Ecofeminismo
Biela y Tierra: reconocimiento y honestidad para un mundo rural vivo

Ana y Edurne recorrerán en bicicleta cerca de 3.000 km para dar voz, su voz, al mundo rural agrícola, y visibilizar así soluciones reales por la Soberanía Alimentaria y toda la vida que la rodea.

Biela
Ana y Edurne Patxi Cascante
Periodista en @BielayTierra y @LaDársenaEst
17 abr 2019 07:00

No hay nada tan redondo como la rueda de una bicicleta. Todo es circular, todo es girar, cíclico, natural, hermoso, fácil: primitivo. Esta es la premisa que echa a rodar Biela y Tierra, con la esperanza de demostrar que ya existen soluciones eficaces y posibles para lograr detener el cambio climático, entre otros muchos beneficios, y que esas respuestas llevan existiendo siglos. Pero en algún punto, perdimos el Sur y es urgente recuperar el rumbo.

Biela y Tierra empezará su recorrido en Zaragoza el 1 de junio para visitar en bicicleta diferentes iniciativas por el norte del estado español, con especial atención a los territorios en riesgo de despoblación. Allá donde hay alimento hay vida, y alrededor de huertas, semillas, ganaderías, siembras, bosques y hornos de leña, siempre hay cazuelas, músicas, poemas, amores, envidias, herramientas y manos para utilizarlas.

Ingredientes para cultivar ecosistemas

Yayo Herrero es antropóloga y profesora e ingeniera técnica agrícola, y una de las figuras de las que se ha ayudado Biela y Tierra para construir su marco teórico. Ella, y otras como Vandana Shiva o Lolita Chávez, ya han puesto la mirada previamente en los territorios, y especialmente en el papel de la mujer en entornos desfavorecidos. Únicamente siendo conscientes de que somos seres dependientes e interdependientes con el planeta, podemos comprender la profundidad y emergencia de los cambios que este proyecto solicita y quiere provocar. “Ya no estamos dispuestas a dar la vida por ninguna causa porque ahora la causa es justamente mantener la vida”, dice Yayo Herrero.

Tras muchos meses de preparación y arduo trabajo, el 15 de abril presentamos en La Ciclería la ruta exacta que recorrerá esta aventura, tratando de visibilizar iniciativas que ya están poniendo soluciones a la grave situación en la que nos encontramos como planeta.

La primera parada de Biela y Tierra será en Apícola Cinco Villas, en una visita muy especial por estar capitaneada por otra integrante de Bielas Salvajes, el colectivo feminista ciclista de Zaragoza del que surge Biela y Tierra. Continuarán pedaleando por Castilla y León, Asturias, Cantabria, Euskadi, Huesca y finalmente, Teruel, donde finalizará el recorrido con una fiesta comunitaria para compartir todo lo aprendido durante el viaje alrededor de saberes ancestrales y músicas de la raíz.

En primera persona del femenino plural

Durante su recorrido, Ana y Edurne compartirán con quienes producen y quienes consumen y recogerán materiales para hacer llegar al mayor número de gente posible que las soluciones están sucediendo ya en Ejea de los Caballeros (Zaragoza), Sartaguda (Navarra), Belorado (Burgos), Tabanera de Cerrato (Palencia), Arenillas de San Pelayo (Palencia), Asiego (Asturias), Campo de En Medio (Cantabria), Las Merindades (Burgos), Karrantza (Vizcaya), Azpeitia (Guipúzcoa), Lumbier (Navarra), Artieda (Huesca) y Alloza (Teruel), entre otras muchas. Que Rosa, Antonia, Tamara y Clara, también entre cientos de miles, nos proveen de alimento y lo producen respetando el entorno en el que viven y generan vida, y que de esa manera, generan también cuidados, en el planeta y en nuestros organismos.

Cristina y Sole, LaDársena Estudio, colaboran con Biela y Tierra en la creación de esos relatos. Para estas cuatro mujeres es fundamental que esta historia se cuente en primera persona, en las voces de quienes habitan nuestros pueblos. Sin invadir, sin hablar demasiado, ni decidir por ninguna de las verdaderas protagonistas de Biela y Tierra: las personas que hacen posible un mundo rural vivo.

Históricamente, se han relatado historias de hombres de campo, pero contadas por hombres de ciudad, por visitantes del campo, por aduladores y contempladores del campo. Pocas veces se ha difundido el relato del campo contado por quienes protagonizan y hacen posible el campo. Con Biela y Tierra pretenden intentarlo, y únicamente difundirán lo que el mundo rural quiera contar y solo dejarán que sean sus voces las que hablen, tratando de ser solamente un vehículo, un medio a través del que difundirlo, tratando de no alterarlo: honestamente.

Enciclopedias vivas

Queremos conocer y compartir la información que el mundo rural vivo tiene y ha sido silenciada. Carece por completo de sentido que vivamos hacinadas en grandes núcleos de población, mientras otras zonas están completamente vacías. Es incomprensible que 2.000 millones de personas tengan problemas de salud asociados a la dieta, como diabetes u obesidad, y 1.000 millones pasen hambre. Es urgente que toda la población comprenda que las materias primas son finitas, que el 100% de ellas se encuentra en las zonas rurales y que hay que mirarlas para aprender de ellas, antes que para desconectar o, peor aún, para tener el valor de considerarlas gentes paletas, ignorantes o resignadas, pues son el único camino a la supervivencia.

