Síndrome de alienación parental (SAP)
El Caso Infancia Libre revive (otra vez) el supuesto síndrome de alienación parental: qué es y de dónde viene

Las primeras sentencias que utilizan el concepto de “síndrome de alienación parental” en España son del año 2004, el mismo en el que se aprueba la ley integral contra la violencia de género, que supuso un cambio de enfoque en el abordaje este tipo de violencia. Pese a su escaso apoyo entre la comunidad científica, el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP) vuelve a la actualidad de forma recurrente.


publicado
2019-07-12 06:00

Una búsqueda en el Centro de Documentación del Consejo General del Poder Judicial arroja los siguientes datos al introducir como concepto “alienación parental”: las primeras sentencias que incluyen este término son del año 2004, el mismo en el que se aprobó la Ley Integral de Medidas de Protección Contra la Violencia de Género.

La búsqueda no es exhaustiva, pero da una idea aproximada de cuál era el contexto en el que la “alienación parental” llega a España. No es casual que el supuesto síndrome de alienación parental, que nace en EE UU en los años 80, aterrice en España de la mano de la ley de violencia de género, que supuso un cambio de paradigma en el abordaje a la violencia contra las mujeres en el ámbito de la pareja, advierte la psicóloga clínica Sonia Vaccaro. 

En los quince años que han transcurrido desde entonces, este supuesto síndrome, que tiene escaso reconocimiento en la comunidad científica, revive cada cierto tiempo, como lo ha hecho ahora con el caso Infancia Libre, el de cuatro mujeres que denunciaron abusos sexuales de sus exparejas hacia sus hijos y que ha derivado en un torrente de afirmaciones que comparten el “argumentario pro SAP”. “Hay realidades que no se ven porque no se quieren ver, y en el imaginario encaja mejor una madre mentirosa que el hecho de que haya muchos pederastas”, dice Vaccaro, que también es coautora —junto a Consuelo Barea—de El pretendido Síndrome de Alienación Parental.

QUÉ ES EL SAP

El llamado “síndrome de alienación parental” (SAP) es un término que acuña el médico estadounidense Richard Allan Gardner en 1985. Con él describe un conjunto de comportamientos mostrados por niños que supuestamente habían sido manipulados psicológicamente para posicionarse en contra de uno de los progenitores y que surge en disputas por la custodia.

Fátima Urzanqui, psicóloga especialista en violencia de género, llama la atención sobre este punto: “Es curioso que el sistema judicial emita diagnósticos; es como si un médico redactara sentencias judiciales, no tiene ni pies ni cabeza”, explica. 

La receta de Gardner para atajar este “síndrome” es una “terapia de la amenaza”, como él mismo la llamó: un tratamiento de choque que pasa por retirar la custodia al supuesto padre alienador, de modo que se saca al niño de su entorno. Un tratamiento que no aplica un médico sino, de nuevo, un juzgado, señala Urzanqui.

Infancia
Ana María Bayo: “Servicios Sociales te dice que denuncies; lo que venga detrás ya te lo comes sola”
La tercera de las mujeres a las que se ha intentado relacionar con una presunta “trama” para secuestrar niños a través de la asociación Infancia Libre no ha sido acusada por sustracción de menores. Tampoco se ocultó con su hija ni pasó por la consulta de la pediatra de Granada.

“En España, el supuesto síndrome de alienación lleva años instaurándose de forma muy virulenta, y lo que pasa es que ahora hay intereses para resucitarlo”, explica en relación a un artículo de El Mundo que sugiere que un documento elaborado por especialistas contiene “el plan ideado” por las madres de la asociación Infancia Libre. “Desde la ciencia es imposible que sea reconocido, si no se tiene una contaminación ideológica”, dice Urzanqui.

Vaccaro y Urzanqui llaman la atención sobre otros aspectos des SAP: su creador defiende abiertamente la pedofilia en algunos de sus textos y su acreditación de psiquiatra no pudo ser encontrada en una investigación que Vaccaro realizó junto a Consuelo Barea.

