Vivienda
Socimis y Sareb, la última vuelta de tuerca del capitalismo gorrón

Para un 1%, negocio, para el resto, un problema de acceso a la vivienda. Entramos en un encuentro para los oportunistas del mercado inmobiliario.

Ensanche Vallecas
Una calle desierta del Ensanche de Vallecas, en Madrid. David F. Sabadell

Lunes, 29 de enero. En una de las salas de la Bolsa de Madrid tiene lugar un encuentro ofrecido por Sareb cuyo título es ‘Oportunidades de inversión en el sector Inmobiliario”. Nos dirigimos hacia allí preguntándonos, entre risas, si vamos debidamente ataviados para la ocasión. Es nuestra primera vez.

Nunca habíamos pisado este majestuoso edificio, aunque la sensación final que quedará es la de que hay mucho de fachada y la impresión de que el sector financiero alberga mucha más vulgaridad de la que suponíamos. Pocas corbatas y una media de edad de unos 50 y tantos años. La mayoría, señores. Parece que el ecosistema del inversionista medio está dominado por el género masculino. Silencio. Todo el mundo está muy atento a la presentación y con un programa de mano recibido previamente en la entrada del edificio.

El encuentro se divide en dos fases. La primera consiste en un breve recorrido por la historia de Sareb; la segunda es una presentación de la nueva Socimi de Sareb que lleva el nombre de Témpore Properties y que constituye el verdadero objetivo del encuentro.

Entra en escena Manuel Enrich, que es uno de los dos ponentes que va a llevar a cabo esta presentación. Este sí que lleva corbata, cabello impregnado de gomina y tiene ese aire de comercial inmobiliario de ‘alto standing’ que caracteriza al sector. Es el responsable de relación con inversores de Sareb.

Dejando de lado la pomposidad con la que Enrich relata el éxito que ha tenido Sareb y presumiendo de su compromiso con los desfavorecidos, alegando que cuatro mil viviendas se han destinado a fines sociales, nos ofrece una oportunidad que no podemos dejar escapar: formar parte del selecto club de socios de la Socimi Témpore Properties, la cual está destinada a los pequeños y medianos inversores que quieran lucrarse con el alquiler residencial en la periferia de las ciudades, haciendo especial hincapié en el barrio madrileño de Vallecas.

Una vez hecha la introducción, comienza lo interesante. Ahora, el conductor es Nicolás Díaz Saldaña, consejero delegado de Témpore Socimi. Este señor es conocido por ser el directivo que lideró las ruinosas inversiones internacionales de Metrovacesa y es un fichaje excelente para liderar esta operación de Sareb cuya única finalidad consiste en el alquiler residencial de sus activos inmobiliarios, que están valorados en 175 millones de euros.

En el turno de preguntas, Díaz Saldaña explica el plan de que el centro de Madrid quede reducido al alquiler turístico y a viviendas para personas 'expatriadas' que pueden pagar una renta que el resto de los mortales no puede asumir

Hay varias cosas que nos llaman la atención durante la presentación. Una de ellas, que nos hace dar un bote en el asiento, es que la gestión de dichos activos pasaba a ser responsabilidad de Azora.

Por si no lo recuerdan, Azora es la empresa a la que se adjudicó la controvertida venta de las 2.935 viviendas de Ivima (Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid). Esta adjudicación se realizó a través de una empresa vehicular que fue creada para la ocasión y a la que llamaron Encasa Cibeles, S.L.

Paradójicamente, la semana pasada se divulgó un informe del fiscal de la querella interpuesta contra los responsables de esta operación, en el que define la venta de miles de viviendas públicas en Madrid como un proceso "trufado de irregularidades" .

Según Díaz Saldaña, el conductor de la segunda ponencia, Azora fue la adjudicataria de un concurso al que se presentaron nueve sociedades. La describió como una de las compañías que mejor conoce y gestiona el mercado residencial de alquiler. Sin embargo, habría que saber cuál es la opinión de las personas afectadas por la venta de las viviendas públicas de Ivima, que con toda seguridad no estarán muy de acuerdo con nuestro querido Nicolás.

En el turno de preguntas, escuchamos cómo Díaz Saldaña responde una serie de dudas que esclarecen las características de la ‘burbuja inmobiliaria bis’ que se está produciendo en Madrid.

Esta fue una de ellas: un presunto inversor quería saber por qué todas las viviendas estaban ubicadas en barrios como el del Ensanche de Vallecas. A lo que este respondió que el proyecto consistía en que el centro quede reducido al alquiler de viviendas de uso turístico y a viviendas de ‘expatriados’. Esto es, personas llegadas de otros países con puestos de trabajo altamente remunerados y que pueden pagar una renta de alquiler que el resto de los mortales no puede asumir.

Leer: ¿Quién puede alquilar en Madrid?

Por tanto, se constata que el verdadero negocio se encuentra en la periferia; esto es, alquilar viviendas a quienes los bancos no dan ya una hipoteca, siempre y cuando puedan hacerse cargo de una renta media de unos 550 euros por vivienda. Acto seguido, se informa sobre el hecho de que el precio medio de estas viviendas está en torno a 480 euros. Es cuando resaltan que, gracias a la capacidad de negociación de la gestora Azora, pueden conseguir que los inquilinos firmen un contrato nuevo en el que esa cantidad suba a 70 euros y que consecuentemente aumente la rentabilidad del 3,7% actual al 5,5% en 2019.

