Especulación
Por qué no explota de una vez la burbuja del alquiler

Mientras se aproxima una crisis de vivienda que las fuentes del sector inmobiliario comparan con la de 2008, los propietarios de pisos turísticos se resisten a entrar en el mercado convencional. Y los alquileres no dejan de subir.

Salida 2 de mayo 12
Pese a la caída de los ingresos de la población y un progresivo endeudamiento, los precios del alquiler no bajan. Álvaro Minguito

Por segunda vez en 12 años el mercado especulativo de la vivienda en España amenaza con derrumbarse, un hundimiento que el Fondo Monetario Internacional estima que podría ser igual o más grave que el experimentado en 2008. 

Con el turismo paralizado, un desempleo del 20,8% y un descenso del PIB mayor al 8%, según las previsiones del FMI, la contracción de la demanda podría traducirse en caídas similares a las vividas en la anterior crisis, según la tasadora Gloval. El sector inmobiliario reconoce que el estado de alarma ya ha provocado la suspensión de casi todas las decisiones de compra y la consultora AIS Group estima que el precio de la vivienda tardará entre dos y siete años en recuperar los valores de 2019

La crisis del coronavirus no ha impedido que el precio de la vivienda de segunda mano siguiera aumentando el mes pasado un 0,6% en Madrid y un 1,1% en Barcelona

Pero este “tsunami inmobiliario” todavía no se ha trasladado del todo a las estadísticas. Pese a la moderación de los precios en ciertos barrios y localidades, el mercado de la vivienda usada caía en abril apenas un 0,3% en toda España. De hecho, la crisis del coronavirus no ha impedido que el precio de la vivienda de segunda mano siguiera aumentando el mes pasado un 0,6% en Madrid y un 1,1% en Barcelona, según el portal inmobiliario Idealista.

Son datos que contrastan con las estimaciones de Bankinter, que augura para los siguientes meses una caída del precio de la vivienda del 6%, o con los informes de pisos.com y AIS Group, que hablan de caídas del 13,5% y del 17%, respectivamente. Según la previsión del servicio de estudios de la inmobiliaria Donpiso, podrían desaparecer entre 10.000 y 15.000 agencias inmobiliarias a causa de la crisis sanitaria.

Una nueva crisis de vivienda parece inevitable. Las diferencias surgen al estimar cuándo empezará, cuánto durará y cómo se saldrá de ella. Al igual que en la crisis de 2008, explica Javier Gil, del Sindicato de Inquilinos, “ahora los propietarios bajan los precios rápidamente para vender la vivienda antes de que baje aún más”. Las expectativas de subida en el precio de la vivienda se han transformado en expectativas de bajada, apunta, un disparador para la caída generalizada en la valoración de los inmuebles.

En un mercado especulativo, con fuerte presencia de capitales de inversión internacionales, advierte este experto en temas de vivienda, el previsible hundimiento de los precios generará “nuevas oportunidades para que los buitres hagan negocio, por eso ya hay fondos oportunistas que han vuelto a sobrevolar el mercado español”.

La crisis de vivienda afectará sobre todo a los barrios de renta media y baja, donde viven las familias más afectadas por el paro y la caída de ingresos. Estos sectores no tendrán otra que volcarse al mercado ya saturado del alquiler, que seguirá en precios de burbuja, según el portal Donpiso

Al igual que tantos aspectos atravesados por la emergencia del covid-19, esta crisis de vivienda afectará, según el análisis de Donpiso, sobre todo a los barrios de rentas medias y bajas, donde habitan las familias más afectadas por el desempleo, la falta de ingresos y las trabas de los bancos para la concesión de hipotecas. A estos sectores, según Donpiso, no les quedará otra que volcarse en el alquiler, aumentando la demanda en un mercado ya saturado, por lo que esta inmobiliaria no prevé fuertes descenso en los precios. Según Idealista, en abril de 2020 el precio del alquiler en España subió un 1,7%, cinco décimas más que en marzo. Una tendencia alcista que continuará en los siguientes meses, según el portal inmobiliario Fotocasa.

