La UE acuerda un objetivo de renovables para el 2030 del 32%

La nueva normativa no establece objetivos por Estado y las organizaciones ecologistas ven insuficiente la cifra consensuada. Las cargas al autoconsumo quedan vetadas.


publicado
2018-06-14 12:11:00

El acuerdo llegaba a las 3 de la madrugada de este viernes. La cifra consensuada: el 32%. “Un ambicioso acuerdo político sobre el uso de la energía renovable en Europa”, según la Comisión Europea que, sin embargo, las organizaciones defensoras del medio ambiente tildan de “demasiado conservador” e “insuficiente”.

Las negociaciones entre el Consejo, la Comisión y el Parlamento europeos sobre el objetivo global de energías renovables para el año 2030 en la UE han llegado a su fin. La cifra acordada es vinculante —respecto al global de la Unión— e incluye una cláusula de revisión al alza para 2023. Se trata de un porcentaje a caballo entre la posición inicial de los Ejecutivos de los 28, que planteaban un 27%, y el Parlamento, que era más ambicioso y se inclinaba por llegar a un 35%.

El proceso de legislativo y de negociación ha durado un año y medio y supone dar por cerrada la segunda de las ocho propuestas legislativas del paquete Clean Energy for All Europe (Energía Limpia para Toda Europea) adoptado por la Comisión en noviembre de 2016, tras la directiva de rendimiento energético para edificios acordada el pasado mayo. Sin embargo, la nueva normativa no recogerá objetivos vinculantes por Estado, algo a lo que los Gobiernos europeos se han negado.

Deberes sin hacer

Amigos de la Tierra critica a las instituciones europeas por adoptar “un objetivo insuficiente para afrontar su responsabilidad climática”. El responsable de Clima y Energía de la organización ambientalista ha señalado que “mientras otras regiones del mundo apuestan decididamente por un futuro de renovables para sus ciudadanos, Europa sigue sin hacer los deberes”, remarcando: “Si queremos dar señales de liderazgo climático a nivel global, hay que empezar por cambiar nuestra concepción sobre la energía”.

Desde la Comisión, sin embargo, apuntan que el acuerdo permite que “Europa mantenga su liderazgo en la lucha contra el cambio climático” y sirve para “crear un entorno propicio para acelerar la inversión pública y privada en innovación y modernización en todos los sectores clave”.

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete, se mostraba “particularmente satisfecho” y apuntaba: “Esta nueva ambición nos ayudará a cumplir nuestros objetivos del Acuerdo de París y se traducirá en más puestos de trabajo, menores facturas de energía para los consumidores y menos importación de energía”.

Adiós a las cargas al autoconsumo

El acuerdo no se ha ceñido solo a la cifra de renovables. Los ecologistas han valorado “muy positivamente los avances que permitirán empoderar de manera colectiva e individual a la ciudadanía europea, permitiendo así la entrada de nuevos actores al sistema energético”.

En concreto, el consenso recoge el derecho de que comunidades, cooperativas e individuales puedan producir, consumir, almacenar y vender su propia energía renovable, “sin tener que afrontar por ello cargos excesivos ni barreras administrativas”, tal como indican desde Amigos de la Tierra. Se trata de un veto desde Europa a iniciativas que impliquen cargas al autoconsumo, como el polémico impuesto al sol español.

Además, la eliminación gradual del uso de aceite de palma como biocombustible de cara al 2030 es otra de las iniciativas acordadas aplaudidas —con matices— por los ecologistas, que, sin embargo, han tildado de “insuficientes” los criterios de sostenibilidad acordados para el uso de biomasa leñosa con fines energéticos. La oposición en el propio Parlamento tampoco ha quedado contenta con los acuerdos sobre biocumbustobles: “El uso del aceite de palma como biocombustible está generando un gran impacto, por lo que mantener su uso en el transporte hasta 2030 son 12 años más de destrucción de selvas como la de Borneo”, señalaba el europarlamentario de Podemos, Xabier Benito

Consejo, Comisión y Parlamento no consiguieron adoptar en esta ronda de negociaciones ningún acuerdo respecto a la futura Directiva de Eficiencia Energética para 2030, algo que se negociará, previsiblemente, en una nueva sesión este mes de junio. Arias Cañete instó a los tres organismos a seguir negociando el paquete de Energía Limpia, algo que, según señaló, “pondrá a la UE en el camino correcto hacia la estrategia a largo plazo que la Comisión tiene intención de presentar a finales de este año”.

