Opinión
Destapando con el virus falsas noticias universales

Se han derrumbado los mitos de la modernidad y han aflorado a la vida cotidiana lo que pasaban por utopías o lejanos recuerdos del pasado, como el apoyo mutuo que reclamaban y practicaban los anarquistas hace un siglo.

Homenaje muertes coronavirus
Homenaje a las muertes por coronavirus en el barrio de Usera, Madrid Byron Maher
24 mar 2020 10:58

Hasta hace unos años, cuando sobrevivían generaciones que habían padecido aquella tragedia en 1936 de adultos, o incluso de mayores, se oía mucho la expresión “antes” o “después” de la guerra. Para aquella gente había un mundo anterior y otro posterior a un acontecimiento que marcó sus vidas. La mía es la primera generación de la historia de España que no padeció ninguna tragedia, ya sea guerras, pestes o hambrunas. Hasta ahora. Cuando esto pase hablaremos de “antes” y “después” del coronavirus.

No sabemos cuando acabará este espanto ni como quedará el mundo cuando finalice esta pesadilla que hace solo unos días hubiéramos tomado por una obra maestra de ciencia-ficción o una brillante muestra de distopía. No podemos mirar hacia adelante con certidumbre. Sería pretencioso y absurdo, como el paisaje urbano que vemos tras la ventana. Pero sí debemos mirar hacia atrás sin ira. Resulta inteligente y aleccionador.

Echar la vista atrás, solo unos días atrás, es ver un mundo que ya no existe porque se han derrumbado algunos mitos que lo sustentaban. El primero el de la globalización. Se nos contó que se trataba de asumir con entusiasmo la modernidad y el avance de la humanidad hacia un mundo sin fronteras donde fluía el intercambio de personas y mercancías, impulsado por las nuevas tecnologías. Quien se oponía a ello iba contra la implacable realidad y era absolutamente idiota, un pobre aldeano apegado al pasado y a la autarquía, o un romántico digno de compasión. Mentira. Era una nueva fase del desarrollo capitalista, ese caballo desbocado. No cayeron las fronteras, solo evitamos los pasaportes para viajar a algunos países. No desaparecieron los Estados Nación, se fortalecieron. El mejor ejemplo es China, nuevo gigante mundial, de donde vino precisamente el coronavirus. No aumentó la riqueza, excepto para el nuevo capitalismo invisible, de fondos de inversión sin rostro, que la multiplicó para una minoría blindada, al igual que la desigualdad.

Ahí está la patética globalización de la Unión Europea. No era un proyecto, era un negocio. Lo único que interesaba era el euro. No se globalizaron derechos sociales ni políticos. Ni los derechos humanos. No hay una Constitución europea. Ni en tiempos de catástrofe son capaces sus países miembros, ni mucho menos el club de ricos que la controla, de adoptar una rápida respuesta común, primero al problema sanitario y luego a una nueva y tremenda recesión. Cuando España entró en la UE, con el entusiasmo lógico de quien veía en sus instituciones la llama de la libertad durante el franquismo, hubo voces que alertaron contra “la Europa de los mercaderes”. Fueron ridiculizadas. Eras antiguallas de rojos y extremistas. No echamos a tiempo a los mercaderes del templo europeo, del que se apropiaron y en el que se hicieron fuertes. Ahora amenazan con volarlo.

Sigamos con los bulos universales, mucho más letales que los que se propagan por internet, porque aquellos no tienen antídotos y anestesiaron a la inmensa mayoría de la población. El de la eficacia del sector privado en contraste con el público ha resultado demoledor. Se tradujo en una ola de privatizaciones de servicios básicos en todo el mundo desarrollado, empezando por la sanidad. Ahí están las consecuencias, con los hospitales colapsados, los médicos decidiendo quien puede vivir por falta de camas y material sanitario, y los geriátricos convertidos en una espantosa morgue donde conviven ancianos con cadáveres que no son retirados.

Cuando llegó la recesión del 2008, otra crisis cíclica del moderno capitalismo que pagaron los pobres y las clases medias, como siempre, se agudizó el proceso privatizador que había iniciado Margaret Thatcher, empobreciendo al sistema público y enriqueciendo a un puñado de empresarios. Nos alertaron contra lo que estaba pasando las mareas blancas y las películas de Ken Loach, pero los manifestantes en las calles y los seguidores del director británico en sus butacas no nos dábamos cuenta de nuestro error: lo de todos funciona mejor en manos de unos pocos que saben hacer negocios. Va a ser difícil que ni el más fundamentalista entre los neoliberales se atreva a mantener estos despropósitos después del coronavirus. En tal caso que lo encierren, como a todos ahora en nuestras casas, en un psiquiátrico privado, solo para él y financiado con su dinero.

