Patrimonio
Movilización vecinal contra la última idea de Martínez Almeida, el macroparking junto al Retiro

Las asociaciones vecinales del distrito de Retiro se enteraron por la prensa del proyecto del Ayuntamiento de PP y Ciudadanos de construir un macroparking subterráneo en el límite del parque del Retiro.

Parque del Retiro
Paseantes por el parque del Retiro Álvaro Minguito

El fin de semana pasado iban por las 6.000, pero la recolección de firmas contra el macroparking junto a El Retiro supera ya —hasta el cierre de esta nota— las 27.000. La entusiasta respuesta a la iniciativa de la Asociación Vecinal de Retiro Norte pone luz roja a la propuesta anunciada por el alcalde José Luis Martínez Almeida el pasado 12 de enero, ya que no iba acompañada de una demanda expresa por parte de la ciudadanía.

El anuncio del gobierno municipal sorprende especialmente en el contexto de alerta ambiental que viven ciudades como Madrid. Se toma solo dos meses después de la cumbre del Clima COP25, organizada con todo el apoyo del gobierno de la ciudad, y, en lo que toca a la ciudad, con Madrid Central siempre en la mira para recortar lo ya avanzado e impedir su consolidación.

Los vecinos y vecinas de Retiro manifiestan que tuvieron una sensación de incredulidad, cuando se enteraron del proyecto del estacionamiento a través de los medios de comunicación, y no por consulta o aviso previo de las autoridades municipales. Sin embargo no tardaron mucho en echar a andar la recogida de firmas que vista la respuesta, les reafirma que no es la solución para un distrito que padece una gran densidad de tráfico automotriz, y que es la segunda zona afectada por altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) después de la Plaza Elíptica.

“Mil plazas es una auténtica barbaridad, es como ocupar con coches una quinta parte del parque del Retiro”, dicen los vecinos

Alejandro Merino, de la Asociación Vecinal de Retiro Norte advierte que la zona elegida es de especial relevancia para el tráfico rodado y los límites impuestos en días de alta contaminación: “Esta zona tiene un medidor, el de las Escuelas Aguirre. Cada vez que ese medidor entra en niveles rojos, se activa el Protocolo A de Contaminación. Es el que marca la diferencia entre que Madrid está en fase de riesgo o no, y eso significa que la calidad del aire está fatal”.

Aunque el alcalde solo habló de un anteproyecto en marcha, la asociación de vecinos tiene el convencimiento de que el proyecto de parking va a ir en lo que hoy ocupa el estacionamiento en superficie que hay desde la calle 12 de octubre hasta O’Donnell, un total de cinco manzanas y media. “Ellos lo dicen todo con buenas palabras, que van a ampliar las aceras, que será de uso mixto... pero para los que estamos en esto rápidamente nos saltan las alarmas. Mil plazas es una auténtica barbaridad, es como ocupar con coches una quinta parte del parque del Retiro” subraya Merino, quien se basa en estudios e informes especializados que indican que por cada plaza que se oferta se atrae a cinco vehículos, por tanto “querer traer 5.000 coches más aquí nos parece una locura”.

Desde la Asociación Retiro Norte insisten en que el ayuntamiento juega a la confusión a través del lenguaje que utiliza para colar el proyecto. “Dicen de uso mixto, que suena muy bien, pero la realidad es que pretenden destinar 700 plazas a visitantes (plazas de rotación), y 300 a lo que llaman residentes, que tampoco es verdad. Cualquiera interpreta que serían como las plazas verdes: que pagas tu numerito por 30-40 euros al año por poder aparcar, pero este no es el caso. Es un parking en el cual, si tú compras por 31.600 euros la plaza puedes tenerla por 30 años, es decir que ni siquiera es tuya. Te sale a mil euros el año, pero le llaman para residentes y no para residentes ricos, que parece que cualquiera que viva por la zona va a poder aparcar” detalla el portavoz de Retiro Norte.

Aparcamiento ¿disuasorio?

