El Salto
Este agosto y septiembre recibirás una edición especial

El Salto 28 y 29 en papel serán una sola edición. Te lo explicamos en esta breve nota.
Este agosto y septiembre recibirás una Edición única

publicado
2019-07-29 11:49

Seguramente te preguntarás por qué acabas de recibir esta edición de El Salto en vez de tu edición local habitual. Desde el colectivo editor del proyecto hemos decidido unificar todas nuestras ediciones territoriales en una sola edición en agosto y septiembre.

Este cambio responde a dos motivos fundamentales. El primero, que como ya sabrás, nuestra situación económica está pasando por momentos difíciles. El otro gran motivo es que estamos replanteándonos el modelo de este, nuestro proyecto de comunicación, y queremos que tú decidas con nosotras su futuro. En estos tres años que llevamos en funcionamiento, hemos superado, mes a mes, nuestros records de visitas en la web. Sin embargo, los ingresos y número de suscriptores han ido disminuyendo.

Creemos que es momento de reflexionar sobre cómo podemos ser más útiles, y de lo que sí estamos bastante seguros es que esto pasa por destinar más recursos a la web. Para ello, estamos estudiando varios posibles cambios en nuestra revista en papel, que a día de hoy consta de seis ediciones territoriales y supone una gran porción de nuestros gastos. Una de estas posibilidades es unificar en una sola edición las seis ediciones territoriales actuales. Otra sería ampliar su periodicidad.

La decisión será de las personas suscritas, y por eso queremos que antes tengas en tus manos un ejemplo de lo que podría ser, y así poder decidir el futuro de la revista impresa.

A la vuelta del verano pondremos en marcha un referéndum a nuestras socias en el que podrás decidir qué quieres que sea El Salto.

Para aquellas perosnas que estáis leyendo estas líneas y aún no estáis suscritas podéis apoyar el proyecto pinchando aquí.


Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Huelga feminista
El Salto, con la huelga feminista

Las empleadas de El Salto, colaboradoras y demás integrantes del colectivo se suman a la Huelga Feminista de este 8 de marzo. Sus compañeros se dedicarán a cubrir informativamente las movilizaciones y a tareas de cuidados.

El Salto
Propuestas de las socias: paridad de género, sección de ciencia y otras iniciativas

Antes de la II Asamblea de El Salto, abrimos un foro para recoger las propuestas de las socias. Entre ellas, que haya paridad de género en la plantilla y en las colaboraciones de El Salto. Tras un estudio de la viabilidad de las propuestas más votadas, hacemos una devolución de las que son viables y os contamos cómo empezaremos a aplicarlas.

Eventos
[Debate en directo] Cómo hacer, ver y contar una huelga feminista
Desde El Salto Diario proponemos un debate abierto de cómo hacer, ver y contar una huelga feminista.
3 Comentarios
Asier 23:21 14/8/2019

Haced lo que sea necesario para que El Salto siga siendo viable. Una edición para todo el estado, menos números anuales... Solo espero que la edición en papel no desaparezca del todo. Para mi es un oasis en este mar de infoxicación. Es una lectura pausada y relajante, sin scroll, sin banners, sin pantalla retroiluminada...

Responder
1
0
#37762 16:59 29/7/2019

Sin duda hay que potenciar la web de El Salto, se publican pocas noticias al día comparados con los demás medios digitales y el papel la triste realidad es que muy poca lo lee

Responder
6
0
#37749 13:38 29/7/2019

Es una buena opción, me parece que El Salto debe apostar sobre todo por la Web e ir eliminando o disminuyendo el formato papel, no queda otra opción que sea viable económicamente e incluso se tiene mucha mayor incidencia vía web que en papel

Responder
8
2
Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo