Señor Nadal, no insulte nuestra inteligencia: renta mínima y renta básica

La proposición para establecer un ingreso mínimo de 426 euros para las familias sin recursos ha sido presentada por el Gobierno como la quiebra de nuestro sistema, pero su coste sería mucho menos de lo que plantean. 

Alberto Nadal. Secretario de Estado de Presupuestos y Gastos
Alberto Nadal. Secretario de Estado de Presupuestos y Gastos
ATTAC

publicado
2017-12-26 14:35:00

El pasado 28 de noviembre Alberto Nadal, Secretario de Estado de Presupuestos, compareció ante la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso. Dicha Comisión aprobó en el Congreso, allá por febrero, con los votos en contra del PP y Ciudadanos. tramitar una proposición de ley para establecer un ingreso mínimo de 426 euros para las familias sin recursos, según una iniciativa legislativa popular promovida por los sindicatos CCOO y UGT.

Según el señor Nadal, establecer ese ingreso mínimo provocaría una fuerte subida de impuestos, supondría ‘la quiebra de la Hacienda Pública’ y ‘el sistema de bienestar se vería en peligro’. También dijo que la secretaría que dirige ha hecho diferentes cálculos sobre los que sustenta esas afirmaciones, señalando además que para poder sostener esa renta mínima habría que elevar el IRPF un 20% y aumentar tres puntos todos los tipos de IVA, lo que supondría una subida impositiva de un nivel tal que volveríamos a los peores años de la crisis económica en crecimiento y creación de empleo. Lo que haríamos, ha afirmado el Secretario de Estado, es ‘crear las condiciones para que millones de españoles estuvieran en riesgo de exclusión social y se revertiría todo lo ganado en los últimos años’ y terminó afirmando que tal como está redactada la proposición de ley, ‘la medida desincentivaría el trabajo y tendría un efecto llamada muy importante entre ciudadanos de la Unión Europea’. Y se quedó tan ancho.

Les propongo un juego: olvídense por un momento que hablamos de una renta mínima de 426 euros para las familias más necesitadas e imaginen qué podría provocar un cataclismo financiero y social de tal envergadura por su coste. ¿Tal vez el fraude fiscal de 60.000 millones anuales, según cálculos de Gestha? ¿El rescate a la banca que costó 60.000 millones según el Tribunal de Cuentas o 130.000 millones según otras fuentes? ¿O el coste de 90.000 millones anuales de corrupción por no seguir elucubrando e ir a lo seguro? Error. El acabose económico lo generarían los 15.000 millones de euros anuales que se calcula costaría implantar las rentas mínimas propuestas por los sindicatos.

Sus negros augurios, señor Nadal, recuerdan los que se gritaban en Estados Unidos contra el proyecto de ley de Seguridad Social de 1935 que establecía un plan federal de pensiones. "Con el seguro de desempleo nadie trabajará. Con el seguro de vejez nadie ahorrará, y el resultado final será la decadencia moral, la bancarrota financiera y el derrumbe de la República". Estas y otras necedades se escribieron entonces. Aunque hay que reconocer que decadencia moral y bancarrota financiera haberla, la hay, pero no precisamente por los perceptores de pensiones, sino más bien por los que se oponían entones y se oponen ahora. Usted ya sabe de quiénes hablo.

La renta mínima que plantean los sindicatos costaría cuatro veces menos que el rescate a la banca

Cosas parecidas si no peores se escribieron en Francia al establecerse las vacaciones pagadas. Nadie volvería al trabajo después de las vacaciones, porque los obreros estarían alcoholizados. Y así ha sucedido, con cada uno de los derechos que hoy consideramos irrenunciables. ‘El radicalismo de ayer es el sentido común de hoy’ escribió Gary Willis. Y parece que llevaba bastante razón.

Y, ya puestos, recordemos la tantas veces augurada quiebra de las pensiones. Anunciada para el 2002, después retrasada hasta el 2010 y ahora en sus últimos estertores a causa, entre otros factores, de haber vaciado el fondo de pensiones para otros menesteres, que se produce con el fondo del mismo run run mediático sobre el negro futuro de las mismas. Improbo esfuerzo para que nos echemos a los brazos de los planes privados de pensiones. Por cierto, pregunte señor Nadal cómo les ha salido en Chile el ‘experimento’ de planes privados de pensiones y sus consecuencias para la población).

Al final nos pasará como al pobre feligrés que, harto de escuchar desde el púlpito castigos, malos augurios y amenazas, se dirigió al clérigo que los gritaba y le respondió: "Señor Cura, si hay que ir al infierno, se va. Pero deje ya de acojonarnos".

No sea usted antiguo, señor Nadal. ¿No le da un poquito de vergüenza recurrir al miedo? Sí, ya sabemos que es un arma poderosa, porque paraliza, pero de usted se espera algo más. Además, ¿no cree que ha llegado el momento de salir de esa zona de confort ideológico que en el fondo no hace sino inmovilizarnos ante cualquier propuesta más justa, más eficaz y sobre todo más generadora de igualdad y por tanto más necesaria para cimentar el contrato social que, a pesar de algunos, todavía mantenemos?

