Zona socias
En esta época de excepcionalidades, nuestra excepción

Una época de excepcionalidades a la que tenemos que añadir la nuestra.

20 mar 2020 12:53

El colectivo de empleadas de El Salto hemos celebrado recientemente una reunión de urgencia en la que nos hemos visto obligadas, por recursos y principios, a asumir una serie de excepciones —comunicadas al Colectivo Editor— para abordar la crisis por la que estamos pasando. Una de ellas afecta a las socias: no producir ni distribuir el número impreso del mes de abril de El Salto, que iba a ser el primero de la edición única multilingüe votado mayoritariamente por las socias. 

Hemos tenido que tomar esta decisión, principalmente, por una cuestión de salud laboral. No solo de las empleadas, que estamos intentando dar lo mejor de nosotras para prestar un servicio público en el marco de esta crisis y sostener El Salto desde el teletrabajo alimentando más que nunca la web, sino también de las personas que intervienen en la cadena productiva que hace posible que El Salto llegue a vuestras casas. Los trabajadores de las empresas de reparto están en pie de guerra para que se reduzca su carga laboral solo a las entregas de primera necesidad y en condiciones de seguridad adecuadas, y desde aquí queremos apoyar estas reivindicaciones de la forma más coherente que podemos: reduciendo al mínimo el uso de sus servicios. En cuanto al reparto en bicicleta —una apuesta de El Salto por razones medioambientales, de autogestión y a favor de la economía social y solidaria—, además de los aportes voluntarios mediante el bono ecológico que habéis hecho las socias con vuestras suscripciones, hemos decidido que la cooperativa asumirá, al menos, un 75% del importe que se habría gastado en este servicio en abril.

Tampoco se puede obviar que hay una serie de tareas relacionadas con la producción de la edición impresa que no podemos llevar a cabo mediante esta modalidad de trabajo. Esto se suma a la convicción de que, en este momento, la mejor forma de ser una herramienta de transformación social es informar de la crisis que ha acaparado nuestro día a día, en todos los ámbitos, desde la veracidad y el cuidado, poniendo el foco en los aspectos laborales y sociales que se están derivando y se van a derivar de la pandemia. El Salto se compromete a no devaluar los derechos laborales ni los salarios de las personas empleadas del proyecto, aunque eso implique menguar su viabilidad. Llevamos tiempo repitiéndolo: no queremos que la crisis la paguen las mismas de siempre. 

Abordábamos este nuevo número con mucha ilusión por ser el primero de la edición única multilingüe y suponemos que así lo esperaríais también vosotras. Durante estas semanas vamos a preparar materiales con los que compensar la ausencia de revista de este mes: dispondréis de una serie de boletines que recibiréis al correo electrónico y durante los próximos meses tomaremos medidas extraordinarias para solventar los inconvenientes que pueda generar esta decisión. No sabemos cómo va a afectar esta crisis a nuestras cuentas, pero os lo comunicaremos lo más pronto posible, con la transparencia que hemos intentado mantener desde nuestro inicio, en el contexto de una Asamblea General de la que os daremos más información próximamente. 

Gracias de nuevo por vuestra comprensión y por las muestras de apoyo a raíz de los recientes comunicados que os hemos ido enviando. Vuestra respuesta nos está emocionando. El proyecto lo formamos personas, cada una con nuestras propias circunstancias y, como es lógico, estamos viviendo esta crisis con altibajos emocionales y muchas incertidumbres. En este contexto, vuestro cariño es más necesario que nunca y vuestro apoyo nos está haciendo más fuertes. 

Siempre agradecidas,

Colectivo Editor El Salto

P.D. ¿Puedo colaborar en algo más?

Sois muchas las que nos enviáis mensajes en este sentido, aquí algunas de nuestras propuestas:

1- Difunde nuestro contenido: llegar a más gente nos acerca cada día más al objetivo de la transformación social.
2- Regala El Salto : alguna persona cercana, personas privadas de libertad, estudiantes precarios... seguro que se te ocurren personas a las que les haría mucha ilusión.
3- Dona : cualquier aportación económica nos ayudará a mantener el proyecto.

Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas
4 Comentarios
#55382 9:40 5/4/2020

Se para el capitalismo que criticáis y no podéis editar...necesitáis al capitalismo que ironía y que excusa mas endeble para justificarlo

Responder
2
4
#55203 2:54 4/4/2020

Ps no cobréis el mes de abril. Yo trabajo desde casa y ni tan mal. No se os pide el diario físico ahora, pero qé costaban unos artículos alejados dl sensacionalismo? La casa es un templo pa rendir culto al tiempo.

Responder
0
4
#54994 22:56 2/4/2020

Ley mordaza a los comentarios que no os gustan

Responder
1
3
#54626 17:33 1/4/2020

Hacéis muy bien parando. Yo, personalmente, no entendería otra opción, dadas las circunstancias. ¡Ánimo y adelante! Por aquí os seguimos leyendo :-)

Responder
5
0
Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas

Destacadas

Temporeros
Los jornaleros no son bienvenidos en los hoteles de Lleida

Aunque el futbolista Keita Baldé se ofreció a pagar por adelantado el alojamiento de 200 trabajadores que duermen en la calle, los establecimientos están presentando excusas para no facilitar sus habitaciones.

Precariedad laboral
Los riders se reúnen con la ministra de Trabajo para exigir que se aplique la ley laboral

Riders X Derechos acudirán a la cita acompañados de representantes de la Unión de Autónomos UATAE y de Taxi Project. “Con la presencia de estos compañeros queremos mostrar la fuerza y unidad de la clase trabajadora”, resume Felipe Corredor.

Migración
Las personas solicitantes de asilo no podrán optar al ingreso mínimo vital

Al contrario de lo que se había anunciado previamente, los solicitantes de asilo quedan excluidos del ingreso mínimo vital. Se suman a las 600.000 personas migrantes en situación administrativa irregular que han quedado fuera de esta medida.


Coronavirus
Torrejón testea a su población en contra de las recomendaciones sanitarias

La localidad madrileña analiza la seroprevalencia de su población pese a que la OMS sigue sin recomendar los análisis masivos. Podemos Torrejón denuncia opacidad en la toma de la decisión y alerta de que puede ser contraproducente.


Estados Unidos
Trump, en un búnker, señala al movimiento Antifa como el enemigo a cazar

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a todo el país, en un movimiento que ya se compara con los disturbios que, a finales de los 60, impulsaron el movimiento de los derechos civiles. Al menos cinco personas han muerto en el contexto de las manifestaciones. Trump pide considerar terroristas a los antifascistas.

Sanidad
El Gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el Gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Pobreza
Mínimo sí, vital ni por asomo

El Gobierno demuestra una enorme soberbia al despreciar la nueva oleada de pobreza que está generando la crisis del coronavirus. La mejor demostración de ello es que para optar al ingreso mínimo vital se tendrán en cuenta los ingresos percibidos en 2019.

Últimas

Comunidad de Madrid
Los municipios más pobres son los más afectados por el recorte de 14.000 plazas escolares aprobado por Ayuso

Los recortes en educación de la Comunidad de Madrid afectarán especialmente a las ciudades de renta más baja y los distritos con más carencias de la capital. En total se perderán más de 14.000 plazas en todo el ciclo desde infantil a bachillerato.

Menores tutelados
Ni familia ni apoyo social, el futuro de los menores migrantes en Andalucía

Con el verano a las puertas y el mar aún en calma, Andalucía prevé un incremento en la llegada de personas migrantes. Pese a ello, la Junta recorta 142 plazas destinadas a la acogida de menores migrantes sin referentes familiares desde el 1 de junio.


Crisis económica
Estados Unidos: coronacapitalismo y su inminente colapso

La riqueza privada siempre ha prevalecido sobre la salud pública en el manual de instrucciones capitalista. Aun así la enormidad de la crisis y el potencial explosivo de transformación que ésta encierra están cambiando las reglas y puntos de vista sobre el bien común.

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal.