Kate Durbin: “Estoy muy interesada en cómo parece que las Kardashian controlan sus propias imágenes”

Investigadora visual centrada en las nuevas relaciones en la esfera digital, Kate Durbin analiza a las Kardashian en una novela con la que pretende que el lector se sienta como si estuviera siendo absorbido por la televisón.

Hello Selfie, de Kate Durbin
Hello Selfie, de Kate Durbin.

publicado
2017-12-11 12:20:00
Artista, escritora y poeta, Kate Durbin propone una doble visión de los fenómenos televisivos como el show de las Kardashian, que incluye en uno de sus libros sobre el tema, E! Entertainment.

Sus performances se centran sobre todo en las ideas sobre género, la cultura pop y la experimentación con los medios digitales y nuevas plataformas como NewHive o Tumblr o con su app Abra, que permite jugar con el lenguaje creando poemas de manera aleatoria.

Además, su obra ha sido expuesta en TRANSFER Gallery en Brooklyn y ha realizado polémicas performances en the Pulse Art Fair, MOCA, The Hammer y Queensland Poetry Festival, entre otros lugares.

Con motivo de la traducción al español de uno de sus relatos, basado en la boda de Kim Kardashian, por la editorial Cute Killa Press, la entrevistamos.

Alguno de tus trabajos está orientado a la representación que hacemos de nosotros mismos, como ocurre en tu pieza Hello Selfie, donde ignoras a la audiencia, o te haces fotos a ti misma con conjuntos de fantasía o “kawaiis”, que podemos relacionar con el movimiento emancipador de las chicas enseñando sus cuerpos en internet para liberarse que ocurrió hace uno o dos años. El selfie ha sido criticado y demonizado por su propia base individualista, así que termino analizando tu trabajo como el reconocimiento de la importancia del selfie en nuestras vidas y su repercusión de este movimiento. Me gustaría saber qué piensas sobre la problemática del selfie, y la doble vertiente que tiene dentro del patriarcado del que somos parte.
Mi cuarta y ultima performance de Hello Selfie fue en el Art Fair en Miami. Primero dejé que las mujeres que estaban por la feria del arte se hicieran sus selfies. Esto causó bastantes problemas, porque la gente pensó que estábamos interrumpiendo el hecho artístico, no que éramos nosotras mismas la propia performance.

Más tarde explicamos la pieza refiriéndonos a la cuestión de cómo las mujeres habían sido siempre, en toda la historia del arte, musas para los hombres artistas y no sus propias musas. Me gustaba la idea de las mujeres interpelándose a ellas mismas en carne y hueso en el mismo espacio artístico, donde normalmente las mujeres sólo están situadas en una pared siendo vendidas por un montón de dinero.

Al final de la performance, la idea era ir andando hasta el océano y desaparecer, perdiendo nuestros móviles en el mar. Me parecía que debía terminar la pieza de esta manera, ya que para mí, el selfie es un gesto ambivalente, ya que puede ser un método muy empoderante para mucha gente marginalizada, pero también puede ser una prisión narcisista. Porque también es muy importante poner el foco en nuestra conexión entre el mundo natural y los demás.

La performance Hello Selfie de Kate Durbin
Un momento de la performance Hello Selfie de Kate Durbin.
En el show de las Kardashian existe una manera interesante de mostrarse a sí mismas, porque al final ellas terminan mostrando solo lo que ellas quieren. Ellas, en teoría, controlan todo. ¿Esa es la razón por la que las elegiste para tu libro?
Sí, estoy muy interesada en cómo las Kardashian parece que controlan sus propias imágenes. No son como las otras celebrities que han sido victimizadas por la máquina de los mass media y sus imágenes, ya que han sabido utilizar esta maquinaria en su propio beneficio.

Sin embargo, también pienso en lo que tienen que sacrificar para conseguir esto. De alguna manera, tienen que renunciar a sus vidas para servir a esas imágenes, lo que puede llevar a una pérdida de la intimidad o de la interioridad. Por esa razón no hay interioridad en el libro, se consigue mediante la inclusión solamente de una tercera persona que cuenta su punto de vista. Como si no hubiera nada dentro de las Kardashian, solo imágenes parpadeantes.

En la novela, de hecho, hay una enorme cantidad de detalles bastante divertidos en los que se da a entender que todo gira alrededor de Kim y eso se nota en la forma de nombrar.Por ejemplo, Kris Humphries es llamado como “No-marido”.
Sí, he metido muchos comentarios graciosos sobre cómo la única estrella del show ha sido y siempre será Kim.

También estos personajes y sus nombres inducen a pensar en la extraña relación que mantienen entre ellos, relación que permanece oculta en el show, y que ahora tú señalas, revelando otras perspectivas.
Sí, uno de los efectos de ralentizar y rebobinar el show para crear el libro fue que me di cuenta de una enorme cantidad de cosas a las que normalmente no prestamos atención cuando vemos el show a una velocidad normal. Esto incluye darse cuenta de la gente que trabaja para las Kardashian, incluyendo también a los cámaras y demás. Así que de esta manera puedes avistar la diferencia de clases entre las Kardashian y los trabajadores que han contratado, de tal manera que eres capaz de ver varias capas de la realidad, cómo depende de una red tan elaborada de producción para existir.

La importancia de los detalles me parece crucial. No solo en la cuestión de los nombres, y las extrañas relaciones, también en el simbolismo del que se hace gala, como si formaran parte de un extraño ritual.
Sí, pienso que cuando has destacado el tema del ritual tiene mucho que ver con que es una historia sobre una boda y las bodas son rituales antiguos y en el libro esto se torna una siniestra cualidad, particularmente porque el ambiente es vacío y sin sentido. Hay una extraña sensación de que al final de la novela, Kim y sus hermanas están siendo llevadas hacia un sacrificio humano o algo por el estilo, pero no a una boda.

Al final la importancia de esta novela es la capacidad de añadir capas de realidad a la narrativa original, creando un ambiente de hiperrealismo que rompe con la superficialidad de la representación del show, yendo más allá y a veces rozando lo surrealista precisamente por esto.
Sí, pienso que es una buena manera de verlo. Quise crear una historia en la que el lector se sintiera como si estuviera siendo absorbido por la televisión. Como si la telerrealidad fuera una especie de tercer espacio, u otra dimensión, entre nuestro mundo y el mundo de la televisión.


Aparte de la novela, experimentas mucho como escritora. ¿Piensas que la poesía tiene el derecho y la obligación de experimentar con otros campos como ocurre en tu app, Abra? ¿Piensas que ese es el futuro de la poesía?
Con Abra, mi colaborador Amaranth Borsuk y yo quisimos explorar los potenciales de la poesía del siglo XXI, que integrara la cuestión de como muchísima gente utiliza smartphones cada día. Nuestros móviles son donde escribimos, mandamos emails, mensajes en los chats, o Facebook etc. Así que, ¿por qué no utilizar nuestro móvil para crear poesía? Nos gustaba la idea de un texto vivo, un poema que evoluciona de la misma manera en que lo hace la tecnología. Un poema que tiene una consciencia, una mente propia. Cuando añades alguna palabra nueva dentro de Abra el poema recuerda esa palabra que tú has añadido. Y desde ahí puede hacerse un remix con los poemas que ya existían ahí previamente. También puedes añadir emojis dentro del poema, ya que los emojis son el lenguaje que usamos ahora.

Finalmente me gustaría preguntarte sobre tus proyectos futuros, si es que tienes alguno en el horizonte.
Acabo de finalizar la escritura de un libro de poemas basado en otro reality show, HOARDERS. Este trata sobre la relación entre la gente que protagoniza el show y sus propios objetos. Cada poema es un retrato, por ejemplo uno es sobre una mujer a la que le encantan las Navidades, otro es sobre un hombre que colecciona juegos arcade y hay también incluso un poema sobre una mujer que colecciona excrementos humanos. Por otra parte, estoy trabajando sobre una serie de videoarte incluida en el propio proyecto del libro y espero que salga pronto.

0 Comentarios

Destacadas

Vivienda
El Congreso aprueba debatir la Ley de Vivienda de la PAH
El Congreso de los Diputados ha aprobado considerar la propuesta de ley de la Ley de Vivienda impulsada por la PAH con el voto en contra del PP y Ciudadanos, y la abstención de PNV.
Ganadería
Producción animal, más allá del sí o el no

La previsión de aumento de las exportaciones ha impulsado un sector cárnico dominado por la ganadería intensiva, a pesar de los problemas ambientales y sociales que genera.

Crímenes del franquismo
El relator de la ONU reclama al Gobierno español que deje de obstaculizar los juicios por crímenes franquistas

El relator especial de la ONU para la promoción de la Verdad, la Justicia, la Reparación y la Garantía de No Repetición, Fabián Salvioli, afirma que el Gobierno español, más allá de resignificar el Valle de los Caídos, debe dejar de obstaculizar los procesos judiciales por crímenes del franquismo.

Movilidad
El Ayuntamiento abre la puerta a Google para privatizar la gestión de datos de tráfico de Madrid

Un convenio entre el Ayuntamiento y la empresa Carto DB permitirá gestionar a Google, a través de su proyecto Waze Connected Cities, los datos de tráfico en la ciudad.