"Sugerir que hay un 'choque de civilizaciones' es jugar el juego que quiere Daesh"

Patrick Cockburn (Cork, Irlanda, 1950) responde vía electrónica a nuestras preguntas urgentes sobre el Estado Islámico (Daesh) tras los atentados en Barcelona. Este periodista, especialista en Oriente Próximo y autor de La era de la yihad. El Estado Islámico y la guerra por Oriente Medio, es uno de los grandes conocedores de la estructura de este y otros ejércitos.

Los integrantes del comando que atentó en Las Ramblas no fueron adiestrados en las zonas de conflicto de Oriente Medio. ¿Se ha producido un cambio en las tácticas del Daesh respecto a sus comandos?
Realmente no han cambiado su estrategia. Recordemos que la inmensa mayoría de sus ataques sobre civiles han ocurrido en Iraq y Siria, utilizando suicidas que se hacían estallar, vehículos cargados de explosivos y otros métodos tradicionales. Lo mismo sucedió en Manchester a principios de este año.

Por supuesto, desde 2015-2016 les está resultando cada vez más difícil infiltrar a sus operativos tanto dentro como fuera de Iraq y Siria. Pero esto ha sido más por el avance de las fuerzas kurdas al sur de la frontera entre Siria y Turquía que por la acción turca. Entre 2011 y 2015, Turquía no hizo nada para detener a los militantes yihadistas ni recibió presiones para hacerlo del resto de la OTAN.

La falta de explosivos y armamento ha llevado al Daesh a desarrollar nuevas tácticas en Europa, utilizando vehículos y cuchillos como último recurso. Han visto que las atrocidades cometidas utilizando esos medios también cumplen sus objetivos: expandir el miedo, mostrar fortaleza y marcar la agenda de los medios. Los ataques son normalmente en lugares icónicos muy reconocibles y en focos mediáticos. Además, el tráfico de armas —pistolas y explosivos— hacia potenciales terroristas es más fácil de rastrear que los propios terroristas. Sin ese suministro, su localización es más difícil.

En España hay un debate importante sobre la financiación del Daesh. ¿Qué sabemos realmente de la financiación de este ejército?
Más importante que la financiación es cómo la versión wahabista extrema del islam predominante en Arabia Saudí —similar en ideología al Daesh— se ha ido convirtiendo en más y más dominante sobre el islam suní. Arabia Saudí financia a los clérigos, las mezquitas escuelas de esta creencia sin ningún impedimento desde Occidente o de otros gobiernos. Esto produce el caldo de cultivo para el Daesh.

¿Se puede hablar del Daesh sin hablar de la responsabilidad de Occidente en su nacimiento y financiación o connivencia con aquellos que los financian?
No: la destrucción por parte de Occidente de la autoridad estatal en Iraq en 2003 y en Libia en 2011, junto a la situación en Siria tras el año 2011, han creado las condiciones de caos y guerra en las que el Daesh floreció.

¿Se utiliza al Daesh para fomentar el odio?
El número de miembros del Daesh es minúsculo comparado con los millones de musulmanes que viven en Europa. Sugerir que esto es un “choque de civilizaciones” es jugar el juego que quiere el Daesh. Quienes argumentan esto están ayudando al Daesh.

La caída de Mosul no ha detenido la capacidad del Daesh de hacer daño a las poblaciones civiles de sus enemigos. ¿El Daesh puede permitirse derrotas mientras no pierda implantación como movimiento?
Mosul y otras derrotas militares del Daesh son derrotas reales y han debilitado mucho a la organización, aunque no la han eliminado. Los ataques terroristas son un intento de compensar y ocultar pérdidas reales sobre el terreno. El Daesh tuvo un Estado real (Ejército, territorio, impuestos, control sobre cinco millones de personas) que está siendo destruido.

¿Se puede acabar con el Daesh como movimiento sin paz en Oriente Medio?
Derrotar pero no destruir al Daesh es posible. También es posible que resurja bajo otro nombre. Como siempre, lo hará más fácilmente y mejor en un escenario de guerra y caos.

0 Comentarios

Destacadas

Energía
El Gobierno anuncia un plan de choque y una reforma del sistema para reducir el recibo de la luz

Teresa Ribera anuncia una profunda reforma del sistema eléctrico aún no concretada y medidas inmediatas, como la eliminación del impuesto del 7% a la generación eléctrica. Críticas desde la izquierda por "falta de ambición".

Enaltecimiento del terrorismo
La Audiencia Nacional rebaja a seis meses de cárcel la condena a los raperos de La Insurgencia

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional rebaja de 2 años y 1 día de prisión al mínimo legal de 6 meses y un día a los 12 miembros del grupo de rap La Insurgencia y multa de diez euros diarios durante 4 meses por enaltecimiento del terrorismo.

Grecia
Grecia recuerda al antifascista Pavlos Fyssas cinco años después de su asesinato

Cientos de personas recorrieron Atenas en memoria de Pavlos Fyssas, músico y militante antifascista asesinado por un militante de Amanecer Dorado el 18 de septiembre de 2013.

Crisis humanitaria
Ya hay 5,2 millones de personas en situación de hambruna en Yemen

El asedio del puerto de Hodeida ha aumentado en un millón el número de personas en situación de hambruna en Yemen. España sigue adelante con su intención de construir cinco barcos que, alertan las ONG, pueden ser utilizados en el bloqueo naval ejercido por la Coalición Saudí.

Nicaragua
Las peticiones de asilo de nicaragüenses marcan un récord histórico
La feminista Norma Chavarría es una de las 256 personas de Nicaragua que han solicitado asilo en España hasta julio de 2018. En 2017 lo hicieron 31.

Últimas

Violencia machista
Luces y sombras de una primavera contra la violencia machista

Desde la Plataforma de la Marcha Mundial de Mujeres de Euskal Herria (MMME) queremos compartir algunas reflexiones al hilo del surgimiento de nuevos modelos y formatos de respuesta que nos puedan ayudar a configurar una respuesta colectiva feminista más sólida y articulada.


Pensamiento
Inmovilizadas por la "confianza"

La fe en el “progreso” y nuestra confianza en los “líderes” son las dos falsas esperanzas de la sociedad actual.

Medios de comunicación
Madrid acoge el primer encuentro sobre feminismo y medios de la PDLI
El I Encuentro Feminismo, Medios e Igualdad propone mesas de debate sobre periodismo deportivo, medios feministas o periodismo antirracista.