Cuando entro en vigor Madrid Central y ante las acusaciones de ‘cochefobia’ de quienes entonces formaban oposición, entre ellos Martínez Almeida, el gobierno de Ahora Madrid intentó calmar las críticas con la idea de poner en marcha aparcamientos disuasorios. Ya entonces, organizaciones como Ecologistas en Acción señalaban la estrategia como errónea: “No hay que hacer aparcamientos en la ciudad de Madrid para animar a la gente a llegar con su coche hasta las puertas y que luego aparque gratis o muy barato. Los aparcamientos deben estar en la periferia, si acaso en origen, en las estaciones de transporte público para evitar que los desplazamientos se hagan en coche. La única forma de hacer una movilidad más sostenible es apostar por el transporte público y cambiar los modelos urbanísticos actuales. Aumentar la capacidad provoca justamente el efecto contrario”.

Alejandro Merino coincide en esta valoración “En ningún lugar del mundo un parking disuasorio se pone en el centro de la ciudad. Solo lo es aquél que se puede poner en Getafe, en Móstoles, Alcorcón, Leganés... incluso, afuera de Moratalaz, en las afueras de Vallecas, Ciudad Lineal... es decir, antes de entrar al núcleo de la ciudad. Uno disuasorio no está dentro de la M30. Ellos le llamarán así pero no lo es, pretenden pervertir el lenguaje también con eso”.

Actualmente Retiro cuenta con seis aparcamientos subterráneos para residentes con un total de 3.500 plazas. Es el segundo distrito madrileño en número de aparcamientos

Esto se explica también con lo que las personas expertas de movilidad y urbanismo nombran como el “efecto demanda inducida” que significa, por ejemplo, que si hay una carretera de dos carriles y siempre está atascada la solución fácil es pensar en ampliar a tres, cuatro o seis carriles porque así los coches tendrán más espacio, llegan antes y no habrá atasco. Y, según se ha visto en la práctica, lo que se demuestra es todo lo contrario, entre más carriles, más se llenan de coches. “La demanda inducida se da exactamente igual en los aparcamientos —afirma Merino— si tú generas la expectativa de que ahí va a haber sitios para aparcar entonces la gente va a venir mucho más en coche”.

Un No rotundo

Además de la alta concentración de partículas en la zona, la asociación Retiro Norte menciona otros factores por los que se oponen a la propuesta del alcalde, como la de peligrosidad del tráfico. El año pasado hubo cuatro accidentes graves, algunos con víctimas mortales, en el barrio de Ibiza, donde está previsto ubicar el estacionamiento lo que hacen pensar que lo que menos necesita la zona es crecer en circulación de vehículos motorizados. Por otro lado, Retiro vive un boom de oferta de bares reconvertidos en gastrobares de moda de fin de semana, además de momentos claves como la feria del libro y un sinnúmero de actividades de ocio que ocurren en el distrito. “El alcalde pretende quitar 600-700 plazas en superficie, y crear 300 para residentes que tengan 31.600 euros”, insiste Alejandro.

Actualmente este distrito cuenta, solo en la avenida Menéndez Pelayo, con seis aparcamientos subterráneos para residentes (PAR) que suman 3.500 plazas. Es el segundo distrito madrileño en número de aparcamientos con más de 9.000 plazas en total. Por último, la asociación apunta algo que no se sabe a ciencia cierta si el gobierno municipal lo ha tenido en cuenta antes de lanzar la idea del macroparking y es que el parque del Retiro, junto al eje Prado-Recoletos, es candidato a ser Patrimonio Mundial de la UNESCO. “Estamos absolutamente seguros, y vamos a dar esa batalla también, de que esto no se ganará si están haciendo un macroparking debajo de su muralla”, dice Merino.

