Coronavirus
El ingreso mínimo vital se abre camino entre el estigma y las dudas respecto a su implementación

El anuncio de un ingreso mínimo vital ha soliviantado a una parte de la esfera partidaria que impugna la idea en su totalidad. Mientras, quienes están familiarizados con la forma en la que funcionan renta mínimas y subsidios alertan sobre las dificultades de implementación de esta medida. 

24 abr 2020 06:00

Se supone que es un meme gracioso. La imagen es la de una muñeca barbie, está embarazada y lleva tres bebés colgando de distintas partes de su cuerpo. Luce un poco menos blanca que la muñeca original y va acompañada de la leyenda: “Barbie planera. Viene con tarjeta alimentaria y novio en la cana”. El chiste es argentino, planeros son en la jerga de aquel país la gente que vive de los subsidios, “los planes sociales”, la tarjeta alimentaria, una ayuda para acceder a comida, la cana es la cárcel donde estaría la pareja de este estereotipo de mujer: pobre, parasitaria, teniendo hijos para cobrar más subsidios.

Esta broma que circulaba por las redes sociales de Argentina el otoño pasado, cuando accedía al poder Alberto Fernández, al que se asocian las políticas sociales del peronismo, hacía mofa explícita a costa del estigma que viene asociado a los subsidios. Más de cuatro décadas atrás, en los Estados Unidos de Ronald Reagan, el objeto de aversión eran las welfare queens, como se denominaba despectivamente a las mujeres negras, madres solas en muchos casos, a las que se presuponía un abuso de las ayudas del Estado.

Con motivo del anuncio de la próxima implementación de un ingreso mínimo vital por parte del gobierno de coalición, en las últimas semanas el término despreciativo “paguita” ha empezado a inundar las redes, protagonizando trending topics. Si bien en el largo periodo electoral que dejamos atrás solo en diciembre, ya circularon profusión de fake news señalando a las personas migrantes como beneficiarias “inapropiadas” de ayudas.

Con el anuncio de la implementación de un ingreso mínimo vital, en las últimas semanas el término despreciativo “paguita” ha empezado a inundar las redes

Esta nueva oleada de “la paguita” aún no ha devenido en un adjetivo con el que estigmatizar a los perceptores de subsidios y, en concreto, a los eventuales beneficiarios de lo que la diputada de Vox, Inés María Cañizares, calificaba en la sesión de control de miércoles 22 de abril de “ayuda envenenada que conduce a la pobreza y a un régimen autoritario”. En pocos segundos los conceptos clave: Cuba, Venezuela, chavista, comunista, bolivariano eran eficazmente recitados por Cañizares en su intervención, ubicando esta ayuda anunciada pero aún no del todo perfilada por el Gobierno, en el centro de las batallas culturales de la política española.

Más allá de la batalla cultural, el ingreso mínimo vital está suponiendo una medida dífícil de acordar, concretar y comunicar. “Comenzaremos en un primer momento por el aumento decidido de la prestación por hijo/a a cargo para familias vulnerables, y posteriormente mediante un mecanismo general de garantía de renta para familias sin ingresos o con ingresos bajos”, esbozaban apenas los partidos de la coalición sobre lo que sería esta prestación de la seguridad social en su acuerdo de gobierno. Mucho por definir y poco tiempo para dotar de contenido a este esbozo, con la llegada de una crisis económica brutal que ha arrasado en pocas semanas con el empleo.

Hasta ahora la información ha ido cayendo por goteo. Se ha anunciado que la cuantía sería en torno a 500 euros, variando según la composición de los hogares. Que llegará a unos tres millones de personas, lo que supondría un millón de familias. Se ha dicho al mismo tiempo que optarán a ella quienes perciban menos de 200 euros de renta y que será compatible con algún trabajo en caso de que este sea muy precario. Se ha explicado que se prevé la continuidad en el tiempo.

Este ingreso mínimo vital aterriza en un complejo ecosistema de rentas garantizadas o rentas mínimas autonómicas, e incluso rentas a nivel municipal desde algunos ayuntamientos. Lejos de la batalla ideológica y desde la premisa de que una cobertura amplia de las necesidades materiales de la sociedad es necesaria, quienes conocen de cerca cómo funcionan estos mecanismo de mitigación de la pobreza alertan respecto a los límites con las que la voluntad del Gobierno puede toparse.

RENTAS MÍNIMAS EN TIEMPOS DE EMERGENCIA

“Con el confinamiento los Servicios Sociales están cerrados y la gente no tiene acceso a asesoramiento directo para las gestiones relativas a la Renta Mínima de Inserción”, empieza Hontanares Arranz, trabajadora de los Servicios Sociales en el municipio de Alcorcón. Arranz forma parte de RMI tu derecho, un colectivo que defiende los derechos de las personas perceptoras de ayudas como la renta mínima garantizada de la Comunidad de Madrid, señalando las disfunciones en el acceso a este subsidio.

Al estar los registros también cerrados se ha habilitado que se presenten las solicitudes en las oficinas de correo. Pero nuevos obstáculos surgen: la necesidad de presentar fotocopias en un contexto de confinamiento, la petición de documentación como el certificado de escolaridad ahora que los colegios están cerrados: “La gente no sabe dónde hay que presentar las solicitudes que se pueden descargar de internet, y además muchos tampoco pueden hacerlo por falta de competencias digitales”, alerta la trabajadora social.

Pobreza
La Comunidad de Madrid desmantela la Renta Mínima de Inserción

Un detallado informe firmado por diversas entidades sociales agrupadas en la campaña RMI Tu derecho denuncia el deliberado vaciamiento político y social de la Renta Mínima de Inserción en la Comunidad de Madrid.

Desde la plataforma se preguntan qué hacer ante esta situación: “Nos llegan muchas consultas que no son fáciles ya de resolver, y las dificultades van a ser cada vez más graves si esto se extiende”, entre ellas personas con la RMI suspendida o a las cuales se les ha extinguido el derecho deben hacer frente a la incertidumbre, explica. 

Arranz piensa que hay cierta confusión en torno a cómo se aplicaría un ingreso mínimo vital en este ecosistema complejo de prestaciones, y sospecha que el hecho de que hubiese sido pospuesta —antes de la crisis del covid-19— al 2021, está relacionado con las arduas negociaciones con las comunidades autónomas que se requieren. “Entonces veo difícil sacarlo adelante satisfactoriamente en este momento en el que todo es un pulso político polarizado”.

Arranz, integrante de RMI tu derecho, teme que haya problemas de armonización entre las distintas rentas y ve problemática la implementación de tantas medidas específicas

La integrante de RMI tu derecho teme que haya problemas de armonización entre los distintos subsidios y ve problemática la implementación de tantas medidas específicas. “Con la casuística de ahora es una locura, todas estas diferencias por grupos que está planteando el ejecutivo es muy desesperante, y se acaban experimentando complicaciones en todas las ayudas, que se plantean como muy amplias, pero en la letra pequeña, es mucha gente la que se queda afuera”.

Arranz, que además pertenece a la Marea Básica, colectivo que reclama una renta básica universal, también en este contexto de emergencia, aboga por el acceso automático a este ingreso mínimo vital, para evitar los derroteros burocráticos. Por lo que ha leído, no parece que la cosa apunte hacia esta simplificación: “Parece que habría hasta 12 modalidades, muérete, yo es que no sé si quiero conocer el borrador”, ironiza.

UNA INICIATIVA MUNICIPAL

Llegar allí donde la comunidad autónoma no llega. Esta era la idea que subyacía a la renta social municipal de A Coruña, una de las medidas estrellas de la Marea Atlántica, que gobernó el ayuntamiento de la ciudad entre 2015 y 2019.

“Nos hubiese gustado llegar más lejos con la renta social municipal que pusimos en marcha en 2016, pero sí alcanzamos a gente que se quedaba fuera de la RISGA (Renta de Inserción Social de Galicia), trabajadores precarios, inmigrantes en situación irregular”. Silvia Cameán, en aquel momento concejala de Justicia Social y Cuidados recuerda la lucha por implementar esta medida como un camino lleno de obstáculos, tanto ideológicos como jurídicos.

“Nos topamos con problemas de competencias, recurrimos a la competencia municipal de acción directa ante colectivos en riesgo de exclusión social. Pero la vía era dar ayuda de emergencia, que no podía ser periódica”. Al final, consiguieron dar una continuidad de seis meses con dos renovaciones posibles, también lograron que la renta municipal pasara de ser subvención —lo que entrañaba un mayor control de los gastos de los beneficiarios con el consiguiente estigma— a subsidio.

