Patrimonio
Juicio al godo

Las declaraciones del Ayunmiento de Mérida, con dosis de matonismo, contra los investigadores que han planteado la posibilidad de que el Acueducto de Los Milagros no sea en realidad romano, han ofrecido una imagen de catetismo y provincianismo increíbles del consistorio al resto del país.


publicado
2019-11-19 12:10

El 5 de mayo de 1925 las autoridades de Tennessee denunciaron y llevaron a juicio al profesor John Scopes por el delito de explicar la Teoría de la Evolución de Charles Darwin. El caso, en el que intervino, dirigiendo la defensa del maestro, el brillante abogado Clarence Darrow terminó con la condena del docente y la victoria pírrica de quienes pretendían desterrar de la enseñanza todo conocimiento que no confirmase sus dogmas y prejuicios religiosos.

Tras el “Scopes Monkey Trial”, tras el juicio al mono, el creacionismo estaba en la práctica sentenciado, por más que las organizaciones cristianas fundamentalistas de EEUU hayan intentado ocupar un espacio en el debate científico patrocinando pseudo-ciencias como el “Diseño Inteligente”.

¡Quién nos iba a decir que 94 años después, en ese apartado rincón del mundo que es Mérida, Extremadura, se iba a desatar una nueva controversia que enfrenta a un dogma contra un posible debate histórico!

Del juicio al mono hemos llegado al juicio al godo. Lo explicamos:

Todo empieza con una investigación presentada en la Universidad Autónoma de Madrid que defiende que el llamado “Acueducto de los Milagros”, ubicado en Mérida, se construyó a partir del siglo IV y no en el siglo I (coincidiendo con los inicios de la ciudad romana) como se ha mantenido hasta ahora. El estudio ha sido presentado por dos ingenieros que basan su hipótesis en pruebas de termoluminiscencia aplicadas al monumento. Si se confirmase, pertenecería a la tardo-antigüedad y bajo influencia bizantina y visigoda. ¡Ah los godos!

Que se presente una hipótesis planteando nuevas cronologías es el pan nuestro de cada día en el debate histórico. Quienes plantean nuevas dataciones aportan sus pruebas, éstas son verificadas o refutadas por la comunidad científica y finalmente se alcanza un veredicto: si no son concluyentes se mantiene la cronología tradicional. Si son consistentes, se acepta. Así avanza el conocimiento: planteando hipótesis y comprobándolas.

Que se presente una hipótesis planteando nuevas cronologías es el pan nuestro de cada día en el debate histórico. Si son consistentes, se acepta. Así avanza el conocimiento: planteando hipótesis y comprobándolas
Pero en esta controversia, y de manera sorprendente, han intervenido nuestras autoridades municipales logrando elevar a la categoría de esperpento lo que no deja de ser un muy secundario debate en la Comunidad Científica dedicada a la Historia. Las pruebas de la romanidad del Acueducto son abundantes y consistentes y el estudio se basa en una datación muy parcial sobre una estructura en la que, en la práctica, se intervino durante varios siglos al objeto de mantenerlo en funcionamiento. El esperpento no está en la defensa de la actual datación del monumento, sino en quienes han intervenido y la forma en lo que lo han hecho.

Vayamos a los hechos:

Tras publicarse las conclusiones de estudio en el diario El País, el actual director del Consorcio de la Ciudad intervino para defender la postura tradicional. Todo en orden. Después decidió aportar su granito de arena el alcalde de la ciudad, Antonio Rodríguez Osuna. La cosa empieza a torcerse: ¿y qué pinta un alcalde en un debate puramente académico?

No obstante, el momento berlangiano se desatará con la intervención de la portavoz municipal Carmen Yáñez, quien anuncia que “se tomaran medidas contra quienes duden de la romanidad del acueducto” (sic). Como con Galileo Galilei o con John Scopes, la mera duda planteada ante las narices de quien vive instalado en un dogma, se convierte en un delito. Con Carmen Yáñez ha llegado el “juicio al godo”.

“Ha quedado claro – continúa – que es romano, muy romano”. Porque ya sabemos que hay españoles y mucho españoles y en Mérida, romanos y muy romanos
“Nosotros estudiaremos que vías tiene el Ayuntamiento para, a través del gabinete jurídico – nos informa la Portavoz– ver a qué personas o entidades tenemos que acudir para que se retracten o rectifiquen en la información que han publicado y están defendiendo”. Tal vez sea una perogrullada, pero Carmen Yáñez debería saber que cuando se habla de “Tribunales” en la Universidad no se hace referencia a los de Justicia y que solo planteando con libertad y sin coerción tesis y antítesis puede avanzar el Conocimiento. “Ha quedado claro – continúa – que es romano, muy romano”. Porque ya sabemos que hay españoles y mucho españoles y en Mérida, romanos y muy romanos.

“Pedimos que se retracten –informa a los investigadores– porque no tienen prueban fehacientes que determinen lo que dicen”. De nuevo hay que decir aquí una obviedad: las pruebas se presentan y debaten en la Comunidad Científica y empleando argumentos científicos, es decir: razones; y no declaraciones ridículas más propias de una barra de bar, con una dosis de matonismo impropia de quien no deja de ser la cabeza visible de un equipo de gobierno.

