COP25
La Marcha por el Clima tomará Madrid y Santiago de Chile este viernes

La protesta, que se prevé masiva, dará inicio a una Cumbre Social por el Clima paralela a la COP25 en la que la sociedad civil se organizará con el fin de presionar a los mandatarios del mundo para que pongan en marcha una mayor ambición climática.

Rueda de prensa Ecologistas COP25
Rueda de prensa de la Cumbre Social por el Clima Alberto Astudillo

publicado
2019-12-04 14:50

Todos los ojos, y todas las cámaras, están fijos en Madrid estas dos semanas —del 2 al 13 de diciembre— en las que la capital del Estado español acoge la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25). Pero uno de los principales eventos asociados a la Cumbre no tendrá lugar en el recinto oficial del IFEMA. La Marcha por el Clima, una protesta convocada por multitud de colectivos sociales de todo el planeta, pretende ser la gran demostración de fuerza del llamado movimiento por el clima que este año ha cogido aún más fuerza con la aparición en escena de movimientos internacionales como Fridays for Future o Extinction Rebellion.

Pero la movilización no se celebrará solo en Madrid. Santiago de Chile, ciudad que hasta hace solo un mes tenía previsto acoger la COP, albergará una manifestación paralela bajo el mismo nombre y paraguas. 

Las protestas cuentan con el respaldo de más de 500 entidades en el Estado español, capitaneadas por las federaciones Fridays for Future, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por la Emergencia Climática, organizaciones que se han adherido al llamamiento a participar en la Cumbre Social. En Chile, la Cumbre de los Pueblos, Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) y la Minga Indígena serán las entidades que lideren las protestas.

Despertar climático

“Nadie duda ya que 2019 ha sido el año del despertar climático, del despertar de la sociedad civil, de los movimientos sociales y de los jóvenes, que se han levantado para pedir más ambición y medidas valientes a toda la clase política para hacer frente a la emergencia climática, que no cambio climático”, señalaba Pablo Chamorro, portavoz de la Cumbre Social este miércoles desde el espacio de convergencia habilitado por los movimientos sociales en Madrid.

El portavoz se refiere a los éxitos de las huelgas estudiantiles y marchas contra la emergencia climática convocadas a nivel internacional el 15 de marzo  y  el 27 de septiembre, jornada esta última en la que se celebró la Huelga Mundial por el Clima, un evento global que sacó a siete millones de personas a la calle, 400.000 de ellas en el Estado español.

La protesta en Madrid comenzará a las 18 horas en la plaza de Carlos V, junto a la estación de Atocha, y transcurrirá por el eje Prado-Recoletos hasta Nuevos Ministerios, donde tendrá lugar un cierre que contará con la presencia de la joven activista sueca Greta Thunberg; la líder indígena y presidenta de Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil, Sônia Guajajara, o el actor español Javier Bardem. La clausura de la manifestación también contará con las actuaciones musicales de Los Canallas, Thomas Potiron, Macaco y Amaral, entre otros.

Contrapoder

“El 6 de diciembre nos movilizamos gente de todo el Estado y de todo el mundo que vienen apelados por la COP25 a generar un discurso en la calle, una narrativa de contrapoder, una contestación social más que necesaria en el contexto de la Cumbre”, ha señalado Chamorro.

La manifestación dará pie a una Cumbre Social que tendrá lugar del 7 al 13 de diciembre, principalmente en el edificio multiusos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). “Contaremos durante esos días con un programa de más de 300 propuestas de todos los movimientos que secundan la Cumbre Social”, entre ellas talleres, conferencias y espacios de debate. La cita también contará con varias actuaciones musicales

El objetivo de el espacio alternativo es “generar contrapoder y una alternativa a la narrativa alternativa a los espacios más oficialistas que se dan cita en el IFEMA”, tal como ha señalado el portavoz. “La emergencia climática ya no es algo abierto a debate. Está aquí, es real y son muchas las voces diversas necesarias para hacerle frente”, alertan desde los colectivos organizadores del foro.

La casa en llamas

En la presentación de la Marcha por el Clima y de la Cumbre Social, la portavoz de SCAC Chile, Estefanía González, ha destacado la  represión “brutal” que han sufrido la sociedad  y los movimientos sociales chilenos durante las últimas semanas. “Más de 200 chilenos han perdido sus ojos”, señalaba en una rueda de prensa en la que ha permanecido con un ojo tapado en señal de protesta. “Queremos que no se invisibilice lo que ocurre. El mundo está despertando y como sociedad civil no vamos a parar hasta ver acciones concretas y derechos que tienen que ver con nuestra vida”.

