Brasil
Asesinan en Río de Janeiro a una concejala del partido de izquierdas PSOL

Este 14 de marzo, a las 21:30h era asesinada a tiros Marielle Franco, concejala del PSOL (Partido por el Socialismo y la Libertad), una formación escindida del PT por la izquierda, que cuenta con representación parlamentaria estatal.

Marielle Franco
Marielle Franco. Foto: PSOL
15 mar 2018 11:04

El crimen fue consumado en el barrio de Estácio, centro de Río de Janeiro. La policía habría hallado nueve cápsulas de bala en el sitio del crimen que, según las primeras investigaciones se habría consumado en la típica modalidad de “ejecución por encargo”. La concejala, el chófer del vehículo Anderson Pedro Gomes —también fallecido en el episodio— y la asesora Fernanda Chaves, que resultó ilesa, circulaban en un vehículo oficial. Desde otro automóvil les dispararon. Los asesinos huyeron rápidamente sin llevarse nada.

Leer Río de Janeiro y su Apocalypse Now

Marielle Franco tenía 39 años. Era una activista negra nacida y criada en la favela da Maré, cerca del aeropuerto internacional carioca. Continuaba viviendo allí, donde gozaba de enorme prestigio por su tenaz labor en favor de su gente, previsibles víctimas directas —o como daño colateral— de la intervención militar a la ciudad, que ordenara el parlamento brasileño.

Se había graduado en Administración Pública en la Pontifícia Universidade Católica (PUC), completada con un maestrado en la Universidade Federal Fluminense (UFF).

En las elecciones municipales de 2016 fue la 5ª concejala más votada y estaba en el ejercicio de su primer mandato. En su acción legislativa coordinó la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos y Ciudadanía, junto al diputado Marcelo Freixo.

CONTRA LA INTERVENCIÓN MILITAR 

Frontal opositora a la intervención militar a la ciudad, el pasado 28 de febrero intervenía como relatora en la comisión que debatió su controvertida militarización. Pocos días antes de su asesinato, la concejala había criticado la acción violenta del 41º Batallón de la Policía Militar sobre los vecinos de Acarí, área periférica y socialmente marginada de la ciudad. Su denuncia decía: “Es preciso que lo digamos en voz alta para que todo el mundo sepa lo que está sucediendo en Acarí en estos momentos. El Batallón 41º de la Policía Militar de Río de Janeiro está aterrorizando y hostilizando a sus habitantes. En esta semana fueron asesinados dos jóvenes y sus cuerpos tirados en una zanja. Hoy, la policía circuló por las calles amenazando a los vecinos. Esto siempre ha sucedido y con la intervención militar se ha puesto aún peor”.

Y un día antes de ser asesinada, Marielle volvió a cuestionar la violencia instalada por la Policía Militar: “Otro homicidio que entra en la cuenta de la Policía Militar. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia. ¿Cuántos más tendrán que morir para que esta guerra acabe?”, dijo en su cuenta de Twitter.

Hemos entrado en contacto con el gabinete del diputado federal del PSOL, Francisco “Chico” Alencar, desde donde manifiestan: “Vamos a aguardar los resultados oficiales de la investigación. Por la pericia realizada en el lugar del crimen, todo lleva a creer que se trata de una ejecución”.

Pocas horas antes de morir Marielle participaba en un encuentro de mujeres negras y acababa de insertar en el muro de su FB un vídeo sobre el evento. Las redes sociales cariocas hierven hoy con la frase “no fue asalto”.

Relacionadas

Coronavirus
Naomi Klein: “La gente habla sobre cuándo se volverá a la normalidad, pero la normalidad era la crisis”

En un encuentro virtual desde su casa, la periodista y autora de La doctrina del shock habla sobre cómo las elites están utilizando la crisis del coronavirus como excusa para avanzar en su excluyente hoja de ruta.

Coronavirus
Bolsonaro, entre el coronavirus y la tentación dictatorial

El virus se ha introducido en la vida política brasileña como un torbellino perturbador, tejiendo un manto de incertidumbre y ambigüedades sobre el sentido de acciones y gestos de los actores políticos.


Brasil
Feminicidio político: los extraños vínculos del clan Bolsonaro con el asesinato de Marielle Franco

Su rostro y su nombre se han vuelto símbolos de lucha en Brasil. Socióloga y política, salida de una favela, negra y lesbiana, Marielle Franco fue asesinada hace dos años, el 14 de marzo de 2018. Los investigadores todavía buscan a los responsables del asesinato. Una de las pistas se detiene en la entrada de la residencia donde viven el presidente Jair Bolsonaro y sus hijos.