Ser original es ser relativo al origen, parece también una gran incoherencia que todos los proyectos que se ponen en marcha afirmen querer ser originales y casi ninguno de ellos se vincule realmente al origen, al punto exacto donde tienen el comienzo: a la vida, a la naturaleza, al alimento. Desde Biela y Tierra queremos ser catalizadoras de esa revolución efectiva y afectiva que invite a cuantos más cientos de miles, mejor, a ejercer su derecho a la Soberanía Alimentaria diariamente. O dicho en sus palabras: “Votamos una vez cada cuatro años y comemos entre tres y cinco veces al día en países como el nuestro, muy lejos de la media internacional.”

La voluntad de Biela y Tierra es que muchas personas se sumen a esta forma de mirar, que hagan red con las miles de iniciativas que ya existen y están en marcha ofreciendo soluciones reales e inmediatas, que lean Saltamontes, El Salto, Arainfo y Mallata, escuchen Radio Valdivielso, Equilibristas, El Bosque Habitado, compren libros de María Sánchez y Gustavo Duch y ejerzan realmente sus derechos, ya que lamentablemente a veces parece que tenemos más que decidir como consumidores que como votantes.

A pesar de ser mujeres analógicas, toda la información sobre Biela y Tierra podéis seguirla actualizada a través de su página web y redes sociales: Instagram, Facebook y Youtube. Actualmente tienen abierto un proceso de crowfunding en goteo.org y también recaudan materiales para reducir el consumo a través de donaciones directas de equipación cicloturista o colaboraciones de cualquier índole.

Sobre este blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Soberanía alimentaria
Hambre de beneficios de los ’súper’ especuladores
‘Súper’ especuladores no sacian su hambre de beneficios en medio de la pandemia de coronavirus. Han encarecido un 11,3% productos alimentarios básicos tales como legumbres y hortalizas a los consumidores entre enero y abril.
Coronavirus
COVID-19: la salida agroecológica
Isabel Álvarez y Ángel Calle avanzan líneas posibles de salida cooperativa y ecológica frente al negocio de la comida, enfrentando la crisis del COVID-19.
3 Comentarios
#33379 12:27 23/4/2019

ánimo, sé que vuestra gran energía os ayudará en este arduo camino!!

Responder
0
0
Ano Nimato 9:59 23/4/2019

Podemos volver a ocupar el campo. Pero de otra manera, desarrollando comunidades. En manifiestoisterico/wordpress.com un texto propone la creación de comunidades feministas, ecologistas, autosuficientes y laicas.

Responder
0
0
#33211 17:51 19/4/2019

Ánimo y Gracias por esta iniciativa.
Un mundo a pedales entre perales.

Responder
1
0
Sobre este blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas las entradas

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
Pobreza
Aprobado el ingreso mínimo vital

Esta mañana el Consejo de Ministros ha aprobado el ingreso mínimo vital, una medida que ha sido objeto de polémica en las últimas semanas mientras miles de familias sin recursos estaban pendientes de su implementación.

Laboral
La marcha de Nissan, una estrategia previa que la pandemia aceleró

La multinacional japonesa automovilística anunció el pasado jueves 28 de mayo el cierre de su principal planta en España. Dejarán en la calle a más de 20.000 personas para continuar así un camino que estaba ya marcado antes de la llegada del virus.

Coronavirus
Médicos y enfermeros niegan que Madrid esté haciendo nuevas contrataciones

A pesar de los reiterados anuncios de Díaz Ayuso y de los responsables sanitarios, los profesionales insisten en que se trata solo de anuncios publicitarios, carentes de cualquier concreción. Niegan que a día de hoy haya nuevas contrataciones, salvo las que realizan para cubrir bajas por enfermedad y por vacaciones


Estados Unidos
Trump amenaza con mano dura en respuesta a los disturbios de Mineápolis

El presidente estadounidense acusa al alcalde de Mineápolis de debilidad tras el incendio de instalaciones policiales de la ciudad, y anuncia que mandará al ejército si continúan los disturbios.  

Coronavirus
Pastora Filigrana: “El cambio de modelo tras el coronavirus no va a ser una elección sino una necesidad”

Pastora Filigrana es abogada, feminista y sindicalista gitana, aunque lo que funciona ahí como un adjetivo para ella es lo sustancial. Aprendió qué es la conciencia de clase de sus abuelas y derecho laboral en el SAT. La crisis dejó en cola de impresión un libro en el que sostiene que las prácticas anticapitalistas del pueblo gitano le han costado su persecución.


Educación
Monitores de educación especial denuncian que llevan dos meses sin cobrar

El personal técnico de integración social (PTIS) de Andalucía lleva reclamando la mejora de sus condiciones laborales desde que parte del servicio fuera externalizado. Ahora, además, han tenido que reclamar el cobro de sus nóminas. 

Crisis climática
La crisis climática provoca bosques más jóvenes y con mayor mortalidad

Un estudio publicado en la revista Science certifica profundos cambios en los bosques de todo el planeta provocados por la acción del ser humano, un proceso que derivará en una reducción aún mayor de la cubierta arbórea global.


Últimas

Comunicación
La pandemia de los globos sonda

Ante la necesidad de tomar decisiones rápidas y el miedo de que sean polémicas o impopulares, en la prensa proliferan encabezados del tipo “el Gobierno se plantea”, una técnica de comunicación política que recibe el nombre de “globo sonda”. ¿Qué son, hacia dónde vuelan y cómo pueden explotar?

Ecología
El último cartucho

Alicia Ramos nos trae unas líneas con aroma a pólvora y barrancos tinerfeños. Una reflexión muy personal sobre la caza a partir de un concepto novedoso que es casi un oxímoron (o que al menos suena muy raro): la munición ecológica.

Tecnopolítica
Zoombificados
La extensión de la actividad docente on line al próximo curso ha generado un debate, que puede servir de coartada para ocultar los acuciantes problemas a los que debemos hacer frente