Coronavirus
Hagamos política a favor del trabajo y de la vida

Los fuertes daños provocados por el estado de alarma deben hacerse frente con una política decidida a la altura de los tiempos, protegiendo a la clase trabajadora y la sostenibilidad de la vida con medidas concretas. Ponemos de nuevo en marcha nuestra Sindikalagenda.

Pensando el trabajo y la vida ante el coronavirus
Mujeres hablando (Iruñea) Ione Arzoz

LANAREN EKONOMIA : Bilbo Hiria, Argia eta Hordago elkarlanean. Irrati saioa hemen.


Audio Player

La crisis sanitaria, el estado de alarma y la paralización de la economía han golpeado con fuerza a la sociedad. Desde diferentes ámbitos se han ido poniendo en marcha medidas para paliar la situación, con clarioscuros evidentes en algunos niveles. En las siguientes líneas realizamos un somero análisis de la política en el ámbito del trabajo y en favor de la vida, así como destacamos dos manifiestos académicos que promulgan un cambio estructural del modelo económico.

Política en el ámbito del trabajo

Entre las medidas adoptadas por el Gobierno de España desde el inicio del estado de alarma, se encuentra el decreto 8/2020 del 17 de marzo, de priorizar y agilizar los ERTE. Buscaba la reversibilidad generalizada a los puestos de trabajo tras el periodo de confinamiento, así como la minimización de la merma salarial que el parón que hemos vivido ha impuesto en el ámbito laboral. El efecto dominó se ha mostrado imparable en el mundo empresarial, siendo ya más de 250.000 personas en ERTE en Euskalerria y pasando los cuatro millones en España.

Coronavirus
Los impactos económicos y sociales del confinamiento siguen aumentando

Con el presente paralizado por el estado de alarma, el futuro se cubre de incertidumbre. La realidad laboral se degrada a pasos agigantados y las previsiones para final de año son más que preocupantes

Como cuantifica el “Programa de Estabilidad” enviado a Bruselas, así como el diagnóstico laboral recien presentado por el Gobierno, a esos ERTE hay que sumarles 1,4 millones de personas en régimen autónomo, cobrando prestaciones por cese de actividad, casi 1,4 millones de nuevas desempleadas que cobran prestación, cuyos derechos se han ampliado, y 400.000 incapacidades temporales reconocidas por la crisis sanitaria. En total suman el 31% de la Población Activa, casi un tercio de la población activa se encuentra afectada. Dada la dimensión, la medida es clave para que, al menos, la gran parte de las regulaciones temporales se vayan reincorporando a sus empresas con la vuelta progresiva a la actividad laboral.

“No nos llevemos al engaño, a pesar de la voluntad propagandística del Gobierno de dar una sensación de prohibición de despidos, éstos no se han declarado nulos”

Para facilitar esa reactivación, tras ocho semanas de confinamiento y dos de cese de toda actividad asalariada no esencial, el Gobierno de España aprobó en el mismo decreto 8/2020 medidas para facilitar el acceso al crédito con avales estatales, vía ICO para las PYME. Así como medidas de garantía de rentas a personas autónomas, nuevas desempleadas o que redujeran total o parcialmente su actividad por necesidades de cuidados a menores o dependientes.

En el decreto 9/2020 del 28 de marzo se aprobó otra medida importante en la protección del empleo. Se declara no justificativa de despido “la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción”. Esta medida coloca, de facto, muchos de los despidos efectuados estas semanas en la categoría de improcedente, encareciéndolos, en caso de ser revisados por los tribunales de lo social, a niveles previos a la última reforma laboral. Pero no nos llevemos al engaño, a pesar de la voluntad propagandística del Gobierno de dar una sensación de prohibición de despidos, éstos no se han declarado nulos. Por tanto se pueden alegar otras razones de incapacidad o rendimiento, disciplinarios u otros, siendo los datos de aumento del paro y caídas de afiliación de finales de marzo, y en menor medida de abril, la mejor prueba de que ha habido despidos y aún hay que ver como se dirimen en la vía judicial.

Por último, en ese mismo fin de semana el decreto 10/2020 del 29 de marzo implantó “un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales” que duró hasta después de la Semana Santa, lo que endureció el cese temporal de la producción, ya previamente afectada por el cierre del comercio minorista, las regulaciones de empleo, los despidos, la priorización del teletrabajo y la contracción del comercio internacional. Fruto de estas medidas, los días no trabajados quedan a disposición de las empresas para recuperarse irregularmente a lo largo de 2020, para lo que se deberá negociar el modo de hacerlo. Esta medida es una forma de no aumentar más el coste salarial asumido por la Seguridad Social, ya mermada al hacer frente a los ERTE.

Coronavirus
El cierre temporal de la producción en época de pandemia

El debate sobre la paralización de la producción sigue abierto. Los intereses empresariales y el mantenimiento de la actividad deben quedar supeditados a evitar el colapso hospitalario y garantizar la salud en el trabajo, a pesar de las patronales y el Gobierno vasco

Más allá de todas esas medidas, se debe seguir ampliando la política pública a favor de trabajadores y trabajadoras, para que no sean quienes paguen una vez más las consecuencias de esta crisis. Asimismo, es momento clave para abordar problemáticas laborales estructurales como una política distributiva que permita reducir las jornadas de trabajadores en activo y reemplazarlas por personas desempleadas, entre otras.

Política a favor de la vida

El primer decreto 8/2020 también sirvió para garantizar suministros básicos, prohibiendo su interrupción, y aprobar una moratoria de hipotecas condicionada a determinados supuestos. Vista la profundidad de la crisis económica se deben revisar los plazos y las condiciones de esos aplazamientos de pago, con el fin de llegar a todos los colectivos afectados. Pero la suspensión y posterior reducción de los alquileres fue la ausencia más destacada en aquel primer paquete de medidas, siendo objeto de debate en las siguientes semanas.

Finalmente, el decreto 11/2020 del 31 de marzo no cumplió con las expectativas del movimiento por la vivienda. Se podría haber generalizado la suspensión de alquileres a personas afectadas por el cese de actividad, garantizando el pago a los propietarios de renta única. Sin embargo, ese decreto se limitó a algunas medidas para evitar desahucios durante el estado de alarma, prorrogar los alquileres y ayudar a personas inquilinas y pequeñas arrendadoras a hacer frente a situaciones de vulnerabilidad. Asimismo, se debe añadir que la prórroga de alquileres ahonda en el endeudamiento de los inquilinos, en vez de dar una solución real al problema. Todo esto ha provocado una huelga de alquileres que podría ir a más si los impactos económicos y sociales de esta primavera fatídica acaban siendo los esperados.

“Finalmente, se ha tomado el compromiso de poner en marcha un Ingreso Mínimo Vital para hogares sin otras fuentes de ingresos, que cobrarán la prestación en junio”

El Ingreso Mínimo Vital ha sido otra de las batallas importantes que se han dado. Finalmente, se ha tomado el compromiso de poner en marcha una renta mínima para hogares sin otras fuentes de ingresos, que cobrarán la prestación en junio. Según los primeros cálculos del propio gobierno, podría empezar llegando a un millón de hogares, compuestos por tres millones de personas. Es un buen comienzo, para paliar la situación de los 2,5 millones de personas que se encuentran en pobreza severa en España, y esperamos que se vaya ampliando hasta llegar a toda la población en riesgo de pobreza o exclusión social. Así todo, la implementación de este pilar básico de la protección social será un hito en la política española, implantando una malla pública vital de última instancia.

Coronavirus
El ingreso mínimo vital se abre camino entre el estigma y las dudas respecto a su implementación

El anuncio de un ingreso mínimo vital ha soliviantado a una parte de la esfera partidaria que impugna la idea en su totalidad. Mientras, quienes están familiarizados con la forma en la que funcionan renta mínimas y subsidios alertan sobre las dificultades de implementación de esta medida. 

En Euskalerria, hace décadas que existe un sistema de rentas mínimas, que se ha ido reformando en favor de la supuesta activación laboral y mediante restricciones en cuantía y acceso. La Renta de Garantía de Ingresos vasca ha ido a menos con la última crisis, cuando más falta hacía. Se recortó el 7% en 2011 y se han ido endureciendo requisitos para restringir su acceso, a inmigrantes primero y a otros colectivos vulnerables después, llegando a desindexarse del SMI en 2017 ante su previsible aumento. Es por ello que colectivos que luchan contra la exclusión social, como Berri Otxoak de Barakaldo, han pedido que se amplíen sus coberturas, para que lleguen a ese 30-50% de personas que deberían percibirla y no lo hacen por diversas razones.