Pero por el camino se dejaron uno de sus objetivos: posibilitar, junto a una modalidad de renta asociada a un itinerario de inserción laboral, otra libre de este condicionante. Esta apuesta no condicionada no pudo prosperar. Ahora, desde la oposición, trabajan en una propuesta que avanza hacia la incondicionalidad y rebajar los requisitos junto a otras mejoras. 

“Lo ideal sería una renta básica estatal”, considera Cameán señalando que un ingreso mínimo vital afianzaría el principio de igualdad que queda socavado por la desigual cuantía y cobertura de las rentas mínimas, según la comunidad autónoma e incluso, como en su caso, el Ayuntamiento. Y aunque señala, como Arranz, la confusión que hay aún entorno al tema, y teme que haya de nuevo gente que quede afuera, afirma: “Que exista esa voluntad ya me parece una buena noticia”.

LA MEJOR DE LAS RENTAS TAMPOCO LLEGA

Si una renta mínima es señalada como ejemplar en el Estado español, esa es la renta de garantía de ingreso (RGI) de Euskadi. “Entiendo por qué: la cuantía (650 euros) es la más generosa y es compatible con otros ingresos, lo que evita la trampa de la pobreza que otras rentas no compatibles con el trabajo generan”, resume Julen Bollain, quien fuera parlamentario de Elkarrekin Podemos en el Parlamento Vasco. Sin embargo, Bollain, integrante de la Red Renta Básica, señala los “errores estructurales” de este tipo de rentas condicionas, que se traducen en una cobertura limitada. Según este economista, el 30% de las personas que están en situación de pobreza quedan fuera de la RGI, del 70% que la percibe solo la mitad saldría de la pobreza.

Bollain explica que si bien la renta es un derecho subjetivo que debe ser garantizado, eso no ha evitado que se recortara su cuantía —reduciéndose en un 7% “por la crisis” en 2011 y desligándose del salario mínimo interprofesional en 2017—, ni su alcance, con el endurecimiento de los requisitos para optar a ella. Pone el foco así mismo sobre el cáracter estigmatizante de la medida.

Renta básica
Una Renta Básica para salir juntas de esto

Son muchas de nuestras vecinas y vecinos con las que compartimos aplausos a las 8 de la tarde, personas que nunca pensaron verse en una situación así porque siempre han “ido tirando” y normalizando la precariedad.

¿Cómo interactuaría la propuesta del ingreso mínimo vital con una renta de las características de la vasca, imperfecta pero después de todo la más funcional del estado? Para el militante de Elkarrekin la clave está en cómo se va a aplicar la complementariedad. Es decir: “Si la nacional complementa a las autonómicas o las autonómicas a la nacional. Si es el primer caso, que es el que veo, sería un error”.

Bollain señala que, dadas las condiciones que aparentemente tiene el ingreso mínimo vital, muchos perceptores que cobran la RGI quedarían fuera. “Pero si es al revés, si son las rentas autonómicas las que complementan la estatal, sí que sería un avance, porque entonces la estatal la interpretaríamos como un suelo, un suelo de 500 euros el cual se de a todas las personas que cumplan ciertos requisitos”.

Si son las rentas autonómicas las que complementan el ingreso mínimo vital, esto sería un avance, porque entonces esta renta estatal la interpretaríamos como un suelo de 500 euros para todas las personas que cumplan ciertos requisitos

Aunque sea contrario a la condicionalidad, Bollain saluda la hipótesis de que las comunidades puedan complementar dicho piso. Teniendo en cuenta, entre otros factores, el diferencial en el  coste de la vida. El experto atempera el entusiasmo y recuerda que “en casi todos los países europeos existe una renta estatal, hay datos y evidencias de dónde fallan y sabemos que existen errores estructurales que se dan con este tipo de renta”.

El excaso margen para la inversión en gasto social que permite la regla de gasto en la Unión Europea acaba erosionando la cobertura de estas medidas, que alcanzan, según Bollain, a entre un 20 y un 60% de la gente a la que se dirige. A este problema se le unen, “los altos costes burocráticos y la estigmatización que se asocia a estas ayudas”.

el estigma del subisidio agrario

En los días más álgidos del debate virtual sobre el ingreso mínimo un acrónimo se hace paso entre los twitteros más críticos con estas ayudas. El PER. Los planes de empleo rural, que se confunden con el subsidio agrario, son, en la narrativa que impugnan subsidios y ayudas como forma de desincentivar el trabajo y fomentar el parasitismo, un clásico recurrente. “Hay un cierto discurso denigrante hacia Andalucía que nos acusa de ser un peso financiero para los otros. Pero nosotros hemos vivido en primera persona la descapitalización de nuestras sociedad”, responde desde Córdoba el profesor de derecho agrario Antonio Manuel Rodríguez Ramos.