Le voy a dar buenas noticias, señor Nadal. No tenemos por qué gastarnos ese dinero y menos en algo que viene mostrando hace tiempo su ineficacia en la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Y además de ser ineficaz y es estigmatizador. Porque asignar a las familias más necesitadas una renta cuya cuantía ni siquiera se acerca al umbral de pobreza (684 euros por persona) es crear pobreza por Decreto Ley. Es lo que tienen esas llamadas Rentas Mínimas de Inserción, que deberían empezar a denominarse Rentas de Inserción Mínima, vistos los resultados obtenidos.

Tal vez, señor Nadal, haya oído usted hablar de la Renta Básica Universal. Tiene que sonarle. Si no es así, infórmese, porque es una medida que elimina la pobreza y lleva asociada una propuesta de financiación sin coste adicional alguno. Y, por supuesto, sin recortar ninguna partida de gasto social. ¿No le atrae la idea? En España se aplica desde hace tiempo, aunque no de manera universal porque solo la disfrutan quienes cobran un sueldo y hacen Declaración de la Renta. Se llama ‘mínimo personal’. Vamos, que se benefician los que probablemente menos lo necesitan. Y no parece que eso haya quebrado el sistema ni creado el caos que usted nos augura.

La financiación de una Renta Básica (universal, incondicional, individual y suficiente) de cuantía equivalente al umbral de pobreza no deja de ser un problema de carácter técnico, y como tal, tiene solución, porque dinero hay, aunque muy mal repartido. Le remito al estudio elaborado por la Red Renta Básica en el que se muestra que con una reforma fiscal nada compleja (pero sí progresiva y , por tanto, más justa) podría financiarse, como le decía, a coste cero. Y de un año para otro, sin esperas. 

Pero esa solución tiene algunos efectos secundarios que no sabemos si serían del agrado de sus jefes, conocida su aversión al ejercicio de decidir, me refiero a que los demás decidan. La Renta Básica Universal además de eliminar de golpe la pobreza nos daría unas mínimas cotas de libertad que permitirían, por ejemplo, poder rechazar trabajos de mierda (llamemos a las cosas por su nombre) o poder negociar salario y condiciones laborales teniendo cubiertas las necesidades mínimas. También podría ocurrir que, teniendo esa mínimas necesidades cubiertas, queramos decidir qué hacer con nuestra vida y cómo queremos hacerlo. De entrada suena revolucionario, pero no se asuste, señor Nadal. Si lo piensa un poco es lo mínimo que podemos esperar de una sociedad tan desarrollada como la nuestra.

Por estas y otras muchas razones que se intuyen fácilmente le proponemos establecer la Renta Básica Universal como medida de amplio espectro. Además es justa, es necesaria y es posible. Porque queremos que nuestras vidas dejen de ser un problema a resolver y pasen a ser una realidad a vivir. Nada más y nada menos.

4 Comentarios
#5658 9:38 29/12/2017

Pero este señor quien es y que es lo que defiende? Seguro que el tiene cubiertas todas sus necesidades y además por no pegar un palo al agua. En fín...

Responder
0
1
#5696 18:49 29/12/2017

La Renta Básica Universal es para todos, para el señor botín y el que vive debajo de un puente. Esa es la clave de su justicia, se concede por ser persona. Usted supongo que también la recibiría. De nada sirve que comente que elautor tenga las necesidades cubiertas ya que la propuesta es más universal que dar de comer a los pobres.
Lea sobre el tema en Red Renta Básica, apuesto a que le convencerá. Un saludo

Responder
0
0
#5695 18:46 29/12/2017

Busque Red Renta Básica y lea los artículos allí publicados usted. Eso es lo que propone

Responder
0
0
Pablo 1:03 27/12/2017

Hola si los sueldos se van ha quedar 700 .1000 y 10 horas de trabajo al día. Prefiero la renta vasica .con mil euros sigo pasando abre y en cima trabajando y las inpresas en gordando

Responder
1
0

Destacadas

Narcotráfico
¿Y si los cárteles mexicanos fuesen una ficción?

Oswaldo Zavala es una voz discordante en México. Zavala señala al capital transnacional y en  como principales beneficiarios del clima de violencia durante la ‘guerra contra el narco’.

Laboral
El conflicto en Boyacá pone patas arriba la distribución de prensa diaria en Madrid
La plantilla de falsos autónomos protesta por el despido del 50% de los trabajadores y la bajada de sueldos propuesta por la compañía. Los kioscos madrileños llevan tres días sin recibir la prensa diaria con normalidad.
Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Historia
Elizabeth Magie, la mujer que inventó el Monopoly para denunciar el capitalismo

Elizabeth Magie, la poco conocida inventora del juego de mesa Monopoly, se habría encerrado a sí misma en la cárcel si hubiera vivido para ver la gran influencia que ha alcanzado la actual versión tergiversada de su juego.

Francia
Macron y la impostura de la selección francesa

El presidente francés Emmanuel Macronha decidido seguir jugando al juego europeo de la incontinencia populista con respecto al tema de la inmigración.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.