Música
Al Altu la Lleva, un coro antifascista, internacional y feminista en Gijón

Nació como acompañamiento puntual para un concierto de Nacho Vegas, pero el coro antifascista Al Altu la Lleva ha continuado cantando canciones de otros tiempos que aún resuenan en el presente. Con buen humor, muchas voces y siempre desde abajo a la izquierda.

Coru antifascista Al Altu La Lleva
Coru antifascista Al Altu La Lleva. Foto cortesia del coro.

El 21 de enero de 2016 se formó la gozadera en el Palau de la Música de Barcelona. El músico asturiano Nacho Vegas iba a presentar allí su minidisco Canciones populistas, pero el inicio del concierto se retrasó considerablemente. La demora obedeció a las discrepancias por algo que Vegas quería hacer: criticar abiertamente al Banco Sabadell, patrocinador del evento, mediante la proyección de un vídeo sobre sus prácticas en relación a los desahucios y difundir desde el escenario las reclamaciones de la Plataforma de Afectadas por la Hipoteca (PAH). Finalmente, tras mucha tensión, el músico lo pudo hacer durante su “Canción para la PAH”, que terminó con un montón de gente, arriba y abajo de las tablas, coreando “sí se puede”. Entre ellas, un coro que había participado aportando sus numerosas voces a la canción.

“Aquello fue un tanto surrealista para nosotras que apenas teníamos trayectoria ni experiencia. Lo disfrutamos muchísimo a pesar de ser un espacio tan imponente”, recuerdan cuatro años después desde Al Altu la Lleva, el coro antifascista de Gijón que se puso de largo ante un público multitudinario por vez primera en esa actuación. “Detrás de aquel concierto andaba el Sabadell y con esta acción se consiguió trolear a la banca y ganar aquella batalla. Se puede ver el vídeo en YouTube. Al día siguiente varios medios del país se hicieron eco de aquello y creemos que fue algo muy positivo”, valoran desde la distancia que otorga el tiempo.

Antes de esa polvareda, el coro ya llevaba ensayando y cantando un par de años. Al Altu la Lleva se creó de manera un tanto informal en el verano de 2014, con el propósito de acompañar a Nacho Vegas en un concierto de presentación del disco Resituación en Gijón. En ese disco hay varias canciones en las que colaboró el Coro de Ladinamo y el Patio Maravillas y el cantante precisaba de un acompañamiento coral para los directos. “Nacho propuso formar un coro popular que le acompañase en aquel concierto y se hizo de forma bastante improvisada, alistando gente del entorno de la Caja de Músicos, una asociación autogestionada que trabaja en el marco del activismo cultural de la ciudad y así fue como se gestó algo que en principio no estaba concebido para perdurar más allá de aquel concierto”.

Pero ha perdurado. El 17 de abril, en pleno confinamiento por la pandemia del coronavirus, lanzaron un vídeo con la versión de la canción “Un metro cuadrado” de Vainica Doble, una mezcla entre música pop y coral que consideran la esencia de lo que hacen. “La dificultad llega cuando quieres llevar ese sonido a lo íntegramente coral como es el caso de nuestra versión de Vainica Doble o incluso hacerlo dentro de un estilo más punki como en el caso de las versiones de Los Saicos y Herr Manos”. 


La otra característica que identifica a Al Altu la Lleva es la implicación como banda sonora de protestas y causas diversas. Al fin y al cabo, se definen como un colectivo de personas “unidas por la motivación de utilizar la música como herramienta para la protesta, la reivindicación y el apoyo de causas que consideramos justas”. 

Reconocen que las ganas de “cambiar cosas y de luchar por un mundo justo” son lo que les une y hacen recuento de las diversas movilizaciones en las que han participado, además de las giras con Nacho Vegas y conciertos acompañando a otros músicos como Toli Morilla, Losone, Delagua en el Teatro Filarmónica de Oviedo en homenaje a Silvio Rodríguez y a Luis Eduardo Aute: de apoyo a la PAH, las celebraciones del 8 de marzo, manifestaciones por la República, “cantamos en la Escandalera con todos los colectivos sociales protestando por los Premios Príncipe de Asturias, en el Solarón apoyando al colectivo Un Pulmón pal Solarón para la defensa de espacios verdes en contra de la especulación urbanística de un espacio verde de la ciudad de Gijón, también hicimos vídeos cantando en apoyo al movimiento BDS en una campaña del Comité de la Causa Árabe Asturies, apoyamos también a la huelga llevada a cabo por los trabajadores y trabajadoras del sector minorista de alimentación que hubo en Asturies… También en el aniversario de La Vida Alegre, nuestro bar de referencia”.