Ese aumento de las coberturas podría canalizarse sin mayor problema por los ayuntamientos, que con el apoyo del tejido social pueden detectar mejor las situaciones de necesidad. La vigorosidad con la que las redes de apoyo y cuidados están funcionando en estas semanas de confinamiento, y también aislamiento de muchas personas, es una oportunidad para una política pública de cooperación público-social que puede llevarse a otros ámbitos de cuidados. Para ello hace falta que el Gobierno Vasco y las Diputaciones planifiquen los programas y provean de recursos que puedan ser ejecutados y mejorados localmente por las instituciones, redes y colectivos existentes.

A parte de esas políticas de mínimos, es necesario tomar medidas básicas que se pueden dividir en dos bloques: colectivos invisibilizados y centrados en el cuidado de personas. En el primer grupo se encuentra la necesidad de poner en libertad a las personas presas que no han cometido delitos graves o las que deberían estar en libertad provisional, además de canalizar ayudas a la gente que vive o trabaja en la calle y proteger a las personas drogodependientes y demás colectivos vulnerables. En lo que respecta al bloque del cuidado, se debe premiar y nutrir de recursos a las cuidadoras de menores, dependientes y personas ancianas para dignificar su trabajo, además de reestructurar y realizar nuevas contrataciones en residencias, entidades públicas de cuidado y protección social comunitaria.

Manifiestos académicos

En el ámbito académico se han ido generando propuestas que abordan la situación desde un punto de vista estructural. Por un lado, se ha puesto sobre la mesa el manifiesto “Por una economía ecológica en la Euskal Herria post-COVID19” con el objetivo de enfrentar la nueva situación desde un eje socio-ecológico. Conducirnos a una sociedad más sostenible y equitativa, basada en valores positivos de respeto hacia la naturaleza y todas las personas. Proponen abandonar el modelo de desarrollo centrado en el crecimiento agregado del PIB y proponen fomentar, desde las instituciones públicas, políticas de producción, consumo e inversión que tengan en cuenta los límites ecológicos y eviten generar una deuda injusta e inasumible para las generaciones futuras, entre otras medidas.

“Necesitamos políticas que garanticen las condiciones materiales de la clase trabajadora, la actividad y el empleo de las empresas y la protección de los sectores más fragiles de la población”

Igualmente, desde la red de economía crítica se ha promovido el manifiesto “Nueva crisis: evitar los viejos errores”. En una línea similar al anterior, resaltan que estamos en una época de crisis civilizatoria, ecológica, social y de cuidados, derivada de un modelo económico en el que todo se subordina a la competitividad, al beneficio y al crecimiento del PIB. Marcan las líneas hacia donde debería ir la sociedad y la economía a su servicio, recordando que la crisis originariamente financiera de 2008 supuso un retroceso, algo que no debemos permitir otra vez.

La clave, en definitiva, está en la perdurabilidad del trabajo y el sostenimiento de la vida, en tener capacidad de reaccionar para que este confinamiento y su desescalada sea una palanca para mejorar. Para eso necesitamos políticas que garanticen las condiciones materiales de la clase trabajadora, la actividad y nivel de empleo de las empresas y la protección de los sectores más frágiles de la población. Más adelante necesitaremos medidas para relanzar la economía, para llevar a cabo la reconstrucción mediante un cambio de modelo que no nos aboque a una catástrofe social.

Sindikalagenda

8 de mayo, viernes

  • Los trabajardores de Novaltia en Bizkaia llevan 290 días en huelga (ELA).
  • Cacerolada en los balcones de Euskalerria a las 19.00, para denunciar el asesinato de una mujer en Angelu a manos del patriarcado (EH Emakumeen Martxa).

