Derecho al agua
Frenar el río, parar la vida

Somos el país del mundo con más embalses por habitante, un número sobredimensionado a todas luces. En un contexto de escasez, la mera construcción de pantanos no va a llamar a la lluvia.

Embalse
Embalse

Los ríos son sistemas que se caracterizan por fluir, por el constante paso del agua. Un obstáculo en su circulación rompe ese equilibrio y causa innumerables impactos no sólo en el lugar en el que se encuentra, su alcance es mucho mayor. A lo largo de nuestro territorio se han levantado más de 1.200 grandes presas. Somos el país del mundo con más embalses por habitante, un número sobredimensionado a todas luces. En un contexto de escasez, la mera construcción de pantanos no va a llamar a la lluvia.

Las presas interrumpen el curso del agua, cambiando las dinámicas fluviales, impidiendo el paso de sedimentos, de flora y fauna. El impacto sobre el medio es indudable, pero va más allá. La presencia de un dique en el río provoca la inundación del territorio circundante, que puede alojar núcleos de población, cultivos, bosques o terrenos dedicados a ganadería. Tierra que corre el riesgo de quedar bajo las aguas del pantano suponiendo la expulsión de una población de su lugar de origen.

Esta situación es un problema global y la celebración del Día de Acción contra los Grandes Embalses quiere llamar a la actuación contra estas infraestructuras tan dañinas para el medio: se debería paralizar la planificación de nuevas presas además de reducir el número de las existentes. Suponen una agresión de gran envergadura para el medio y las personas que lo habitan.

Esta lucha contra las represas no es nueva en el estado español. En Aragón, por ejemplo, con la llegada del Pacto del Agua en 1992, se inició la planificación de varios embalses contra los que los pueblos se levantaron, lucharon en la calle y en los juzgados. El proyecto de Biscarrués, en Huesca, lleva treinta años siendo una batalla, que de momento los oscenses están ganando. Una victoria, aunque no se puede bajar la guardía.

En Zaragoza se encuentra la presa de Mularroya sobre el río Grio. A pesar de la sentencia de la Audiencia Nacional en contra de su construcción las obras han continuado: fue declarado de interés público de “primer orden” por el gobierno, pues el agua embalsada sería destinada a abastecer a parte de las miles de hectáreas de regadío planificadas en esta cuenca. Se ha continuado con esta infraestructura a pesar de las amenazas para el entorno que supone, incluyendo peligro sísmico cuando se llene el pantano.

Los diques, como las fronteras, se extienden a lo largo del mundo y siempre están vinculadas al enriquecimiento de grandes empresas y estados cómplices

Los diques, como las fronteras, se extienden a lo largo del mundo y siempre están vinculadas al enriquecimiento de grandes empresas y estados cómplices. La presa de Belo Monte frenó el río Xingú en la Amazonia brasileña, un proyecto que puso en evidencia las relaciones fraternales entre empresas y gobiernos al revelarse una trama de sobornos de 41 millones de dólares entre constructoras y partidos políticos.

En Guatemala, el río Cahabón que nutre la supervivencia de miles de personas en todo su recorrido también se vio afectado por esta lacra. La constructora ACS/Cobra, presidida por Florentino Pérez, paralizó su circulación y unas 50.000 personas (en su gran mayoría indígenas maya quekchí) se vieron forzadas a pasar controles de seguridad para poder acceder al agua, como si para beber se necesitaran pasaportes.

Un río es algo que se gestiona desde el común, como un bosque o como un lago y por lo tanto, las poblaciones cercanas a estos recursos se ven en la necesidad de defenderlo de las lógicas del mercado, aunque les vaya la vida el ello, luchando y organizándose juntas. Lo hacen las mujeres del pueblo lenca, al que pertenecía Berta Cáceres, consideradas a si mismas "Guardianas del agua".

Lo viven también día a día los protectores de los ríos en Turquía cuando denuncian la represa de Ilisu, en el río Tigris (y que el BBVA financia a través de su entidad subsidiaria Garanti Bank). El embalse turco desplazaría a unas 80.000 personas, en su mayoría kurdos. Además, inundará la ciudad histórica de Hasankyef así como numerosos enterramientos y lugares sagrados para el pueblo kurdo. La construcción de esta infraestructura no hace más que agravar el conflicto político-militar existente en el Kurdistán turco y supone un aumento de la militarización de la zona.

Los esfuerzos para mejorar la gestión de la escasez del agua deberían enfocarse en otros ámbitos, como reducir las hectáreas dedicadas a cultivos de regadío o perseguir los pozos ilegales, en lugar de planificar infraestructuras poco útiles para enfrentarse a la sequía, que enriquecen a unos pocos. El no dejar fluir el agua limita la vida en todos los sentidos.

Sobre este blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Derecho al agua
Suez, Aqualia y Canal de Isabel II controlan el órgano público responsable de los datos de calidad del agua

Aeopas denuncia que el comité técnico del Sinac, el organismo responsable de analizar la calidad de aguas y saneamientos, tiene representantes de empresas privadas y escasa representación de las administraciones y de las asociaciones de consumidores. El último informe del Tribunal de Cuentas sobre la calidad de agua señala serias deficiencias en su gestión.

Crisis climática
España rompe el termómetro: la década más cálida

La temperatura media de la última década ha sido de 15,7ºC, la mayor desde que existen mediciones y 1,7ºC más que la de la década de los años 70. Desde el Observatorio de Sostenibilidad instan al nuevo Gobierno a situar la adaptabilidad a la emergencia climática entre una de las prioridades.

Derecho al agua
Gestión pública del agua: del “palo” judicial a Barcelona a la gestión excelente de Valladolid

Esta semana el Tribunal Supremo tumbó el plan de municipalización de aguas de Ada Colau en Barcelona, avalando una concesión franquista de 95 años que no obtuvo licitación pública.

2 Comentarios
#10664 25:38 14/3/2018

gtuyuijnn

Responder
0
0
felipe 24:26 14/3/2018

menuda panda de iluminados,es cierto lo que dices ,pero debes añadir que si no hay presas las grandes riadas lo anegan todo,dejando en la miseria a toda la cuenca,el agua para regadios sirve para fijar poblacion,de lo contrario los pueblos se quedan vacios,prueba a quedarte sin agua dos dias melocuentas,iluminados,salud

Responder
0
2
Sobre este blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas las entradas

Destacadas

Educación
Combinar estudios y trabajo, una necesidad materializada para las clases populares

La clase mayoritaria en las universidades españolas sigue siendo la alta. Cerca de 45.000 estudiantes han tenido que abandonar sus estudios por motivos económicos en 2019. Debido al deficitario funcionamiento del sistema de becas, los que no cuentan con altos ingresos económicos se ven obligados a desempeñar empleos precarios para mantenerse.

Justicia
El Constitucional anula la condena a César Strawberry

Los magistrados argumentan que los tuits del rapero, que incluían afirmaciones como no son perseguibles penalmente y mantiene que el Supremo no vulneró su derecho fundamental a un proceso con todas las garantías cuando se revocó la absolución decretada en primera instancia por la Audiencia Nacional.

Violencia machista
El proceso judicial que sigue a una denuncia por violencia de género

Cada año son más las mujeres que rompen su silencio y denuncian las agresiones por violencia de género, pero el proceso no es sencillo y no siempre pone a las denunciantes en el centro.

Música
Biznaga: punk, ojos y capital

El cuarteto Biznaga descarga toda su rabia contra el algoritmo en un disco conceptual en torno a las transformaciones en lo personal y lo colectivo que ha supuesto la implantación del imperio GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft).

Reino Unido
Altos costos y viviendas precarias: la odisea que enfrentan los inquilinos en Londres

Las medidas sociales para el alquiler de pisos que se implementaron tras la Segunda Guerra mundial han ido desapareciendo. Ahora, los propietarios privados exigen cantidades desorbitantes para el alquiler de pisos en la capital inglesa.

Últimas

Migración
Organizaciones sociales entregan al Gobierno un decálogo de propuestas sobre migración

Las entidades españolas que forman la Red Migreurop entregaron al Ministerio de Interior un decálogo de propuestas sobre políticas migratorias y denunciaron que la continuidad del modelo de seguridad que defiende el Estado español aleja “del concepto de seguridad humana que propone la Agenda 2030”.

Huelga
La plantilla de jardines de Zaragoza continúa su huelga indefinida con una acampada

Los trabajadores reivindican una subida salarial acorde con el IPC, la incorporación de medidas sociales en el convenio y que la plantilla no se divida en dos empresas subcontratadas.