Síndrome de alienación parental (SAP)
La patología inventada que puede llevar a la cárcel a Susana Guerrero

Un tribunal de Talavera de la Reina (Toledo) acepta el Síndrome de Alienación Parental (SAP) en la causa contra Susana Guerrero, acusada de incumplir el régimen de visitas de su hija y de denunciar en falso abusos sexuales.

Susana Guerrero 1
Susana Guerrero denunció que su hija sufrió abusos sexuales. David F. Sabadell

publicado
2017-02-08 16:08

“El objetivo lo tienen claro: meterme presa”, exclama con rotundidad Susana Guerrero, madre que lleva denunciando desde hace años los abusos que su hija sufre a manos de su padre.

Susana está a la espera de ir a juicio en Talavera de la Reina, acusada de incumplir el régimen de visitas de su hija con su padre y de interponer una denuncia falsa de abusos sexuales a la niña, delitos por los que se podría enfrentar hasta a tres años de cárcel. “Has hablado demasiado y presa estás mejor. Entonces, pueden mandar a mi hija con un violador, que ellos saben a la perfección que lo es, y que ha sido denunciado por abusos sexuales a otros menores”, continúa.

Has hablado demasiado y presa estás mejor. Entonces, pueden mandar a mi hija con un violador
Con 29 años de edad, este juicio es el nuevo envite que tiene que enfrentar en su larga lucha por obtener una vida libre de malos tratos contra ella y contra su hija Nayara. Guerrero sostiene que este juzgado quiere llevarla a prisión para evitar reconocer la responsabilidad del Estado por no haberla protegido desde niña de los abusos que ha sufrido a lo largo de su vida.

Susana Guerrero nació en una familia con problemas y pasó su infancia en distintos centros de menores donde, según su relato, fue víctima de agresiones físicas y psíquicas hasta que fue adoptada por un matrimonio.

Con 13 años, su padre adoptivo empezó a abusar sexualmente de ella y a los 17 la dejó embarazada de Nayara. Cuando su hija tenía dos años, a los abusos sexuales que padecía Susana se sumaron las agresiones físicas. Después de sufrir una paliza, Susana le denunció y huyó. Él fue condenado por violencia de género en el juzgado de Talavera.

Unos años más tarde, Susana intentó empezar una nueva vida en Canarias con su hija que ya había cumplido 6 años.

Comienza aquí el periplo más tortuoso: el padre reclama la custodia de Nayara y el juzgado de Talavera obliga a Susana a cumplir el régimen de visitas reglamentario. Pronto detectó que la niña sufría “presuntos abusos sexuales” durante las visitas paternas, explica Guerrero, por lo que solicitó que se suspendieran, al menos hasta que hubiera sentencia. Su demanda fue desestimada.

El padre se defendió de la acusación amparándose en el falso síndrome de alienación parental, según el cual Nayara se inventa la historia de los abusos inducida por la manipulación de su madre. “Llega un punto en que la situación te desborda. Es muy complicado ver que la justicia te dice: o entregas a tu hija o te la quitamos. Si la entregas, sabes que está sufriendo abusos pero, si no lo haces, te la quitan y está con el abusador”, relata Susana.

La existencia del SAP no está reconocida por la comunidad científica, ha sido rechazada por la Asociación Americana de Psiquiatría –país donde surge– y por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En España, el Consejo General del Poder Judicial desaconseja su uso por atentar contra la protección de la infancia. Sin embargo, el Tribunal de Talavera de la Reina se pronunció a favor del progenitor y el régimen de visitas se mantuvo.

Dos años más tarde, cuando la pediatra de Nayara en Gran Canaria ve indicios de abusos sexuales y lo denuncia, el juzgado canario asume la resolución del órgano de Talavera. Susana Guerrero decide que, hasta que su hija no reciba protección, no la va a llevar con su padre. “No se trata de que yo incumpla un régimen, sino de que mi hija no quiere ir y yo estoy también respetando su voluntad”, enfatiza.

