Editorial
Somos moitas e imparábeis

Teñen medo a que sexamos moitas e a que non nos poidan parar.


publicado
2019-02-22 19:35

O berro do 8 de marzo do 2018 aínda reverbera, mais hai algunhas voces que desde o poder buscan apagalo. O berro deste ano anima a que voltemos saír, sen medo, porque é co medo que nos poden controlar. Non é gratuíto que cando se fala de mulleres nos medios de comunicación, sexa para centrarse no seu papel de vítimas. Tampouco o é que silencien as voces daquelas que conseguiron saír de situacións de maltrato ou violencia aínda con ganas de berrar. Non interesa unha muller sen medo, porque unha muller sen medo non se pode controlar, unha muller sen medo é temida nunha sociedade machista e conservadora. E son eles, precisamente, os que parecen estar aterrorizados cando atacan con tanta desesperación o feminismo e os avances que se levan facendo desde fai anos pola igualdade. O home branco sente que os seus privilexios corren perigo e treme.

Teñen medo a que sexamos moitas e a que non nos poidan parar. Teñen medo a que cada ano saian máis mulleres á rúa, por iso contraatacan desde os medios de comunicación insistindo nas desgrazas que lles acontecen a aquelas que se atreven a ser persoas independentes. Fálannos do mal que están as mulleres en Marrocos ou México, por exemplo, para que esquezamos todos os dereitos que nos faltan aquí. Dinnos que confiemos na xustiza, mais a xustiza xúlganos a nós cando nos matan, cando nos violan ou cando nos negan un traballo. Os líderes de PP, Vox ou C’s izan a bandeira morada do feminismo e a arco da vella do movemento LGTBI+, ao tempo que defenden a prohibición do aborto ou tomban leis que tentan rematar coa violencia cara a estes colectivos. Alberto Núñez Feijóo non fai nada polo feminismo, mais eríxese como defensor deste. Porque vende. Desde o poder, buscan apoderarse da loita feminista e LGTBI+ porque o capitalismo non ten escrúpulos á hora de comerciar. E por iso a loita feminista ten que ser anticapitalista.

Non queren que sexamos as protagonistas da nosa historia. Edúcannos para que non nos enfurezamos, pero a furia as veces é necesaria se axuda a que nos liberemos. Non somos vítimas, somos superviventes e iso fainos fortes, e o poder capitalista e branco ten medo desa fortaleza. Por iso, polas mulleres que queren e non poden saír ese día, pola labor inclusiva dos feminismos, e por moito máis, este 8 de marzo temos que volver a ser unha multitude unida. Un berro aínda máis forte que o do ano pasado que paralice o país durante 24 horas. Porque non somos fadas nin princesas, somos persoas empoderadas. E berramos, mais xa non por medo.

Relacionadas

Huelga feminista
La principal suministradora cárnica de Mercadona vulneró el derecho a la huelga

CNT consigue que la empresa Frescos Delisano, principal suministrador cárnico de Mercadona, haya sido condenada por vulnerar el derecho de huelga durante la convocatoria de huelga feminista del 8M.

Huelga feminista
Multa por computar una jornada de huelga como “absentismo laboral”

Iveco computó la jornada de ocho horas correspondiente el 8M como absentismo. El sindicato CGT recuerda que esta empresa ha sido condenada en varias ocasiones por vulnerar el derecho a la huelga de su plantilla.

Huelga feminista
Los servicios mínimos del 8M fueron “abusivos” en la Sanidad andaluza

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha reconocido que los servicios mínimos del 100% fijados por el Gobierno socialista de Susana Díaz “hacen ilusorio el derecho constitucional a la huelga”.

0 Comentarios

Destacadas

COP25
Los grandes contaminadores bloquean el acuerdo final de la COP25

EE UU, China, India, Brasil y Sudáfrica, entre otras naciones, se cierran a la adopción de consensos para poner en marcha el Acuerdo de París y acelerar la reducción de emisiones global. Es más, las ONG denuncian que incluso podría rebajarse la ambición planteada en 2015 por dicho Acuerdo. El movimento por el clima ya habla abiertamente de “fracaso de la cumbre”.

Explotación laboral
De qué formas explota Ryanair a su plantilla

Amenazar con cerrar bases para que se firmen condiciones laborales peores, aplicación de la legislación laboral irlandesa a personas que viven permanentemente en otros países, despidos colectivos, falsos autónomos o pactos con su plantilla que luego no cumplen, son algunos de los abusos laborales de la empresa aérea irlandesa.

Reino Unido
Jeremy Corbyn y la izquierda que quiso dejar de ser conciencia

Para muchos, el resultado de las elecciones en Reino Unido estaba anunciado, pero la historia paralela de esta campaña ha sido la ilusionante campaña corbynista. Ilusionante, cierto, y también perdedora.

Especulación urbanística
Más de 200 familias de pisos vendidos por la Iglesia se organizan para no terminar en la calle

Hace meses 14 edificios gestionados por la Iglesia en Madrid eran vendidos a entidades privadas. Hoy, sus inquilinos se han organizado para no ser expulsados de sus viviendas.

Migración
La existencia es un premio

Una vez al año, algún país con un importante peso en el PIB de Europa ofrece un espectáculo esperpéntico en el que “adopta a un pobre” tras haber realizado un acto heroico. Su premio deja en el olvido a las miles de personas que son expulsadas de Europa.

Argelia
Una participación moderada y protestas en las calles marcan las elecciones argelinas

El ex primer ministro Abdelmajid Tebboune, de perfil tecnócrata, se ha impusto como sucesor de Buteflika tras unas elecciones marcadas por la abstención y las protestas del Hirak.

Últimas

Trabajo doméstico
Trabajadoras del hogar celebran este fin de semana su segundo congreso estatal

Tres años después del primer Congreso, este fin de semana —sábado 14 y domingo 15 de diciembre— vuelven a encontrarse empleadas de hogar de todo el Estado español en el II Congreso de Empleadas de Hogar y los Cuidados bajo el lema Juntas transformamos desde la acción.

La Manada
El Tour de La Manada: la banalidad de la vanguardia y el dolor de la víctima
Homo Velamine intentaba hacer reflexionar a la sociedad sobre la presencia de noticias falsas en unos medios de comunicación con la web del tour de La Manada.