Las pruebas se presentan y debaten en la Comunidad Científica y empleando argumentos científicos, es decir: razones; y no declaraciones ridículas más propias de una barra de bar, con una dosis de matonismo
Flaco favor se ha realizado a la ciudad no con la publicación de un mero estudio, sino con la reacción de las autoridades de Mérida, que han ofrecido una imagen de catetismo y provincianismo increíbles. Solo espero que nos ahorremos la vergüenza de ver al Ayuntamiento denunciando ante la justicia a dos investigadores.

Y con todo, esa reacción no deja de formar parte de un cierto clima de intolerancia (y su eterna compañera, la ignorancia) que se está instalando en este país. Los dogmas, políticos y religiosos, especialmente los políticos, arraigan con fuerza y todo lo que cuestione la estrecha mente de nuestros gobernantes se convierte, primero en algo sospechoso y más tarde, en un delito.

Relacionadas

Patrimonio
El patrimonio nuclear de Lemoiz

El traspaso de la central nuclear de Lemoiz a las instituciones vascas reabre el debate sobre su futuro. Colectivos locales y ecologistas han mostrado su preocupación por el impacto que tendría una piscifactoría, la apuesta del Gobierno vasco para este mastodonte de 200.000 metros cúbicos de hormigón y 1.000 toneladas de hierro a la orilla de la mar.

Patrimonio
El TSJM declara ilegal el derribo del Taller de Precisión de Artillería

El tribunal ha estimado dos recursos y declara el plan urbanístico para construir una urbanización de 355 viviendas nulo de pleno derecho. El derribo se aprobó en pleno en noviembre de 2015 con el voto a favor de parte del gobierno de Carmena.

Patrimonio
Los sintecho que encontraron uno en el monasterio de Montesclaros

De ‘sinhogar’ en Madrid a ‘dominico’ en Cantabria. La falta de relevo generacional en los monasterios de esta orden centenaria se está subsanando con un proyecto pionero, social y ecológico que emplea a personas sin techo para facilitar su reinserción.

5 Comentarios
yaileny 21:33 24/11/2019

Mecata

Responder
0
0
#43449 3:52 21/11/2019

buenisimo, es triste pero a la vez muy divertido (o al reves)

Responder
2
0
#43365 18:16 19/11/2019

V. C. como siempre aportando cordura y lucidez. Triste la imagen que da el ayuntamiento de Mérida

Responder
10
0
Fernando Llorente 15:33 19/11/2019

Gracias por la cordura!!!

Responder
11
0
#43352 13:31 19/11/2019

Buenísimo artículo. Al fin algo de sensatez...

Responder
15
0

Destacadas

Congreso de los Diputados
El poder judicial se mete en política
Un CGPJ de mayoría conservadora y en funciones desde hace un año planta cara al nuevo Gobierno con dos movimientos polémicos.
Música
Antropoloops: 200 años de músicas mediterráneas en una hora

En el disco Mix Nostrum, Antropoloops combina más de cien fragmentos de músicas tradicionales mediterráneas para decir que el arte siempre es fruto de la mezcla, que no existe la música auténtica y que es necesario replantear el registro desde Occidente de las denominadas ‘otras’ culturas.

Alpinismo
Pablo Batalla Cueto: “El montañismo que abandona el reloj está en decadencia”

‘La virtud en la montaña. Vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista’ es un ensayo de Pablo Batalla Cueto, un agitador cultural que reivindica la no agitación.

Fronteras
No hay tregua en el frente oriental

Si un viaje devastador, larguísimo, potencialmente letal es el precio a pagar para quienes quieren alcanzar Europa occidental a través de la ruta balcánica, ser los violentos guardianes de Europa es el precio que están pagando los países balcánicos para completar su entrada en la UE.

América Latina
Los Chicago Boys y el origen del neoliberalismo en Chile

La revuelta chilena, que estalló por el aumento del precio del billete de metro, ha puesto en jaque el sentido común neoliberal heredado tras décadas de aplicación ortodoxa del plan de los chicos de Chicago. 

Crisis climática
Capitalismo verde, exterminio amable

Si la COP25 fue un claro ejemplo de cómo las grandes compañías deforman la realidad e imponen su falaz relato mientras nos abocan al desastre, la Cumbre Social por el Clima y toda la panoplia de movilizaciones ecologistas que han sacudido el globo durante el pasado 2019 evidencian que la sociedad civil ha abierto los ojos.

Últimas

País Valenciano
Siete mil personas salen a la calle contra el PAI de Benimaclet
La manifestación ha logrado duplicar el número de personas en protesta contra un proyecto urbanístico que pretende construir 1.345 viviendas en el barrio.
Movimientos sociales
Gregorio Herreros: "He vivido pobre pero muy alegre"

Militante integral, sensible con las luchas feministas, ecologistas o de liberación, Gregorio Herreros ha fallecido este jueves 23 de enero. Manuel Cañada le entrevistó para El Salto Extremadura.

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.