Seguir con el listado de las falsas noticias universales asumidas colectivamente, hasta el punto de que convertían en hereje o alucinado al disidente, se haría interminable, como esta lista de muertos y contagiados que nos sobrecoge a diario. La del fin de la historia de Fukuyama, con el triunfo indiscutible del benéfico capitalismo, la desaparición de la clase obrera con la de las grandes catedrales industriales, porque nadie nos reconocemos en los monos de trabajo sino en la clase media en ascenso, con su pisito en propiedad, el fomento de los emprendedores, ese fraude que consiste en la deserción de las obligaciones del Estado, lo secundario del cambio climático, porque el desarrollismo y el crecimiento económico son dogmas del sistema único que no admite discusión ni reforma....

Se han derrumbado los mitos de la modernidad y han aflorado a la vida cotidiana lo que pasaban por utopías o lejanos recuerdos del pasado, como el apoyo mutuo que reclamaban y practicaban los anarquistas hace un siglo, como si no hicieran con ello otra cosa de seguir una lección de la biología y la naturaleza.

“El mundo está como está por culpa de las certezas”, dice una canción de Jorge Drexler. Al menos con la pandemia se han caído algunas que nos hicieron mucho daño. Cuando acabe saldremos de nuestras casas a enfrentarnos a un mundo nuevo, tampoco con muchas certezas. Aunque cabe aventurar alguna, como la caída de la Monarquía española. Por sus errores, no por el republicanismo del pueblo, como pasó siempre con los Borbones. Hay quien no aprende nunca de la historia. Ni con la histeria desatada.

Relacionadas

Coronavirus
Una red de cuidados antirracista vuelve a ser multada por repartir alimentos a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona multa de nuevo a la Red de Cuidados Antirracistas. El grupo estaba concluyendo una de las rutas por las que distribuyen alimentos a un centenar de personas migrantes.

Coronavirus
Sánchez adelanta al Congreso que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma

El Congreso ha debatido la prórroga del estado de alarma, que durará hasta el 26 de abril. Sánchez, no obstante, ha avanzado que, si no cambian las condiciones, no será la última prórroga que solicita a la Cámara baja.

Los 40ena Principales
[Podcast] Los 40ena Principales | Semana #2 | del 40 al 31
El confinamiento es magnánimo y da segundas oportunidades. Ni que decir tiene que lo de semana ha pasado a ser un decir. Pero oye, ahí va otra. Del 40 al 1, segunda vuelta.
3 Comentarios
#53009 12:20 26/3/2020

mentiras falsa estas desde el mismo gobierno
Recordemos los embustes que nos dijo, Sánchez y su gobierno, a través de su portavoz el Dr. Simón:

24 de enero “Hay una probabilidad de infección muy baja”;

31 de enero “Creemos que España no va a tener como mucho, más allá de algún caso”;

9 de febrero “El riesgo es bajo”;

23 de febrero “No hay virus ni se está trasmitiendo”;

28 de febrero “El riesgo está perfectamente delimitado”;

2 de marzo “No debería ser ningún problema celebrar eventos multitudinarios”;

4 de marzo “No es necesario cerrar los colegios”;

5 de marzo “Nuestros hospitales serán capaces de soportar esta crisis”;

7 de marzo “Suspender actos supondría que el virus circula sin control por nuestro país”.

De todas estas mentiras, la más letal fue la de permitir la manifestación “feminazi” del 8-M, acontecimiento que desencadenó la infección masiva en Madrid. Mentiras que nos han llevado al inicio de un estado de alarma con ya muchos muertos

16 de Marzo "Debido al incremento de contagio, esto está suponiendo un estrés incrementado sobre los servicios sanitarios"
"De los xxxx casos por #coronavirus, xxx están hospitalizados: más del 50% con casos graves y reciben atención domiciliaria"

17/3 El coordinador de Emergencias con 533 muertos y 11.748 afectados se burla de los españoles: ‘Los primeros días de cuarentena pueden ser divertidos’

17 de marzo "Están aumentando los casos cada día pero vamos bien porque nos acercamos al pico alto”.

