Glovo
Pujan no es el primero, hemos muerto 14 riders en un año

La necesidad económica y la precariedad laboral son las causas de los accidentes laborales de los repartidores, pero también las herramientas de las empresas de plataforma para controlar a sus empleados.

Protesta muerte trabajador Glovo
Protesta por la muerte de un trabajador de Glovo en Barcelona. Foto: Paco Freire, La Directa

publicado
2019-05-30 12:52:00

Desde el movimiento Riders X Derechos, y yo mismo como exrider despedido por Deliveroo, llevamos tiempo avisando de que no iba a pasar mucho tiempo hasta que un accidente laboral mortal ocurriera. A las personas ajenas a nuestro trabajo, les llama la atención ahora que ha ocurrido cerca de nosotros, en territorio español, pero la cuenta de las y los repartidores de plataformas fallecidos en el trabajo es larga, como una especie de boletín de guerra: México, Reino Unido, Italia, Rusia, Francia, Argentina, Australia y ahora España, hasta 14 compañeras y compañeros repartidores se han dejado la vida en menos de un año.

Sin duda, consideramos responsables de todo ello a las plataformas de reparto, pero no queremos especular sobre la muerte de este último repartidor. Como desde el principio hemos hecho, seguimos denunciando la precariedad y la falta de seguridad que caracterizan este sector dominado por el modelo de economía de plataforma.

Glovo
Tres meses infiltrado en Glovo
57

Paul Iano, estadounidense, trabajó durante tres meses para Glovo en País Vasco. Lo hizo para conocer desde dentro las condiciones laborales de un tipo de empresa con una forma de funcionamiento ya habitual en Estados Unidos, en el que se externalizan los costes y se quedan solo con el beneficio.

Plataformas como Glovo se aprovechan de la figura laboral del autónomo para externalizar los riesgos laborales y económicos creando un sistema donde las y los trabajadores están sujetos a una extrema presión. Presión de carácter económico, por ejemplo, porque se cobra por pedido y porque estas constantemente evaluado por la misma plataforma. Si eres rápido, si no has tenido quejas de los clientes, si aceptas todo tipo de pedido y no rechazas nada, si estás disponibles siempre en las horas de alta demanda... en fin, si te califican como "buen" rider tendrás acceso a más horas de trabajo y quizás más pedidos. Por el contrario, si no lo eres, tendrás que esperar hambriento a que te caiga milagrosamente un pedido. 

Presión de carácter laboral, pues si sufres un accidente o enfermas, las plataformas se lavaran las manos y tendrás que tragarte la recuperación con la mínima compensación del autónomo o con un seguro que, en el 99% de los casos, no te habrás podido permitir, porque para activar el seguro que te proponen ellos es un infierno.

La consecuencia es una situación mixta de precariedad y necesidad que aumenta la posibilidad de un accidente en un contexto laboral donde ya existen muchos riesgos

Seguimos denunciando que los riders son falsos autónomos, que no deciden nada por su cuenta, que tienen que seguir las reglas impuestas o están fuera, como me pasó a mí en mi experiencia con Deliveroo. La consecuencia es básicamente una situación mixta de precariedad y necesidad que aumenta la posibilidad de un accidente en un contexto laboral donde ya existen muchos riesgos.  

Ya ha muerto una persona en España, pero también hay decenas de accidentados que no reciben o perciben nada, ni desde estas empresas de plataformas, ni desde la Seguridad Social por culpa de la cotización de la cuota de autónomo. Este modelo se salta el estatuto de los trabajadores, convenios, evita pagar la seguridad social, pero controla a sus “autónomos” que no tienen derechos ni a un descanso —sino baja su rating—, y muy lejos de poder acceder a una baja laboral o unas vacaciones pagadas.

Falsos autónomos es lo que somos. Seguiremos denunciando las practicas de plataformas como Glovo o Deliveroo e intentaremos mejorar las condiciones de precariedad y seguridad que las y los trabajadores tienen impuestas, esperando que no haya más muertes, como las de Pujan y las ocurridas en otros países, y que sucedan menos accidentes como los que se sufren a diario. 

Cooperativismo
Cooperativismo frente a las economías colaborativas
La precariedad laboral de las repartidoras en bicicleta ha dado lugar a movimientos de protesta y a alternativas basadas en la cooperación y la horizontalidad.

Relacionadas

Glovo
¿Autónomos de Glovo? La degradación laboral

Las personas que acceden ahora al mercado laboral no han visto la degradación progresiva de las condiciones laborales, no solo del salario, de las últimas décadas. No han participado de la vieja concepción por la cual el trabajo, además de un salario, te dotaba de un lugar en la sociedad.

Glovo
Tres meses infiltrado en Glovo
57

Paul Iano, estadounidense, trabajó durante tres meses para Glovo en País Vasco. Lo hizo para conocer desde dentro las condiciones laborales de un tipo de empresa con una forma de funcionamiento ya habitual en Estados Unidos, en el que se externalizan los costes y se quedan solo con el beneficio.

3 Comentarios
Namzug 12:18 31/5/2019

He sido rider de Glovo durante 6 meses como falso autónomo, trabajando 10 horas al día, excepto 1 día a la semana por propia voluntad, aceptando todo tipo de pedidos, cubriendo comidas y cenas, para cotizar 1000 € al mes tras 1000 km mensuales, teniendo que pagarme el seguro, tomando mis propias medidas de seguridad vial sin ningún tipo de control, teniendo una puntuación entre 96 y 99 sobre 100 casi siempre pero lo dejé porque era inviable con el sistema de autónomos que tenemos, porque no tenía permisos, ni días de vacaciones, ni ningún tipo de protección social ante accidentes menores o enfermedades comunes ya que sin trabajar no cobras, ni siquiera me salía a cuenta ampliar cotización porque no daba para pasar el mes ni compensar el desgaste físico y mantenimiento de la bicicleta tras tanto rodaje con carga ( he llegado a transportar bolsas de la compra de 10kg ).

La empresa busca siempre tener comprometidos falsos autónomos de más para no fallar la cobertura de pedidos en horas pico pero al no haber contrato de trabajo se realiza de manera descontrolada, masiva y desentendida puesto que no acarrea responsabilidad alguna a la empresa cuyo éxito se basa en el crecimiento exponencial de uso de su aplicación como intermediario.

Como exrider me solidarizo con la campaña por la mejora de las condiciones laborales y de seguridad víal/laboral necesarias.

Por experiencia personal recomendaría que los riders trabajásemos en cooperativas locales con compromiso tanto con los usuarios como con los trabajadores. Pero con la competencia desleal de las multinacionales no se puede competir a menos que hubiera complicidad de los clientes y ayuda desde las instituciones.

Responder
7
2
#35321 14:06 2/6/2019

Lo mejor que se puede hacer es no usar ni glovo ni deliveroo. Yo nunca los he usado y no me ha pasado nada hasta ahora. No vale solidarizarse y luego consumir estos servicios.

Responder
4
1
#35157 14:33 30/5/2019

A formar cooperativas con software libre que sean una alternativa social y obrera a estas empresas, y sindicatos para hacerles huelgas también.

Responder
9
0

Destacadas

Enfermedades
Duelo permanente: cuando hay que aprender a vivir con la ausencia del presente

Las víctimas por daño cerebral irreversible son muchas más de las que figuran en las estadísticas. Familiares y allegados pasan meses, años e incluso décadas al lado de sus seres queridos en estado vegetativo o de mínima consciencia sin poder cerrar su dolor.

Trata
Varapalo de la jueza a la Fiscalía por exculpar a tres policías en la investigación por trata en dos clubs gallegos
Concluye la instrucción relativa a los clubs Queens y La Colina, donde la magistrada atribuye la infracción de una docena de tipos penales a los encargados de los prostíbulos y procesa en contra del criterio de la Fiscalía a tres agentes por asociación ilícita, tráfico de armas y colaboración.
Capitalismo
Estados Unidos contra China

¿Acaso el imperio estadounidense es tan vasto y arrogante en sus exigencias, que cualquier potencia emergente debe enfrentarse a él?

Cine
Ognjen Glavonic: “Las élites de Serbia representan desde finales de los años 80 la vanguardia de la posverdad”

Para el director Ognjen Glavonic, su película La carga es un proyecto contra la lógica del nacionalismo. En ella se ve un drama marcado por los silencios mientras tienen lugar una limpieza étnica y los bombardeos de la OTAN.

Últimas

Partidos políticos
Almeida y Colau, los apellidos del día de la investidura municipal

Hoy, 15 de junio, se forman los Ayuntamientos salidos de las urnas el pasado 26 de mayo. Hasta última hora se han mantenido las negociaciones en un buen puñado de ellos. El PSOE sale reforzado, el PP recupera Madrid y el “cambio” solo resiste en Barcelona, Cádiz y València.

Eventos
Así fue la jornada Mujeres escritoras contra el fascismo
El 15 de junio 'El Salto' organizó una jornada llena de mujeres que combaten el fascismo, cada día, mediante la palabra. Un día en que compartimos debates y saberes, comimos juntas y terminamos bailando.