Personas refugiadas
Leticia Pérez: “Las ONG grandes son meros figurantes”

Entrevista a Leticia Pérez, integrante de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio de Andalucía.

Leticia Pérez Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio en Andalucía
Leticia Pérez, impulsora de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio en Andalucía. Imagen: Andrea Garbé
24 ene 2017 05:20

Desde Sevilla ha viajado a Lesbos, Atenas o Serbia. Leticia Pérez, impulsora de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio en Andalucía, habla con impotencia de una mujer con un bebé que estaba muy grave. “Insistí al miembro de la ONG que gestionaba la llegada de los refugiados que había que atender a ese bebé”. Su respuesta: tenía que guardar la cola. “Las ONG grandes son meros figurantes. Cuando estuve en Serbia, como se supone que la ayuda es ilegal, no se metían en nada, si no hubieran estado las pequeñas organizaciones, la gente hubiera muerto de frío y hambre”.

¿Cómo surge esta experiencia?
Cuando empezó la crisis de los refugiados, veía que aparecía de soslayo en las noticias. Sabía que había una guerra, pero poco más. Me preguntaba, ¿qué está pasando? Nadie contaba nada… hasta que pasó lo de Aylan. Y a partir de ahí algo dentro de mí se movió, como en el 15M. Y un domingo por la noche montamos una página de Facebook. No sabía qué poner, puse un correo y una frase de Galeano: “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”. ¡Al día siguiente había mil personas siguiendo la página! Todo el mundo quería hacer algo. Montamos una reunión, vino un montón de gente, empezamos a organizarnos y, en septiembre de 2015, creamos la asociación.

¿Y desde entonces?
Desde que empezó la asociación tenemos un intercambio cultural árabe-español semanal y hacemos acciones de sensibilización para romper el silencio mediático ante tanta barbarie. Empezamos haciendo envíos de ayuda humanitaria a la frontera de Siria con Turquía y a Grecia, pero ahora preferimos ir directamente a los lugares con el proyecto #SiguiendoTusHuellas, apoyando a personas refugiadas desde que ponen los pies en Europa hasta que llegan a su destino, especialmente a menores no acompañados. Empezamos yendo a Lesbos algunas voluntarias, todas mujeres. Las mujeres llevamos el motor de muchas cosas, lo que pasa es que somos invisibles. Luego he ido a otros lugares como Atenas o Serbia, donde hay muchas personas intentando cruzar las fronteras y son completamente olvidadas.

“Hay más muros que nunca en toda Europa que están enriqueciendo a muchísimas empresas”

Y en tu primer viaje a Lesbos…
Lesbos me cambió la vida. No sabía qué me iba a encontrar porque, por mucho que te cuenten, hasta que no vas allí no te das cuenta realmente de lo que se vive, que es la humanidad y deshumanización a la vez en estado puro. En ese momento, a principios de 2016, antes de que se cerrara la frontera con Turquía, solo había equipos de rescate y voluntarios independientes. Nosotras hacíamos turnos de 22 horas acogiendo en la orilla a la gente. Venían 50 personas en un bote, a cualquier hora de la madrugada o del día, les quitábamos la ropa mojada, que los pies y la cabeza estuvieran calientes, porque estamos hablando de temperaturas muy frías en pleno invierno. Lo primero que hacía la gente era darnos a los niños y buscarse unos a otros. Los más pequeños venían en estado de shock. No te miraban, no lloraban, nada.

Zoido responsabiliza a las organizaciones de las muertes en el Mediterráneo.
Las leyes de extranjería son las que están favoreciendo a las mafias, que no son solo “un grupo de personas en la sombra”. Esas mafias pagan a las policías de todos los países, que torturan a estas personas de manera intencionada, no solo para que no crucen la frontera, sino para hacer una política de terror y de miedo. Y, justamente, nosotros lo que hacemos es la labor que deberían hacer los Estados: apoyar a estas personas.

Lo que deberían hacer es abrir fronteras seguras. Estas personas van a venir de todas maneras, porque su situación es insostenible. Pero hay más muros que nunca en toda Europa que están enriqueciendo a muchísimas empresas. Hacemos el seguimiento de menores que cruzan la frontera y, por ejemplo, en Hungría son detenidos en campos, les quitan todas sus pertenencias, los meten en contenedores de agua helada, los pisan, les hacen fotos, se ríen de ellos, y la UE paga dinero por hacer esa labor. Todo eso es invisible.

He estado con muchos niños que me dicen: “Daría un minuto por volver a abrazar a mi madre”. ¡Son niños! ¡Niños que quieren estar con su madre! ¿Y tú crees que esos niños quieren realmente dejar su casa? Intentan salvar su vida, porque con esa edad son carne de cañón. Quieren tener una vida… [se detiene buscando un adjetivo], ¡una vida, simplemente vivir!

Relacionadas

Coronavirus
El Mediterráneo Central en tiempos del coronavirus

Mientras en Europa los países entran en cuarentena y los barcos de rescate de las organizaciones civiles quedan amarrados en los puertos, cientos de personas siguen intentando cruzar largas distancias en aguas abiertas para escapar de Libia. 

Coronavirus
Las últimas bolsas con recursos de primera necesidad entran en el campo de Moria

Las mujeres refugiadas que autogestionan los proyectos de distribución de bienes básicos en el campo de Moria, Lesbos, multiplican sus esfuerzos ante la limitación de las entradas y salidas por el covid19.


Coronavirus
Las mujeres del campo de refugiados de Moria cosen sus propias mascarillas
Un grupo de mujeres del campo de personas refugiadas de Moria, en la Isla de Lesbos, cosen mascarillas para abastecer de recursos sanitarios al campo ante la amenaza del covid19.
5 Comentarios
#7877 17:45 3/2/2018

El título me parece muy tendencioso: el artículo va sobre la crisis de los refugiados y el impacto en las personas que buscan asilo o migran; los responsables de estos impactos son los gobiernos. Las ONGs tienen un papel cuestionable y una eficiencia sobre la cual también se puede discutir mucho, pero NO son las responsables del problema sino que intentan abordarlo, con más o menos éxito. Este titular busca un desprestigio gratuito partiendo además de una generalización absurda (hay excelentes ONG grandes y pequeñas, ni las grandes son "malas" ni las pequeñas son "buenas", eso es una soberana estupidez).

Responder
0
0
Ernstik 14:41 25/1/2018

La cuestión no es de tamaño, es de vinculación con las instituciones. En su gran mayoría los ingresos de las ONGs de cooperación internacional dependen al 99,99% de la UE, AECID, gobiernos de la CCAA, ayuntamientos o diputaciones ¿Cómo puede ser que una organización que depende casi al 100% de dinero público se pueda llamar organización NO gubernamental? Las ONGs (incluidas las más izquierdosas y del rollito como IEPALA o Mundubat) son meras subcontratas de la política exterior de la UE o del gobiernos de España.
No es cuestión de tamaño, es cuestión de una dependencia tan atroz del dinero público.

Algún día también molaría hablar de los iluminados/salvadores que fueron a Lesbos a pecho descubierto sin tener ni idea ni del contexto ni del entramado en el que se metían y que molestaban más que ayudaban. Que las ONGs tipo Cruz Roja han hecho poco no hay duda, pero tampoco la hay de que los iluminados tipo salvadores del mundo han estado jodiendo lo poco que se podía hacer.

Responder
3
2
#7522 14:57 27/1/2018

Me encantaría saber más sobre ese tema, cómo puedo informarme? Gracias!

Responder
0
0
#7722 12:51 31/1/2018

Es fácil: entra en la web de las ONG y busca los datos económicos de las mismas. La primera pista te la dará lo fácil o no que sea encontrar esta información y lo desglosada que esté; una vez encontrada mira el porcentaje que tiene de dinero público o de instituciones como la ONU o la UE. A más dinero institucional menos libertad de movimiento. Un ejemplo de buena praxis es Médicos sin Fronteras, quienes obtienen casi la totalidad de sus ingresos de fondos privados (personas/socios) Los fondos públicos de esta ONG no la condicionan en sus actos y, sobre todo, le permite el realizar una labor de denuncia, algo muy importante, pues no sólo se trata de vacunar si no también de denunciar esta situación y de luchar contra estados y farmacéuticas para que la vacunación sea un derecho de todo niño (es un ejemplo).

Responder
0
0
#7324 11:51 25/1/2018

Organizaciones Muy Gubernamentales. OMG's

Responder
2
0

Destacadas

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.

Coronavirus
Un abismo bajo los pies

Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno de coalición parten de dos supuestos dudosos: que la crisis no se alargará más allá de seis meses y que no hacían falta medidas estructurales para frenar los problemas que iba a enfrentar la sociedad española.

Coronavirus
Si está el enemigo, que se pase por la retaguardia

Esta situación evidencia el protagonismo de todas las personas que “sostienen” y “cuidan”: cuando se habla de guerras, a menudo olvidamos que existen en ellas esos otros actores que curan, alimentan, sostienen, animan, limpian, comunican.

Laboral
La izquierda sindical asturiana reclama una renta básica

CSI, SUATEA, CGT y CNT denuncian el riesgo para salud de quienes trabajan en los “sectores esenciales”, y piden al Gobierno asturiano extender la protección social a los sectores excluidos, como las personas migrantes.  Los cuatro sindicatos también critican la falta de medidas de seguridad en los centros de trabajo que siguen abiertos, así como el hecho de que algunas actividades laborales sigan “sin paralizarse bajo el paraguas de ser sectores esenciales.

Coronavirus
De las calles a las ventanas: Chile y la crisis sanitaria

La crisis del coronavirus llega a un país que atraviesa desde octubre de 2019 una profunda crisis social y una oleada de protestas que solo la emergencia sanitaria ha conseguido sacar de las calles. Con más de un millón de personas bajo cuarentena, la consigna del movimiento popular ha pasado de salir a tomar las calles a quedarse todos en casa.

Coronavirus
El coronavirus lo ha cambiado todo

A tres semanas del inicio del confinamiento, acertamos a conjeturar que no acabará en anécdota. Lo que venga estará marcado por esta compleja experiencia. Este vídeo desea cosas buenas para ese después. Animación de Silvana Youlton, guion de Pablo Elorduy, música de Lionel Scardino y locución de Rebeca Hernando

Música
Bad Bunny, la legitimidad no se perrea sola

Conviene pensar en la legitimidad de que Bad Bunny se haya atribuido el lugar de hacer este gesto en las formas a las que ha recurrido. ¿Quién eres, cariño de quienes te aman, para permitirte esta representación?

Coronavirus
Heike Freire: “El Gobierno está negando a los niños y niñas lo que recomienda la OMS: una hora diaria al aire libre”

Filósofa, psicóloga y pedagoga, Heike Freire señala la necesidad de que el Gobierno permita a las niñas y niños salir de casa una hora al día para su bienestar físico y emocional, una medida que ya han implementado en otros países, entre ellos Italia, y que recomienda la OMS.

Últimas

Coronavirus
Una teoría de la conspiración, detrás del incendio de postes de tecnología 5G en Reino Unido

Un bulo sobre la propagación rápida del covid19 a través de la tecnología 5G preocupa a Reino Unido. En los últimos días se han registrado ataques contra torres de telefonía en tres ciudades británicas.

Música
Canciones infantiles: hay vida más allá de los CantaJuego

Buenas noticias: bandas e intérpretes, históricos y presentes, llevan décadas haciendo canciones y música infantil con una lógica diametralmente opuesta a la industria de canciones para niños.

Coronavirus
Guayaquil, 'colonial' virus
Analizamos el trasfondo colonial que esconde la catástrofe humanitaria que se está viviendo en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.