Con todo ello, cabe preguntarles por qué hacer explícita, desde el propio nombre del coro, la identidad antifascista y qué supone eso en pleno siglo XXI. “Surgió casi como una ocurrencia de Nacho que nos empezó a presentar así en los conciertos y nos encantó y acabó quedando. Luego le agregamos lo de ‘matriarcal’ y lo de ‘internacional’ porque en el coro hay gente de Alemania y Argentina. Reivindicarse como antifascista desgraciadamente es todavía una manera de posicionarse como ya hizo Guthrie en los 40 con su máquina de matar fascistas”.

Música
Belén Gopegui pone letra a las nuevas canciones de Milagros, el grupo coral que salió de un colegio público

De empezar a cantar en clase con su profesora a participar en uno de los mayores éxitos de Rosalía, la peculiar trayectoria del grupo coral Milagros añade ahora otro capítulo destacado: las letras de sus nuevas canciones llevan la firma de la escritora Belén Gopegui.

En la actualidad, son 17 las personas que componen el coro y ensayan cada miércoles en La Caja de Músicos junto al director Aníbal Menchaca. Mejor dicho, allí lo hacían antes del estado de alarma en sesiones de dos horas semanales. “Ahora nos lo tomamos muy en serio, pero nos llevó un tiempo centrarnos. Nos dispersábamos fácilmente por el cansancio de después de trabajar, por lo numeroso del grupo y porque somos bastante comediantes también y siempre concebimos la actividad del coro como algo lúdico. Se puede decir que somos un coro amateur con escasa formación musical salvo algunas personas que sí que tienen conocimientos de solfeo y son de mucha ayuda”.


En su repertorio, aún breve, hay sitio para la canción protesta, algún himno revolucionario y también temas tradicionales asturianos, además de alguna sorpresa. De momento, y apuntan que es su asignatura pendiente, lo que no hay son canciones de factura propia, al menos hasta que terminen un esbozo llamado “A la mierda”, quizá en homenaje a Fernando Fernán Gómez. 

“Algunas canciones han surgido por encargo para actos concretos como aquel en el campus universitario de Mieres en el que hicimos tres adaptaciones de canciones que tenían como nexo común la lucha obrera con las mujeres como protagonistas de la misma. Para ello contamos con los arreglos de Aníbal y la traducción al asturiano a cargo de Ruma Barbero que es un excelente músico y dibujante muy conocido en Asturias”, explican. A partir de aquellos tres temas en inglés, que eran “Bread and roses”, “Which side are you on?” y “Women of the working class” empezaron a dar forma a lo que hoy llaman su repertorio “propio”, que incluye “Nun quiero coyer la Flor” de Felpeyu, “El vals” de Herr Manos, “Demoler” de Los Saicos y “Grândola, Vila Morena”. También adaptan dos canciones tradicionales asturianas, “Carretera de Avilés” y “La cadena del amor”. 


De momento no se plantean grabar un disco, aunque sí les gustaría dejar constancia de sus canciones, para que puedan circular y no se pierdan. Aseguran que la comunidad musical de Gijón les trata bien, “pese a que no siempre hemos afinado como era debido y ya fueron varios los músicos y músicas que nos llamaron para hacer una colaboración con lo que entendemos que valoran positivamente lo que hacemos. Lo más negativo que llegó a nuestros oídos fue que vestíamos muy mal, fue en un acto un poco pijo en el que participamos hace ya unos cinco años”, indican con cierta guasa.

En el otro lado, la reacción que más les gusta es la de la gente que les cuenta que escuchar al coro le ha emocionado. “Nos lo dicen mucho después de los conciertos con Nacho, sobre todo, y ya no tanto por lo estrictamente musical sino también por la presencia que tiene el coro detrás de la banda. También nos llegaron palabras muy bonitas cuando cantamos dos años consecutivos al final de las manifestaciones por el 8M, ante miles de personas donde la emoción se podía palpar. Por supuesto, si a través de las canciones también conseguimos un efecto de concienciación política y social consideramos que el tiempo y trabajo dedicados han valido la pena”.


0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Decenas de trabajadores siguen acudiendo a su centro de trabajo sin saber que allí se originó el rebrote de Madrid
Un inmueble de oficinas fue el lugar en el que se dio el rebrote de la capital mientras decenas de trabajadores tienen que seguir acudiendo a él. La Consejería de Sanidad no quiere dar explicaciones al respecto, al mismo tiempo que la empresa dueña del edificio asegura desconocer cuántos trabajadores están contagiados.
Especulación urbanística
Un fondo buitre anida en el centro de Vigo

El fondo norteamericano Autonomy Capital, del que es fundador el ex directivo de Lehman Brothers, Robert Gibbins, compró la deuda del proyecto del Barrio do Cura en 2018. Ahora los vecinos y vecinas piden no ser abandonados ante la especulación urbanística e quiere garantizar su derecho a la vivienda frente a una posible expropiación del gobierno local.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Últimas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.