de desbancar mañana al PNV de Unai Rementeria van a depender, además de los resultados, de las posibilidades de alcanzar pactos desde la izquierda e imponer una agenda social que es urgente en Bizkaia y en todas partes. Será la candidata del PSE Teresa Laespada, cuyo partido ha declinado la invitación a ser entrevistado por Hordago, la que podrá marcar la diferencia, siempre que las bases electoras le obliguen a ello con la fuerza que dan y quitan los votos. Si no, siempre quedarán algunos municipios en los que el municipalismo va a reforzar su posición y alcanzar algunos ayuntamientos, tanto de la mano de plataformas vecinales como de partidos de izquierdas que seguirán, en cualquier caso, empujando desde lo local y desbordando a la institución foral. En Bizkaia y en todos lados es urgente un cambio para reconducir la actual situación carente de rumbo.

Elecciones
Municipios que abren el camino

Las plataformas municipalistas marcan el nuevo rumbo político. Algunos ejemplos en Bizkaia y Gipuzkoa abrieron brecha, se consolidan y buscan expandirse para ampliar los márgenes de lo posible

Relacionadas

Política
Diez lecciones políticas de la última década
Toca encontrar un impulso de equilibrio con el que resistir al tiempo que construir pacientemente una alternativa de socialismo frente a la barbarie
Política
Bob Pop: “Soy un revolucionario cuqui”

Bob Pop es escritor, pensador, y hace televisión desde 2013 con Andreu Buenafuente. Dice estar a tope con la revolución y se ofrece para conducir tanques, escribir manifiestos y hacer flores de miga de pan. 

Política
¿Se puede pensar políticamente Castilla?

Cualquier intento de transformación seria del Estado español, ya sea cultural, territorial, económica, social o política, pasa necesariamente por Castilla.

0 Comentarios

Destacadas

Senegal
Buscar agua bajo la tierra

Beber, alimentar al ganado, llenar los coloridos barreños chinos del agua suficiente para que pueda continuar la vida. Todo depende de un pozo.

Francia
Youtubers recaudan 140.000 euros para la caja de resistencia de la huelga contra Macron

El colectivo Le Stream Reconductible recoge desde principios de diciembre, a través de una plataforma de retransmisión de vídeo, fondos para los trabajadores franceses en huelga contra la reforma de las pensiones.

Memoria histórica
Exigen la dimisión del alcalde de Madrid por destruir el Memorial del Cementerio del Este

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.

Salud mental
La Ley de Salud Mental argentina a diez años de su sanción
El Gobierno de Cristina Kirschner aprobó una ley para la reforma de las instituciones de salud mental, un esfuerzo que sufrió todo tipo de obstáculos y se quedó sin aplicar.  
Infancia
Vicente Tovar: “El caso Infancia Libre no existiría sin los medios”

El abogado Vicente Tovar asumió en octubre de 2019 la representación de María Sevilla y Rocío de la Osa, presidenta y vicepresidenta de la asociación Infancia Libre.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.
Crímenes del franquismo
La justicia española da la espalda a 59 de las 61 querellas presentadas por crímenes del franquismo

Ceaqua lamenta que los juzgados españoles han ido archivando prácticamente todas las querellas presentadas, tanto por particulares como por instituciones, por crímenes del franquismo. La causa por el bombardeo de la aviación italiana en Barcelona es una de las pocas que sigue en fase de investigación.

Residuos
Cuando despertó, los residuos todavía estaban allí

Es necesario poner en marcha sin mayor retraso una política de residuo cero. Casos como el acontencido en la Comunidad de Madrid en las últimas semanas evidencian la falta de previsión y la inacción de las administraciones públicas (in)competentes sobre el tema de residuos.