Y no se se espera que llegue pronto la limitación de los precios del alquiler en las zonas tensionadas, que previsiblemente serán muchas más con la crisis del covid-19: el Gobierno de coalición ha retrasado la publicación de los índices de precios que servirán a comunidades autónomas y ayuntamientos de referencia hasta que “la situación se normalice”. Y las medidas lanzadas por el Gobierno para contener la crisis social no van encaminadas a limitar los precios, sino a endeudar a los inquilinos o al propio Estado para garantizar que la renta de los propietarios permanece intacta, según denuncian los Sindicatos de Inquilinos y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Coronavirus
Los mil obstáculos para acceder a las ayudas de vivienda

Asociaciones de consumidores y el movimiento por la vivienda denuncian que el “escudo social” frente al covid19 no está funcionando como debería. La burocracia, las dificultades añadidas en tiempos de confinamiento, la brecha digital y unos requisitos “excesivos”, según denuncian, hacen que buena parte de las personas que las necesitan no puedan acceder a las ayudas.

Fondos buitre y pisos turísticos

La burbuja del alquiler se resiste a explotar. Sin embargo, dos de sus principales soportes han quedado seriamente tocados por la crisis del covid-19.

El primero de ellos —la inversión masiva de fondos buitre— ha quedado temblando. Estos capitales internacionales han optado, según publicaba El Confidencial, por ajustar los precios entre un 15% y un 50% y acelerar las desinversiones en vivienda, algo que supondría “pinchar la burbuja que ellos mismos habían creado”. Los efectos de esta decisión se empezarían a notar, según este digital, cuando termine el estado de alarma.

Otra de las bases de la burbuja —la reconversión igual de masiva de viviendas al mercado del alquiler turístico— se ha visto seriamente dañada por la paralización del turismo mundial

Esta serie de desinversiones, describe Gil, pondría “fin al ciclo” de la actual burbuja, iniciada en 2013 y arrastraría a los precios del alquiler. “Mientras vemos que la propia dinámica de los mercados financieros pincha la burbuja, ¿qué hacemos la población? De momento, celebrar la caída de los precios. Nos dirán todo tipo de mentiras al respecto, pero estas caídas son muy positivas y hacen que tengamos vidas más dignas”, decía este activista en un hilo de Twitter.

Otra de las bases de la burbuja —la reconversión igual de masiva de viviendas al mercado del alquiler turístico— se ha visto seriamente dañada por la paralización del turismo mundial y la prohibición de este tipo de servicios durante el estado de alarma. 

¿Adiós Airbnb?

Desde mediados de marzo y a lo largo de abril, entre el 70% y el 90% de las reservas de Airbnb han sido canceladas. Y las reservas de los siguientes meses se han hundido cerca de un 80%, según un informe de Airdna, web especializada en este sector.

Unos datos que llegan en malos tiempos para el negocio de los pisos turísticos, que en 2019 ya había registrado una caída en el número de plazas ofertadas. La reducción de más de 17.000 viviendas vacacionales con respecto a 2018 y la contracción del negocio en los 22 principales destinos urbanos del país dieron razones para especular con un pinchazo de esta burbuja. Los primeros esbozos de regulación después de años de vacío legal, un exceso de oferta y los conflictos provocados en los barrios y comunidades de vecinos son para el sector tres razones que llevaron a que la burbuja comenzara a desinflarse en 2019. El cierre de mercado turístico nacional y extranjero decretado con el estado de alarma ha terminado de hundir el mercado de los pisos turísticos. Al menos por ahora.

En principio otra buena noticia, sobre todo para los vecinos de las zonas más afectadas. Según los autores de la investigación ¿Afectan las plataformas de alquiler turístico los mercados inmobiliarios? Evidencias sobre Barcelona, la llegada de Airbnb a un barrio se traduce en un aumento de hasta el 7% en el caso del alquiler y un 19% en el de la compraventa. Este elemento, junto al desembarco de los fondos buitres en el mercado inmobiliario, entre otros factores demográficos y sociológicos, ha hecho que solo en los últimos cinco años el precio del alquiler se disparara un 64% en la provincia de Barcelona y un 54% en Madrid, según datos de Idealista.

A mediados de 2019, se batían todos los récords y Airbnb, Booking y Vrbo superaban el millón de pisos para turistas en España, un 4,1% del parque inmobiliario. Un negoció al que la Organización Mundial del Turismo auguraba un gran futuro: los 1.400 millones de viajeros internacionales en 2018 se convertirían en 1.800 millones en 2030. Pero la llegada de la pandemia estropeó los mejores augurios.

Desde el inicio del estado de alarma centenares de pisos turísticos han vuelto al mercado tradicional, incluso sin cambiar en ocasiones el tipo de uso del alojamiento, pero la enorme mayoría de los propietarios se resiste a aceptar esta reconversión. El derrumbe de Airbnb no se está traduciendo en una mayor disposición de pisos

Los resultados no pueden ser peores para Airbnb. Ya el 7 de abril, la avalancha de cancelaciones habían hecho reducir la valoración de la compañía en un 16% y le había llevado a retirar todas sus campañas de marketing. Para garantizar su supervivencia Aibnb recurrió entonces a una ronda de financiación 925 millones de euros y a postergar indefinidamente su salida a bolsa. Pero no parece ser suficiente. Este 5 de mayo, la sección de CGT denunciaba que la finalización del contrato que tenía Airbnb con su call center externalizado en Barcelona dejaría alrededor de mil trabajadores “en un futuro incierto pero predecible”. 

Desde el inicio del estado de alarma centenares de pisos turísticos han vuelto al mercado tradicional, especialmente en Madrid y Barcelona, incluso sin cambiar en ocasiones el tipo de uso del alojamiento, pero la enorme mayoría de los propietarios se resiste a aceptar esta reconversión. Fevitur, la patronal de los pisos turísticos, reconoció el 30 de abril un “ligero” trasvase al mercado tradicional, un volcado “poco significativo” que “volverá al sector turístico” cuando se reactive el turismo, indican, ya que los hoteles necesitan una ocupación mínima para no perder dinero. 

La pandemia del covid-19 ha acelerado la crisis, explicaba Javier Gil, de un modelo que “aumenta las posibilidades de financiarización de las viviendas”, alejándolas de su función social, y además “dotan de mayor flexibilidad al mercado”, ya que los propietarios no tienen que cumplir con la Ley de Arrendamiento Urbanos, “lo que facilita que especulen”.

Pero el derrumbe del negocio de Airbnb no se está traduciendo, al menos no directamente, en una mayor disposición de viviendas.

El hotel más grande del planeta

La situación de las Islas Baleares, “el hotel más grande del planeta”, según el colectivo Terraferida, es paradigmático: la fiebre del “monocultivo” turístico ha llevado a convertir “viviendas en hoteles” de forma desmedida hasta alcanzar las 146.000 plazas, todo un récord para una población de poco más de un millón de habitantes. Una población que ha sufrido las consecuencias de esta ola: entre 2014 y 2019, el precio del alquiler en Palma creció más de un 50%.

Según narran desde este colectivo ecologista, pese a que la crisis sanitaria ha hecho imposible la entrada de nuevos visitantes, el mercado del alquiler turístico en las Islas Baleares ha respondido con más oferta de pisos, la mayoría para los próximos meses, señalan desde Terraferida. En abril de 2020, había 1.058 viviendas turísticas más en Airbnb que hace un año, según esta organización ambientalista.

El mercado del alquiler turístico en las Islas Baleares ha respondido con más oferta: en abril de 2020 había 1.058 pisos turísticos más que hace un año, señalan desde Terraferida

Una buena parte de las viviendas que oferta Airbnb son ilegales, en concreto el 35%, según denuncia Terraferida, comercializadas sin licencia, sin pagar ningún tipo de impuesto. Este “fraude masivo a la vista de todos”, apuntan, se produce en un contexto de endeudamiento disparado del Gobierno balear. 

La ilegalidad que describe Terraferida es generalizada: “Miles de plazas se comercializan con licencias falsas, usando la misma para múltiples viviendas, y cientos de viviendas más, ofrecidas como habitaciones —que no requerirían licencia—, son en realidad, casas enteras, a menudo de lujo”.

Vivienda
Colectivos vecinales denuncian que el 95% de los pisos turísticos en Madrid son ilegales

Las organizaciones acusan de inacción a las administraciones madrileñas frente a los pisos turísticos ilegales a pesar del “enorme impacto” que supone este uso de las viviendas en la convivencia, en la subida de los precios, en el vaciamiento de los barrios.

‘Alquiler covid’

Un estudio publicado por la Cátedra de Economía Colaborativa de la Universitat de València analiza el comportamiento del sector ante la crisis del covid-19 en marzo y abril. Después de monitorizar las ofertas publicadas en las últimas semanas en los portales inmobiliarios y turísticos, la principal conclusión del informe es que, al menos en la capital valenciana, no existe una “traslación directa” entre los pisos de Airbnb y el mercado residencial a largo plazo. Tampoco hay evidencia de que los propietarios de pisos turísticos estén buscando una salida alternativa más allá de utilizar sus pisos para alquileres de temporada, de mayor duración. Sin embargo, este estudio reconoce que sí han aumentado los anuncios en Idealista con “características muy similares” a los que se alquilan en Airbnb, sobre todo en las zonas más céntricas de la ciudad.

Entre las razones que explican por qué las empresas especializadas se han resistido de momento a retirar las propiedades que gestionan en el mercado turístico, destaca la alta rentabilidad de los pisos vacacionales, entre un 100% y un 200% superior al alquiler habitual

Entre las razones que podrían explicar por qué las empresas especializadas se han resistido de momento a retirar las propiedades que gestionan en el mercado turístico, los autores del informe destacan la alta rentabilidad de los pisos vacacionales, entre un 100% y un 200% superior al alquiler habitual. Todo esto ha provocado, concluyen, que “no se haya producido una bajada de precios significativa en los precios del alquiler” en la ciudad. 

Otra novedad detectada es el llamado ‘alquiler covid’, es decir, la reconversión de los pisos turísticos en alquileres temporales de hasta tres meses sin tener que pasar por los corsés de la ley de alquileres, con leyes más garantistas e impuestos diferentes. Un recurso, según este análisis, que está siendo utilizado mayoritariamente por los “gestores profesionales” del sector. 

Vivienda
La zona cero de la gentrificación en València

La gentrificación que sufren barrios del centro de la ciudad como Russafa y Ciutat Vella supone una violencia económica que amenaza y expulsa al vecindario de toda la vida y lo sustituye por nuevas clases sociales.

Frente a la ola de cancelaciones en los meses de confinamiento, crecen las reservas para los meses de verano, otoño e invierno. Según este estudio académico esta modalidad de arrendamiento está siendo utilizada por el 20% de los pisos turísticos en la ciudad de Valencià. De hecho, señalan, el 18% de los anuncios analizados muestra falta de disponibilidad para abril, mayo, junio y julio o exigen reservas mínimas de entre 15 y 20 días.

Otra novedad detectada es el llamado ‘alquiler covid’, es decir, la reconversión de los pisos turísticos en alquileres temporales de hasta tres meses sin tener que pasar por los corsés de la ley de alquileres, con leyes más garantistas e impuestos diferentes

Según datos de Airbnb, el 80% de las viviendas ofertadas acepta permanencias de más de un mes, y la mitad de ellas ofrecen descuentos para estancias de cuatro semanas o más.

La reconversión coyuntural de los pisos turísticos en alquileres de temporada, con contratos de seis meses o incluso de un año, como recomendaba un artículo de Idealista del 4 de mayo, es una opción que se está generalizando en muchos países del mundo como fórmula para “sobrevivir al parón turístico”. El CEO y cofundador de Airbnb, Brian Chesky, explicaba recientemente que la estrategia de la compañía era reenfocar el negocio para centrarse en estadías más largas.

El hecho de que Idealista y otros portales estén anunciando alquileres turísticos que han sido “convertidos en alquileres de temporada” es para Jaime Palomera, del Sindicato de Inquilinos de Catalunya, un “fraude” por el que los propietarios y los portales que los anuncian deberían ser investigados. “Quienes llevan años desviando viviendas al mercado turístico pretenden seguir explotando los puntos ciegos del sistema. Pero en este caso están situándose al margen de la ley”, señala.

En París, el ayuntamiento está estudiando cómo “recuperar el control” de los 30.000 pisos que el gigante californiano “ha privado a los parisinos”, según el responsable de vivienda de la capital francesa, Ian Brossat. Frente a la crisis del negocio de los pisos turísticos y el incumplimiento de la normativa de la ciudad, el Ayuntamiento baraja comprar viviendas de uso turístico para volver a ponerlas al servicio de la ciudadanía. 

Relacionadas

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenerife, sino de todo el Estado español.

Airbnb
Amsterdam prohíbe Airbnb en el centro de la ciudad

Además de la prohibición en tres distritos centrales, limita la posibilidad de alquilar viviendas mediante estas plataformas a un máximo de 30 días por año en el resto de la ciudad.

Medio ambiente
ANSE y Cabo Cope: comprar 270 hectáreas de costa para blindar un parque natural

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha adquirido, junto a WWF España, 270 hectáreas del Cabo Cope, en Murcia. Pretende así proteger definitivamente una de las últimas zonas costeras de la costa mediterránea ibérica.


11 Comentarios
#59645 17:42 7/5/2020

Pues yo creo que con la crisis económica y el paro que se nos avecina, muchos jóvenes acabaremos volviendo a casa de nuestros padres y los alquileres acabaran bajando por falta de demanda.

Responder
1
0
#59544 15:30 6/5/2020

Dadles tiempo, los buitres aún se piensan que esto es sólo un bache y que en tres meses vuelven los turistas a la sunny Barcelona. Para cuando despierten estarán con el agua al cuello. Añádele un impuesto a los pisos vacíos (similar al de las habitaciones vacías de Londres; muy fácil de justificar en la situación actual) y veréis qué pinchazo.

Responder
3
0
#59470 17:03 5/5/2020

La banca privada manda porque crea el dinero en exclusiva y de la nada. Por lo tanto, todo es falso. Haremos lo que ella quiera. http://bilbo.economicoutlook.net/blog/?p=35859

Responder
1
1
#59473 17:32 5/5/2020

Eso no es asi

Responder
0
3
#59558 18:10 6/5/2020

Venga lee... https://www.bankofengland.co.uk/quarterly-bulletin/2014/q1/money-creation-in-the-modern-economy

Responder
1
0
#59580 22:08 6/5/2020

lo dicho, no es asi

Responder
0
0
#59420 11:21 5/5/2020

Esto demuestra que la mayoría de arrendatarios poseen gran cantidad de inmuebles y les sobra la pasta a chorros, por lo que pueden esperar mucho tiempo hasta bajar los precios, ya que no tienen necesidad. Y son ellos los que marcan el precio del alquiler, no los pocos pequeños propietarios que bailarán al son de estas grandes empresas.

Responder
6
1
#59485 19:58 5/5/2020

Incluiría a muchos pequeños propietarios en tu comentario. De hecho la estructura de la propiedad en España indica que, a la mayoría de estos sujetos les sobra el dinero ("ahorros") y todavía el precio del alquiler les parece bajo en la actualidad, para poner sus casas en alquiler y que sea "rentable" su "inversión". En todo caso querrán vender, no solo por lo que he indicado anteriormente, sino por una cuestión ideológica sectaria, clasista: su desprecio y desconfianza básicos por los que no tienen nada, los inquilinos. Todo es falso, la banca manda, también en las mentes. No hay "democracia imperfecta". NO existe en absoluto.

Responder
2
0
#59538 15:08 6/5/2020

Pues con mucho esfuerzo y privándose de muchas cosas mi padre pago una vivienda y al tiempo se compro otra por necesitar mas espacio. Actualmente alquila la primera y ese esfuerzo ahora se ve recompensado, tiene que dejarselo barato a quien su esfuerzo era llegar el primero a la barra del bar después de trabajar?

Responder
6
11
#59586 24:35 6/5/2020

Nadie dijo que tu padre tiene que darlo a un precio regalado, pero si que a un precio justo, tanda de especuladoresssssss

Responder
4
3
#59606 10:16 7/5/2020

Tú aún estás en el bar y heredarás el piso de tu madre sin haber movido un dedo

Responder
5
5

Destacadas

Coronavirus
Decenas de trabajadores siguen acudiendo a su centro de trabajo sin saber que allí se originó el rebrote de Madrid
Un inmueble de oficinas fue el lugar en el que se dio el rebrote de la capital mientras decenas de trabajadores tienen que seguir acudiendo a él. La Consejería de Sanidad no quiere dar explicaciones al respecto, al mismo tiempo que la empresa dueña del edificio asegura desconocer cuántos trabajadores están contagiados.
Especulación urbanística
Un fondo buitre anida en el centro de Vigo

El fondo norteamericano Autonomy Capital, del que es fundador el ex directivo de Lehman Brothers, Robert Gibbins, compró la deuda del proyecto del Barrio do Cura en 2018. Ahora los vecinos y vecinas piden no ser abandonados ante la especulación urbanística e quiere garantizar su derecho a la vivienda frente a una posible expropiación del gobierno local.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Últimas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.