Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.


publicado
2019-12-11 09:00

Más de un centenar de feministas han rubricado ya el documento Recursos y autonomía para todas: Un manifiesto feminista por la Renta Básica, un texto en el que se exponen las razones por las que consideran que la renta básica universal e incondicional es una herramienta que permitiría ampliar la autonomía de las personas, y en particular de las mujeres, en un contexto de creciente desigualdad. 

Beatriz Gimeno, Anita Botwin, Maria Eugenia Rodríguez Palop, Rommy Arce, Pura Sánchez Sánchez, Marta Malo, Carolina del Olmo o Ruth Toledano son algunas de las decenas de firmas que han apoyado el manifiesto. El texto, que está respaldado además por colectivos que vienen defendiendo y difundiendo esta herramientas desde hace años —como son la Red Renta Básica, la Marea Básica, o Baladre— reivindica que “es inaplazable empujar con la fuerza del movimiento feminista apuestas que apunten a garantizar lo necesario para el sostenimiento de la vida”. En este marco, sus firmantes proponen “poner en el centro de la agenda la Renta Básica desde una perspectiva feminista”.

Respecto a esta mirada feminista se recuerda que, para apuntar hacia la igualdad de género, una renta básica debe de estar ligada a la preservación y ampliación de los servicios públicos destinados a satisfacer los derechos económicos y sociales de la población pues, argumentan, “cuando estos servicios se contraen o empeoran, la consecuencia es más trabajo sobre nuestros hombros y más incertidumbre en nuestras existencias”.

También la cuestión de los cuidados emerge en el documento. Así, si bien no se propone la renta básica como medida que acabe con la división sexual del trabajo, sí que se considera que  esta herramienta podría aportar “las condiciones materiales para que nuestra lucha por el reparto del trabajo de cuidados pueda avanzar”. 

En el documento, que han firmado activistas, académicas, mujeres de todas las profesiones, —así como Daniel Raventós, Lluìs Torrens, David Cassasas, Jorge Moruno, Julen Bollaín y otros referentes de la Renta Básica— se cuestiona la centralidad del empleo remunerado, especialmente en un contexto de creciente precariedad laboral, una precariedad que afecta principalmente a las mujeres: “El empleo no puede ser la única forma de acceder a recursos para las mayorías sociales, porque eso nos mercantiliza y somete”, se advierte en el texto.

Por ello plantean la necesidad de contar con un mínimo vital que permita negociar y que rompa dinámicas de dependencia que dificultan escapar de las violencias machistas tanto en el ámbito de la pareja como en el entorno laboral. “La renta básica sería, en fin, una herramienta real, tangible ante las violencias”, defienden.

Las firmantes recuerdan asimismo que, para ser considerada feminista, una renta básica ha de ser suficiente, aportar el mínimo necesario para garantizar la autonomía económica. Por otro lado alertan ante posibles enfoques excluyentes a la hora de tener derecho a esta renta.

El documento será presentado esta tarde 11 de diciembre durante el evento Renta Básica: Debates, estrategias y horizontes que El Salto convoca en el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA).  Paloma Bru, del Observatorio por la Renta Básica de Ciudadanía de ATTAC Madrid; Marta de Ron, de la Marea Básica; y Penélope Blasco, de Baladre, abordarán los principales debates en torno a esta propuesta y dialogarán sobre estrategias y enfoques para empujar esta medida en la agenda política. Contaremos también con la presencia de la periodista Nuria Alabao.

Recursos y autonomía para todas: Un manifiesto feminista por la Renta Básica
El movimiento feminista tiene una capacidad valiente, incontestable para hacer avanzar la historia, por más que ahora y siempre haya tenido que enfrentar la reacción de quienes no quieren que nada cambie. Los feminismos impugnan la desigualdad y la opresión y cuestionan cada una de las estructuras que condenan a las mayorías sociales a una vida devaluada para sostener los privilegios de unos pocos.

Algunas de nosotras llevamos un tiempo pensando que es inaplazable empujar con la fuerza del movimiento feminista apuestas que apunten a garantizar lo necesario para el sostenimiento de la vida. La vida de todas y de todos. Y en esa reflexión, la posibilidad de luchar por una Renta Básica como derecho, va tomando fuerza. Luchar ya, sin dejar de lado ninguna de nuestras otras batallas importantes.

Por todo ello, creemos que ha llegado el momento de poner en el centro de la agenda la Renta Básica desde una perspectiva feminista. Con Renta Básica nos referimos a aquella individual, universal e incondicional mediante la que se le proporciona a toda la ciudadanía (mujeres, hombres de cualquier edad, y también niños y niñas) el mínimo necesario para vivir. ¿Por qué una perspectiva feminista? Porque entendemos que esta Renta Básica debe ir vinculada a la defensa y ampliación de los derechos y servicios públicos: sanidad, educación, aquellos relacionados con los cuidados y aquellos que están por desarrollar como el de la vivienda. Sabemos que cuando estos servicios se contraen o empeoran, la consecuencia es más trabajo sobre nuestros hombros y más incertidumbre en nuestras existencias.

Vivimos asfixiadas y con la angustia de no llegar a todo, de que nuestras vidas no sean sostenibles. Del mismo modo que tememos vernos expulsadas del mundo del empleo y convertidas en cuidadoras sin independencia económica, nos preocupa tener que descuidar a las personas que queremos para entregar todo nuestro tiempo a un trabajo cada vez más precario. Y no queremos, no debemos ser las únicas que cuidan, necesitamos liberar tiempo para todos y todas, necesitamos las condiciones materiales para que nuestra lucha por el reparto del trabajo de cuidados pueda avanzar. Sí, necesitamos recursos, tenemos derecho a nuestro tiempo, no queremos más trabajo, queremos una Renta Básica.

Ya no hay empleo, ni empleo en condiciones. Sabemos que el trabajo remunerado nos chupa la vida, y cuando no lo tenemos nos come la miseria. El empleo no puede ser la única forma de acceder a recursos para las mayorías sociales, porque eso nos mercantiliza y somete. Sabemos, además, que el “pleno empleo” –que nunca existió realmente– hoy simplemente se muestra como una quimera, o quizás tan solo una mentira que permite ir tirando entre trabajo de mierda y trabajo de mierda. En el capitalismo, el trabajo no es un ámbito de emancipación, sino de explotación, y no hay placer, orgullo o creatividad alguna en ser explotada. Y, ¿ser explotadas para qué? ¿Para jugar nuestro rol en la espiral productivista que amenaza el planeta? En medio de una crisis ecosocial, trabajar todas y todos menos implica un enorme ahorro de recursos y menos emisiones.

¿Es la Renta Básica una medida feminista? Una propuesta es feminista o no en la medida en que aporta mayor autonomía a las mujeres, a la mayoría de nosotras. Y, ¿acaso no hace eso el dinero en nuestro mundo? Quizás en un futuro seamos capaces de crear otro tipo de sociedad, pero, de momento, renta es autonomía. En el caso de las mujeres, además, disponer de recursos también implica menor dependencia respecto de los hombres: más posibilidades de salir de una situación de violencia machista en la relación de pareja, por ejemplo, o de no tener que soportar condiciones laborales insultantes o abusos sexuales en el ámbito laboral por miedo a ser despedida. Disponer de recursos de manera incondicional nos liberaría de tener que exponernos al paternalismo burocrático, a la violencia institucional para obtener lo básico para la vida cuando el mercado de trabajo nos excluye o maltrata. La renta básica sería, en fin, una herramienta real, tangible ante las violencias.

La renta básica no es ni una concesión ni un regalo. Es una forma radical de redistribuir toda la riqueza que producimos colectivamente, que no es solo la que tiene que ver con el empleo, es también el valor que generamos en los hogares donde se garantizan los cuidados, es también la contribución social que todas y todos generamos en forma de información, saberes, cultura que no por no ser monetizados dejan de ser riqueza colectiva. Por eso, la Renta Básica es un mecanismo esencial que, sumado a la defensa y ampliación de los servicios públicos, contribuirá a darnos más poder, más tiempo y más libertad.