“Los mismos argumentos de derecha, extrema derecha e incluso iglesia sobre el ingreso mínimo vital se han escuchado antes sobre el PER”, recuerda Rodríguez Ramos. “Lo primero que hay que hacer es desmitificarlo: solo un cuarto de los jornaleros en Andalucía han podido percibir alguna vez el PER. Que además es una miseria, quienes se llevan realmente las ayudas son los propietarios, un 6% de ellos se llevan hasta 6.000 millones de PAC. Solo el 15% de eso es para el PER”, denuncia Rodríguez Ramos.

Coronavirus
900 colectivos piden que los migrantes en situación irregular tengan acceso al Ingreso Mínimo Vital

Ya son 900 colectivos los que se han adherido a la campaña #RegularizaciónYa, que además ha incorporado entre sus demandas la del ingreso mínimo vital para las personas migrantes en situación irregular. El miércoles EH Bildu, la CUP y Compromís se manifestaron a favor de un proceso amplio de regularización ante la emergencia sanitaria y económica.

De hecho el PER ya no se llama PER si no Programa de Fomento de Empleo Agrario, (PFEA) en un intento de desmarcarlo del estigma, explica el profesor. Estos planes son herederos de una institución prexistente, el trabajo comunitario. El PER, fondos que administran los ayuntamientos para generar empleo a través de obra pública o creación de infraestructuras, llega con la entrada de España a la Comunidad Económica Europea, posibilitando de hecho, según explica Rodríguez Ramos, mantener el arraigo de la población respondiendo a la falta de trabajo agrario.  

Para Rodríguez el PER fue la compensación por desmantelar el tejido económico andaluz como peaje a la entrada a Europa, dejando además atrás la reforma agraria de 1984 que permitía multar a los propietarios por mantener sin sembrar la tierra y hasta desposeerles de la misma durante doce años si reincidían. “Entonces sonaba normal y ahora suena revolucionario”, observa.

Natural de Almodóvar del Río e hijo de jornaleros, este doctor en derecho tiene una cosa clara: “Los que trabajan en el campo no quieren subsidio, es el modelo el que les ha condenado a subsidio. Y es que no hay tajo, y no puede haberlo si se arrancan las vides de los viñedos y los olivos de los olivares: no hay futuro para la Andalucía del siglo XXI sin acceso a la tierra y losrecursos”, zanja.

SOLO PARA LOS MÁS VUNERABLES

En la batalla cultural en torno al ingreso mínimo vital, el Gobierno ha insistido en que las ayudas llegarán aquellas personas más vulnerables. De hecho, no se plantea como una ayuda individual sino que tendrá como referente las familias y se definirá según sus recursos y su composición.

En una entrevista con eldiario.es el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá insistía en este carácter focalizado en familias pasando situación de clara necesidad. A falta de saber los detalles todo apunta a que requisitos y condicionalidad van a ser restrictivos. En plena crisis de empleo, el ministro insistía en que la medida vendría acompañada de programas de inserción laboral.

Para las ayudas a las empresas que han entrado en ERTE a raíz de la crisis, sin embargo, las condiciones han sido más anchas. En la misma entrevista el ministro aduce la necesidad de agilizar los trámites. Por otro lado, para conocer el poder adquisitivo real de las familias y saber si optan a este ingreso mínimo vital se tendrá en cuenta el valor de sus bienes inmuebles. Una medida que no se ha aplicado a la hora de excluir como grandes tenedores a quienes tienen más de diez viviendas en alquiler.

Relacionadas

Renta básica
La vida, no el trabajo, al centro

Contribuimos al conjunto de la sociedad de maneras múltiples e imposibles de cuantificar y creamos el valor día a día, lo que muchas veces luego es capitalizado mercantilmente por otros. Por lo tanto no es justo vincular la redistribución de la riqueza creada colectivamente solo al trabajo mercantil, crianza o cuidado.

