Municipalismo
Una piedra angular para la construcción de otro mundo: El municipalismo

Puede decirse, sin demasiada exageración, que no existe auténtica política municipal desde que el estado la desmanteló. Hay muchas razones para considerar que un nuevo municipalismo podría jugar un papel en la construcción de un movimiento amplio y potente capaz de oponerse al sistema predominante y de construir una alternativa al mismo.

Municipalismo Málaga
Municipalismo

publicado
2019-10-18 12:38

Sobre la piedra angular, generalmente grande y bien labrada, se construía pacientemente el edificio admirable. No sólo ni principalmente por su función de apoyo, sino por su función de referencia para medidas y cálculos. Creo que hay muchas razones para considerar que un nuevo municipalismo podría jugar este papel en la construcción de un movimiento amplio y potente capaz de oponerse al sistema predominante y de construir una alternativa al mismo.

1. La creación y el desarrollo del sistema capitalista (no vamos a irnos demasiado atrás en el tiempo) se ha basado, entre otras cosas, en la destrucción de todos los poderes locales cercanos y en la construcción de un absorbente poder central lejano. El estado y el capital no pueden entenderse el uno sin el otro. Ambos constituyen el sistema. El estado, tal como lo conocemos, es el heredero directo de las monarquías autoritarias y absolutas que dejaron a los pueblos y ciudades sin ningún poder realmente significativo. Puede decirse, sin demasiada exageración, que no existe auténtica política municipal desde que el estado la desmanteló. Parece lógico pensar que la superación del sistema no puede hacerse sin recorrer el camino contrario, devolviendo el poder a las comunidades locales. Esta devolución es un requisito imprescindible, en mi opinión, para construir poder popular, para que la gente decida realmente sobre aquello que le afecta.

Puede decirse, sin demasiada exageración, que no existe auténtica política municipal desde que el estado la desmanteló. Parece lógico pensar que la superación del sistema no puede hacerse sin recorrer el camino contrario, devolviendo el poder a las comunidades locales
2. Municipalismo transformador, soberanía alimentaria, soberanía energética, agroecología, economía alternativa y social, propiedad comunal… son algunas de las posibles múltiples patas de una gran mesa redonda. No porque la institución de poder local tenga que sustituir a las iniciativas individuales y colectivas, todo lo contrario, porque se necesita que las facilite. Especialmente, aquellas que son colectivas y alternativas.

3. Es difícil que un movimiento comunal surja de una candidatura electoral elaborada para la ocasión por parte de personas con vocación política institucional. Incluso bienintencionadas. La vía electoral institucional les absorbería tanto, les distraería tanto y, lo que es peor, les cambiaría tanto, que muy posiblemente pospusieran sin fecha la construcción de un movimiento alternativo comunal (en el caso de que se lo hubieran propuesto). Aparecerían, además, conflictos internos de poder, de clima, de proyecto… que lo pondrían en peligro o lo harían inviable al propio grupo municipal.

Es difícil que un movimiento comunal surja de una candidatura electoral elaborada para la ocasión por parte de personas con vocación política institucional 
4. No es, por contra, imposible que un movimiento alternativo local se desarrolle afrontando los problemas y conflictos reales de su entorno inmediato, facilitando la autoconstrucción de un tejido social extenso y haciéndose eco activo de los más globales, autoconstruyéndose al mismo tiempo como grupo integralmente participativo, y que su propio desarrollo cuantitativo y cualitativo les lleve a plantearse una candidatura municipal, no para dejarse enredar por la institución sino para convertir la construcción de una “comunidad de vida digna” en su proyecto compartido.

5. Si su pretensión es solamente hacerlo mejor que los otros, con más eficacia y honestidad, incluso con más creatividad… eso no sería más que un buen parche, pero un parche. Es importante que la vida de las personas mejore; pero sólo si es por su propia implicación se garantiza esta mejora a largo plazo y, sobre todo, el propio desarrollo colectivo, la autoconstrucción de un sujeto político. Si se trata de sustituir a la gente, de pensar por ella, de decidir y actuar por ella, si se sigue manteniendo a las personas y a los colectivos en esa especie de falsa infancia en las que el poder ya los mantiene, estaremos, a pesar de todas las mejoras, apuntalando el sistema. Justamente en su piedra angular: arrebatar el poder a las personas, arrebatándoles sus posibilidades de autonomía y de desarrollo real.

