Huelga general
Más de 140.000 personas salen a la calle por la huelga general de los pensionistas

Por unas pensiones, trabajo y vida dignas. Ese fue el lema que movilizó, por primera vez desde hace muchos años, a miles de personas a secundar una huelga general en Euskal Herria. El paro incidió en todos los ámbitos: empresas (30%), educación (65%), universidad (90%), ayuntamientos, medios de comunicación y ferrocarril.

Huelga genenral pensionistas
El momento de la incorporación de la columna sindical a la manifestación encabezada por los pensionistas. Gessamí Forner

Cuando empezó a llover, el pensionista Carlos Ruiz abrió su paraguas y cubrió al joven Erlantz Iglesias, portavoz de Harro Plataforma, del movimiento LGTBI. Cuando Iglesias se trabó con las palabras de su discurso, se giró hacia el pensionista y este le sonrió y le puso una mano en el hombro. Las miles de personas congregadas en la tarde de ayer en la explanada del Ayuntamiento de Bilbao, con motivo de la huelga general por unas pensiones, trabajo y vida dignas, aplaudieron para darle ánimos también al joven.

El teléfono de atención a la ciudadanía del Ayuntamiento, que deriva al servicio de prensa, se encontraba en huelga, y la Policía Municipal no quiso ofrecer los datos de la manifestación de la tarde, pero había mucha gente, aunque no tanta como al mediodía: más de 50.000 personas, según los convocantes. Cifra que se eleva a entre 140.000 y 145.000, englobando las movilizaciones de las cuatro capitales del País Vasco y Navarra y varias localidades.

“Sale de forma natural”, explicó Ruiz al terminar los discursos de los movimientos sociales. “El paraguas hay que sostenérselo a toda aquella persona que esté dispuesta a seguir esta batalla”, añadió.

La de ayer fue una jornada de huelga que se convirtió en “un hito”, asegura el pensionista. “Queríamos que se elevara el nivel de la respuesta y no ser un mero florero para enseñar los lunes a los turistas”, en referencia a la concentración que cada semana desde hace dos años llevan a cabo en la explanada del Ayuntamiento de Bilbao. A golpe de manifestación pensionista y feminista, ese espacio se ha convertido en un icono gráfico de la lucha social. Y todo icono que muestra rebeldía, conviene aplacarlo desde el poder. Quizá por eso el consistorio denegó el permiso para que los mítines no tuvieran lugar en la escalinata, donde la gente se arremolina de forma natural a lo ancho de toda la explanada, sin formar atasco en el puente, y ofreciendo a fotógrafas y cámaras de televisión el encuadre perfecto, con la emblemática escultura de Jorge Oteiza a un lado.

“También denegaron el permiso para la rueda de prensa de la semana pasada”, agrega Carlos Ruiz. “Este es el escenario ideal y los partidos que lo gobiernan, con el alcalde a la cabeza, desean fortalecer a las empresas, algo con lo que podríamos estar de acuerdo. Pero si proteges a los empresarios, y descuidas a quien menos tiene y a quien más lo necesita, es evidente que te estás burlando de la gente. La denegación de ese permiso es una muestra de esa burla”, concluyó el pensionista.

El día de ayer fue suyo. Siempre están en la calle, con la pañoleta roja anudada al cuello. Y ni siquiera se esfuerzan por aparecer en la foto. De hecho, ni se presentaron a la rueda de prensa de valoración de la jornada. Delegaron esa tarea, que iba a abrir los informativos de la noche, en los sindicatos y representantes de los movimientos sociales. Y ahí vino la segunda sorpresa de los entresijos del día: las siete representantes eran mujeres. ¿Lo apañaron previamente? Ante la pregunta, ellas se miraron sorprendidas, porque llevan meses trabajando juntas, y dijeron que no. Segundo gesto simbólico que salió natural.

Para el acto, repartieron un amplio informe con las incidencias del paro, así como su seguimiento. Alrededor de 145.000 manifestantes en las capitales; un paro de al menos el 30% en las empresas; un 60% de seguimiento en la educación pública, llegando al 75% en Gipuzkoa, y al 85% en las escuelas infantiles. Las universidades se vaciaron. La actividad en los campus de Araba y Bizkaia quedó reducida al 10%; solo al 5% en Gipuzkoa, territorio donde casi todos los ayuntamientos cerraron por huelga.

El metro de Bilbao y los trenes de Euskotren circularon a la frecuencia de los servicios mínimos y, hasta los medios de comunicación, secundaron la huelga. Periodistas de prensa dejaron de trabajar el día anterior para cubrir ayer las movilizaciones. La radio y la televisión enlataron los programas y solo realizaron los informativos de la jornada como servicio mínimo. De entre las ocho huelgas generales que ha habido desde 2013 en Euskal Herria, esta ha sido la más exitosa con diferencia, sin contar los dos últimos 8 de marzo, que siguen superando a cualquier movilización desde, al menos, los últimos veinte años.

demasiadas razones

No salieron a la calle todas las mujeres trabajadoras, como salieron muchas de ellas en el día de la mujer, pero sí se manifestaron las más conscientes de la transversalidad de una huelga que apelaba a las pensiones, a los salarios y a una vida digna. “Si hoy no estás aquí, o estás muy oprimida o bastante confundida. O eres una privilegiada”, recordó la activista Irantzu Varela, que se encontraba en la quedada del bloque feminista de la tarde. Si por ella fuera, todo Bilbao ocuparía las calles. Pero no por un sueño no cumplido estaba menos feliz. “Me encanta cómo está planteada esta huelga y que cada vez haya más movimientos sociales que nos incluyan a todas, porque cuanto menos hegemónica es una lucha, más mujeres llenan los espacios políticos”.

“Tenemos tantas razones para hacer huelga que ni nos caben en los panfletos”, resumía desde el escenario de los discursos Anabel Saiz, miembro de Feministalde, que habló en nombre del movimiento feminista autónomo. “Si conseguimos un trabajo, tenemos que enfrentarnos a la precariedad más cruda. Y nos niegan el derecho a emanciparnos con alquileres de viviendas impagables, inflados con la especulación inmobiliaria”, siguió Laura Luengo, del sindicato de estudiantes Ikasle Sindikatua, quien recordó, también bajo el paraguas de Carlos Ruiz, que “todas las políticas neoliberales que se han aplicado con las crisis han golpeado con especial fuerza a la juventud”.

El discurso en la calle no era menos tibio. “Estoy aquí para luchar contra el capitalismo”, resumía Olatz Robles, estudiante de 18 años. “El relevo generacional está en solfa”, alertaba una madre y dependienta de Massimo Dutti, Julia Martín. “Los pensionistas son unos abanderados y luchan para dejarnos un futuro mejor”, añadía junto con sus compañeras de Zara y otras tiendas de Inditex. “Hay que trabajar menos, cobrar más y dedicar más horas a tu vida y a tu gente”, opinaba un trabajador del sector informático, Mikel Alonso.

La manifestación dejó un buen sabor de boca entre los participantes y la organización y, si hubo un mensaje dirigido a la prensa que se repitió a lo largo del día, fue este: “Mañana seguiremos”.

Cinco detenciones, 34 multas

Más de 150 piquetes recorrieron pueblos y ciudades, sobre todo durante la mañana. La Ertzaintza detuvo a cinco personas (dos en Donostia, dos en Zornotza y una en Ermua). Abrieron diez investigaciones (cuatro en Gasteiz y en Hernani; una en Bilbao y Renteria). Y multaron a 34 personas con la Ley Mordaza (19 en Bizkaia, 11 en Araba y cuatro en Gipuzkoa), indicó su gabinete de prensa.

Los momentos más tensos se vivieron en Basauri y Durango, cuando los agentes antidisturbios bloquearon un piquete de 25 personas hasta lograr identificar a una de ellas, y luego cogieron a tres personas, poniéndoles las manos a la altura del cuello. “¿Pero qué sentido tiene esta violencia?”, les increparon las personas del piquete, narró una vecina del municipio. En Basauri, la Ertzaintza practicó un registro en el coche de un huelguista y hubo amenazas y golpes.

Las portavoces de los sindicatos denunciaron los hostigamientos y detenciones durante la rueda de prensa, pero quisieron concluir el acto con optimismo y recordando que la huelga “ha sido un gran éxito”. “Los datos son sobresalientes, por lo que queremos dar las gracias a las personas de la clase trabajadora que la han secundado. Sabemos que no siempre es fácil, sobre todo en situaciones de precariedad. Gracias por demostrar que Euskal Herria está movilizada, articulada y que creemos en la calle”, concluyeron.

Cabecera de la manifestación
Ampliar
Las pensionistas portaron la pancarta de la cabecera de las dos manifestaciones de la jornada de huelga general de Euskal Herria, convocada por ocho sindicatos y los movimientos sociales que redactaron la Carta Social de Derechos en 2014.
Las pensionistas portaron la pancarta de la cabecera de las dos manifestaciones de la jornada de huelga general de Euskal Herria, convocada por ocho sindicatos y los movimientos sociales que redactaron la Carta Social de Derechos en 2014.
Pensionistas
Ampliar
El pensionista, Carlos Ruiz, protegiendo de la lluvia al militante LGTB, Erlantz Iglesias, de Harro Plataforma.
El pensionista, Carlos Ruiz, protegiendo de la lluvia al militante LGTB, Erlantz Iglesias, de Harro Plataforma.
Pensiones y papeles
Ampliar
"Sin papeles no hay derechos", recordaron en los actos de Iruñea los colectivos de personas migradas que secundaron la huelga general.
"Sin papeles no hay derechos", recordaron en los actos de Iruñea los colectivos de personas migradas que secundaron la huelga general.
Valoración de la huelga
Ampliar
Siete mujeres, siete portavocías. Edurne Larrañaga (LAB), Amaia Muñoa (ELA), Iratxe Delgado (Ernai), Naia Torrealdai (movimiento feminista), Ana Pérez (Steilas), Isabel Castro (ESK) y Miren Basaldua (movimiento ecologista) fueron las responsables de dar las valoraciones de la huelga general.
Siete mujeres, siete portavocías. Edurne Larrañaga (LAB), Amaia Muñoa (ELA), Iratxe Delgado (Ernai), Naia Torrealdai (movimiento feminista), Ana Pérez (Steilas), Isabel Castro (ESK) y Miren Basaldua (movimiento ecologista) fueron las responsables de dar las valoraciones de la huelga general.
Emplazamiento
Ampliar
Por primera vez, el Ayuntamiento de Bilbao ha denegado el permiso para que los discursos finales tengan lugar en la escalinata del consistorio y ha alejado unos metros a los manifetantes, que ahora se atascan en el puente antes de entrar en la explanada.
Por primera vez, el Ayuntamiento de Bilbao ha denegado el permiso para que los discursos finales tengan lugar en la escalinata del consistorio y ha alejado unos metros a los manifetantes, que ahora se atascan en el puente antes de entrar en la explanada.
Pancartas caseras
Ampliar
Trabajo, pensión y vida dignas, el lema de la huelga, las palabras que reivindica una de las familias que la secundó.
Trabajo, pensión y vida dignas, el lema de la huelga, las palabras que reivindica una de las familias que la secundó.

Relacionadas

Pensiones
Los pensionistas vascos vuelven a la calle para reivindicar unas residencias públicas y seguras

El derecho a la manifestación sigue desarrollándose en Euskal Herria con discreta normalidad y entre 70 y 80 pensionistas han acudido hoy a la puerta de la Diputación de Bizkaia, administración responsable de las residencias de mayores, para seguir reivindicando unas pensiones dignas y un sistema socio sanitario público y universal.

Pensiones
Sin pensiones y salarios dignos, no hay progreso

Hay una sentencia, acuñada por la sabiduría popular, que nos aconseja reflexionar antes de abrir la boca para soltar alguna burrada; es aquella que asegura que “callado estás más guapo”. Pues bien, por muy conocida y certera que sea, no hay nadie que se aplique dicha recomendación. Tampoco la clase política o los grandes empresarios y banqueros suelen abstenerse de meter la pata en cuanto se ven rodeados de micrófonos y cámaras.

1 Comentario
#46632 11:27 31/1/2020

Aupa! Todo el país está en la misma. Hay autonomías que les cuesta más manifiestarse, pero creo que ha llegado el momento para el gobierno de quitar ya el 155. Vamos a luchar, que el cambio está cerca ( y no me refiero al climatico) para más igualdad en general -> y insallah renta base universal como pilar de está sociedad avanzada (vivimos en el siglo 21. amigos mios -> tiempos para un nuevo renacimiento) !

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
El Gobierno prorroga un “escudo social” que deja fuera a decenas de miles de familias

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) exige un Real Decreto que “homologue las situaciones de vulnerabilidad” para no marginar a las familias que ya vivían en situaciones precarias antes de la crisis del covid-19, que proteja a las personas sin papeles y a las que han tenido que ocupar pisos de bancos o fondos buitre.

Coronavirus
Sanitarios de A Mariña recogen firmas contra la celebración de las elecciones gallegas
Los profesionales advierten del peligro que se corre si un positivo en coronavirus o cualquier otra persona que esté guardando cuarentena vaya a votar el domingo. Recogen firmas en la zona de A Mariña, totalmente confinada, para mostrar su descontento ante la medida.
Educación
Volver al futuro: la inclusión en las coronaescuelas
El Conseller de Educació ya ha adelantado cómo será la vuelta al cole en el País Valencià, igual que ha asegurado que se contratará a más personal y que se “ha aprendido mucho” de la pandemia. En Elche, docentes y familias de escolares pertenecientes a grupos vulnerables reflexionan sobre las dificultades del pasado para configurar sus demandas del futuro.
Black Lives Matter
Coches contra manifestantes: se extienden los atropellos contra activistas de Black Lives Matter

En las últimas semanas han sido decenas los conductores que han acelerado sus coches contra grupos de activistas de Black Lives Matter. Mientras, circulan por las redes memes y bromas sobre atropellar manifestantes. 

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
Joserra Becerra: “Al Parlamento voy en autobús”

Ingeniero de profesión y político desde hace diez años, Joserra Becerra es el candidato a lehendakari por Equo Berdeak en las elecciones al Parlamento Vasco que se celebran el domingo 12 de julio.

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
La derecha socialista vasca o la izquierda abertzale española

El Parlamento Vasco es una cámara con pocos escaños y muchos partidos en la que para formar gobierno es necesario pactar desde 1986. En el debate electoral de anoche, el PNV y el PSE mostraron una clara sintonía que invitaba a repetir el Gobierno de coalición. “¡Con voto obrero, PNV de acero!”, clamaba este lunes el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

Bolivia
Oscar Olivera: “En Cochabamba hay muertos en las calles”

La situación de Bolivia, en plena crisis de covid-19, es desesperada. Oscar Olivera, uno de los protagonistas de la Guerra del Agua de Cochabamba en 2000, ahora con coronavirus, cuenta su propia experiencia y su visión de la actual crisis sanitaria, social y política que atraviesa el país. “Lo único que nos queda es la solidaridad de los compañeros”, dice.

Últimas

Iglesia católica
La doble privatización del Patio de los Naranjos
“Yo, desde muy pequeño, jugaba en el Patio de los Naranjos, que me ha cabreado mucho que los curas lo hayan cerrado, porque los niños jugábamos allí, y había pocas plazas.”
Crisis económica
El capitalismo del coronavirus y cómo derrotarlo
Este vídeo trata las formas en las que la actual crisis de la COVID-19 ya está transformando nuestra concepción de lo posible.
Opinión
Queerfobia

En el debate desencadenado por el documento trans- y queerfobo del PSOE se está invisibilizando a las personas queer, y una parte del movimiento trans y de la PSOE se unen en la queerfobia.

Ayuntamiento de Madrid
Otro balón en el tejado del Ayuntamiento de Madrid

Al mismo tiempo que todos los grupos políticos aprobaban en pleno los Pactos de la Villa, representantes del movimiento vecinal de Carabanchel entregaban en su Junta Municipal un comunicado crítico con esas medidas sociales que aún no llegan a los barrios.


Energía solar
¿Un millón de tejados solares en 2025?

La creación de 17.000 hectáreas de tejados solares permitiría abastecer a un sexto de la población española en cinco años. Un estudio del Observatorio de Sostenibilidad sienta las bases para conseguirlo en 2025.

Memoria histórica
¿Encontraremos algún día la voz perdida o enterrada de Antonio Machado?

Se cree que dos veces habló el poeta por la radio. La segunda, en Barcelona, en noviembre de 1938, defendió la legitimidad del Gobierno como representación de la voluntad popular.