Manteros
Lavapiés recuerda a Mame Mbaye a un año de su muerte

Hoy hace un año que el vecino senegalés Mame Mbaye murió tras una persecución policial. El Sindicato de Manteros, al que perteneció, ha convocado una concentración para rendirle homenaje en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés.

Un manifestante sostiene el retrato de Mame Mbaye en la manifestación del 16 de marzo de 2018.
Un manifestante sostiene el retrato de Mame Mbaye en la manifestación del 16 de marzo de 2018. Sara Sda

publicado
2019-03-15 07:00:00

El 15 de marzo de 2018 fue un día soleado. Mame Mbaye tomó su mercancía animado por un amigo. Fueron al centro, a esas calles transitadas por turistas y gente de paso que de vez en cuando compra a los vendedores ambulantes permitiéndoles sumar algunos euros. Estuvo en la Puerta del Sol, alerta, ante la eventual llegada de la policía municipal. Cuando vieron a los agentes aparecer con las motos, salieron corriendo, según narró poco después el amigo que le acompañaba a El Salto. Los agentes salieron detrás.

Poco después el cuerpo de Mame Mbaye se desvanecía en la calle del Oso, en Lavapiés. Su corazón se había detenido. Llegado a España doce años atrás, Mbaye nunca había conseguido regularizar su situación, quedándole como último recurso la manta. “No puedo más”, cuentan que dijo, sin aliento, mientras huía de la policía.

El amigo que acompañaba a Mame intentó socorrerlo junto a otras personas. Al llegar la policía, lo apartaron. Durante dos horas les mantuvieron sin noticias sobre su situación hasta que se enteraron por las redes. Mame había sufrido un paro cardíaco. Decenas de manteros empiezan a congregarse, la tensión y la rabia van en aumento. Cuando las fuerzas de seguridad se llevaban el cuerpo del senegalés, la rabia se traduce en botellas volando y enfrentamientos.

180316 Concentración Mame Mbaye 01
Concentración del 16 de marzo en protesta por la muerte de Mame Mbaye Dani Gago

“Un mantero de 35 años y origen subsahariano ha fallecido esta tarde de una parada cardiorrespiratoria en el corazón del madrileño barrio de Lavapiés en circunstancias que todavía se investigan debido a las diferentes versiones sobre los hechos transmitidas”, anunciaba la agencia Europa Press horas después de la muerte de Mame en una nota de prensa que adelantaba la confusión. En la misma se apuntaba a fuentes policiales contrapuestas: unas, negaban la persecución, versión que defendía el Ayuntamiento. Otras, admitían una persecución que habría arrancado cerca de la Plaza Mayor.

A pesar de los testimonios de los testigos que hablaban de persecución policial, y de datos del Samur que respaldarían este hipótesis, los diarios digitales abrazaron la tesis de la “muerte fortuita” cargando contra quienes protagonizaron las protestas, y contra Podemos. El relato sobre la muerte de Mame ya era objeto de disputa. 
La batalla del sentido empezó a ejercerse con otras armas. Sindicatos policiales reaccionarían acusando a los críticos. Tanto el portavoz del Sindicato de Manteros, Malick Gueye como la concejala de Ahora Madrid, Rommy Arce enfrentan procesos judiciales por calumnias e injurias, tras haber señalado públicamente racismo institucional en la actuación de la policía.

Los compañeros del Sindicato de Manteros, convocaron al día siguiente, 16 de marzo, una concentración en la Plaza Nelson Mandela. Una marcha recorrió Lavapiés haciendo un homenaje a Mbaye en la calle donde falleció, que era la misma donde había residido. En Barcelona o Pamplona se sucedieron manifestaciones en memoria del mantero.

El día 20, en rueda de prensa, desde el Sindicato ratificaron la persecución policial que precedió a la muerte de Mame Mbaye, frente a las versiones difundidas por la prensa y las declaraciones contradictorias del concejal Javier Barbero. Recordaron que la muerte de Mame Mbaye, se daba en un marco de recrudecimiento de la presión policial sobre los vendedores ambulantes, perseguidos con frecuencia y despojados de sus mercancías. Dos días después, el concejal de Seguridad Javier Barbero, reconocía que había habido persecución policial.

“El racismo institucional condena a la explotación, exclusión, invisibilidad, criminalización”, rezaban los carteles con los que,  el Sindicato de Manteros de Madrid empapeló la ciudad a finales de 2017. La muerte de Mame Mbaye se ha convertido en un símbolo de los efectos de este racismo, un hecho traumáticoque espoleó al movimiento antirracista. También en Barcelona, con la ocupación de la escuela Massana por parte de colectivos antirracista, Mame poblaba los discursos de quienes denunciaban las consecuencias de la Ley de Extranjería o la penalización de la manta.

Hoy, 15 de marzo a las 18h, el Sindicato de Manteros ha convocado una concentración en memoria de Mame Mbaye. Hace dos días, lanzaron una campaña en redes en su recuerdo #MameNoOlvidamos, con la que llamaban al acto de esta tarde.

Algunas de las respuestas al tweet de los manteros y a otras de las publicaciones que hacen a través de las redes sociales, son una radiografía del racismo social en el Estado. A 12 meses de la muerte de Mame, los discursos de la derecha se han recrudecido y la figura del mantero se presenta como uno de los sujetos más expuestos a un sentido común xenófobo y anti-inmigrante en expansión. En este contexto, y con Mame Mbaye en el recuerdo, desde el Sindicato de Manteros volverán a Lavapiés para exigir el fin del racismo institucional y recordar que sobrevivir no es delito.

Relacionadas

Manteros
Una placa para que la muerte de Mame Mbaye no caiga en el olvido

Un centenar de personas se ha concentrado en Lavapiés para recordar a Mbaye y denunciar que las persecuciones policiales han aumentado. 

Migración
“La muerte de Mame es la cristalización del racismo institucional”
Paula Guerra, presidenta de SOS Racismo Madrid, hace balance de la política municipal en relación a las personas migrantes, refugiadas y racializadas.
5 Comentarios
#32230 13:34 26/3/2019

Qué manera mas descarada de mentir.

Responder
0
0
#31688 14:59 15/3/2019

Es increíble como tiempo después se sigue con el dilema de la persecución policial , es una tragedia el fallecimiento de una persona siempre lo es , pero no hubo persecución, pero si dos personas intentando devolverle la vida a otra sin cesar durante 35 minutos , hasta que llegaron los equipos sanitarios , samur certificó la muerte natural de esta persona y no al contrario, por mi parte todo mi apoyo a esas dos personas que intentaron salvar a otra .

Responder
5
2
Martín Cúneo 12:53 17/3/2019

Es compatible perseguir a alguien, que le de un infarto y luego hacerle respiración asistida. Sí hubo persecución policial.

Responder
1
4
#31782 13:23 17/3/2019

Respeto tu opinión , pero hay que ser justo , esos policías pasaron por ahí, dicho por todos los testigos y hasta por la persona que lo acompañaba, la verdad es una , las interpretaciones guiadas por la falta de objetividad y por simplemente malestar hacia el gremio policial .

Responder
1
1
#31757 18:59 16/3/2019

Luego se quejan de la manipulación de los medios del grupo Prisa y de las fake news, cuando estos de El Salto hacen lo mismo o peor.

Responder
3
2

Destacadas

Impuesto de sucesiones
¿Quién paga el Impuesto de Sucesiones en cada comunidad autónoma?

Eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se ha convertido en una de las principales banderas de los partidos de derecha, pero ¿cuánto dejarían de ingresar las comunidades autónomas si se suprime?, ¿quién dejaría de pagarlo?

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

Honduras
Laura Zúñiga Cáceres: “España tiene una responsabilidad en la realidad hondureña”
Laura Zúñiga continua la lucha de su madre, Berta Cáceres, mientras combate la impunidad a tres años de su asesinato, y denuncia cómo el régimen hondureño sigue acosando a quienes defienden el territorio con la complicidad de estados como España. 
Violencia machista
Las víctimas de violencia de género en pareja denuncian pese al miedo y la precariedad

Un estudio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género refleja que la mitad de las mujeres están en situación de desempleo o realizan trabajo no remunerado cuando dan el paso de verbalizar su situación de violencia. El 50% declara entre los motivos de no haber denunciado antes el miedo al agresor y un 54% aseguró que dio el paso porque “psicológicamente se encontraba tan mal que tenía que salir”.

Bestiario
Joan Ribó, el hombre del mando invisible
Joan Ribó, el hombre que sacó de la alcaldía de València a Rita Barberá después de 24 años de gobierno ininterrumpido busca revalidar el cargo.