Por su parte, el coordinador de Minga Indígena y mapuche del pueblo lakfenche, Juan Antonio Correa, ha destacado que los indígenas son los “primeros afectados por el cambio climático”. “Solo tenemos esta madre Tierra. Se nos está quemando la casa”, añadía.

En referencia al cambio de sede de la Cumbre, la portavoz de Fridays for Future de Santiago de Chile, Ángela Valenzuela , ha destacado : “Se supone que la COP25 iba a ser una COP latinoamericana, pero no ha sido así, así que traemos su voz”. “Llevamos más de 25 años —señalaba en referencia a las 25 cumbres por el clima celebradas desde 1992—  y aún así no han logrado poner como prioridad los balances de los ecosistemas del planeta. Quienes causaron el problema son los países del Norte y las transnacionales, y quienes la sufrimos somos el planeta, denunciaba.

Por su parte, el coordinador de Energía y Clima de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, ha señalado que esta COP “es la última oportunidad para cerrar los compromisos del Acuerdo de París”, remarcando las negociaciones están muy lejos de cumplir los objetivos marcados, especialmente en lo referente a la ambición climática y a la financiación del Fondo Verde para el Clima, instrumento vital para la puesta en marcha del Acuerdo.

Relacionadas

Tribuna
COP25: comprender y superar el enésimo fracaso

Existe un hilo que conecta las protestas en las calles de Santiago y el futuro del clima: la tarea política fundamental del siglo XXI es enhebrarlo.

Personas refugiadas
Refugiados climáticos: ¿una herramienta para la justicia global?

La propuesta de ampliar la definición de persona refugiada dando pie al término refugiado climático persigue defender los derechos humanos. Sin embargo, se debate que este concepto pueda acabar resultando en una nueva herramienta de control migratorio. 

Crisis climática
Descolonización ante el racismo ambiental y el ecologismo blanco

Cuando los pueblos originarios hablan, debemos callar y escuchar con el respeto que merecen. Ellos son quienes están sosteniendo la vida en el planeta, quienes más han aportado a su preservación, quienes han tenido que enfrentar el genocidio colonial, quienes resisten al neocolonialismo extractivista actual.

1 Comentario
#44130 18:59 4/12/2019

La sociedad civil va por delante de los gobiernos que dependen de las multinacionales para sus puertas giratorias.
Parece como si los dueños de esas macroempresas no vivieran en este planeta del que son principales enterradores.
Los jovenes lo han visto claro, solo falta que renuncien a comprar en Amazon para salvar el Amazonas.

Responder
3
1

Destacadas

Senegal
Buscar agua bajo la tierra

Beber, alimentar al ganado, llenar los coloridos barreños chinos del agua suficiente para que pueda continuar la vida. Todo depende de un pozo.

Salud mental
La Ley de Salud Mental argentina a diez años de su sanción
El Gobierno de Cristina Kirschner aprobó una ley para la reforma de las instituciones de salud mental, un esfuerzo que sufrió todo tipo de obstáculos y se quedó sin aplicar.  
Crímenes del franquismo
La justicia española da la espalda a 59 de las 61 querellas presentadas por crímenes del franquismo

Ceaqua lamenta que los juzgados españoles han ido archivando prácticamente todas las querellas presentadas, tanto por particulares como por instituciones, por crímenes del franquismo. La causa por el bombardeo de la aviación italiana en Barcelona es una de las pocas que sigue en fase de investigación.

Infancia
Vicente Tovar: “El caso Infancia Libre no existiría sin los medios”

El abogado Vicente Tovar asumió en octubre de 2019 la representación de María Sevilla y Rocío de la Osa, presidenta y vicepresidenta de la asociación Infancia Libre.

Infancia
Un juez ordena la entrega inmediata a su madre de la hija de la exvicepresidenta de Infancia Libre

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada devolvió en noviembre la custodia de su hija a Rocío de la Osa, que le había sido retirada de forma provisional en junio. La familia ha obstaculizado desde entonces la entrega de la menor.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.
Residuos
Cuando despertó, los residuos todavía estaban allí

Es necesario poner en marcha sin mayor retraso una política de residuo cero. Casos como el acontencido en la Comunidad de Madrid en las últimas semanas evidencian la falta de previsión y la inacción de las administraciones públicas (in)competentes sobre el tema de residuos.

Oriente Próximo
EE UU-Irán: cuatro décadas de tensión contenida... y entonces llegó Trump

El asesinato selectivo del general Solemani se suma a los miles que ha llevado a cabo Estados Unidos en el extranjero tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, pero es la 'ejecución extrajudicial' que más graves consecuencias puede tener a nivel mundial.

Capitalismo
Capitalismo y patriarcado

Si queremos analizar el nivel de patriarcalización de un país, deberemos medir no solo la mercantilización de las mujeres sino su familiarización.