Pasa un tiempo escondida con la niña que, durante el tiempo en que no va al colegio, recibe clases particulares en casa con el consentimiento del centro educativo. Viven ocultas hasta julio de 2016, cuando se celebra el juicio por la custodia de la menor y la Audiencia Provincial de Toledo se la concede a la madre. La resolución “venía a decir que no había incumplido nada y se declaraba la mala fe del demandante porque la denuncia se había amparado en el falso síndrome para quitarme la custodia”, aclara Guerrero.

A pesar de esta sentencia, las acusaciones por denuncia falsa y por incumplimiento del régimen de visitas a las que todavía se enfrenta también se basan en el SAP. Por eso, y porque las causas corresponden al Tribunal de Talavera de la Reina, Susana está convencida de que la van a encarcelar.

El informe que apunta al SAP en el caso de Nayara es de 2013 y fue elaborado por un psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal de Toledo, quien, según Guerrero, “vio a mi hija diez minutos y decretó que estaba manipulada y que todos los capítulos que relataba sobre abusos sexuales eran inducidos, o mentira o que la niña confabulaba. Llevamos cinco años pidiendo la grabación de ese forense y no se nos aporta. Ese informe es el que ha dado pie a todo en lo que yo me estoy viendo inmersa”.

El invento de un pederasta

El SAP fue ideado en 1985 por el médico estadounidense Richard Gardner, defensor de la pedofilia y condenado por abuso sexual en su país. Gardner tuvo que autoeditar sus propios escritos porque ninguna publicación científica quiso hacerlo.

Esta patología ficticia suele utilizarse en los juicios de custodia en los que la madre es víctima de violencia de género y en los que los hijos no quieren ver al padre.

Según la teoría del SAP, que Gardner denominó “síndrome de la madre maliciosa”, las madres manipulan a sus hijos para apartarlos del padre.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Amalia Fernández Doyague, declara que esta teoría se acepta en los procesos judiciales porque facilita argumentos pseudocientíficos a la defensa de los padres litigantes y “está floreciendo nuevamente” pues su uso está aumentando.
Los niños que cuentan que les maltratan o que han visto maltratar a sus madres, no lo olvidan; por eso no quieren ver a su padre
Sin embargo, “los niños que cuentan que les maltratan o que han visto maltratar a sus madres, no lo olvidan; por eso no quieren ver a su padre”, añade. Para la presidenta de Themis, “el problema es que hay una serie de psicólogos que hacen estos informes y, para hacerlos, a veces son capaces de presentarse en una comida y hacerse pasar por amigos del padre, hablar con el menor y grabarlo sin el consentimiento de la madre”. Themis aboga por la formación de los juristas para que no acepten el SAP porque este “falso síndrome, inventado por un pederasta, está haciendo un daño tremendo a hijos e hijas”.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP), Yolanda Besteiro, subraya las “terribles” consecuencias para muchos niños que sufren daños “irreparables” por ser separados de sus madres y obligados a vivir con un maltratador.

Besteiro describe el SAP como “una manera muy fácil de darle respuesta al juez para resolver sin tener que preguntar más allá. Hay un psicólogo que le dice que esa madre es mala malísima, que el rechazo que el niño tiene hacia el padre se debe a que [su madre] es una manipuladora, y como los jueces suelen ser muy conservadores y entienden que la relación con el padre es sagrada y que el derecho del padre a relacionarse con el hijo debe de estar incluso por encima del interés del menor, con eso [el SAP] resuelven todo el problema”.

La presidenta de la FMP reconoce también un “repunte del SAP” y, para evitarlo, junto a la formación, apuesta por la creación en los juzgados de unidades de valoración forense integral, un instrumento multidisciplinar contemplado en la Ley contra la Violencia de Género que apenas se ha implantado cuyo fin es evaluar y asesorar al órgano judicial, evitando que haya “informes de parte que invocan falsos síndromes para satisfacer sus propios intereses y no la protección del menor”, concluye Besteiro.

Relacionadas

Infancia
Una jueza española obliga a una madre uruguaya a entregar a su hija al padre, denunciado por abusos
La jueza desestima varios informes realizados en Uruguay y otorga la custodia al padre, cuya denuncia por abusos fue archivada en España. El caso abre un conflicto diplomático después de que el consulado se negase a entregar a la niña.
Infancia
Historia de una vida destrozada por el supuesto síndrome de alienación parental
Nadie suspendió las visitas del padre de una menor de cinco años que relató malos tratos de su progenitor. “Me culpaban de todo”, dice su madre.
1 Comentario
#12812 19:55 4/4/2018

Me parece muy grave que un menor tenga que ir con su padre o madre porque no hay que olvidar que también hay madres maltratadoras y que abusan de sus hijos y yo soy madre pero he visto casos. Y Jamás un hijo debería de ir obligado con su progenitor, y para eso hay psicólogos forenses que saben perfectamente lo que les pasa a lo menores aún sin hablar el menor. Pero desde aquí me gustaría hacer un llamamiento a favor de muchos hombres que son acusados de malos tratos simplemente por dejar a su pareja y por desgracia cada vez hay más mujeres que lo hacen. Y Me parece gravísimo por el daño que se le hace a la persona que es acusada falsamente pero me parece mucho más grave por las muchas mujeres que sí son maltratadas y una falta de respeto enorme por las mujeres que por desgracia ya no viven para poder denunciar estos hechos.
Y con eso no quiero decir que el testimonio de Susana sea falso al contrario que por culpa de estas mujeres que denuncia falsamente para conseguir lo que quieren otras mujeres como Susana tengan que sufrir la humillación de ser acusadas por falsas denuncias. Poniendo en riesgo su vida y lo que es aún peor para una madre poner en riesgo la vida de sus hij@s. Espero no haber ofendido a nadie, y si alguien se ha ofendido no era mi intención. Un saludo y mi apoyo para todas las personas que estén sufriendo por abusos. Y NO ES NO

Responder
0
0

Destacadas

Salud
Las víctimas de la talidomida en España se sienten estafadas por el Estado

Es un caso histórico inédito globalmente que se ha arrastrado desde el franquismo a los sucesivos gobiernos democráticos. Los afectados que aún viven, siguen reclamando justicia mientras muchos fallecen sin resarcimiento, con graves malformaciones, tras una existencia condenada a la dependencia y a la invisibilidad.

Kurdistán
“Así como acabamos con el Daesh vamos a acabar con Erdogan”

Integrantes del Movimiento de Mujeres Libres del Kurdistán, Gülcihan Simsek y Besime Konca, consideran que la ofensiva del Gobierno turco contra el pueblo kurdo no va de fronteras ni de nacionalismo, sino de atacar un modelo radicalmente alternativo al sistema capitalista.

Corrupción
El juez pide juzgar a Ignacio González por desviar 1,6 millones de euros

El ex presidente de la Comunidad de Madrid podría sentarse próximamente en el banquillo por el caso Lezo, debido a una posible malversación y fraude a las arcas públicas en la compra de la empresa brasileña Emissao por el Canal de Isabel II en la que supuestamente hizo desaparecer 1,6 millones de euros.

Bolivia
“Hay negociaciones entre el MAS y los golpistas”
Ha sido ministro durante los últimos once años. Vive en la clandestinidad desde el golpe de Estado y habla desde su escondite con ARGIA y Hala Bedi sobre las “complejas” negociaciones entre el MAS y los golpistas que acaban de comenzar.
Bolivia
Del golpe a la dictadura: las balas del ejército provocan decenas de muertos en Bolivia

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, decreta la impunidad de los militares que usen armas de fuego contra la población civil mientras la respuesta al golpe de Estado se generaliza en todo el país.

Pensamiento
William Davies: “La mentalidad de la guerra se ha convertido en una forma habitual de organizar la sociedad”

El autor de Estados nerviosos, William Davies, estuvo en Madrid presentando un libro que explica cómo las redes sociales se están convirtiendo en un campo de batalla de emociones y sentimientos antes que de ideas o hechos.

Últimas

Humor
Banalizando

Vigésimo tercera entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Laboral
Los veterinarios toman las calles de Madrid para exigir ser considerados profesionales sanitarios

En torno a 2.200 personas procedentes de todos los puntos del Estado se han unido para llevar al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad una larga lista de demandas para dignificar su profesión.

Refugiados
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.