En otro orden no menos importante, las vecinas y vecinos creen que hay cuestiones de democrática básica que han fallado en el precipitado anuncio de Almeida y es el de no contar con la ciudadanía para saber cómo configurar los espacios públicos que habita. “El señor Almeida no quiere contar con la gente, a no ser que lo obliguemos, que es lo que vamos a hacer” afirma rotundamente Merino. “Él anunció que había mucha demanda vecinal y se está demostrando que no por dos motivos, porque nuestra petición va camino de las 28.000 firmas, y nos hemos dado cuenta que quince días después de que lo anunciase se han puesto a hacer un sondeo en las manzanas ubicadas frente del Retiro. Han entregado unos papelitos a los porteros de las fincas a los que les dicen “pregúntale a los vecinos si estarían interesados en...”, una cosa demencial”. Merino anuncia que van a poner en conocimiento de la Agencia de Protección de Datos la recogida de información, ya que se está haciendo, indica “sin hacerse cargo, sin decir quién tutela ese archivo, ni cuáles son los fines”.

Por ahora, han mantenido contacto con los grupos municipales del Partido socialista y de Más Madrid, y tienen agendada una reunión con el concejal de distrito Santiago Saura, de Ciudadanos. “Nosotros confiamos en que el concejal se ponga de lado de los vecinos y vecinas. Creemos firmemente que, por encima de los pactos de gobierno que tengan, debe apoyar la demanda vecinal, confiamos en que lo va a hacer. Es un hombre cabal y creo que es consciente de la barbaridad que supone esto. Ahora, si por el motivo que sea no se pone de nuestro lado porque tiene servidumbres políticas, porque el pacto de gobierno le obliga o lo que sea, nosotros vamos a ir con todo, con todo” asegura Alejandro Merino. “Lo primero que vamos a hacer en cuanto descubramos que están haciendo las prospecciones en la zona es elevarlo a la fiscalía de medioambiente, por un delito de salud pública, y no vamos a parar hasta llegar al tribunal superior de justicia de la UE” concluye.

Los vecinos de Retiro Norte no están solos, han recibido también el apoyo de otras asociaciones vecinales del distrito, de la Federación Regional de asociaciones de vecinos (FRAVM) y otras organizaciones sociales madrileñas, además de las 27.000 firmas y sumando.

Retiro coches
El Paseo de Coches, lugar donde en la actualidad se celebra la Feria del libro en el Retiro, en los años 30.

cuando los populares querían coches dentro del retiro
El Paseo de Coches, principal arteria del parque del Retiro, es el vestigio más evidente de la presencia de coches en el Retiro, que no se hizo efectivo hasta el año 1983. Aquella medida supuso cerrar el tráfico a los once mil coches que pasaban a diario por el pulmón verde del centro de Madrid, una medida que solo se hizo cuando se aseguraron plazas de parking suficientes para absorber las que ocupaban buena parte del parque. En noviembre de 1983, Alianza Popular (hoy, Partido Popular) cuestionaba la decisión municipal de cierre del tráfico rodado por boca de su portavoz, el que iba a ser futuro alcalde de Madrid, José Luis Álvarez del Manzano, que defendió que el paso de coches por el Retiro era un motivo más para disfrutar del parque.

Relacionadas

Patrimonio
El patrimonio nuclear de Lemoiz

El traspaso de la central nuclear de Lemoiz a las instituciones vascas reabre el debate sobre su futuro. Colectivos locales y ecologistas han mostrado su preocupación por el impacto que tendría una piscifactoría, la apuesta del Gobierno vasco para este mastodonte de 200.000 metros cúbicos de hormigón y 1.000 toneladas de hierro a la orilla de la mar.

Patrimonio
Juicio al godo
Las declaraciones del Ayuntamiento de Mérida, con dosis de matonismo, contra los investigadores que han planteado que el Acueducto no sea romano, han ofrecido una imagen de catetismo y provincianismo.
Patrimonio
El TSJM declara ilegal el derribo del Taller de Precisión de Artillería

El tribunal ha estimado dos recursos y declara el plan urbanístico para construir una urbanización de 355 viviendas nulo de pleno derecho. El derribo se aprobó en pleno en noviembre de 2015 con el voto a favor de parte del gobierno de Carmena.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Caída histórica del empleo en marzo: más de 300.000 nuevos parados, sin contar los ERTE

Marzo cierra con 302.365 nuevos desempleados, el mayor incremento histórico en cualquier mes. El número total de parados alcanza la cifra de 3.548.312. La Seguridad Social pierde más de 800.000 afiliados en este mes.

Coronavirus
Bomberos denuncian la ineficiencia y alto coste de la intervención de la UME

El pasado año, un soldado de la Unidad Militar de Emergencias tuvo una media de 0,017 intervenciones; mientras que las de los bomberos de Madrid se elevan a 13,7; a 34,5 en Barcelona, y 13,4 en Bilbao. 

Coronavirus
Liberan a los últimos internos del CIE de Madrid

Continúan abiertos los Centros de Internamientos de Extranjeros de Murcia, Valencia, Algeciras y Gran Canaria, donde la tensión ha ido en aumento al ver que otras personas son liberadas y los CIE cerrados en cumplimiento de la planificación estipulada ante el avance de la pandemia de coronavirus.

Coronavirus
El coronavirus y la caída de las remesas amenazan la economía en África occidental

Casi la mitad de las familias gambianas, y una de cada cuatro en Senegal, reconocen que dependen del dinero que les envía un familiar desde el extranjero. En España, muchos migrantes pierden su empleo y con ello la opción de hacer llegar remesas a sus familiares, una dificultad añadida para la supervivencia de miles de personas en sociedades que viven al día y donde el confinamiento se hace más difícil.

Tribuna
Qué mundo queremos

Antes de la llegada del inesperado virus, filósofos y sociólogos nos avisaban de que nos encontrábamos ante los estertores de la segunda modernidad. De repente lo normal se ha vuelto extraño, nos empezamos a plantear qué es lo verdaderamente útil, funcional, importante.

Coronavirus
Coronavirus y lucha de clases: una justicia de clase

Las consecuencias de la crisis de coronavirus se reparten en función de la posición de cada persona en el escalafón social. También en todo lo que se refiere a una de las columnas vertebrales del clasismo: la impartición de justicia.

Últimas

Obituario
Fausto Sánchez García: una vida comprometida con la clase obrera

Fausto Sánchez García (1928-2020) militante comunista y uno de los impulsores en Asturias de la Querella Argentina ha fallecido esta semana.

Coronavirus
Una política exterior europea a prueba de pandemias

La Unión Europea que entró en la pandemia del covid19 no va a ser la misma que salga de ella. Esta afirmación parece evidente, pero también es cierto que quizá aún no seamos conscientes de todos los ámbitos en los que esto va a ocurrir.

Opinión
El trabajo sexual en tiempos de pandemia

Nos cuesta más atender a aquellas que se han quedado colgadas en los márgenes del sistema, por eso poco o nada se ha dicho sobre las trabajadoras sexuales, que a la fuerza han desarrollado estrategias de resistencia y lucha de las que podríamos extraer muchas lecciones.

Coronavirus
Denuncian al Defensor del Pueblo los insultos a personas durante sus salidas terapéuticas

La organización Plena inclusión recibe a diario quejas de personas que son víctima de “un hecho incívico e intolerante inhumano” y recuerda que la norma permite determinadas salidas, entre ellas a personas con trastornos del espectro autista. Colectivos rechazan la polémica propuesta, difundida por redes sociales, de que estas personas vayan marcadas con un pañuelo azul.

Opinión
Minutos de esperanza

Esta situación, que no es una guerra, pero tampoco es solo una crisis sanitaria, está poniendo en cuestión todo aquello que dábamos por hecho.

Coronavirus
Una cura de solidaridad
Granada vuelve a la carga en defensa de la salud y la asistencia sanitaria pública. Distintas iniciativas ciudadanas preparan materiales de protección.
Tecnopolítica
Viralidades
Sobre el virus, la hostilidad, la necesidad de los cuidados y el deber de inmunizarnos ante el odio y la intolerancia