10 de mayo, domingo

11 de mayo, lunes

  • Las trabajadoras del los supermercados DIA de Bizkaia, Araba y Gizpuzkoa realizarán paros de 12:00 a 12:30 eta de 17:00 a 17.30 (ELA).
  • Profesorado de las escuelas de Euskalerria continental estarán en huelga, convocados por los sindicatos federales (FO, SUD Solidaires, FSU).
  • Como todos los días, el sindicato ESK ofrecerá su consultorio online de manera pública a partir de las 11:00, en este enlace: youtu.be/30yffHBz__0

14 de mayo, jueves

  • Las limpiadoras de Osakidetza se concentrarán para exigir mejores condiciones a las 11:00 delante de los hospitales (ELA).
  • Euskal Gune Ekosozialista ofrecerá un coloquio sobre estrategias contra la pandemia social a las 17:30, en el que intervendrán Miren Aranguren (Emagin), Iñaki Uribarri (Argilan-ESK) y Jon Bernat Zubiri y Jon Las Heras (EHU). Enlace: https://labur.eus/05gune14
Sobre este blog
Lanaren ekonomia gehiengo zapalduaren bizipena du oinarrian, langileen sukarra eta itxaropena. Botere arrotzen ikuspegitik azaltzen dira eguneroko gorabehera ekonomikoak. Kutsadura informatiboari aurre eginez, ekonomia gaiak jorratzen eta ulertarazten arituko gara. Bilbo Hiria, Hordago eta Argia elkarlanean, lanaren munduko analisia egiten
Ver todas las entradas

Relacionadas

Coronavirus
¿Ha empezado el fin de la globalización?

Una de las expresiones de la crisis económica de 2020 es una cierta disfunción de los mercados globales. Sin embargo, todavía no se puede afirmar que estemos en un ciclo claro de desglobalización, aunque esto sucederá inevitablemente más pronto que tarde.

Economía
[Podcast] La uberización del empleo #2: ¿Cuarta Revolución Industrial?
En esta segunda pieza abordamos la idea de la cuarta revolución industrial de la mano del economista y sociólogo Daniel Albarracín, que nos ofrece una charla de historia y economía para desentrañar este concepto.
Unión Europea
Mucho Merkel y poco Sánchez en la propuesta de la Comisión Europea

La propuesta presentada hoy por la Comisión Europea, Next Generation EU, constaría de 750.000 millones de euros de los cuales dos tercios serían en transferencias directas y un tercio en préstamos. Pero sus condicionantes siguen siendo una incógnita.

0 Comentarios
Sobre este blog
Lanaren ekonomia gehiengo zapalduaren bizipena du oinarrian, langileen sukarra eta itxaropena. Botere arrotzen ikuspegitik azaltzen dira eguneroko gorabehera ekonomikoak. Kutsadura informatiboari aurre eginez, ekonomia gaiak jorratzen eta ulertarazten arituko gara. Bilbo Hiria, Hordago eta Argia elkarlanean, lanaren munduko analisia egiten
Ver todas las entradas

Destacadas

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Migración
Atrapadas en Marruecos

El Gobierno español desatiende las urgentes peticiones de retorno de mujeres embarazadas residentes en España y de origen marroquí que quedaron atrapadas tras el cierre de fronteras entre ambos países. Yousra y Jalila son dos de ellas.

Google
La Generalitat de Catalunya asume poner freno a Google en escuelas e institutos

La asociación Xnet logra un acuerdo para que el Departamento de Educación salvaguarde la privacidad de los menores a través de software auditable y servidores propios que garanticen la intimidad de sus datos.

Turismo
Ivan Murray: “El turismo global es el Lehman Brothers de la crisis del covid-19”

El turismo ha frenado en seco con la pandemia y el hundimiento del sector tendrá un impacto brutal en la economía española. Iván Murray, profesor de la UIB e investigador en economía ecológica del turismo, analiza un fenómeno que tendrá en Baleares y Canarias su “zona cero del desastre”.

Medio ambiente
Andalucía, Madrid y Murcia reciben el premio Atila por su contribución a destruir el medio ambiente

Los premios que concede todos los años Ecologistas en Acción destacan la derogación de leyes de protección ambiental con la excusa del covid-19 y señalan la responsabilidad del Gobierno vasco en la catástrofe del vertedero de Zaldibar.

Coronavirus
Morbus coronaviri anno 2019: covid-19, tardocapitalismo y la muerte

Quizá una de las cicatrices más profundas que deje la pandemia de SARS-CoV-2 sea precisamente la psicológica o, si así se prefiere, la cultural. El envejecimiento y la muerte se avienen mal con la ideología de este período histórico que, a falta de mejor nombre, llamamos capitalismo tardío.

Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

Últimas

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.
Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.