CETI
La “flagrante” violación de derechos en el CETI de Melilla es denunciada ante la Fiscalía

La Coordinadora de Barrios eleva una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por la situación de hacinamiento, insalubridad e inseguridad que viven las personas migrantes en el centro de estancia temporal.

Las condiciones de sobreocupación “sistemática” del CETI, junto a la crisis sanitaria y al estado de alarma actual, hacen que la situación sea “insostenible”, impactando especialmente a cerca de 200 niños y niñas que viven en el centro y sobre los que se ejerce “una flagrante violación de derechos”, según reclama la denuncia presentada el pasado martes 11 de mayo ante la Fiscalía General del Estado y que elevó la Coordinadora de Barrios.

El hacinamiento, la prohibición de salidas incluso para realizar tareas esenciales como ir al supermercado o a la farmacia, y el abandono institucional a la hora de agilizar los traslados, están provocando “un incremento de la conflictividad en el centro” denuncia el escrito presentado por la asociación Coordinadora de Barrios. “Los niños y niñas viven en un ambiente hostil y violento, que constituye un modo de maltrato institucional”, advierte la denuncia de 14 páginas que describen las pésimas condiciones de vida a las que son sometidas las más de 1.600 personas que llevan meses allí encerradas, esperando las autorizaciones para trasladarse a la península.

Son condiciones que ya vienen denunciando organizaciones internacionales por los Derechos Humanos y sobre las que también ponía el foco hace unos días el Defensor del Pueblo, a través de una recomendación formal enviada al Ministerio del Interior para que autorice de manera “urgente” los traslados a la península, sobre todo de las personas más vulnerables, incluidas las familias con niños menores y las personas con problemas graves de salud, consideradas de alto riesgo frente al Covid-19.

Migración
El Defensor del Pueblo insta a Interior a autorizar los traslados desde el CETI de Melilla

Aunque el Ministerio de Inclusión ya tiene disponibles las plazas de acogida humanitaria en la península, Interior bloquea las autorizaciones necesarias para realizar los traslados agravando aún más la situación de hacinamiento en este Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.


Con unas instalaciones precarias disponibles para acoger a poco más de 700 personas y superando actualmente el doble de su capacidad, desde el inicio del estado de alarma sólo se han hecho efectivos dos traslados; uno a la península en el mes de abril, con 51 personas que se encuentran ahora dentro de los recursos de acogida, y otro llevado a cabo esta misma semana, con el traslado de 42 personas vulnerables a un hotel dentro de la ciudad autónoma.

En este sentido, la situación de hacinamiento y de insalubridad están provocando efectos muy negativos en la salud, tanto física como psicológica, de las personas residentes en el CETI, que también presenta grandes deficiencias a nivel logístico. “Los aseos y las duchas son insuficientes, el suministro de jabón de manos es escaso y el centro carece de agua caliente y de servicio de lavandería”, por lo que se hace mucho más difícil mantener unas condiciones mínimas de higiene.

Coronavirus
1.700 personas se hacinan en el centro temporal de extranjeros de Melilla

La ciudad fronteriza alberga a más de 1.700 solicitantes de asilo que permanecen encerrados en el centro de estancia temporal y en un centro de menores que triplica su capacidad. Las carpas que acogían en una explanada a más de 300 personas en situación de calle se inundan durante el confinamiento.

Por otro lado, el documento también llama la atención sobre la “falta de medios técnicos” necesarios para continuar con el aprendizaje escolar que se ha instaurado a través de las pantallas desde la llegada de la pandemia. A la brecha social y de abandono administrativo se suma ahora la brecha tecnológica, que excluye a los menores del sistema educativo, haciendo imposible “el seguimiento de sus tareas escolares por medios telemáticos como el resto de alumnos”, según explica la reclamación. “Al aislamiento social se suma la segregación escolar”, añade.

Es por ello que solicita de manera impostergable y en el ámbito de la protección de la Infancia que “se acuerde el traslado de las familias con hijos menores y de aquellos perfiles vulnerables a centros de acogida del programa de atención humanitaria” que están operativos en la península. “Existiendo plazas libres, procede el traslado de modo urgente de todas las personas vulnerables en los términos recogidos en la recomendación efectuadas por la Institución del Defensor del Pueblo”.

HACINAMIENTO Y PRECARIEDAD TAMBIÉN EN LAS CARPAS DEL QUINTO PINO

La denuncia recurre de manera formal a la Fiscalía General del Estado, para que se realicen las investigaciones pertinentes también en el Complejo V Pino, donde se habilitaron unas carpas provisionales para acoger durante la emergencia sanitaria a las personas sin hogar que habitaban en las calles de Melilla, junto a las que se quedaron bloqueadas por el cierre de fronteras y que todavía no han podido regresar a sus hogares en Marruecos.

En este centro improvisado con carpas “hacinadas” y “precarias”, más apropiadas para realizar eventos pero no para acoger personas durante un periodo tan prolongado de tiempo, las personas allí confinadas no cuentan con ningún tipo de aislamiento que les proteja del frío o de la lluvia. De hecho, en el citado documento se incluyen fotografías tomadas durante las últimas inundaciones, que convirtieron el centro con suelo de tierra en un lugar intransitable.

“Hay dos aseos con ducha para cincuenta y cinco personas, y además presentan un estado muy deficiente de conservación e higiene. La canalización del aseo está averiada por lo que vierte las aguas fecales al interior de las carpas”, reclama el escrito. “El vertido discurre más de 15 metros, lo que además de ser insalubre genera nubes de mosquitos y un hedor insoportable”, añade. En este sentido y con la prohibición total de las salidas aún vigente a día de hoy, las personas que se albergan en estas tiendas manifiestan que el suministro de agua potable “es igualmente insuficiente, ya que se limita a dos vasos de agua al día”.

“Las condiciones de acogida y atención en este dispositivo violan el derecho a una vida digna, así como el derecho a la seguridad personal, a la indemnidad física y deben merecer la atención de esta Institución”, concluye la denuncia apelando esta vez a la Fiscalía General del Estado para que se ponga fin a la vulneración sistemática de los Derechos Humanos en la frontera sur.

Relacionadas

Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

CETI
Imed Soltani: “Nadie sabe que Europa mata migrantes porque se controlan los medios de comunicación”

La iniciativa #RegularizaciónYa, junto a otros organismos y grupos, han logrado visibilizar la huelga de hambre de los internos del CETI de Melilla a pesar del silencio de los grandes medios de comunicación. Imed Soltani es presidente de la asociación tunecina La Terre pour Tous, que ha convocado en los últimos meses varias manifestaciones en Túnez para apoyar a sus connacionales en su petición del traslado a la península.

CETI
Habib Qadmi “Hacemos huelga de hambre porque queremos que nos trasladen a la Península y poder trabajar”

El 27 de abril estalló una huelga de hambre en el CETI de Melilla. Siete migrantes se han cosido la boca con puntos de sutura para exigir que se les conceda el asilo político y que se les traslade a la península. Existía un precedente en Ceuta: el pasado 27 de marzo, Habib Qadmi protagonizó, junto con otros 13 internos, una huelga de hambre por los mismos motivos en el centro ceutí.  


1 Comentario
#60687 23:27 15/5/2020

A esto le llaman solidaridad, acoger hasta saturar los centros, din darles alternativas dignas de vida y proyecto de futuro. Lo unico q estan haciendo es desplazar el problemar, no solucionarlo con empleo estable y papelrs. Dejar a tanta gente en la calle sin nada y seguir avogiendo, ofreciendoles, cama y pan temporal, para luego dejarles a su suerte, pq la mayoria, no salen del centro con papeles, fotmacion, trabajo estable y casa, como deberia de ser.
Cieramente no se puede acoger atodo el mindo, pero si se repartieran las riwuezas, los recursos y se condenaran a las multinacionales, bancos y gobiernos, q fomentan la huida deseperada de millones de personas en el mundo, y España creara empleo estable y facilitan su acceso, hagan inspecciones mensuales a empleadores del pais, para evitar abusos u despidos improcedentes, se cambiara la ley de okupacion, asaltos a viviendas, fondos buitres, corrupcion, etc... No hablariamos de esto.

Responder
1
0

Destacadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Sanfermines
San Fermín: una mundanidad imposible

Por primera vez las fiestas de Iruñea se han suspendido por motivos sanitarios, ya que el coronavirus es incompatible con el roce del festejo.

Cuando volvamos a encontrarnos
Vivir en las ciudades más afectadas por el coronavirus

Esperanza Balaguer y Javier Abella residen en dos de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Desde Nueva York y San Pablo, comparten su experiencia como emigrantes en medio de la crisis del covid-19.

Últimas

Ley Trans
Confluencia Trans exige una ley estatal que garantice la autodeterminación de género
Una treintena de colectivos integrados en Confluencia Trans se movilizan en Madrid por los derechos de las personas trans y para que se apruebe la normativa que garantice la autodeterminación de género.
Costas
Contra el hotel de La Tejita y su mundo: rastros de una lucha ganada

Las que aquí hablan son solo unas pocas voces de las miles que gritaron en La Tejita. El texto bien podría ser anónimo. Esperamos recoger parte del sentir común.