La práctica de la aplicación del SAP demuestra que, pese a la forma neutra del término, que no hace referencia al sexo del progenitor, su uso se ceba sobre las madres

La práctica de la aplicación del SAP demuestra que, pese a la forma neutra del término, que no hace referencia al sexo del progenitor, su uso se ceba sobre las madres. De hecho, un estudio del colectivo Abogadas por la Igualdad reveló en 2010 que aplicar el SAP en un tribunal no tiene las mismas consecuencias para los padres que para las madres. El estudio analiza 21 resoluciones emitidas por el tribunal autonómico asturiano entre los años 2003 y 2009 en las que se hacía referencia a dicho síndrome.

El estudio determina que, en los pocos casos en los que la supuesta alienación al menor procedía de la madre, el juez acordó la retirada de la custodia, mientras que cuando dicha forma de violencia procedía del padre, incluso en un grado severo, los magistrados prefirieron no privarles de su derecho para evitar posibles traumas al menor.

MANUALES DE DIAGNÓSTICO

Un fantasma recorre los foros incel: la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido el concepto “alienación parental” en su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), un catálogo que sirve como estandarización mundial de la información de diagnóstico en el ámbito de la salud. El “lobby pro SAP”, como lo denomina Vaccaro, te pedirá que introduzcas el término “alienación parental” en este buscador para ver con tus propios ojos cómo la página te devuelve un resultado: “problemas de la relación entre el cuidador y el niño”.

“El manual de la OMS es un manual que no solo clasifica enfermedades, esto lo tenemos que saber, sino que clasifica todo lo que es un problema de salud: epidemias, catástrofes metereológicas”, dice Sonia Vaccaro. En segundo lugar, el manual que está revisando la OMS no se ha editado, lo que se hará en 2022, aclara, y tampoco incluye en su buscador el “síndrome de alienación parental”, sino el término “alienación parental”.

En la comunidad científica, el término tiene poca aceptación, y también el CGPJ ha recomendado repetidamente que no se utilice en los juzgados

Pero es que, además, “el único manual que clasifica trastorno y enfermedades mentales que hay en el mundo occidental es el DSM”, afirma en referencia al Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders que edita la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. “Esta operación de lobby ya la conocemos porque se hizo con el DSM V [la versión vigente] en su día”, recuerda Vaccaro. “Hizo tanta presión, incluso salió a decir en qué página iba a estar incluido, que por primera vez en la historia del DSM tuvo que salir su coordinador general a decir que el SAP no iba a estar porque no es ni una enfermedad, ni un trastorno, ni nada que se le parezca”.

Síndrome de alienación parental (SAP)
“El objetivo: meterme presa”
Un tribunal acepta el SAP en la causa contra Guerrero, acusada de incumplir el régimen de visitas de su hija y denunciar en falso abusos sexuales.

Lo cierto es que, en la comunidad científica, el término tiene poca aceptación. La Asociación de Neuropsiquiatría emitió un comunicado en 2010 contra el uso clínico y legal del llamado síndrome de alienación parental.

También el Consejo General del Poder Judicial en su Guía de Criterios de Actuación Judicial contra la violencia de género asegura que utilizar los planteamientos de Gardner en los procedimientos de guarda y custodia de menores “supone someter a éstos a una terapia coactiva y una vulneración de sus derechos por parte de las instituciones que precisamente tienen como función protegerles”. Un criterio en el que ha insistido luego.

Además, la medida 219 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género insta al CGPJ a “realizar aquellas actuaciones que sean necesarias para evitar que el denominado Síndrome de Alienación Parental pueda ser tomando en consideración por los órganos judiciales, fomentando el conocimiento entre los operadores jurídicos del significado de dicha expresión” porque “carece de base científica y está excluida de los catálogos de enfermedades científicamente reconocidas por lo que será inadmisible como acusación de una parte contra la otra en los procesos de violencia de  género, separación, divorcio o atribución de custodias a menores”. 

En el buscador del Centro de Documentación Judicial, el número de sentencias que aparece como resultado de una búsqueda del término aumenta progresivamente desde 2004. Lleva al máximo en 2017 (61 sentencias) y desciende en 2018. Porque, pese a la repuesta que se ha dado al pretendido síndrome, los jueces siguen utilizando el concepto. 