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos
El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.
Pobreza
Los requisitos de la asistencia social son “más propios del siglo XIX que del XXI”, dice el relator de la ONU

Philip Alston, relator de pobreza de la ONU señala a la burocracia como una de las principales causas de exclusión social. Las ayudas, asegura, llegan con más facilidad a los hogares de clase alta que a las rentas bajas.

32 Comentarios
#58800 13:38 28/4/2020

Y los que estamos casados pero que no tenemos una propiedad
o no podemos alquilar y tenemos que empadronarnos en casa de mis padres o suegros? Y además por culpa de la peste esta no nos llaman para currar? (en mi caso si no fuera por el covid ya estaría currando aunque fueran 4 horinas al día). Yo tengo a mi mujer y a mí obligados a estar empadronados un una vivienda donde no vivimos y mientras viviendo en una finca donde no se puede vivir, mis padres tienen sus ingresos por jubilación que son suyos u nosotros nuestros ahorros de cuando currábamos pero ahora mismo sin ingresos y un futuro muy muy negro. Pero claro estos listos del gobierno pues como cuentan solo hogares en vez de además familias a las que deberían incluir las personas que viven solas también pues nada el 70% de los que deberíamos recibir ayuda nos quedamos fuera y los que de verdad viven sistemáticamente de aprovecharse del sistema tienen otra paguita extra más. Muy bien aplaudamos esta incompetencia ante la realidad social. Universalidad ya de esta ayuda y estudio real caso por caso para que unos no se aprovechen y los verdaderamente necesitados queden fuera.

Responder
8
3
#58546 16:27 26/4/2020

Las personas que están solas son tratadas por el estado como vagabundos, un cero a la izquierda.
Exclusión social "pura y dura"

Responder
11
1
#58432 15:38 25/4/2020

Muchas demagogias.
Solo las familias la van a recibir.??
Y los miles que nos separamos y vivimos solos.
En la marginación.
Excluidos .
Muchos ; de la tercera edad.
Me parece que también tenemos derecho a recibirla .



Responder
9
0
#58523 13:43 26/4/2020

Así es. Se discrimina negativamente a los que viven solos, en estas leyes, como si no fueran "familias".

Responder
6
0
#58352 4:19 25/4/2020

Hay muchas personas que no tienen para comer y no encuentran trabajo, hay que ayudar al que lo necesita y habría que justificar la búsqueda de empleo de alguna manera, y más inspecciones sorpresa a los empresarios porque he visto y vivido en mis carnes trabajar 30 horas a la semana y asegurado dos horas. Y si protestas a la calle vas. Y el que acepte trabajar en negro por cobrar la paga del estado, a la larga también perjudica su jubilación.

Responder
5
3
#58303 20:05 24/4/2020

Es vergonzoso lo de la Renta mínima. Esta bien q si te la dan, sea con la condición de buscar empleo, como hacen en Francia y otros lares. Pero si una pareja, uno de ellos cobrará un ERTE no superior a los 700 y su compañera no, 2 personas han de vivir con 700€ pagando alquiler, luz, bombona y comida. Menuda basura de ayuda, si no se ayuda individualmente... Como siempre delegando la responsabilidad al ciudadano y los q manejan los miles de millones de Euros, abaratando y malgastando por otro lado q no es tan urgente y vital

Responder
1
2
#58273 17:24 24/4/2020

Ayuso que robó medio millonde euros de Avalmadrid, ha cobrado la renta minima de una vez.

Responder
6
4
#58258 15:26 24/4/2020

Una renta universal sin condiciones solo por haber nacido y un trocito de tierra para vivir son una manera de acabar con la explotacion. Jornadas de 4 horas 3 dias en semana y quien quiera mas que trabaje mas

Responder
22
4
#58242 13:52 24/4/2020

Una Renta minima vital bajo mi punto de cista fomentaria la economia sumergida.Para poder percibirla pido al empresario que me pague en negro y asi la puedo percibir y el no paga impuestos por mi nomina

Responder
6
12
#59731 11:57 8/5/2020

Así es cómo piensan los defraudadores, pero NO la mayoría que son personas honradas.

Responder
0
0
#58510 12:21 26/4/2020

la clave esta en hacer reformas fiscales, no las que tenemos, que precisamente fomentan eso. porque? porque al capitalismo le interesa la pobreza, el paro y la economia sumergida. Simplemente es verlo y cruzar el puente.

