Pensiones
Los pensionistas vascos vuelven a la calle para reivindicar unas residencias públicas y seguras

El derecho a la manifestación sigue desarrollándose en Euskal Herria con discreta normalidad y entre 70 y 80 pensionistas han acudido hoy a la puerta de la Diputación de Bizkaia, administración responsable de las residencias de mayores, para seguir reivindicando unas pensiones dignas y un sistema socio sanitario público y universal.

Pensionistas Bizkaia
Primera manifestación post covid de los pensionistas vascos frente a la diputación de Bizkaia, foto cedida por los convocantes.

Mientras los pocholos han copado la atención de la prensa y las redes sociales, el derecho a la manifestación y concentración ha seguido desarrollándose en Euskal Herria con discreta normalidad. Hoy era la vuelta de los pensionistas vascos, ya casi formalmente escindidos. La convocatoria ha cambiado de lugar y de hora: en la Diputación de Bizkaia, administración responsable de las residencias de ancianos, y de 11 a 11.30h., dentro de la franja horaria de la gente mayor. 

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha seguido reivindicando un sistema público de pensiones, unas pensiones dignas y unos servicios públicos universales, enfatizando esta vez su vertiente socio sanitaria con unas residencias públicas y seguras. “Como no hemos obtenido contestación a la carta que le enviamos al diputado general, hemos venido a manifestar públicamente nuestro disgusto”, ha declarado uno de los portavoces, Jon Fano.

El número de fallecidos en las residencias de Bizkaia ascendía a 247 personas el pasado 24 de abril, alertaron en su misiva al responsable de la Diputación, a quien le exigieron, además de “datos reales y actualizados”, que “adoptara medidas urgentes e imprescindibles para que se pusieran de inmediato a disposición de las personas usuarias y trabajadoras todos los medios de prevención y curación necesarios para frenar y revertir la pandemia en las residencias”. 

A la concentración de hoy han acudido “entre 70 y 80 pensionistas, cuando solo esperábamos entre 10 y 20”, indica Andrea Uña. “Pero esta concentración sigue siendo espontánea y muchas compañeras tienen ganas de volver a la calle, y el derecho de reunión y manifestación no se ha alterado por el estado de alarma, simplemente hay que respetar las normas sanitarias que exige la Ertzaintza: llevar mascarillas y guantes, usar el gel desinfectante y mantener los dos metros de distancia”, añade. Sobre la escisión de una corriente del movimiento, Uña considera que “en nuestra vida anterior, muchas hemos militado, pero ahora somos pensionistas y no utilizamos siglas”. 

La concentración en Bilbao ha tenido su réplica en las capitales de Gasteiz e Iruñea, así como en 27 pueblos de Bizkaia y un número indeterminado de pueblos de otros territorios.

Pensiones
La convocatoria de huelga general divide al movimiento de pensionistas de Euskal Herria

Representantes del movimiento de pensionistas han mostrado hoy su total desacuerdo con la convocatoria de huelga realizada esta semana por parte de “una corriente del movimiento de pensionistas que habló en nombre de todos” y que están respaldados por los dos grandes sindicatos ELA y LAB.

Esta convocatoria ha plasmado la escisión que va tomando forma desde la pasada huelga general, con la reciente creación de la plataforma Ados-Consenso, integrada por varias asociaciones de poblaciones como Bilbao, Barakaldo, Sestao, Santurtzi y Muskiz.

“La escisión es un hecho”, ha declarado Luis Alejos, de Ados-Consenso, muy crítico con la concentración presencial de esta mañana. “Me parece un hecho irresponsable concentrarse hoy en esta situación de pandemia, creo que la convocatoria se ha llevado a cabo con intención de obtener protagonismo”. Sobre el futuro de los lunes en el Ayuntamiento de Bilbao, una concentración semanal que se ha desarrollado ininterrumpidamente durante dos años hasta que ha llegado la pandemia, Alejos sostiene que “cuando esto termine habrá una realidad nueva y la vida será prioritaria y las Mareas Blancas deben llevar la iniciativa y los demás apoyarles con humildad”.

Concentraciones de todo tipo

Mientras en Madrid las familias conservadoras y pudientes de la calle Núñez de Balboa toman el asfalto para reclamar no unos derechos colectivos, sino la permanencia de sus privilegios individuales, las calles vascas siguen su curso y la pasada semana acogieron la primera manifestación post covid, en la que 400 personas se manifestaron en defensa del gaztetxe de Getxo —una casa ocupada— en un acto en el que se mantuvieron las medidas de seguridad, por lo que la manifestación tuvo un kilómetro de longitud. 

Asimismo, desde colectivos contra la exclusión social y los sindicatos de enseñanza también se han concentrado para hacer llegar sus reivindicaciones a las administraciones; en el vertedero de Zaldibar se concentraron los familiares y vecinos para recordar que aún reposan dos cadáveres entre el alud; cien personas solicitaron el pasado viernes con una manifestación por el Casco Viejo de Bilbao la excarcelación de un preso de ETA en huelga de hambre, Patxi Ruiz, y alrededor de 200 celadores del hospital de Cruces se concentraron en la puerta del centro por la falta de EPI y material de seguridad. 

Relacionadas

Racismo
Nuestras Minnesotas

Mientras oteamos en el horizonte lo que ocurre al otro lado del charco, en EEUU, con la población afroamericana y centroamericana, y lo que ocurre en el mar Mediterráneo, la masacre cotidiana de las personas migrantes de origen africano, se nos olvida mirar lo que ocurre en nuestra puerta trasera europea, en la ruta balcánica. Y es que es más difícil admitir las responsabilidades directas de la Unión Europea (UE) en la vulneración de derechos humanos.

Crisis económica
Por una salida justa, con medidas concretas

Nos enfrentamos al riesgo de que, como ocurrió tras la crisis de 2008 y las anteriores, se aproveche la misma para aplicar todo tipo de recortes que en otra situación no se podrían imponer debido a la resistencia de la población. Es necesario hacer pedagogía, plantear propuestas y movilizarse a favor de ellas. Esa es nuestra tarea.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.

1 Comentario
#61027 19:48 18/5/2020

Qué grandes !!!
Jotake, irabazi arte !. Aupa txapelunak !

Responder
0
0

Destacadas

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Migración
Atrapadas en Marruecos

El Gobierno español desatiende las urgentes peticiones de retorno de mujeres embarazadas residentes en España y de origen marroquí que quedaron atrapadas tras el cierre de fronteras entre ambos países. Yousra y Jalila son dos de ellas.

Google
La Generalitat de Catalunya asume poner freno a Google en escuelas e institutos

La asociación Xnet logra un acuerdo para que el Departamento de Educación salvaguarde la privacidad de los menores a través de software auditable y servidores propios que garanticen la intimidad de sus datos.

Turismo
Ivan Murray: “El turismo global es el Lehman Brothers de la crisis del covid-19”

El turismo ha frenado en seco con la pandemia y el hundimiento del sector tendrá un impacto brutal en la economía española. Iván Murray, profesor de la UIB e investigador en economía ecológica del turismo, analiza un fenómeno que tendrá en Baleares y Canarias su “zona cero del desastre”.

Coronavirus
Morbus coronaviri anno 2019: covid-19, tardocapitalismo y la muerte

Quizá una de las cicatrices más profundas que deje la pandemia de SARS-CoV-2 sea precisamente la psicológica o, si así se prefiere, la cultural. El envejecimiento y la muerte se avienen mal con la ideología de este período histórico que, a falta de mejor nombre, llamamos capitalismo tardío.

Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

Últimas

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.
Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.