20 marzo Fernando Simón sobre la cuarentena que incumplió Pablo Iglesias: «Si bien la norma general es la que es, hay excepciones razonables»

21 marzo con 1378 muertos "Se ha usado mucho Internet"

23 Marzo Fernando Simón admite que el estallido de coronavirus se debe a «eventos de masas» pero no cita el 8M

Ultimo recuenro de 3647 muertos

los datos actualizados del contagio cambian por minutos en este enlace puedes ver los reales
https://www.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6

Responder
0
0
#52277 13:58 24/3/2020

Resumiendo, gobierno incompetente, lento y malo. Coreados por Unidas Pandemias

Responder
1
1

Destacadas

Coronavirus
Sánchez adelanta al Congreso que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma

El Congreso ha debatido la prórroga del estado de alarma, que durará hasta el 26 de abril. Sánchez, no obstante, ha avanzado que, si no cambian las condiciones, no será la última prórroga que solicita a la Cámara baja.

Chile
El Salto estrena el documental ‘Rescatistas de la dignidad’, rodado por Javier Corcuera en las protestas en Chile

El Salto estrena Rescatistas de la dignidad, un documental dirigido por Javier Corcuera y rodado en las calles de Santiago de Chile acompañando las protestas de los últimos meses, con especial atención a las llamadas brigadas de primeros auxilios, que asisten a los manifestantes heridos y representan una suerte de fuerza de los cuidados del conjunto de la sociedad chilena.

Coronavirus
La UE observa impotente el giro autoritario en los países del Este

El primer ministro húngaro, Víktor Orban, se ha otorgado poderes casi absolutos para combatir la emergencia sanitaria continuando con su tendencia autoritaria, sin que Bruselas ni el Partido Popular Europeo, del que forma parte, tomen medidas. El apoyo del PP español ha resultado clave para que el coronagolpe de Orban no tenga consecuencias.

Comunidad El Salto
Carta a nuestras lectoras
Cada día nos leéis más gente y eso es muy importante para nosotras pero, ahora más que nunca, necesitamos que des el salto.
Coronavirus
Una red de cuidados antirracista vuelve a ser multada por repartir alimentos a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona multa de nuevo a la Red de Cuidados Antirracistas. El grupo estaba concluyendo una de las rutas por las que distribuyen alimentos a un centenar de personas migrantes.

Coronavirus
Póliz (CGT): “Tememos que los nuevos Pactos de la Moncloa sirvan para eliminar derechos laborales y sociales”

El secretario general de la Confederación General del Trabajo denuncia que las medidas tomadas hasta ahora repercuten en el bolsillo de la clase trabajadora y reclama una renta básica como solución inmediata a la crisis abierta por el coronavirus.

Coronavirus
Colectivos sociales denuncian la falta de intérpretes en el sistema sanitario

Organizaciones sociales denuncian que la inexistencia de un servicio eficaz de intérpretes en el ámbito sanitario pone en riesgo la vida de personas migrantes ante la imposibilidad de comunicarse con la asistencia telefónica dispuesta para consultas sobre el coronavirus.

Coronavirus
Muchos clientes, poca empatía

Las empleadas de los supermercados denuncian la falta de compromiso en los consumidores ante los protocolos contra el covid-19.

Coronavirus
Rafael Correa: “Pagar ahora las deudas externas significa perder vidas”

Líderes políticos de Latinoamérica como Dilma Rousseff, Jorge Taiana, Gustavo Petro, Camila Vallejo, Maximiliano Reyes, Álvaro García Linera y Rafael Correa exigen la condonación y reestructuración de las deudas externas para luchar contra el Covid-19

Últimas

Coronavirus
Crónica de un confinamiento valenciano

Solo al principio se nos permitió reflexionar, hasta cierto punto, sobre la gravedad del asunto. La segunda fase fueron los reproches, las maldiciones y las culpas individuales e individualizadas. Después las calles se vaciaron y la enfermedad se extendió, y con ello el sentimiento generalizado de que, aunque podríamos estar peor, estamos mal.

Feminismos
Crack Up! Feminismo, pandemia y después
Pensamos, desde una perspectiva feminista, las posibles salidas a la crisis actual en relación a la deuda, la vivienda y los modos de producción
Literatura
Un paseo con Las Sin Sombrero por Madrid

Domingo, un grupo de mujeres recorre las calles de Madrid siguiendo el rastro de aquellas que cambiaron la historia.

Coronavirus
Balcones y rosas

Estamos dotando de un nuevo significado a ciertos trabajos, o mejor dicho, rescatando un antiguo significado para ellos que nunca debimos dejar que desaparecieran.

Coronavirus
“Nos han robado la oportunidad de vivir juntos el nacimiento de nuestro hijo”
Las matronas y madres ganan su particular batalla y logran tumbar una directriz de la Generalitat Valenciana que prohibía el acompañamiento durante el parto. Aunque llega tarde, el nuevo protocolo sirve de aviso para hospitales y otras comunidades autónomas: quienes vulneren los derechos de las embarazadas tendrán a las matronas enfrente.