Responder
2
0
#58484 24:28 25/4/2020

Por personas como tu al final los que si de verdad lo nececitamos nos vamos a joder

Responder
5
0
#58351 4:10 25/4/2020

Pienso, que es al contrario. El trabajador por lo general quiere que coticen por el, todo el salario que percibe. Piensese si cae de baja y le cotizan por poco o casi nada... y esta baja perdura, que prestación cobraría? pues... poca cosa. También podemos pensar, cuántos empresarios abusan y el trabajador por diferentes circunstancias(principal... mantener el trabajo) tiene que tragar con cobrar en negro y así se ahorra el empresario las cuotas de la Seguridad Social. Y por ultimo, cuantas personas/trabajadores, se van a conformar con esa renta mínima vital para el y su unidad familiar si tanto el como su posible empleador estuvieran de acuerdo en cotizar por el salario realmente percibido... entiendo que casi nadie... y si hubiera alguien... es claro que se equivoca, pues sería, como dice el refran: pan para hoy y hambre para mañana.

Responder
3
0
#58294 19:03 24/4/2020

Si este fuera un país solidario y responsable. Al que hiciera este tipo de trampas se le debería penalizar, por ejemplo: si eres ciudadano con negarle el acceso a perpetuidad a ningún tipo de prestación: estatal, autonómica o local. Y al empresario a crujirlo. En proporción al tamaño de empresa que tenga. Lo mismo se le quitarían las ganas de intentarlo de nuevo. Pero esto será una utopía mia. Saludos.

Responder
5
6
#58260 15:34 24/4/2020

Una renta básica universal e individual de verdad (no la chapuza mínima vital que plantea Escriva) se percibiría independientemente de si tienes trabajo o no.

Responder
9
4
#58325 23:18 24/4/2020

Eso es. La RBU es diferente a este Engendro para pobres de Escrivá. Prof. Raventós lo explica para el que quiera saber la diferencia, en esta entrevista de hace 3 días: https://www.youtube.com/watch?v=aSnE7_amv5g

Responder
1
0
#58241 13:46 24/4/2020

Una RBU me da la sensación que a corto plazo seria fantástica pero una vez asimilada el sistema se ajustaría de tal forma que la cuantia de dicha renta seria el nuevo 0€ y las cosas continuarian igual.

Responder
2
9
#59732 12:00 8/5/2020

No tienes mucha idea de ésto

Responder
0
1
#58329 23:21 24/4/2020

No. Porque el pueblo con esta medida ganaría progresivamente en poder frente a la banca y la empresa. Tu objeción proviene del marxismo más rígido.

Responder
0
0
#58309 20:33 24/4/2020

Ese posible defecto entiendo que se puede eliminar con una RBU que sea un % del salario medio del pais

Responder
0
1
#58235 12:47 24/4/2020

el ingreso minimo es otra broma a las clases desfavorecidas, y que no enfrenta el verdadero problema de desigualdad economica impuesto por la derecha que la izquierda no quiere enfrentar. os pongo un link de D.Raventos donde explica muy bien todo el problema, verlo hasta el final merece la pena
https://www.youtube.com/watch?v=aSnE7_amv5g

Responder
9
4
#58331 23:24 24/4/2020

Excelente entrevista y explicación de Raventós, gracias mil. Pero añado que me extraña que Raventós no hable nunca del Dinero positivo o la Teoría Monetaria Moderna en relación a la RBU...¿? Pongo enlace sobre ellos: https://positivemoney.org/2018/09/modern-monetary-theory-and-positive-money/

Responder
1
0
#58218 9:36 24/4/2020

buen artículo que plantea todas las aristas de esta prestación

Responder
1
0
#58216 7:48 24/4/2020

Parece que la renta básica universal es la mejor medida. No condicionada. Acompañada de un cambio en el sistema fiscal, la RBU sustituiría los subsidios condicionados eliminando los costes administrativos y fraudes. La RBU empodera a la ciudadanía.

Responder
11
3
#59734 12:04 8/5/2020

Ése es el problema para los poderosos y acomodados, necesitan un pueblo necesitado y no empoderado para disponer de mano de obra servil. La RBU acabaría con edo.