“El SAP es un instrumento al servicio de un imaginario colectivo misógino que resuelve de forma fácil un tema complejo”, dice Vaccaro. “Me podrás decir que hay personas que malmeten, y es reprobable; pero eso no es un delito y no puede justificar hacer un cambio drástico de custodia”. 

“Yo lo que veo ahora en la consulta es que las mujeres me dicen que no van a denunciar hasta que sus hijos no sean mayores de edad porque les han dicho que les van a quitar los niños: el SAP es un castigo patriarcal para las mujeres que se quieren divorciar o que denuncian incesto o malos tratos”.  Sobre el caso Infancia Libre, advierte del peligroso mensaje que se lanza al culpabilizar a los profesionales, como ha han hecho organizaciones profesionales, entre ellas la Asociación Española de Neuropsiquiatría y Profesionales de Salud Mental y la Asociación de Pediatras de Atención Primaria: “No somos samaritanos, es nuestro trabajo protegerlos”.


2 Comentarios
Anónimo 17:25 13/7/2019

Sí no lo quieren llamar "alienación parental" lo pueden llamar "abuso de mi hijo poniéndolo en contra de la otra parte porque me creo autoridad y nadie me para los pies" pero el hecho en sí, existe. Y sobre todo se da en mujeres porque suelen ser las que tienen la custodia y tienen el tiempo de modificar la conducta del niño. En estos casos hay que mirar por el niño, que creo, es el que hay que defender. Los informes psicosociales de los juzgados solo valoran si el niño duerme, come, tiene techo y va al colegio. Si le han arrebatado a uno de los padres es secundario. El caso es que estas personas alimentadoras se salen con la suya ya que la criatura pierde la vinculación con la otra parte. Es un secuestro en toda regla. Una verdadera pena.

Responder
7
4
#37124 20:34 12/7/2019

No se admiten comentarios insultantes, amenazantes, machistas, homófobos, racistas o discriminatorios de cualquier tipo. Tampoco se permite la publicación de datos personales de terceros...pues borrad el artículo que de igualdad y justicia tiene más bien poco. Biba la objetividad en esas mentes pensantes

Responder
4
4

Destacadas

Crisis climática
Clamor global contra la crisis climática

De Australia a Alemania, manifestaciones multitudinarias abren la semana de protestas organizada por el movimiento global por el clima.

Crisis climática
El negacionismo climático hace estragos en Alemania

El sector de la energía eólica atraviesa una grave crisis y, con él, los planes estatales para abandonar las energías no renovables.


Memoria histórica
El último viaje de Ascensión

La historia de Ascensión Mendieta es el reflejo social de miles y miles de familias que llevan décadas reclamando justicia para unas víctimas ninguneadas por el Estado.

Brasil
La guerra contra los pobres: militarización y violencia estatal en Rio de Janeiro

En Rio de Janeiro, el Gobierno lanza una cruzada contra los excluidos bajo el pretexto de luchar contra la delincuencia y el narcotráfico.

Afrodescendientes
Un año más lo Afro está en el centro

En los últimos años mujeres y hombres negros o de origen africano están reivindicando su derecho a la visibilidad y  articulando discusiones en torno a los feminismos negros, el antirracismo o la lucha contra el racismo institucional. El festival Conciencia Afro, que celebra el próximo 21 de septiembre su cuarta edición, se ha convertido para muchos en un espacio de referencia de estos debates comunes.

Últimas

Ecofeminismo
Feministas por el clima

Sabemos que el próximo 27 de septiembre, día de la Huelga Climática Mundial, queremos marchar juntas y con todas las que quieran en un bloque propio, teñido de verde y violeta, para denunciar que “el planeta no es vuestro y nuestros cuerpos tampoco”. Nace Feministas por el Clima.

Crisis climática
Mapa: comienza la Huelga Mundial por el Clima con más de 1.600 convocatorias

El movimiento global por el clima organiza una semana de lucha entre el 20 y el 27 de septiembre que en España se vivirá especialmente el día 27, día en que está convocada una huelga para exigir a gobiernos e instituciones que se pongan manos a la obra y declaren la emergencia climática.