Después de esta revelación, aseguran que Azora ha conseguido unos 25 contratos nuevos en este breve periodo de tiempo.

Otra de las cuestiones que tratan aborda del índice de morosidad que hay en el pago de las rentas por parte de los inquilinos. Inmediatamente, desde el estrado se señala que Témpore no va a alquilar las viviendas a ‘cualquiera’; que van a hacer un estudio pormenorizado de las personas que pueden acceder a ellas para asegurarse de que no ocurre lo mismo que sucedió en la época del boom hipotecario.

Es decir, que una entidad como Sareb, que está financiada con dinero público y con activos que provienen de un rescate bancario, hará una selección muy exhaustiva para evitar alquilar una vivienda a alguien que pueda ser sospechoso de… (escriban aquí lo que consideren).

Témpore Socimi. Pero, ¿qué es una Socimi?

Las Socimi son la última vuelta de tuerca del capitalismo gorrón. Las finalidades de este tipo de sociedades son el alquiler y la venta de viviendas. Hasta este punto es todo normal. Sin embargo, los privilegios de estas entidades comienzan con el hecho de que están exentas del pago del impuesto de sociedades, lo que conlleva que una sociedad de este tipo gane un 25% más que una sociedad dedicada a otra actividad.

Los fondos de inversión consiguieron que el gobierno suprimiese los artículos más molestos de la ley de arrendamientos urbanos como el derecho de tanteo

Quizá por este motivo los gabinetes de comunicación de los fondos de inversión recuerdan puntualmente que, aunque la Socimi está exenta de pagar impuestos, sus accionistas deben pagar por los dividendos que reciben cuando declaran el impuesto de la renta.

Sin embargo, estos trovadores no se acuerdan de que quienes se ocultan detrás de las Socimi son frecuentemente las grandes fortunas, que ocultas tras una Sicav, logran evitar también el pago del impuesto de la renta con la connivencia de todos los poderes del estado.

Además, los fondos de inversión consiguieron que el gobierno suprimiese los artículos más molestos de la ley de arrendamientos urbanos como el derecho de tanteo, el cual desaparece cuando la vivienda se vende junto con el resto de viviendas de un mismo inmueble, o la reducción a tres años del plazo obligatorio de alquiler que asistía al inquilino. De esta manera, la Socimi tendría las manos libres para ajustar al máximo el precio del alquiler.

No hay que olvidar que detrás de las Socimi subyace una nueva sociedad de trabajadores precarios a los que no es conveniente darles una hipoteca, ya que es muy probable que no puedan devolverla.

En suma, se trata de exprimir a un sector de la sociedad cada vez mayor y más desposeído, explotando sus necesidades básicas en el contexto de una depresión económica que ha venido para quedarse.

Leer: Caídas en los mercados: ¿ligero resfriado o enfermedad terminal?

Para que el negocio sea redondo, ya solo hace falta comprar multitud de viviendas con un precio de remate. Y aquí es donde interviene Sareb. Su creación proviene de un compromiso adquirido por el gobierno español con la Troika en 2012.

En virtud de este acuerdo, Sareb compró las viviendas, los solares y los préstamos hipotecarios impagados de entidades financieras como Bankia, CAM o Catalunya Banc. La banca española, con la excepción del BBVA, aportó 2.608 millones de euros a SAREB adquiriendo así el 55% de su capital, siendo mayoritariamente público el 45% restante.

En 2014 Sareb, que está dirigida por la banca privada, asignó la gestión de su patrimonio a las sociedades filiales del Banco Santander, Caixabank y Banco Sabadell, que de esta forma podrán hacer negocio con lo invertido.

La cuarta designada para su gestión no fue un banco sino una inmobiliaria llamada Haya Real Estate perteneciente al fondo buitre Cerberus, con sede en Nueva York. A esta sociedad, que tiene como consejero a José María Aznar Botella, Sareb le adjudicó la cartera de préstamos impagados de Bankia. Pero el peligro de este banco malo radica en que el Estado español avaló los más de 50.000 millones de euros que le prestó la Unión Europea.

Debido a que el Estado no es su socio mayoritario, este aval todavía no computa como deuda pública. Hacemos hincapié en ese “todavía” porque la parte que Sareb no logre devolver será pagada por el Estado. Por su parte, el banco malo manifiesta en su web que se está deshaciendo de sus bienes inmobiliarios a un ritmo muy alto, puesto que ya ha vendido 68.000 activos de los 200.000 que recibió, siendo que ya ha vendido lo más apetecible.

Sin embargo, en 2016, el último año del que tenemos datos, presentó pérdidas de 663 millones de euros. De esta forma se observa que la salida a bolsa de Tempore Socimi está relacionada con la necesidad que tiene Sareb de hacer caja cuanto antes.

