Agresiones a prensa
La justicia investigará por denuncia falsa al policía que acusó a Boro de agresiones en el Jaque a la Monarquía

El Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid admite a trámite la querella interpuesta por el periodista de La Haine Jorge Correa, ‘Boro’, contra un agente de la Policía Nacional por haber presentado contra él una denuncia falsa de agresiones en el marco de la manifestación Jaque a la Monarquía en 2014.

Jorge Correa, ‘Boro’, antes de declarar en la vista oral
Jorge Correa, ‘Boro’, antes de declarar en la vista oral celebrada en Madrid. David F. Sabadell
26 nov 2019 13:35

El Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid ha admitido a trámite la querella interpuesta por Jorge Correa contra un agente de la Policía Nacional por haber presentado contra él una denuncia falsa.

Jorge Correa, periodista de La Haine conocido como Boro, fue acusado, en el marco de la manifestación Jaque a la Monarquía de marzo de 2014, de agresiones a varios agentes de policía y atentado a la autoridad, delitos por los que los agentes de policía pedían para él hasta seis años de cárcel y 6.200 euros de responsabilidad civil. El Juzgado número 6 de Madrid le juzgó en octubre de 2018 y le absolvió de estos delitos, señalando que los testimonios de los agentes de policía, única prueba presentada contra Boro, no eran suficientes para dar por probadas las agresiones de las que se le acusaba.

Ayer, 25 de noviembre, el juzgado dio a conocer la admisión a trámite de la querella presentada por Boro contra uno de los agentes de policía. “Estamos muy contentos de que esté saliendo para adelante, sabemos que es un camino duro y que es muy posible que intenten por todos los medios archivar la querella y garantizar la impunidad que tienen siempre estos elementos”, señala Boro a El Salto, destacando que, por el momento, la querella admitida está dirigida a un agente de policía, pero que van a intentar ampliarla a los dos agentes “que mintieron durante el juicio, que me acusaban falsamente de haberles agredido”.

Ataques a prensa

“Me han acusado de atentado a la autoridad pero lo que hubo fue un atentado a la prensa”, afirmaba Boro al final de la vista oral que tuvo lugar el 3 de octubre de 2018. El 29 de marzo de 2014, varios centenares de personas acudieron a la convocatoria realizada por la Coordinadora 25S para exigir la abolición de la monarquía. La manifestación tuvo que ser desconvocada a la media hora de su comienzo por la abultada presencia policial ya que no había sido comunicada a Delegación de Gobierno. Después de ser desconvocada, muchos de los manifestantes y decenas de periodistas y fotoperiodistas se dispersaron por el Paseo del Prado en dirección a Atocha.

Boro estaba allí con su compañera y señala que ambos vieron cómo la policía estaba empujando a varios periodistas y acudieron para ver qué pasaba. “La tomaron con mi compañera a empujones y me dí la vuelta para ponerme en medio y tratar de impedir la agresión”, confirmó entonces Boro, que explica que en ese momento un agente de la Policía Nacional comenzó a correr hacia él y le persiguió unos 50 metros hasta la Calle Dr. Drumen, donde fue interceptado por varios agentes que le tiraron al suelo e inmovilizaron. También recuerda cómo la decena de periodistas que acudieron al lugar para grabar su detención “fueron apaleados por los agentes causándoles distintas lesiones y rompiéndoles una cámara”.

“Tuvieron que hacer un gran esfuerzo para que los compañeros de prensa agredidos fueran finalmente indemnizados”, recuerda Boro. No fue hasta julio de este año cuando la Audiencia Nacional reconoció la responsabilidad del Ministerio de Interior en las agresiones sufridas por uno de los periodistas que acudieron a cubrir el Jaque a la Monarquía.

“A veces se consigue la indemnización desde el Ministerio de Interior —continúa Boro en relación a las denuncias presentadas contra agentes de la policía—, pero no es suficiente, estos agentes tienen que sufrir consecuencias”.

Relacionadas

Coronavirus
Decir adiós sin la piel

Mi tía se llama Maribel y tiene 82 años. Nació en medio de la Guerra Civil y se irá en medio de una pandemia. Hay biografías que no aparecerán en Wikipedia, pero que solo con el inicio y desenlace ya dicen muchas cosas.

Coronavirus
El estado de alarma agrava la situación de los colectivos vulnerables

Aunque creamos que las disposiciones del estado de alarma por coronavirus han rebajado en buena medida el ritmo de la vida de nuestras ciudades, las circunstancias de importantes grupos de la población, sobre todo los más desprotegidos, no entienden de virus ni de estados de excepción.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Educadores y trabajadoras sociales denuncian la desprotección en centros de menores
Profesionales del tercer sector, que llevan arrastrando años de recortes y procesos de privatización o externalización de los servicios, exigen materiales de protección individual.
Historia
Anticuerpos históricos

La relación entre odio al diferente y enfermedad ha tenido una dimensión más perversa que la mera elaboración de teorías conspiranoicas sobre el origen de las plagas. Se ha utilizado como arma de guerra y ha sido la base sobre la que se han producido “conquistas” como la del continente americano.

Coronavirus
Boris Johnson es ingresado en la UCI y el Coronavirus se acerca a su punto álgido en el Reino Unido

Los expertos piensan que, en apenas una semana, el número de fallecidos podría ascender hasta 20.000 en el país británico. Aun así, durante el pasado fin de semana se descartó la implementación de un confinamiento más estricto.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar ante el coronavirus

La emergencia sanitaria está poniendo en evidencia las carencias de un sistema que no pone, tal y como los feminismos históricamente han exigido, la vida y los cuidados en el centro.

Trabajo sexual
Cómo usar el covid19 para estigmatizar a las putas

Algunos sectores feministas están utilizando la pandemia del covid19 como forma de justificar políticas prohibicionistas desde una supuesta perspectiva de salud pública. Negar a las trabajadoras sexuales su condición de trabajadoras supone dejarlas fuera de cualquier ayuda mientras los propietarios de clubs y pisos pueden beneficiarse de las medidas del Estado.

Coronavirus
El Marruecos que aprende a vivir confinado

Encerrados en sus casas los marroquíes ven como cada día aumenta el número de personas contagiadas por coronavirus. A 7 de abril son ya 1.120 casos detectados y 80 personas muertas. Unas cifras que han sido suficientes para que las autoridades impulsen restrictivas medidas.

Últimas

Ecuador
Ecuador frente al coronavirus

Ecuador se ha convertido en uno de los países latinoamericanos más afectados por el covid19. ¿Están garantizados para los más pobres los derechos a la salud y a la alimentación? ¿Acaso el confinamiento ayuda a resolver el problema social de las familias marginadas? ¿Hay alternativas solidarias surgidas de los comandos políticos/estatales en esta emergencia?

Euskal Herria
No es un vertedero, es el mercado

Hoy se cumplen dos meses de la desaparición de Joaquín y Alberto sepultados por el vertedero de Zaldibar. Aquí, nuestro editorial de marzo sobre esos trágicos sucesos. Esta tarde, a las ocho y media, cacerolada desde todas las ventanas de Euskal Herria.

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.