Odette Fajardo: “Contra la Hispanidad deberíamos rebelarnos todas”

Odette Fajardo es artista decolonial y activista migrante. En el marco de la iniciativa #12OctNadaQueCelebrar, esta mexicana afincada en Valencia reflexiona sobre el origen de la fiesta y denuncia el colonialismo y racismo todavía imperante. 

Odette Fajardo
La activista Odette Fajardo utiliza el arte para cuestionar la fiesta de la Hispanidad | Fotografía de Olar Zapata

publicado
2018-10-11 08:00:00

Odette Fajardo es artista decolonial y activista migrante afincada en Valencia desde hace tres años. Originaria de México, reflexiona sobre el colonialismo y el racismo en su país y en Valencia y explica la iniciativa #12octNadaQueCelebrar, que cuestiona la fiesta española de la hispanidad “por ser un invento franquista que conmemora el genocidio de los pueblos indios y la instauración global de la colonialidad”.

¿En qué consiste tu proyecto artístico?
Mi trayectoria como artista empezó desde muy pequeña. Estudié en la Ciudad de México hasta que en 2010 vine por primera vez a Valencia. Desde entonces he ido y he vuelto, aunque llevo tres años aquí. Actualmente estoy terminando el doctorado con una autoetnografía que aborda la muerte y la migración. Lo hago porque no se piensa en esas situaciones que atravesamos las migrantes cuando una persona muere tan lejos.

También me interesa el feminismo decolonial, porque como dice mi amiga Patricia Cadavid, “la migración hace que nos replanteemos la colonialidad”. Cuando crucé el charco me di cuenta de las opresiones que vivimos al venir de Latinoamérica, al ser sudaca. De cómo se percibe tu cuerpo en México y aquí. Te das cuenta del racismo que existe en las personas de tu alrededor.

El performance es mi herramienta política, que se fue dando como una exigencia del entorno, tanto en México como en Valencia. Es muy difícil mantenerse indiferente a ciertas problemáticas y el plano de lo simbólico es muy importante, porque cala en el subconsciente colectivo y genera transformaciones reales.

¿Por qué decís que el 12 de octubre en Valencia no hay nada que festejar?
Es una fecha muy simbólica para nosotras las migrantes. En México se celebra el día de la raza, pero no se hace gran cosa; se conmemora el mestizaje que ya de por sí es racista, en tanto excluye a la enorme población indígena. Pero cuando llegué aquí vi que la fecha era una gran fiesta —la fiesta nacional, además— y me pareció increíble que la fiesta nacional tuviera que ver con el genocidio de mi propia gente, de mis antepasados; con esa violencia que implica la masacre de todo un pueblo. Creo que muchas personas lo vivimos así.

Me parece increíble que la fiesta nacional tenga que ver con el genocidio de mi propia gente, de mis antepasados

Evidentemente es imposible quedarse estático ante esto. Por eso decimos que no hay nada que celebrar. No sólo fue el genocidio, también un epistemicidio en Abya Yala. Es una fecha que inicia una colonialidad que perdura hasta nuestros días, que podemos ver en nuestros países latinoamericanos. Lo vemos en el racismo interiorizado en nosotras mismas hacia nuestra propia gente, hacia lo que somos. En Europa se observa en la Ley de Extranjería o en las expresiones que sirven para nombrarnos. En ese menosprecio e incluso en la subestimación que se nos tiene especialmente a las mujeres migrantes. Se nos quita esa posibilidad de ser agentes políticos y creativos, se nos ve como mano de obra barata… Todo eso viene de la colonialidad, es una base que funda y que se inserta en varios ámbitos de la vida.

Para justificar la conquista se aplicaron lógicas para animalizar a los indígenas, para que pudieran ser considerados bestias que se debían aniquilar. Luego se les dio alma y se les fue a cristianizar, tratándolos como niños. Siento que estas lógicas no han dejado de existir, se siguen aplicando y por eso no es casualidad que los territorios en los que más se roba y más se vulneran los derechos humanos son aquellos en los que viven los pueblos indios y la población negra. De hecho, el término indígena es un término cuestionable porque viene de la conquista y homogeneiza un montón de culturas de un territorio enorme como lo es Abya Yala.

La colonialidad está vigente no sólo a nivel simbólico, sino con toda la labor de las multinacionales que siguen saqueando los recursos de nuestros territorios

El expolio sigue dándose, la colonialidad está vigente. No sólo a nivel simbólico, sino con toda la labor de las multinacionales en nuestros territorios donde todavía se siguen saqueando los recursos. Empresas europeas o españolas siguen haciéndolo: vía mineras, hidroeléctricas... Este neo-colonalismo sigue expoliando nuestros territorios.

¿A quién os dirigís con la campaña #NadaQueCelebrar #EnValencia?
El 12 de octubre es una fecha que tendría no sólo que mover a la comunidad migrante a rebelarse, sino también a las y los españoles. Esta celebración surge en la época franquista, y pienso que es una vergüenza que se sigan conservando los símbolos franquistas y colonialistas. Me parece muy importante rescatar la memoria histórica y la memoria de los muertos de este país. Contra la Hispanidad deberíamos rebelarnos todas.

El acto del 12 de octubre 2018 es una iniciativa en la que nos hemos juntado personas de origen migrante, racializadas y también personas y organizaciones de solidaridad valencianas para reivindicar que no hay nada que celebrar. Estamos coordinadas con otras ciudades —en las que también habrá actos— como Bilbao, Castellón, Madrid y Tenerife. En Valencia leeremos un manifiesto colectivo muy potente en la Plaza de los Pinazos a las 12h. También realizaremos el performance Alimentando España, habrá talleres y más actividades.... La idea es que sea el inicio de un movimiento muy grande.

¿Qué pretendéis con el performance Alimentando España?
Surgió hace un par de años a partir de este tipo de reflexiones sobre colonialidad y de mis sentimientos como mexicana al estar en este lugar. Es una metáfora de lo que ocurre en nuestra tierra y también a las mujeres. La colonización partió a partir de violaciones hacia el cuerpo de miles de mujeres indígenas que son nuestras antepasados. De esas violaciones venimos nosotras.

Es partir de ese dolor y de esa rabia para encontrar la fuerza y denunciar lo sucedido. Es una metáfora de cómo nosotras mismas seguimos alimentando ese modelo, ese discurso, muchas veces de manera inconsciente. Pero también es el mensaje de que nosotras tenemos el poder de cambiarlo.

11 Comentarios
Carlos Gabitones 14:48 12/10/2018

Esta señora, en lugar de celebrar que puede compartir lengua y otros rasgos culturales con la mayor parte del continente americano y con el país europeo en el que vive, se dedica a juzgar desde la moral del siglo XXI la política internacional y los conceptos de justicia y derechos humanos de los siglos XVI al XVIII. Para que ese juicio de la conquista y dominación española sea válido debiera hacerse mediante una comparación con lo que hacían las otras potencias de su época y los propios imperios conquistados ¿Se ha parado a comparar los resultados de la colonización española con los de la colonización inglesa en América? Le invito a comprobar los datos de población de origen indígena que quedan en los EEUU y Canadá, los datos de población mestiza y los de hablantes de lenguas nativas. Luego compárelos con los de Hispanoamérica ¿Se ha interesado por saber cómo sometían los imperios incas y azteca a los otros pueblos de su entorno para expandirse? La imposición del catolicismo por aquellos conquistadores les parece escandalosa y juzgable desde la perspectiva actual, pero ¿Por qué ignoran los sacrificios humanos masivos, la sociedad teocrática y las prácticas caníbales de aztecas e incas?

Responder
5
6
#24759 18:33 20/10/2018

No pensamos que el imperio azteca fuera mejor, también era una muerda. Pero los conquistadores hicieron un GENOCIDIO e imposieron un proyecto violentamente por encima del resto. Occidente no nos compartió nada, occidente nos impuso.

Responder
2
0
#24375 18:27 12/10/2018

Y prolongando las preguntas hasta nuestros días, ¿cual ha sido el proceso desde la independencia? ¿Ha mejorado la vida del pueblo indígena? ¿Que tierras y derechos tienen hoy día los aborígenes? ¿El desarrollo de cada país independizado, ha evolucionado con mayor rapidez o al menos a la par que si hubiesen seguido como parte de España? Hablando de Mexico, de la situación actual de campesinos y mujeres ¿también tiene la culpa Cristobal Colón? El populismo queda bien sobre el papel, pero no da de comer. Este tipo de discursos, son aliados de los gobiernos para distraer al pueblo de los problemas acuciantes de la actualidad. El mecanismo es muy conocido en la demagogia política. Y no solo funciona, sino que hace que mucha gente olvide incluso que tiene hambre y que sus hijos e hijas mueren en las calles cada día.

Responder
4
3
#25147 0:14 28/10/2018

El hecho de que la entrevistada hable castellano como su lengua materna y comparta elementos culturales con lo que se denomina hispanoamérica no le resta capacidad para identificar cómo el proyecto occidental oprime al resto de culturas de su tierra, México. La fiesta de la hispanidad es de origen franquista y habría que abolirla. Que además se haya instituido en una fecha en la que comenzó la imposición de un proyecto cultural por encima de otros, evidencia más su carácter opresor. Vivan los pueblos originarios de América. Es momento de descolonizarnos, hoy y siempre.