Las condiciones. No nos valen rentas básicas que estén por debajo del umbral de la pobreza, porque, en ese caso, siempre tendremos que complementarlo con algo, para lo que nos ofrecerán miserias. No nos valen rentas básicas si un solo euro abandona los servicios sociales, sin estado de bienestar la renta básica universal es un chiste, un paraguas ínfimo bajo el que apenas guarecerse de las tormentas capitalistas. No nos valen rentas básicas universales si la universalidad se cultiva dentro de muros cada vez más altos que separan a quienes son ciudadanos de quienes no lo son. Sabemos que ninguna estrategia es la definitiva, ninguna va a acabar con el capital o el patriarcado, pero creemos que garantizar que nadie quede atrás es un objetivo inaplazable.

Por todo esto, hoy aquí estamos peleando por una Renta Básica y te invitamos a unirte a nuestra lucha firmando este manifiesto.

 


Renta básica
Biografías precarias

Estos días estoy leyendo sobre la renta básica y le saco el tema a Irene. “Yo con 600 euros no haría nada, con el crío necesito más dinero, pero mucha gente no aguantaría lo que aguanta si supiese que va a tener ese dinero fijo”.

Renta básica
Contra la pobreza y la desigualdad: feminismo y renta básica
Voces desde los feminismos señalan que la renta básica universal no es la panacea y no resuelve muchos de los principales problemas que estas enfrentan en un mundo machista.

Relacionadas

Eventos
Renta básica universal: debates, estrategias y horizontes
El 11 de diciembre te invitamos a debatir sobre renta básica universal en el Espacio Vecinal de Arganzuela.
11 Comentarios
#44825 11:24 17/12/2019

Referenciando a comentarios anteriores y haciendo un análisis económico, esta medida, aunque se quiera aplicar, es inviable económica y nefasta para la economía: la productividad bajaría mucho, se crearía una gran inflación, habrá una gran fuga de capitales (para financiar esto, habrá que expoliar más de lo que se hace a quienes generamos riqueza) y esto implica que la gente no tenga incentivo de trabajar (creando una suerte de parasitismo). Ya estamos las autónomas bastante fastidiadas por todos los impuestos que tenemos que pagar y somos quienes generamos más riqueza. Quien ha escrito el artículo expresa claramente su voluntad de no trabajar porque no quiere que se complemente con nada. Esta claro que el panorama laboral actual puede estar mal, pero el trabajo cualificado no deja de estar en demanda. Hay mucho por hacer en este país en política económica para no penalizar a quien trabaje ni a quien genere riqueza y dejar de destruir empleo con medidas que tienen la intención de defender a la clase trabajadora (que más defenderla, económicamente, las fastidia más).

Responder
1
1
#44691 12:59 15/12/2019

La renta básica es un completo despropósito, de donde se cree la gente que salen los bienes, que se generan solos o que se producen por arte de magia....?? Para poder hacer esa reditrubucion la mayoría del salario de todos los trabajadores se tendría que destinar al estado... Nadie va a trabajar si el 80% de su salario se tiene que ir al estado para pagar aumentos en gasto público y rentas mínimas

Responder
1
1
#44527 23:47 11/12/2019

No entiendo muy bien el manifiesto ni veo que sea un tema que esté en la agenda feminista para nada, de hecho el tono es bastante de soflama. El feminismo está ahí metido con calzador y podría sustituirse por cualquier otro tema. Las cosas hay que hacerlas de abajo a arriba y estar con el movimiento, al menos para poner ese titular que es bastante engañoso. Y por cierto, ni una firma de feministas que llevan décadas currando temas de economía y como activistas a pie de calle... Debería invitar a la reflexión.

Responder
1
1
#44672 22:04 14/12/2019

Díselo a Virginia Wolf, qué tiene que ver...

https://equidaem.blogspot.com/2014/05/la-renta-basica-y-una-habitacion-propia.html

Responder
0
0
#44522 21:20 11/12/2019

La Renta Básica es un error económico, todo ese capital público fluirá a manos privadas, por ejemplo propietarios de viviendas. En mejor ofrecer vienes gratuitos, como casa asegurada, por ejemplo, con luz y agua gratis. O transporte público gratuito, etc. Pero si se da ese capital sólo haremos más ricos a los ricos, pues el dinero público pasará por los ciudadanos un instante e irá a los dueños de los medios rápidamente

Responder
2
0
#44566 11:47 12/12/2019

Estas medidas se mencionan complementariamente en el manifiesto."entendemos que esta Renta Básica debe ir vinculada a la defensa y ampliación de los derechos y servicios públicos: sanidad, educación, aquellos relacionados con los cuidados y aquellos que están por desarrollar como el de la vivienda"

Responder
1
0
#44506 18:45 11/12/2019

La verdad sea dicha:

https://www.diariodesevilla.es/opinion/tribuna/derecho-subsistencia_0_1398460203.html

Responder
1
1
#44488 14:04 11/12/2019

La verdad que no entiendo a la gente que ve en la renta básica alguna solución. Es comenzar un problema mas grande...dinero a corto plazo problemas futuros

Responder
2
3
#44482 13:44 11/12/2019

La renta básica se la come la inflacción en un lustro

Responder
4
3
#44470 11:10 11/12/2019

Todo muy bien...imagina que se aplica una renta básica universal. Los primeros años fantástico. Con el tiempo el propio mercado en vista de que todo el mundo tiene un minimo se va ajustando subiendo precios y en cuestión de unos años el efecto se anula. Ejemplo, me cobran 700€ de alquiler, con la renta básica afronto mucho mejor el final de mes pero el casero que no es tonto y sabe que el estado me da dinero sube el alquiler y si no estoy de acuerdo hay mas detrás que pueden pagar lo que pide así que voy a buscar otro piso donde el casero sabe también que puede pedir mas ya que todo el mundo tiene unos ingresos mínimos y así con todos los productos y servicios...en unos años el efecto de la renta seria anulado por el mismo mercado

Responder
6
3
#44567 11:59 12/12/2019

Por eso se habla en el manifiesto de ampliar los servicios públicos, incluyendo el derecho a vivienda. El objetivo es garantizar todo lo básico que necesita una persona para vivir dignamente. La inflación afectaría a productos y servicios fuera del ámbito de lo público, por eso se pretende ampliar este ámbito. Yo creo que hay que pensar la renta básica siempre combinada con otras medidas, de esta forma puede ser muy potente y el manifiesto va por ese camino.

Responder
3
2

Destacadas

Educación
El fruto

Hace tiempo que se oye que hay que dejar un mundo mejor para nuestras hijas y parece lógico. Menos lógico resulta mostrar no solo comprensión sino incluso admiración cuando, desde el privilegio, alguien comete una falta, legal o simbólica, pero lo hace por el bien de sus hijas. 

Agricultura
Sindicato Labrego Galego se desmarca de otras patronales del campo y apoya la subida del SMI

Las principales organizaciones agrarias estatales hablan de "crisis de rentabilidad" en el sector y COAG advierte de que la subida del SMI sería "inasumible" en el campo. SLG se desmarca de esta posición patronal y anuncia su apoyo "claro e inequívoco" a la subida. 

Educación
El mal llamado pin parental. ¿Quién impone su ideología a quién?
Los pánicos morales que la derecha agita para su propuesta de veto parental ponen en peligro los principios más básicos de la educación pública.
Crisis climática
España rompe el termómetro: la década más cálida

La temperatura media de la última década ha sido de 15,7ºC, la mayor desde que existen mediciones y 1,7ºC más que la de la década de los años 70. Desde el Observatorio de Sostenibilidad instan al nuevo Gobierno a situar la adaptabilidad a la emergencia climática entre una de las prioridades.

Marruecos
‘Hirak’ rifeño: una revuelta descabezada pero no derrotada

A pesar de la represión, el movimiento de protesta que sacudió al Rif en el otoño de 2016 sigue vivo y aguardando otra oportunidad.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Francia
Youtubers recaudan 140.000 euros para la caja de resistencia de la huelga contra Macron

El colectivo Le Stream Reconductible recoge desde principios de diciembre, a través de una plataforma de retransmisión de vídeo, fondos para los trabajadores franceses en huelga contra la reforma de las pensiones.

Memoria histórica
Comienzan los trabajos de exhumación en la fosa común de Pico Reja en Sevilla

Familiares de las víctimas, activistas por la memoria y representantes institucionales se dan cita en el acto simbólico que da inicio a los trabajos de exhumación en el cementerio sevillano de San Fernando.

Industria armamentística
El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.

Memoria histórica
Piden la dimisión del alcalde de Madrid por destruir el Memorial del Cementerio del Este

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.