4 Comentarios
Tom Kucharz 14:03 17/3/2018

Repudiamos el asesinato de Marielle Franco, Concejala de PSOL en Río de Janeiro, pobladora de la Favela da Maré, comunidad empobrecida de Rio, era una de las principales defensoras de los derechos humanos en Brasil.

El asesinato de Marielle Franco es un crimen político. Fue asesinada por denunciar la política de seguridad del Gobierno brasileño y del Governo do Estado do Rio de Janeiro que no ha hecho más que agudizar el clima de violencia. Como relatora de la Comisión de la Cámara de concejales de Rio de Janeiro investigaba la intervención militar en este Estado, ante las posibles violaciones de los Derechos Humanos de la población que pudiera conllevar.

El asesinato de Marielle Franco pretende a todas luces amedrentar a las y los defensores de los Derechos Humanos así como influir en los comicios electorales que tendrán lugar este año.

Todo nuestra solidaridad con la familia, amigas/os. y compañeras/os de lucha.

https://www1.folha.uol.com.br/cotidiano/2018/03/partido-espanhol-ataca-governo-brasileiro-apos-morte-de-vereadora.shtml

Responder
2
0
#10696 17:22 15/3/2018

Nunca podrán matar a todas, ningún Estado ni Ejército tiene la razón. Una verdadera lastima por estas dos personas muertas y su labor.

Responder
8
1
#10690 15:22 15/3/2018

Ejecucion sumária. Jamás encontrarán los culpables así como sucede diariamente en las favelas

Responder
4
0
LB 14:41 15/3/2018

Um crime político que expõe o estado de exceção em que vivemos, com governo ilegítimo e sob uma intervenção militar.

Responder
11
1

Destacadas

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.

Coronavirus
Un abismo bajo los pies

Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno de coalición parten de dos supuestos dudosos: que la crisis no se alargará más allá de seis meses y que no hacían falta medidas estructurales para frenar los problemas que iba a enfrentar la sociedad española.

Coronavirus
Si está el enemigo, que se pase por la retaguardia

Esta situación evidencia el protagonismo de todas las personas que “sostienen” y “cuidan”: cuando se habla de guerras, a menudo olvidamos que existen en ellas esos otros actores que curan, alimentan, sostienen, animan, limpian, comunican.

Coronavirus
El Marruecos que aprende a vivir confinado

Encerrados en sus casas los marroquíes ven como cada día aumentan los casos de coronavirus que a día de hoy suma 735 detectados y ya ha dejado 47 muertos. Unas cifras que han sido suficientes para que las autoridades impulsen restrictivas medidas.

Laboral
La izquierda sindical asturiana reclama una renta básica

CSI, SUATEA, CGT y CNT denuncian el riesgo para salud de quienes trabajan en los “sectores esenciales”, y piden al Gobierno asturiano extender la protección social a los sectores excluidos, como las personas migrantes.  Los cuatro sindicatos también critican la falta de medidas de seguridad en los centros de trabajo que siguen abiertos, así como el hecho de que algunas actividades laborales sigan “sin paralizarse bajo el paraguas de ser sectores esenciales.

Coronavirus
De las calles a las ventanas: Chile y la crisis sanitaria

La crisis del coronavirus llega a un país que atraviesa desde octubre de 2019 una profunda crisis social y una oleada de protestas que solo la emergencia sanitaria ha conseguido sacar de las calles. Con más de un millón de personas bajo cuarentena, la consigna del movimiento popular ha pasado de salir a tomar las calles a quedarse todos en casa.

Coronavirus
El coronavirus lo ha cambiado todo

A tres semanas del inicio del confinamiento, acertamos a conjeturar que no acabará en anécdota. Lo que venga estará marcado por esta compleja experiencia. Este vídeo desea cosas buenas para ese después. Animación de Silvana Youlton, guion de Pablo Elorduy, música de Lionel Scardino y locución de Rebeca Hernando

Música
Bad Bunny, la legitimidad no se perrea sola

Conviene pensar en la legitimidad de que Bad Bunny se haya atribuido el lugar de hacer este gesto en las formas a las que ha recurrido. ¿Quién eres, cariño de quienes te aman, para permitirte esta representación?

Últimas

Coronavirus
Una teoría de la conspiración, detrás del incendio de postes de tecnología 5G en Reino Unido

Un bulo sobre la propagación rápida del covid19 a través de la tecnología 5G preocupa a Reino Unido. En los últimos días se han registrado ataques contra torres de telefonía en tres ciudades británicas.

Música
Canciones infantiles: hay vida más allá de los CantaJuego

Buenas noticias: bandas e intérpretes, históricos y presentes, llevan décadas haciendo canciones y música infantil con una lógica diametralmente opuesta a la industria de canciones para niños.