Responder
0
0
#24529 11:04 16/10/2018

Y ya que estos señores nombran en sus comentarios a tantos autores les citaré a uno; "El español que no conoce América no sabe lo que es España" Federico García Lorca. Quien quiera entender que entienda

Responder
1
0
#24528 10:40 16/10/2018

Los señores estos que están comentando aquí y que se les llena la boca de hispanidad y hablan de gongora y calderón, han visitado alguna vez latinoamérica o la conocen por la teme? Han estado allí conociendo la realidad de aquellos países o solo estuvieron en un hotel de todo incluido? Decir que los aztecas esclavizaban o que los ingleses cometieran genocidio en el norte justifica que los españoles mataran a millones? Hispanidad es que ellos sean como nosotros y que de ellos no hay nada que aprender? Patético

Responder
1
1
#24423 23:03 13/10/2018

Lo que dice esta señora no son más que los cuatro tópicos de la Leyenda Negra hispanófoba. Endulzados, eso sí, con una buena cantidad de pensamiento progre.
La Hispanidad es lo que permite comunicarse a esa señora con nosotros a miles de km de su hogar.
La Hispanidad le dio a América el derecho, el arte, la cultura, la educación y todas las luces de Occidente. La Hispanidad es la madre del mayor proceso de hermanamiento de pueblos que haya visto la historia moderna. La Hispanidad son Cervantes, Góngora, Quevedo, Lope de Vega y Calderón de la Barca. La Hispanidad son Blas de Lezo, Juan Sevastian Elcano y Miguel López de Legázpi.
La Hispanidad fue la que salvó a los pueblos indígenas del yugo de los imperios bárbaros de los aztecas y de los incas. No existió genocidio alguno sino mestizaje entre pueblos que dan como resultado la actual diversidad racial de Hispanoamérica.

Responder
3
3
#24757 18:29 20/10/2018

La hispanidad trajo la imposición violenta de lo que dices. Nosotras ya teníamos nuestras lenguas, arte y culturas. Los conquistadores llegaron a violar el territorio y a someter.

Responder
2
0
Carlos Gabitones 9:26 14/10/2018

Si bien estoy de acuerdo en parte, no tiene sentido que hable de hermanamiento cultural y luego cite únicamente a personajes españoles. La Hispanidad también es García Márquez, Neruda, Rubén Darío... E incluso Bolívar, Martí, Guevara... son resultado de la historia común.

Responder
1
2
#24492 15:14 15/10/2018

Por supuesto, no se trata ni sólo se España ni tan solo de una comunidad lingüística, sino una cultural que aún a día de hoy sigue fuertemente conectada. Ahí tenemos a Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Octavio Paz...
Cuando esta señora habla de rebelarse contra la Hispanidad no es consciente de que está despreciando a uno de las comunidades socio-culturales más grandes del mundo. Una comunidad que, le guste a no, es consecuencia de los procesos de conquista, mestizaje y occidentalización de una tierra (América) que hasta el momento se había mantenido en la oscuridad. Siendo totalmente ajena a el Derecho Romano, la Filosofía Griega y la religión cristiana, bases estas de toda sociedad occidental

Responder
2
0
Lolansky 8:45 11/10/2018

muy buena entrevista,compas!!

Responder
7
4

Destacadas

Pensiones
Mapa: Los pensionistas volverán a inundar las calles el próximo sábado

Con el lema “Nuestro Futuro 15D”, el 15 de diciembre la Coordinadora estatal por la defensa del Sistema Público de Pensiones —COESPE— junto a otros colectivos, se han organizado para reclamar unas pensiones dignas y un futuro público para las mismas. Cerca de cien municipios saldrán a las calles este próximo sábado para que se cumplan sus exigencias.

Violencia machista
¿Cómo abordar las violencias en las relaciones lésbicas?
1

Es imprescindible y urgente que levantemos las alfombras, abramos puertas y ventanas y reconozcamos que los abusos y la violencia también están ocurriendo en nuestras relaciones lésbicas. Que en nuestros espacios feministas y bolleros también hay violencia. 

Senegal
El hambre pisa los talones de los peul, el pueblo nómada más numeroso del mundo

La desertificación provocada por el cambio climático avanza y el norte de Senegal se ha vuelto cada vez más inhóspito. Tres sequías (2011, 2014 y 2017) han azotado el área en los últimos años, una rápida sucesión que ha dejado sin alimentos a 245.000 personas en 2018.

Últimas

El Salto
2019 lo escribimos juntas: ¡regala(te) El Salto!

No dejaremos que 2019 lo escriban por nosotras. Lo vamos a escribir juntas. Este año, regala El Salto y haz posible un medio medio radicalmente diferente. 

Acuerdos comerciales
El Parlamento Europeo ratifica el tratado comercial con Japón ignorando el malestar social

La bancada socialdemócrata traiciona una vez más sus promesas de defender una política comercial más justa. Los parlamentos nacionales están excluidos de la ratificación del nuevo tratado comercial.

Música
¿Por aquí dónde se sale?

Berri Txarrak termina y lo hace por respeto a sí mismos y a quienes les seguíamos. Dicen también, literalmente, que quieren “evitar la nostalgia y el drama”.

Tenemos que hablar
¿Sororo-qué?

De cómo experimentar en primera persona un bonito ejemplo de la solidaridad femenina basada en una divertida experiencia personal.