Relacionadas

Laboral
Goi mailako langileak dira ez ordaindutako lan ordu estra gehien egiten dutenak

Lan ordu estren %35a ez da ordaintzen Nafarroan, eta %56a EAEn. Soldata aldarrikatu, kapitalismoaren osteko garaia abiatzeko. Goiener eta Oñatik energia burujabetza eraikitzen, Argiaren bidez.

Ecofeminismo
Sembrar sol para recuperar bosque
Savia Solar es un proyecto de Ecooo y Arriba las Ramas para construir un mundo que respete los límites biofísicos del planeta y se cuide la vida
0 Comentarios

Destacadas

Vivienda
Barcelona se organiza contra los desahucios en abierto

La plataforma Basta Desahucios Abiertos reúne a 200 entidades de la capital catalana que protestan en contra de estas ejecuciones cada vez más comunes y que consideran ilegales. Frente a ello, los vecinos y vecinas se organizan y reclaman soluciones reales a las administraciones.


Literatura
La espía que me amó... y lo contó en un libro
La novela de espías es aún un género vigente en un tablero global marcado por el auge de la extrema derecha, los atentados del Daesh y la sobreexposición mediática.
Feminismo poscolonial
Silvia Rivera Cusicanqui: “Tenemos que producir pensamiento a partir de lo cotidiano”

Cusicanqui es una de las referentes en el pensamiento subalterno en Bolivia. En su último libro, Un mundo ch'ixi es posible. Ensayos desde un presente en crisis, nos habla de lo ch'ixi como práctica descolonizadora.

Biodiversidad
‘Rewilding’, el planeta reclama lo suyo

La defensa del medio ambiente se ha centrado en conservar lo que tenemos, pero cada vez hay más voces que plantean la necesidad de renaturalizar grandes áreas que han perdido su biodiversidad vegetal y animal. En España aún no se ha hecho, aunque tenemos amplias zonas potenciales.

Feminismos
Un año de movilizaciones feministas que no caben en 1.000 páginas

2018 fue un año pleno de movilizaciones feministas. Miles de mujeres salieron a la calle. Desde el 8M a las manifestaciones espontáneas contra la sentencia de La Manada, desde el apoyo a las temporeras a la respuesta contra Vox, los feminismos se revelan como fuerza de choque contra el patriarcado y el fascismo, pero también como energía que invita a pensar otros mundos posibles.

Últimas

Feminismos
El debate entre abolicionismo y regulacionismo que nos debilita

Ese enfrentamiento entre abolicionismo y regulacionismo no solo es un falso dilema, bastante reduccionista además, sino que debilita al movimiento feminista de cara al 8M.

Migración
Japón necesita miles de trabajadores extranjeros

El gobierno de Abe defiende una ley con la que pretende facilitar la entrada de 340.000 trabajadores extranjeros. La medida es confrontada por la extrema derecha que critica que se fomente la inmigración, y por la izquierda, que teme por los derechos laborales de quienes lleguen al país. 

Eventos
[Debate en directo] Cómo hacer, ver y contar una huelga feminista
Desde El Salto Diario proponemos un debate abierto de cómo hacer, ver y contar una huelga feminista.
Racismo
Del eslogan a la pura realidad: el antigitanismo es siempre institucional

La realidad sangrante de la brutalidad policial en base al perfil racial/étnico está todavía velada en nuestro territorio a causa de siglos de tabú en torno al carácter represor de las fuerzas de seguridad del Estado.

Memoria histórica
Guadiana Despierta frente a Guadiana del Caudillo

La Plataforma “Guadiana Despierta” convoca una nueva concentración en Guadiana para exigir la eliminación de simbología franquista en su localidad. Tendrá lugar en la Plaza Mayor del pueblo el próximo sábado, día 16 de febrero, a partir de las 17:00 horas.

Precariedad laboral
La plantilla de Navarpluma lleva 15 días de huelga frente a las coacciones de la empresa y la precarización
El comité de huelga denuncia bajadas de salario de hasta 400 euros mensuales, condiciones de control abusivas con cámaras de seguridad y la falta de mascarillas homologadas para las personas que trabajan desparasitando pluma en el taller, la mayoría inmigrantes.