Es importante que la vida de las personas mejore; pero sólo si es por su propia implicación se garantiza esta mejora a largo plazo
6. Si se inicia un proceso, lento y difícil, de facilitación del empoderamiento popular, del protagonismo colectivo, de la democracia real, entonces no sólo se conseguirán transformaciones -puede que inicialmente pequeñas- de la realidad, sino que el cambio sociocultural convertirá en predominante la autogestión sobre la delegación, la vida digna sobre el consumismo, la negociación real sobre la coacción y la manipulación, otra relación con la naturaleza, el cuidado y apoyo mutuo sobre la competitividad, la hostilidad y la discriminación…

7. Y, en la medida en que avance la capacidad de pensar, sentir y actuar por una misma, re -trocederá la capacidad del poder para coaccionar y manipular y, por tanto, el riesgo de que un posible vuelco electoral destroce a fondo y para mucho tiempo la posibilidad de un proyecto compartido. En algunos casos, será una carrera contra reloj: desarrollar la participación popular integral y la identificación con el proyecto colectivo antes de que el poder pueda golpearlo mediante un proceso electoral dopado. De ahí la necesidad de que el colectivo municipalista alternativo tenga un desarrollo previo que le proporcione fuertes raíces. En cualquier caso, tal vez haya que hacerse a la idea de tener que empezar de nuevo una y otra vez o, al menos, de tener que retomar el camino largo una y mil veces. No puede esperarse sensatamente que las transformaciones internas inducidas por centenares (o miles, según se mire) de años de coacción y manipulación se borren repentinamente o en un corto espacio de tiempo.

En algunos casos, será una carrera contra reloj: desarrollar la participación popular integral y la identificación con el proyecto colectivo antes de que el poder pueda golpearlo mediante un proceso electoral dopado
8. La base del proceso está en la capacidad de decidir y actuar. La autonomía no se desarrolla con mítines y lecciones sino con la toma autónoma de decisiones, con la actuación libre. Para el desarrollo de la propia autonomía es más eficaz un proceso autónomo con errores, que un proceso con aciertos basados en la delegación. Las personas facilitadoras tienen un papel, las personas expertas tienen un papel, pero la palabra, la decisión y la acción tienen que ser de la gente que está implicada en cada proyecto.

9. Supongamos que ya tenemos un buen árbol con buenas raíces y buen desarrollo, ¿eso es todo? ¿Una isla relativamente autosatisfecha? No tiene mucho sentido. Entiendo que el municipalismo transformador es una piedra angular también para la construcción de otro mundo posible, de otro sistema, para afrontar los gravísimos problemas con los que malvivimos y los aún peores que configuran nuestro horizonte.

10. Cuando, y en la medida que, la comunidad se apodera realmente de la institución municipal (comunal) ésta deja de ser un poder delegado para convertirse en portavoz. En portavoz hacia dentro y en portavoz hacia fuera y hacia arriba: un contrapoder. Con todas sus limitaciones, pero un contrapoder para la lucha popular. Con capacidad para reclamar y ejercer autonomía, para interpretar y decidir, para afrontar y desobedecer.

El municipalismo transformador es una piedra angular también para la construcción de otro mundo posible, de otro sistema
11. Una comunidad que se autogestiona, progresivamente, con avances y retrocesos, con conflictos y crisis, es una verdadera escuela de formación en la acción. Cuando se aprende a reaccionar ante lo próximo, consciente y creativamente, cuando se trabaja y se lucha por objetivos colectivos realmente compartidos… todo este aprendizaje y esta autoconstrucción sirve también para afrontar lo más lejano, que influye, que repercute, que condiciona…

12. Una “comunidad de vida digna” que ha avanzado en el camino de la soberanía alimentaria, de la soberanía energética y de otras soberanías, es una base operativa para el propio antagonismo frente al sistema -y a su colapso- y para otros antagonismos confluyentes y solidarios.
Soy consciente que he ido quizás más lejos de lo que las circunstancias actuales permiten avanzar, pero me parece necesario mostrar una posible perspectiva esperanzadora en tiempos tan oscuros.

Relacionadas

Municipalismo
La próxima disputa municipalista en Valencia

Si hay algo en lo que el municipalismo puede contribuir a mejorar la vida de la gente es estableciendo como eje central un nuevo modelo de urbanismo, que además tenga como pilares fundamentales el ecologismo y la paralización de los procesos de gentrificación de los barrios.

La apuesta municipalista en Extremadura
Crónica del II encuentro de municipalismo transformador en Extremadura
Colectivos y ciudadanía interesada en otras formas de hacer comunidad y territorio, se reunieron el pasado 19 de octubre en Cáceres para reflexionar sobre el potencial del municipalismo
Municipalismo
Cáceres acoge el II Encuentro de Municipalismo Transformador en Extremadura
Asociaciones, colectivos y organismos populares trazarán la ruta posible para un municipalismo basado en la solidaridad, el apoyo mutuo, el decrecimiento y la radicalidad democrática.
1 Comentario
#41616 20:04 18/10/2019

Toda la razón, lúcido artículo, estamos acostumbrado a empezar la casa por el tejado, con la primacía de lo electoral e instutucional sobre lo realmente importante

Responder
1
0

Destacadas

Juicio del 1 de Octubre
Medio millar de juristas denuncian que la sentencia del Procés vulnera el principio de legalidad

El informe publicado por la plataforma International Trial Watch sobre la sentencia del Tribunal Supremo señala que esta viola los derechos fundamentales por falta de previsión jurídica y por menospreciar los derechos de reunión y expresión.

Minería
Peña Zafra de Abajo, resistir entre polvo

Una comunidad rural de Murcia se organiza para defender el territorio del extractivismo que amenaza con enterrar sus casas, cultivos, valores ambientales y culturales.

Rojava
Una cadena internacional de mujeres para defender Rojava

La campaña Women Defend Rojava apela a la solidaridad de las mujeres para defender el proyecto político del Confederalismo Democrático que, tras haber vencido al Daesh, ahora se enfrenta a la invasión de Turquía. El pasado 9 de noviembre estuvieron en La Ingobernable, en un encuentro que dejó el germen de un nuevo comité de apoyo, grupo que viene a sumarse a una larga lista en varias ciudades del Estado y de Europa. 

Minería
Cómo la minería perturba el interior de Murcia
Ecologistas en Acción Murcia y ACUNA señalan los impactos ambientales y culturales de la minería en el territorio de Peña Zafra de Abajo, Balonga y Quibas.
Represión
De pertenencia a banda armada a recibimientos de presos: 102 años por solidarizarse

La Audiencia Nacional considera a Causa Galiza y Ceivar organizaciones criminales para la comisión de delitos de enaltecimiento, y solicita la ilegalización de ambas y 102 años de cárcel para 12 de sus miembros.

Bolivia
“No se acaba por ley con el racismo y en Bolivia ha habido un golpe racista y fascista”

Adriana Guzmán representa al feminismo comunitario antipatriarcal boliviano. Forma parte de los movimientos sociales que llevan días manifestándose continuamente para denunciar que lo que ha habido en Bolivia ha sido un golpe de Estado que ha derivado en la salida de Evo Morales del país.

Últimas

Elecciones 10N
Carabanchel y de nuevo el miedo

Cada papeleta de Vox que cogía una mano humana era un trallazo en el alma de quien fue una niña que vio a sus mayores tener verdadero miedo a hacer o decir lo inconveniente. Una niña a la que le contaban los “paseados” de los pueblos de sus padres en León durante la guerra, y los fusilados de después.

Flamenco
Pedro Lópeh: “Es esta una época de mucho sufrimiento, de odio y al final el flamenco habla de eso”
Este viernes Pedro Lópeh lleva a Mérida ‘Ramo de coplas y caminos’, una introducción sentimental al cante, un mapa con indicaciones llanas para todos los que quieren acercarse al flamenco.
Represión
Resistência Galega, un concepto

La operación contra Causa Galiza y Ceivar se articula en base a la vinculación de estas organizaciones con Resistência Galega. Pero incluso la existencia de este grupo resulta controvertida.

Tribuna
Cómo gobernar a La Ingobernable. Relatos de una negociación imposible

El exconcejal Pablo Carmona explica cómo desde la corporación municipal anterior se evitó reconocer a La Ingobernable como sujeto político y por qué la perspectiva de una cesión del espacio nunca estuvo encima de la mesa.

Música
Buscando el hechizo de la música negra
“Sin swing y sin baile, la música tiene poco aliciente”, asegura el periodista Jaime Bajo, quien ha recopilado en un libro 20 entrevistas a músicos que tratan de descifrar el hechizo del ‘groove’.
Bolivia
Bolivia: la venganza de la Media Luna

Estamos ante la respuesta viril y torpona de aquellos que temen perder sus privilegios. Estamos ante una ofensiva oligárquica, frustrada por la imposibilidad de derrotar al MAS en las urnas. Estamos, en definitiva, ante la venganza de la Media Luna.

Fútbol
Las futbolistas de primera división comenzarán su huelga este fin de semana

El pasado 22 de octubre las futbolistas decidieron por mayoría ir a la huelga en la novena jornada si no se llegaba a un acuerdo con la Asociación de Clubes de Fútbol Femeninos, ACFF en el que se recogieran sus demandas de mínimos. Las profesionales se rebelan contra los bajos salarios, la alta parcialidad en los contratos y la falta de derechos laborales.