Carnaval de Cádiz
La Andalucía peregrina

He de confesar al lector que la persona con la que he compartido más tiempo durante estas largas semanas de confinamiento ha sido con Don Juan Carlos (el Aragón, no el corrupto Borbón, no se vaya a llevar usted equivocación). Sus coplas han sido tintos de verano para uno de los tantos andaluces condenaos a vivir en tacitas, hogares pequeños en los que también uno puede sentirse millonario. Este artículo bebe de su obra, un humilde homenaje para agradecerle la cantidad de horas de alegría.

Emigración emigrantes Andalucía
Algunos de los destinos en el “peregrinaje” de los andaluces de ayer y hoy. Ricardo Barquín Molero

Militante andalucista

8 may 2020 11:30

Cuando aún no hemos empezado la tan deseada desescalada, una certeza ya parece evidente en esta tormenta de incertidumbre. Si hay un pueblo que vaya a pagar con creces las consecuencias del virus, esa será el andaluz. A alguno no le sorprenderá, ya que también fuimos los principales castigados por la crisis financiera de 2008. Aquello tampoco fue novedad, cuando la reconversión industrial no es difícil adivinar a quiénes engañaron. Hace cien mil primaveras que nos acostumbramos a costear las copas de más de otros, ¡nosotros!, pueblo señalado desde hace cien mil otoños como holgazanes, vagos y maleantes. No son adjetivos escogidos al azar, sino la selección de algunos de los muchos descalificativos pronunciados por terratenientes y chulos a caballo “como el cabrón del Cayetano”, uno de tantos que representan a esa pléyade de señoritos dedicados a explotar a generaciones y generaciones de andaluces trabajadores.

Las cifras de desempleo que se comienzan a barajar son desoladoras, asumiendo Andalucía prácticamente la mitad de los nuevos parados provocados por el Coronavirus. Nosotros, poco dados al nacionalismo desde los albores de la historia, enfermamos de gripe cuando el mundo tose. Con un virus desconocido, da miedo imaginar cuán mal vamos a pasar los próximos años. Mientras asimilamos la tragedia recién comenzada, da que pensar que no paguen igual que nosotros esta crisis todos esos mandatarios populistas que culpan a China – como si no hubieran avisado de la que se venía – y a la OMS (cualquiera pensaría que con una comparsa sobre la pandemia quizás les hubieran hecho caso). Parece que a los andaluces solo nos queda culpar a las conspiraciones. Tenemos el consuelo de que en esta ocasión no nos engañarán, como en aquella reconversión industrial que nos condenó sin derecho a juicio a ser juglares de bares, ferias y hoteles.

No sé como nadie nos ha definido a los andaluces, con la de calificativos románticos y denigrantes que nos han adjudicado, como un pueblo peregrino

Las posibilidades de trabajo digno, escasas antes de la llegada del bicho, se tornan ahora aún más difíciles. “No me ha preguntado mi viejo si me agobia el paro”, dando por supuesto que me hallo en solidaridad con el otro millón de parados – por el momento – actuales en Andalucía. No sé como nadie nos ha definido a los andaluces, con la de calificativos románticos y denigrantes que nos han adjudicado, como un pueblo peregrino. Nuestro eterno retorno al extranjero se torna pauta común a lo largo de la historia, huyendo de la miseria, claro, pero también del paraíso en la tierra que supone este “sur pobre pero caliente”. Iniciamos en nuestra marcha un caminar lleno de pesares, aceptando todos los sueños incumplidos de prosperar en la tierra que nos vio nacer. Porque cuando uno se va de Andalucía lo que se siente debe ser muy similar a abandonar el barrio. No podemos dejar pasar la otra gran peregrinación, aquella que transcurre desde los barrios trabajadores hacia las oficinas del INEM. Para tanto estereotipo de que no queremos trabajar, aún nadie me ha explicado porque insistimos tanto en buscar trabajo. Aunque bueno, después de meses sin vernos, el INEM puede ser un espacio de reencuentro respetando el estado de alarma y el distanciamiento social.

Culturas
Capitán Veneno

Esta ciudad se fundó así. En las penas y en las alegrías, en las leyes de seis mil años de antigüedad que estaban en verso y, con seguridad, se cantaban. En la guasa y el hambre, en la carne de bragueta y en Haydn componiéndole a la Santa Cueva. En la felicidad y la desgracia. Uno de los días más felices de mi vida como escritor y una de las tristezas más grandes.

Nuestra condición de pueblo peregrino trasciende lo económico, por si algún despistado desconoce que el andaluz solo puede sentirse millonario en su tierra. Hay varios sucesos a rescatar aquí. Primero, aquella Desbandá, donde peregrinamos por carreteras escarpadas sin descansar un instante huyendo de la muerte, representada en la figura del genocida Queipo de Llano. Segundo, en aquel cuatro de diciembre cuarenta años después, donde decidimos que ya tocaba unirnos para pedir autonomía, sinónimo del pan, trabajo y dignidad negados por el franquismo. ¡Ojo!, nuestro carácter peregrino no nos convierte en ningún pueblo elegido, sabedores de lo que ocurre cuando un pueblo se cree digno de tal mención. Quizás por ello solíamos condenar con firmeza a “los gobiernos que enfrentan a sus pueblos por frontera”. Escribo en pasado porque bueno, en este, último acontecimiento destacable – otros cuarenta años después – quién nos iba a decir después de todo lo sufrido por “ser la patria del sur, esa que el andaluz quiso tanto” que seríamos los primeros en abrir la puerta a los señoritos a caballo…

Un momento como este se antoja único para avivar el grito de la gente, agónico aullido de un pueblo cansado de su continuo marchar

La situación actual es trágica. Descubrimos hace ya un tiempo cómo iba a ser lo de la moneda única en Europa, cumpliéndose aquello de “el que la coja primero para él”. Hoy, el primer ministro holandés aparece haciendo gala de un exacerbado nacionalismo a la vez que provoca pérdidas milmillonarias al resto de miembros de la Unión Europea. En España la cosa anda algo mejor, aunque el ‘protogolpismo’ y la ‘bulocracia’ amenazan a un Gobierno elegido por la gente. Aquí, con la Junta de Andalucía intentando aplicar una Doctrina del Shock neoliberal vía decretazo mientras la otrora mayor organización civil progresista andaluza se halla enferma y malherida, la coyuntura no parece halagüeña. En este clima de incertidumbre y desafección política, donde oportunistas como Spiriman buscan sacar tajada del dolor, no me cabe lugar a dudas de que el pueblo de Andalucía será la última línea de defensa frente a esta terrible crisis sanitaria, económica y social. Es momento de acoger como lema el ¡Cádiz resiste!, entonado en la última comparsa de Juan Carlos Aragón, extendiendo su mensaje a toda Andalucía.

Un momento como este se antoja único para avivar el grito de la gente, agónico aullido de un pueblo cansado de su continuo marchar. En esta tarea, las coplas de Juan Carlos Aragón suponen una oportunidad para todos aquellos creyentes en una Andalucía en pie no contra ningún otro pueblo, sino por sus derechos, su libertad y su dignidad. Después de que el virus nos haya separado a los unos de los otros, rompiendo ese hilo de resistencia basado en la comunidad mediante el que hemos aprendido a afrontar la pobreza, el desempleo y la precariedad, es momento de unirnos para que el pueblo vuelva al gobierno. Ha llegado la hora de que este pueblo, empezando por cada uno de nosotros, recupere su autoestima y deje atrás a esa vergüenza en forma de desigualdad, discriminación y menosprecio a los que lleva sometido toda su infancia. Aún con todo lo malo, nos queda una historia común de gente anónima cuya vida se ha llenado de colores tras las décadas del blanco y negro franquista. Confío compañera en que “si tú recitas conmigo los tiempos contiguos del verbo volver, serán para siempre”, podremos encontrarnos en este continuo peregrinar por la dignidad de Andalucía.

Carnaval de Cádiz
Carnavales de Cádiz: mujeres de calle y letra

La primera chirigota callejera 100% femenina sale a cantar a la calle en 1995 y en los últimos diez años se han multiplicado las agrupaciones ilegales integradas solo por mujeres. Actrices, pedagogas, funcionarias, licenciadas en Derecho o Humanidades. Son gaditanas y han llevado, de manera más o menos intencionada o consciente, la perspectiva de género al Carnaval de Cádiz.


COPLAS CITADAS

Pasodoble “En el norte los del norte”. Las ruinas romanas. 1997.

Pasodoble “Aunque diga Blas Infante. Los yesterday. 1999.

Pasodoble “Hoy me ha preguntado mi viejo”. Los yesterday. 1999.

Popurrí. Los yesterday. 1999.

Popurrí. Los condenaos. 2001.

Pasodoble “Cuando me vaya del barrio”. Los ángeles caídos 2002.

Pasodoble “Esta la canto en gaditano”. La sereníssima 2012.

Pasodoble “Hace cien mil primaveras”. Los millonarios. 2015.

Pasodoble al dinero. Los millonarios. 2015.

Pasodoble “Tiempos del verbo volver”. Los millonarios. 2015.

Presentación. Los peregrinos. 2017.

Presentación. La gaditaníssima. 2019.

Pasodoble “Quién me iba a decir a mí”. La eterna banda del Capitán Veneno. 2020.

Pasodoble de mis sueños cumplidos. La eterna banda del Capitán Veneno. 2020.


 


Relacionadas

Andalucismo
Una reflexión sobre el campo andaluz

El Ministerio de Trabajo a mediados de Mayo remitió una instrucción a los inspectores de trabajo provinciales para las campañas agrícolas de los meses de mayo y junio, con visitas conjuntas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Su objetivo era detectar supuestos que van más allá de las infracciones administrativas y constituyen ilícitos penales, en especial se ponía énfasis en los casos de explotación laboral. A partir de este momento, la patronal agraria ha mostrado una gran indignación, incluyendo amenazas directas por parte del presidente de UAGN, que ha amenazado ‪con que «como no retire las inspecciones, no vamos a ser pacíficos». A continuación, vamos a analizar cuál es la situación laboral en el campo y el porqué es necesario tomar medidas urgentes contra la explotación laboral.

Andalucismo
Es la hora de tomar posición

Quienes llevamos años trabajando dentro del andalucismo político, sindical y social, vemos con alegría el surgimiento de un renovado espíritu andalucista, plural, joven, de carácter cultural y social, que sin embargo no tiene su reflejo en un movimiento político amplio, capaz de representar al conjunto de expresiones culturales, políticas y sociales que están en auge.

0 Comentarios

Destacadas

Laboral
Los trabajadores de Nissan exigen frente al Congreso que el Gobierno se implique en el cierre de plantas en Barcelona

Los sindicatos piden que el Gobierno intervenga en el conflicto con Nissan para garantizar los empleos de las 23.000 familias afectadas por el cierre de las plantas de Barcelona. La Mesa Sindical de Catalunya pide “la expropiación inmediata” de la fábrica.

Evasión fiscal
Ganan Apple e Irlanda, perdemos todos los demás

La sentencia del Tribunal de la Unión Europea que anula la multa a Apple pone en peligro la lucha contra la evasión fiscal, la credibilidad y legitimidad de la Comisión Europea y la recaudación de impuestos del resto de Estados miembro.

Migración
Bloquean la entrada a la sede de la Unión Europea para denunciar los abusos en las fronteras

Una acción de la Caravana Abriendo Fronteras en la sede en Madrid de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo denuncia los abusos contra los derechos humanos de las personas migrantes perpetrados con el beneplácito y la financiación comunitaria.

Laboral
Deliveroo presenta un ERE a 90 trabajadores para deslocalizar sus servicios a Rumanía

La compañía de reparto de comida a domicilio ha comunicado a su plantilla su idea de despedir a casi un centenar de personas, incluso a aquellas que aún se encuentran en un ERTE. Los sindicatos dudan de la legalidad de este anuncio a la vez que se preparan para unas negociaciones que prevén complicadas. 

Catalunya
El Sindicat de Llogaters presenta una proposición de ley al Parlament para frenar la subida de los alquileres

La propuesta cuenta con el apoyo de ERC, Junts per Catalunya, En Comú Podem y CUP, y pretende congelar los precios de los alquileres vigentes de cara a nuevos contratos y bajar los alquileres que están por encima del precio medio cuando se renueven en las 60 ciudades catalanas con más de 20.000 habitantes.

Centros de Internamiento de Extranjeros
Razones para cerrar los CIE

Terminado el Estado de alarma, la progresiva apertura de las fronteras internacionales abre la puerta a que los CIE recuperen su funcionalidad. Este es un recorrido de los momentos más oscuros en sus 35 años de historia.

Opinión
Feminizar las pérdidas; masculinizar los beneficios
Las que mantienen los hogares en pie, cuidan, acompañan y curan desandarán el camino iniciado en marzo: de esenciales a olvidadas.
Redes sociales
Sobre la cultura de la cancelación

De ser una herramienta para señalar en público, a través de las redes sociales, a quienes habían observado comportamientos dudosos y merecedores de reproche, la cancelación ha derivado en una práctica arriesgada que suscita controversia.

País Vasco
Aumenta la presión judicial sobre las irregularidades en las oposiciones a médico en el País Vasco

La jueza instructora avala la petición del sindicato LAB de incluir a otros 24 testigos e imputar a la presidenta del tribunal de Neurocirugía tras la declaración de un miembro de esa mesa que señaló que se había quebrantado el anonimato de los opositores. Con Covandoga Fernández ya son seis los imputados en esta causa.

Últimas

Especulación urbanística
Paca Blanco: “Seguiremos recurriendo hasta que se demuela todo Valdecañas”

Los miembros de Ecologistas en Acción que se citaron con el presidente Fernández Vara, el pasado 8 de julio, analizan en esta entrevista la polémica sentencia del TSJEx sobre el “indulto” de las construcciones ya realizadas en la urbanización ilegal Marina Isla de Valdecañas. 

Caza
No, la caza no regula nada

Año a año, el número de jabalíes abatidos no para de crecer, al igual que el de daños a agricultores. Es responsabilidad de las administraciones públicas velar por mantener unos ecosistemas sanos y compatibles con la actividad humana. De eso trata poner la sostenibilidad por delante en las políticas públicas.

Agresiones homófobas
Agresión homófoba de seis militantes de Vox en Don Benito
Un joven de Don Benito denunció ayer martes, 14 de julio, haber sido víctima de una agresión homófoba por parte de seis militantes de Vox. Según la víctima, paseaba por la ciudad cuando, tras encontrarse con la mesa informativa del partido ultraderechista, fue insultado (maricón, pajero) y agredido (puñetazos, patadas, golpes en la cabeza) por su condición sexual y expresión de género. A pesar de lo sucedido, Vox Badajoz ha intentado manipular los hechos para situar a sus militantes como víctimas, no como agresores. Los colectivos LGTBI de Extremadura condenan la agresión y anuncian medidas legales.
Monarquía
Un grupo de medios se une para demandar al CIS que recupere las preguntas sobre la monarquía

Son dieciséis los medios digitales que reclaman al Centro de Investigaciones Sociológicas que vuelva a sondear a la ciudadanía sobre su opinión acerca de la institución monárquica.

Opinión
Los monstruos y los pactos lampedusianos

El PP ha dejado todo el espacio de la llamada centralidad para el PSOE en solitario. Así, a pesar del impacto de la epidemia en los imaginarios, desde el Gobierno han podido irradiar la imagen de ser el único partido de Estado.

Agrotóxicos
El 41% de los vegetales que consumes tiene residuos de plaguicidas

El informe Directo a tus hormonas: guía de alimentos disruptores señala que España es el mayor consumidor de plaguicidas de la Unión Europea.

Universidad
Uno de cada cuatro docentes en las universidades públicas es asociado

Un reciente informe del Observatori del Sistema Universitari (OSU) concluye que la mayor parte de las comunidades autónomas y universidades públicas sobrepasa el límite de contratos temporales entre el cuerpo docente que contempla la ley. Catalunya, Navarra e Illes Balears son las autonomías que más abusan de la figura de profesor asociado.