A principios del año 2017 le quedaban 40.925 millones de euros por devolver, lo que equivale al salario anual de más de dos millones de personas, tomando como base el salario más frecuente en España.

Con estos datos, resulta sangrante que Sareb manifieste en su página web que “Las viviendas no han sido adquiridas con dinero del contribuyente”. A buen seguro, será la sociedad española quien las tenga que pagar de nuevo y por supuesto, sin recibir nada a cambio.

Relacionadas

Vivienda
La vivienda como derecho común básico

A pesar de que en los últimos 25 años se han construido en el Estado Español, y en concreto en Andalucía, más viviendas que nunca, llegando a superar las 650.000 entre los años 2005 y 2007, estas no han podido cubrir las necesidades de la población. Algunas zonas de Andalucía se encuentran en una situación de emergencia habitacional que no para de crecer. Son muchas las familias que tienen problemas para acceder a una vivienda digna, un derecho que, según el Artículo 47 de la Constitución Española, tienen todas las personas en el Estado.

Fondos buitre
Fidere, la sombra de Blackstone convertida en el rey inmobilario

¿Quién está detrás del fondo estadounidense que se ha convertido en una de las principales empresas inmobiliarias en el Estado español?

Vivienda
Los cinco bloques de vivienda que se han negado a pagar las subidas de alquiler impuestas por Blackstone

Ya son más de cien las familias de cinco bloques de viviendas que se han plantado y han dicho no a la subida de alquileres en las viviendas que Fidere, filial de Blackstone, compró a la EMVS en 2013. 

5 Comentarios
#8217 21:03 10/2/2018

Da frío leer en cómo se camuflan los buitres

Responder
6
1
#8185 11:44 10/2/2018

Gorrón, no. Depredador, ladrón, cuatrero o delincuente serían mejores calificativos.

Responder
14
1
#8142 17:16 9/2/2018

Gorrón? En serio? Me temo que el capitalismo es cosas mucho peores. La terminología enrollada daña un buen articulo.

Responder
17
2
matriouska 17:09 9/2/2018

Llámalo USURA, no lo blanquees con "gorrón".
Articulazo, gracias

Responder
21
1
#8137 16:48 9/2/2018

Muy buen artículo, y preocupante...

Responder
10
2

Destacadas

Partidos políticos
La renuncia de Iglesias clausura una semana de bochorno

La correlación de debilidades entre PSOE y Unidas Podemos ha dado lugar a una semana de movimientos y declaraciones de pésimo gusto para una mayoría de votantes de izquierdas. Sánchez ha conseguido que Iglesias no esté en el Consejo de Ministros.

Educación
Medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Fiscalidad
La tasa Google torpedea el camino hacia el FMI a Nadia Calviño

La reunión de los ministros de finanzas del G7 se salda con un principio de acuerdo para gravar a los cuatro gigantes tecnológicos: Google, Amazon, Facebook y Apple.

Palestina
El dinero no compra la paz

Este “Acuerdo del siglo” para para Palestina no ha convencido a nadie, empezando por los más interesados.

Actualidad LGTBIQ+
Indignación por la homofobia del gobernador de Puerto Rico y otros titulares de la actualidad LGTBIQ

La ola de indignación por un chat sexista y homófobo en el que participaba el gobernador Ricardo Rosselló ha prendido la mecha de una protestas en Puerto Rico a las que se ha sumado Ricky Martin o Bad Bunny. La Cámara de los Comunes ha instado al Gobierno de Irlanda de Norte a aprobar el matrimonio igualitario lo que podría ser una vía para que este derecho fuese una realidad en todo el Reino Unido. La actualidad LGBT de las últimas dos semanas pasa también por Botsuana, EE UU, Ecuador y Polonia.

Bebés robados
Ni un paso atrás

Son sorprendentes algunas declaraciones de la prensa que dicen que este hallazgo puede dar un vuelco al relato sobre bebés robados. No debería ser así, ya que si algo se ha demostrado con este reencuentro es que el tráfico de bebés existía.

Últimas

Humor
Acuerdos

Octava entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

La Rioja
Segunda investidura fallida en La Rioja

La falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos imposibilita la investidura de la socialista Concha Andreu tras dos reuniones de urgencia en las últimas 24 horas. Por delante dos meses de negociaciones hasta el próximo intento.

Fascismo
La resurrección y el infierno

Las recientes disputas con el Vaticano a propósito de la exhumación de Franco, nos llevan a recordar los estrechos vínculos de la Iglesia con el fascismo y a ponernos de nuevo en guardia ante quienes buscan deshumanizar y exterminar al otro.

Obituario
Un sentido adiós a Paco López Jiménez
Este 16 de julio, de manera tan dolorosa como inesperada, nos abandonó Francisco López Jiménez, "Paquillo", militante ecologista de referencia
Fronteras
Grecia y la cuestión meridional de la Unión Europea

La perspectiva griega nos permite ver con mayor claridad la realidad del “Estado de seguridad”, que está surgiendo dentro de la UE, en la medida en que ese organismo está otorgando a las políticas neoliberales un estatus constitucional mediante un mecanismo liberado de cualquier forma de control democrático.

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno.