Terrorismo
Alemania, bajo el terror de la extrema derecha

Un atentado a una sinagoga en el que fallecieron dos personas y el ataque a un restaurante döner en la ciudad de Halle vuelven a poner el foco en el grave problema de seguridad que se vive en el país.

Manifestación neonazi en Kassel
Marcha neonazi en Kassel, Alemania el pasado 20 de julio. Foto: Kai Schwerdt

publicado
2019-10-10 10:36

El 9 de octubre es “un gran día en la historia alemana”, aseguraba el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier. Ese día, hace 30 años, en Leipzig se celebraba la primera ‘manifestación de los lunes’, una serie de movilizaciones que llevaría al fin de aquel Estado autodeclarado como antifascista, la República Democrática Alemana. A pocas horas de que en esa ciudad se celebrase una fiesta por dicho motivo, la policía alemana llevaba a cabo registros en cuatro estados alemanes y detenía a seis neonazis relacionados con el envío de amenazas de muerte y en la órbita de los grupos terroristas Combat 18, Volksfront y Blood&Honour.

No ha trascendido si el registro y las detenciones justo en esta jornada tenían que ver con un peligro concreto de ataque. Lo cierto es que, horas más tarde, alrededor de las 12h30, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leipzig, en la localidad de Halle, dentro del estado de Sajonia-Anhalt, y donde también hubo registros, se produjeron unos ataques que la fiscalía alemana ha calificado como de “especial relevancia” y detrás de los que se encuentra una vez más la extrema derecha.

Tan solo seis días después del aniversario de la reunificación, cuando una manifestación de varios cientos de neonazis recorrió la capital alemana bajo la consigna de “Nosotros por Alemania”, un triste espectáculo que va cerca de convertirse en rutina e impensable hace una década, un terrorista nazi llamado Stephan Balliet, armado con un fusil y otras armas, trató de entrar en una sinagoga en la que se encontraban unas 80 personas celebrando la principal fiesta judía, el Yom Kipur. Una mujer falleció en el acto a causa de los disparos y dos personas más se encuentran heridas de gravedad en el hospital. Balliet, de 27 años, iba vestido con un traje militar, casco de metal y una máscara. Lanzó una granada de mano en el cementerio que se encuentra junto a la sinagoga y destrozó algunas tumbas, pero no consiguió entrar en la sinagoga y huyó en un coche. 

A un par de calles del lugar, otro de los atacantes lanzó una granada en un restaurante döner. La granada explotó en el exterior del local. También realizaron varios disparos, matando a uno de los clientes del restaurante. En la ciudad de Landsberg, a 18 kilómetros al este de Halle, hubo también disparos, por lo que las autoridades paralizaron el transporte en ambas ciudades y pidieron a los ciudadanos que permanecieran en sus casas. Uno de los sospechosos fue detenido en una autopista. Se trata de “un alemán sin pasado migratorio”, dicen los medios alemanes como si esa denominación fuera lo más normal del mundo.

El nazi grabó un vídeo con una cámara que llevaba en el casco en el que recogía los ataques y lo publicó en internet. Según la televisión pública alemana ARD, en el vídeo negaba la existencia del holocausto y aseguraba que uno de los motivos para su atentado era que el feminismo lleva a un número menor de nacimientos y que, por ello, hay una inmigración masiva. El culpable de todo en última instancia, afirma el terrorista, sería “el judío”. Suena como el manifiesto del terrorista de Christchurch.

La fiscalía general alemana se ha ocupado en los últimos tiempos de otros casos de ataques de la extrema derecha de especial importancia, como el de Walter Lübke, político del partido de la canciller Angela Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), asesinado de un tiro en la nuca en la terraza de su casa por un neonazi ligado a las redes terroristas mencionadas. Walter Lübke, que era el presidente de la región de Kassel, fallecía el pasado 2 de junio.

Otro caso fue el de la alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, que el 17 de octubre de 2015 fue herida de gravedad por otro neonazi con una cuchillada en el pecho durante un acto de campaña electoral. En ese caso, la víctima sobrevivió y permanece como alcaldesa.

Como aseguraba la cantante de rap nonagenaria y víctima del holocausto Esther Bejarano ya en 2016: “La famosa frase de luchar contra los inicios [de la barbarie] ya no es actual. Estamos ya dentro

La cifra de asesinatos y ataques no ha dejado de aumentar en la última década y la lista de despropósitos es larga. El peligro de la extrema derecha llega a situaciones impensables para un país moderno y democrático, infiltrándose en los aparatos de seguridad del Estado.

“Meter a los opositores en un hoyo y cerrarlo”

En 2018 se contaron 563 delitos motivados por ideologías de extrema derecha, de los cuales 235 fueron delitos con violencia. La policía encontró 1.091 armas a personas relacionadas con la extrema derecha, muchas más de las que se requisaron en 2017, que ascendieron a 676, todo ello según datos del Ministerio de Interior alemán. 

Los delitos son en muchos casos simbólicos y macabros, como el árbol que este lunes aparecía cortado y que había sido plantado en la ciudad sajona de Zwickau en memoria de las víctimas del grupo terrorista neonazi NSU, que asesinó a diez personas.

En la misma tarde de la última manifestación de los lunes, organizada por el movimiento antiislam Pegida, el fundador del mismo y cara más visible del grupo en Dresden, Lutz Bachmann, conocido por haberse mudado a Ibiza en 2016 y volverse de nuevo a Alemania, explicaba cómo se podían cerrar las “trincheras” que se habían abierto en la sociedad alemana entre la derecha y todo lo que no sea la derecha. La palabra trinchera en alemán se compone de dos palabras “Schutz” y “Grab”, que significan protección y tumba u hoyo.

Con este juego de palabras proponía enterrar en un hoyo a todos los “Volksschädlinge” (plaga del pueblo) y echarles tierra encima. El discurso no está solo lleno de odio y de incitación a la violencia, sugiriendo que se maten a los opositores y se les entierre en una fosa común, sino que además utiliza un término auténticamente nazi, que proviene de un bando emitido pocos días después de que Alemania llevase a Europa a la Segunda Guerra Mundial y en base al cual se condenaba a muerte por casi cualquier tipo de delito, instaurando un sistema de terror totalitario. 

La policía de Dresden ha asegurado que se ha abierto una investigación contra Bachmann, que en el pasado fue ya condenado por incitación al odio. Sin embargo, lo peor del discurso, que puede verse en internet, es la ovación del público mientras decía estas palabras. También el vicepresidente del Parlamento sajón, André Wendt, del partido ultra Alternativa por Alemania (AfD), asistió, sin atisbo de vergüenza, a dicha manifestación.

No son pocos los que marchan en las manifestaciones de Pegida y, por desgracia, no se podrá decir que no supieron detrás de qué lemas andaban. Igual que todos los ciudadanos que han hecho posible que un partido con un discurso basado en el odio sea la tercera fuerza en el Bundestag. Es por eso que, como aseguraba la cantante de rap nonagenaria y víctima del holocausto Esther Bejarano ya en 2016: “La famosa frase de luchar contra los inicios [de la barbarie] ya no es actual. Estamos ya dentro”.

Relacionadas

Terrorismo
[Podcast] Post Apocalipsis Nau #28
El programa de radio El Coño Records, usando toda la violencia necesaria, secuestra este programa de pseudo-modernitxs, deplorable intento de cyberpunks.
Kurdistán
La Corte Suprema y la guerra en el Kurdistán
Los tribunales belgas han determinado que no se puede tratar al PKK como una organización terrorista, sino como un bando de un conflicto armado
Comités de Defensa de la República (CDR)
La Audiencia Nacional ordena prisión provisional sin fianza para siete de los detenidos en la operación Judas

Desde Alerta Solidària afirman que esta operación contra los movimientos independentistas catalanes tienen como objeto coartar las manifestaciones del 1 de octubre o por la sentencia del juicio al Procés y denuncian la “guerra sucia mediática” que se está llevando con el caso a pesar de estar bajo secreto de sumario.

2 Comentarios
#40795 17:42 10/10/2019

No se cual ha sido el problema, pero el artículo está fatal escrito, hay trozos que se repiten y luego se contradicen.

Responder
0
0
Redacción 18:09 10/10/2019

Muchas gracias por el aviso. Ya hemos revisado los errores.

Responder
0
0

Destacadas

Contigo empezó todo
Fanelli, el apóstol que no hablaba castellano

Así se hizo, reuniéndonos todos el día convenido, menos Morago, que también tuvo sueño y no pudo recobrar la voluntad de despertarse.

Educación
El fruto

Hace tiempo que se oye que hay que dejar un mundo mejor para nuestras hijas y parece lógico. Menos lógico resulta mostrar no solo comprensión sino incluso admiración cuando, desde el privilegio, alguien comete una falta, legal o simbólica, pero lo hace por el bien de sus hijas. 

Feminismos
Los feminismos chilenos muestran su fuerza mientras cae el crédito de Piñera

El Encuentro Plurinacional de las que Luchan reúne a 3.000 mujeres mientras el grito de Las Tesis “el violador eres tú” continúa extendiéndose. Las chilenas convocarán una huelga productiva y reproductiva el 8 de marzo.

Agricultura
Sindicato Labrego Galego se desmarca de otras patronales del campo y apoya la subida del SMI

Las principales organizaciones agrarias estatales hablan de "crisis de rentabilidad" en el sector y COAG advierte de que la subida del SMI sería "inasumible" en el campo. SLG se desmarca de esta posición patronal y anuncia su apoyo "claro e inequívoco" a la subida. 

Educación
El mal llamado pin parental. ¿Quién impone su ideología a quién?
Los pánicos morales que la derecha agita para su propuesta de veto parental ponen en peligro los principios más básicos de la educación pública.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Francia
Youtubers recaudan 140.000 euros para la caja de resistencia de la huelga contra Macron

El colectivo Le Stream Reconductible recoge desde principios de diciembre, a través de una plataforma de retransmisión de vídeo, fondos para los trabajadores franceses en huelga contra la reforma de las pensiones.

Memoria histórica
Comienzan los trabajos de exhumación en la fosa común de Pico Reja en Sevilla

Familiares de las víctimas, activistas por la memoria y representantes institucionales se dan cita en el acto simbólico que da inicio a los trabajos de exhumación en el cementerio sevillano de San Fernando.

Industria armamentística
El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.

Memoria histórica
Piden la dimisión del alcalde de Madrid por destruir el Memorial del Cementerio del Este

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.