Brasil
Multitudinarias manifestaciones contra el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil

Decenas de miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Brasil en protesta por los comentarios machistas y fascistas de Jair Bolsonaro.

Manifestación contra Bolsonaro
Las calles de João Pessoa, en el Estado de Paraiba, llenas por manifestantes del "EleNão!". Imagen de Matheus Serrer/Midia Ninja.
30 sep 2018 13:35

Convocadas por el Movimiento de Mujeres Brasileñas contra el Fascismo, ayer sábado se celebraron en todo Brasil impresionantes manifestaciones. Bajo los lemas “Ele Não” (Él No) y “EleNunca” (Él Nunca), repudiaron al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL). Hubo manifestaciones en 60 ciudades brasileñas, entre ellas todas las capitales de Estado. Las más destacadas, por su número y fuerza, fueron las de São Paulo, Río de Janeiro y Salvador de Bahía.

El movimiento fue cobrando fuerza a partir de una campaña lanzada por un grupo de Facebook, que congrega a casi cuatro millones de mujeres. Las protestas no se limitaron a Brasil, llegaron a Alemania, Francia, Italia, Portugal e Inglaterra. La creadora del grupo de Facebook afirmó que ella se limitó “a encender un fosforo, que detonó un barril de pólvora”.

El feminismo contra Bolsonaro

Según el IBOPE, instituto de investigación brasileño, Jair Bolsonaro, ex capitán y paracaidista, goza de un índice de aprobación del 20% de las mujeres. Sin embargo, su reprobación –a nivel general- aumentó en un 50% en las últimas semanas, mientras se recupera de una puñalada recibida durante un acto de campaña. El candidato ultraderechista tiene todos los méritos para ganarse la oposición del feminismo, así como de otros sectores. Su prédica misógina, xenófoba, racista y clasista, lo convierte en el político con mayor nivel de rechazo entre todos los que se presentarán a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre.

La brutalidad de sus comentarios no tiene límites, tampoco los de su candidato a vicepresidente, el ex general Hamilton Mourão. Bolsonaro, padre de tres varones y una mujer, afirmó que ésta última había nacido por “un momento de debilidad” –se supone que genética- de su parte. Tampoco le parece negativo que las mujeres reciban salarios más bajos que los hombres al realizar el mismo trabajo, “porque ellas se quedan embarazadas”. La semana pasada, su candidato a vicepresidente coronó los comentarios del ex paracaidista, al afirmar que las familias pobres a cargo de madres solteras y abuelas “son una fábrica de inadaptados”.

La disputa del domingo se centrará entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, candidato del PT, que sustituyó a Lula por estar éste legalmente impedido de presentarse. Si ninguno consigue más del 50% en la primera vuelta, se enfrentarán en una segunda, en la que el alto índice de reprobación de Bolsonaro será un fuerte obstáculo para su triunfo. Estadísticamente están igualados, pero, dada la fuerte repulsa que el ultraderechista suscita, es previsible que Haddad concite el apoyo de otros sectores sociales, hecho que definiría la elección a su favor.

El voto femenino tiene peso en Brasil. Pese a constituir el 52,3% del padrón electoral, las mujeres brasileñas han estado –y continúan- subrepresentadas en la política institucional. Algo menos del 10% del Congreso son mujeres y, entre los 13 candidatos presidenciales, solo hay una mujer. Según datos históricos, el índice de abstención electoral de las mujeres es muy bajo.

movilizaciones en Europa

Ayer sábado por la tarde, se celebraron manifestaciones en varias capitales europeas, buena parte de las asistentes lo hicieron vestidas con ropas de color violeta. En el centro de Londres, unas 2.000 personas repudiaron al candidato Jair Bolsonaro. A escasos metros del Parlamento, el micrófono de la manifestación permaneció abierto para quien quisiese expresarse acerca de la situación política en Brasil, con vistas a las próximas elecciones presidenciales. La tónica no fue en clave partidaria, sino de expresión democrática feminista y antifascista, reuniendo a electores adscritos a diferentes candidatos (Marina Silva, Ciro Gomez, Fernando Haddad y otros).

El acto de Londres contó con la presencia de Mónica Benício, viuda de Marielle Franco, la concejala del PSOL asesinada junto a su chófer meses atrás, en un atentado realizado con balas que procedían de un arsenal militar, cuyos responsables –con posterioridad al asesinato- denunciaron su substracción. “En Brasil nadie dice nada, hasta ahora no hay ninguna respuesta de la Justicia. El único apoyo que tengo es el de Amnistía Internacional y de los miles de brasileños sublevados contra la injusticia”, afirmó. Y predijo que esto podría empeorar si llegase a ganar Bolsonaro. Aunque –remató- “cuando veo esta cantidad de gente reunida en este acto, recupero la esperanza”.

En Ginebra, varias decenas de personas se concentraron frente a la sede de la ONU, portando carteles de rechazo a Bolsonaro y exigiendo “el fin del fascismo”. En París, unas 250 personas se manifestaron en el centro de la ciudad, en repudio al candidato ultraderechista. También en Lisboa se celebró un acto de reprobación del candidato del PSL, aunque tuvieron que soportar la provocación, sin altercados, de un grupo de sus simpatizantes que se concentraron en la Plaza Luís de Camões.

Relacionadas

Coronavirus
Los gigantes de la alimentación se embolsan 18.000 millones mientras el hambre se extiende por el covid-19

Las hambrunas provocadas por la pandemia pueden provocar más muertos que el propio virus, según un informe de Oxfam. Mientras, las mayores empresas de alimentación y bebidas reparten 18.000 millones de euros en dividendos a sus accionistas.

Brasil
Feminismo y organización popular contra el desgobierno de Bolsonaro

La militarización y el desgobierno frente al virus deben ser interpretados como acciones deliberadas con objetivos eugenistas. En este sentido, el presidente Bolsonaro ha pronunciado innumerables veces que es natural que las personas mueran, por lo que no hay nada que hacer. Cada inacción, confusión o declaración absurda es milimétricamente calculada, y se apoya en una base leal y muy activa, que realiza plantones en la calle, porta símbolos de la extrema derecha y enarbola sin tapujos la supremacía blanca.

Pueblos originarios
Leandro Bonecini: “Escuchar es un aprendizaje fundamental para la masculinidad blanca patriarcal”

Leandro Bonecini vivió medio año en el territorio autónomo wampis, en la Amazonía peruana, donde trabajó para formar comunicadores comunitarios. Este antropólogo y activista explica la historia, los desafíos y logros de un proceso de autogobierno que comienzan a transitar otros pueblos de la Amazonía.

7 Comentarios
amer cuello 15:09 27/10/2018

Abajooooooo Bolsonaro !!!!!

Responder
0
0
#23830 19:43 2/10/2018

Recordad los que defienden la violencia como instrumento político (Catalunya) que Bolsonaro era un candidato más hasta su intento de asesinato.

Responder
0
0
Profesorcito 6:46 1/10/2018

Al hilo de los bots que están poniendo mensajes a favor de Bolson (que se nota que son bots a leguas) me gustaría apuntar a esa idea del alumno que pega al maestro por falta de autoridad: en un aula democrática el profesor no es ninguna autoridad ni tiene sentido que lo sea. Al profesor que le “pegan” los alumnos le “pegan” por vivir en un mundo de precariedad, tanto él como sus alumnos como los padres de esos asuntos. Tanta tontería ya con el sin sentido de querer meter brutalidad donde se educan personas.

Responder
3
0
#23695 23:17 30/9/2018

Buenas noches, no consigo comprender cómo puede dar una información tan equivocada, a cerca de Bolsonaro sinceramente es un lástima ver este tipo de comentarios..

Responder
3
5
#23691 22:23 30/9/2018

Arriba Bolsonaro, hay que luchar por Brasil.

Responder
2
8
#23690 22:22 30/9/2018

La única solución para Brasil es Bolsonaro, el único que tiene coraje y propuestas para intentar cambiar el rumbo de un país infinitamente rico, pero que está hundido en corrupción y cambio de valores, hay que respetar a todos, todos tienen derecho a su espacio, un país dónde el bandido tiene más derecho que el policía o la víctima, un país dónde el alumno pega al maestro y nadie hace nada, un país dónde toda la riqueza queda en los bolsillos de los políticos y una clase artistas usurpa dinero público para bancar sus caprichos. Alguien tiene que dar la cara, y el único que tiene nada propuestas para intentar frenar a todo eso es Bolsonaro.

Responder
2
8
#23682 18:02 30/9/2018

Abajo Bolsonaro, hay que hacer frente al fascismo

Responder
10
3

Destacadas

Coronavirus
Los gigantes de la alimentación se embolsan 18.000 millones mientras el hambre se extiende por el covid-19

Las hambrunas provocadas por la pandemia pueden provocar más muertos que el propio virus, según un informe de Oxfam. Mientras, las mayores empresas de alimentación y bebidas reparten 18.000 millones de euros en dividendos a sus accionistas.

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Crisis climática
La Tierra podría sobrepasar el umbral de los 1,5ºC en los próximos cinco años

La Organización Meteorológica Mundial publica sus últimas predicciones y señala que, en 2020, la temperatura media será 0,8ºC superior a la media de los años 1981-2010.

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Coronavirus
Las redes vecinales desmontan en Cibeles el mito de Almeida: “Los servicios sociales no cogen el teléfono”

Las redes vecinales exigen frente al Ayuntamiento que el alcalde Martínez-Almeida garantice la alimentación de las 50.000 personas atendidas por las despensas solidarias. Ante la falta de apoyo institucional y el desgaste de estas iniciativas de apoyo mutuo, miles de personas podrían quedarse este verano "varadas en tierra de nadie, sin recursos para alimentarse”.

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos
El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.
Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenerife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.