Colectivos trans exigen al Gobierno regional que cumpla la ley y les permita vivir con el nombre sentido

Una docena de personas registra en la Consejería de Políticas Sociales solicitudes para poder disponer de documentación acorde a su identidad sentida.

Arcopoli Cogam Ley Trans 2
Abril Sotelo, Carmen García y Carla Antonelli. David Fernández

publicado
2018-01-09 13:46:00

Colectivos de personas transexuales han registrado este martes en la Consejería de Políticas Sociales y Familia una docena de solicitudes en las que insta al Gobierno regional a que cumpla la Ley Integral de Transexualidad de la Comunidad de Madrid y facilite el cambio de nombre en la documentación.
Piden así al consejero, Carlos Izquierdo, que dé así cumplimiento al artículo 7 de esta ley, aprobada en febrero de 2016 con los votos de los grupos de la oposición, y que se ha topado con la “inacción” del Gobierno regional, aseguran.

Para Carla Antonelli, diputada del Grupo Socialista, impulsor de la ley, el artículo referido al cambio de nombre en la documentación “es un artículo vertebral, porque es la documentación que solventa el día a día de las personas en colegios, universidades, sanidad y bibliotecas”. Pese a que la ley reconoce este derecho, “de lo único que tenemos constancia es de cambios en algunos abonos de transporte”. Antonelli cree que este cambio evitaría muchas situaciones de “bullying, señalamientos y estigmatizaciones innecesarias”. 

Los colectivos trans aseguran que las trabas administrativas al cambio de nombre en la documentación ponen a las personas en situaciones de vulnerabilidad, y llaman la atención sobre los menores. Según Trans Cogam, a día de hoy el registro con el nombre sentido en los institutos depende de la voluntad del centro.

Arcopoli Cogam Ley Trans 4
Sonia González, del Grupo Familias Transformando Cogam David Fernández
 

Sonia González Belinchón, del Grupo Familias Transformando Cogam, insiste en que se vulnera el derecho a la intimidad de los menores cuando se les impide disponer de documentación acorde a su identidad. “Si nuestros hijos viven plenamente como niños o niñas trans, no tienen por qué ir desvelándolo en todos los sitios a los que van”. “No sienten el nombre como suyo y para ellos es una vulneración de su personalidad”, remarca. 

La coordinadora de Trans Cogam Carmen García de Merlo, que también ha acudido al registro de la Consejería esta mañana, sentencia: “Las leyes las tienen que cumplir todos, ciudadanos e instituciones públicas”.

Arcópoli también ha apoyado la acción en el registro de la Consejería. La vocal de transexualidad de este colectivo, Abril Sotelo García, recuerda que otras comunidades, como Andalucía, han puesto en marcha medidas similares a la que hoy solicitaban los colectivos sin dificultad. Es una cuestión, asegura, de voluntad política.

La puesta en marcha del artículo 7 de la Ley, 2/2016, relativo a la documentación, supondría “que se respete y reconozca nuestra identidad de género, en documentos administrativos que tenemos que presentar o consultar de manera continuada, como son los carnés de transportes, escolares y universitarios, las listas de notas, de admisión, en los colegios”, aseguran desde Cogam.

una ley huérfana de presupuesto
Pese a que la ley fue aprobada por la Asamblea de Madrid en 2016 y debería haber sido dotada de presupuesto en el ejercicio de 2017, la Ley Integral de Transexualidad de la Comunidad de Madrid sigue huérfana de presupuesto. La única dotación económica de la que dispone es una partida de 800.000 euros, una cantidad que responde a una enmienda del Grupo Socialista y que irá destinada a la integración laboral de personal transexuales. Según la diputada socialista Carla Antonelli, el paro entre las personas transexuales llega hasta el 70%. Una moción aprobada en diciembre exige al Gobierno regional que cumpla el texto, que contempla medidas como el derecho a recibir atención sin tener que pasar por la Unidad de Género y la creación de un comité que evalúe el cumplimiento de la ley para evaluar su implantación.

 

0 Comentarios

Destacadas

Terrorismo
La CIA conocía los vínculos del GAL con los “servicios de seguridad españoles”

En un documento secreto elaborado a finales de 1984, la central de inteligencia de Estados Unidos denominó a los miembros de la banda paramilitar “vigilantes antiterroristas” y resaltó que mediante sus asesinatos habían logrado disminuir la “capacidad operativa” de ETA.

Publicidad
La Generalitat Valenciana duplica su gasto en publicidad
La inversión del gobierno valenciano en medios de comunicación durante el año 2017 asciende a casi 4 millones de euros, el doble que el ejercicio anterior.
Transporte
Transporte de pasajeros por carretera: de un conflicto laboral a una solución política y social

Las plantillas de las empresas líderes del transporte de pasajeros por carretera en la región, LEDA y UNIONBUS EXTREMADURA, han denunciado este año que sus empresas les adeudaban varias nóminas.

Precariedad laboral
Las marchas contra la precariedad llegan a Madrid

Miles de personas han participado en la manifestación en Madrid de apoyo y bienvenida a las marchas que desde el 19 de mayo han recorrido el país para protestar contra la precariedad y por unas pensiones públicas dignas.

Últimas

Culturas
Los cines de la gente

La movilización vecinal no solo hizo posible que los cines Renoir de Majadahonda se salvaran del cierre sino que ha convertido esta sala en un lugar de encuentro que demuestra que otra manera de vivir la gran pantalla es posible.

Opinión
Crisis política y moción de censura: ¿gran caos bajo el cielo o restauración en curso?
3

La opción de Ciudadanos y de las élites económicas es clara: la actual relación de fuerzas parlamentaria no se corresponde con la realidad y son necesarias nuevas elecciones para que Ciudadanos gobierne con el apoyo del PP.

España no es (solo) blanca
Fátima Aatar: “El antirracismo será político o no será”

Activista contra el racismo y la islamofobia, Fátima Aatar es una de las voces más solicitadas por los medios para explicar qué es ser mujer y musulmana. Como si eso fuese incompatible.