Responder
1
0
#58239 12:58 24/4/2020

Exacto. La RBU quita poder a la banca y se lo da al pueblo. Por eso el liberal Escrivá la quiere condicionada (limosna bajo criterio bancario digamos) y de entre 400 y 500€, como las actuales prestaciones de desempleo, la cuantía de la miseria, para mantener a la gente preocupada y desconcertada, como súbditos. Escrivá no es un moderado como se dice. Estos creen que la RBU es un penoso gasto, no una inversión en los proyectos vitales. Además, es imposible una RBU sin un cambio en el sistema monetario, hoy dominado por la banca privada.. https://positivemoney.org/2018/09/modern-monetary-theory-and-positive-money/

Responder
5
1
#58296 19:10 24/4/2020

Qué oportunidad va a perder la llamada izquierda para poder reconfigurar el país. Es hora de poner todos los mecanismos del Estado (Hacienda, Seguridad Social, CNI, FCSE,etc), pero en serio. Inspecciones a hierro para sacar todo ese dinero que tienen escondido o fuera del país. Si se recuperara no tendríamos que estar pidiendo limosnas siempre a Europa, Merkel and company. Más que nunca, la solución la tenemos nosotros. Saldríamos de la crisis en pocos años, seguro. Otra cosa es que interese hacerlo.

Responder
4
0
#58507 12:12 26/4/2020

hay que entender que el capitalismo necesita de la pobreza y el paro, es su plusvalia, y si no se quiere romper la baraja lo mas minimo, pues tendremos miserias de este tipo.

Responder
1
0
#58359 8:02 25/4/2020

Y la derecha, q con diferencia es la mas corrupta.... Pero ya no me dan confianza, siendo de izdas, este gobierno, aun no ha ayudado a nadie, la renta básica, es por hogar, da igual q sean varios adultos, en paro o cobrando uno de ellos 600€ ó 700€ por un Erte y el otro sin ingresos mínimos, dependiendo de lo poco q cobra para vivir su compañero. Es repugnante, parece q para q te tomen en serio, tienes q tener hijos, estar embarazada o ser maltratada o ser refugiada, y no siempre se les ayuda, mira cuantas madres okupando viviendas, por quedarse sin empleo y padres, o inmigrantes sin papeles, acinados en en centros o explotados en condiciones infrahumanas. A una persona sin empleo.

Aquí sólo te dan la seguridad social y el dni, no te garantizan nada. Tengo 42 años y desde los 30, ninguna empresa me contrata, estoy marginada laboralmente y los servicios sociales son ineptos. No ayudan en nada. Dependo de los empleos en negro en el servicio doméstico , donde te exigen mucho, a cambio de poco y sin paro. Ser de izquierdas y votarles no te garantiza q miren por tus derechos fundamentales. Sólo hablan, cobran muy bien y el pueblo mas desfavorecido con cara de tonto, sin q les ayuden.

Responder
2
0
#58405 12:12 25/4/2020

Pues debería. Yo mi caso soy monopanetal. Con enfermedad autoimmune. A cargo de mi hijo cn tdha x trastorno asociado en vía de diagnóstico. Teniendo k acer e cargo del. Sola sin ayudas sin nada teniendo k acarrear gastos alquiler que están desmesurados y gastos comer agua luz. Sus necesidades etz. Díganme ustedes una madre luchando cn todo esto sin nada la única ayuda recibíamos y recibimos k encima x no tener medios cuando sufres te dejas la piel x tu hijo k asistenta te diga d quitártelo x este motivo. Ahora planteo a todos lo k se burlan y a en broma cn esto y no les parece bien. Les parecería bien a ustedes k después d estar padeciendo y lu hando tanto les quitaran sus seres querido al único aliento k tienen para levantarse cada día. A pesar de padecer y sufrir x falta de ayuda y recurso. Ago llamamiento a la concienziacion y que ay que ver los colectivos a lo x mio uno del los familias monopanentales k ay muchísimos casos de diferentes estructuras o bien x violencia género x viudez o mil ejemplos más. Nadie eligió eso para su vida. Y vida es lo k marcó. Yo creo k con la lucha que llevamos nos merecemos un poco de miramiento reconocimiento y consideración.

Responder
1
0
#58332 23:26 24/4/2020

Se te olvida una cosa: El PSOE es liberal.

Responder
0
0
#58394 11:37 25/4/2020

Lo es insultante es que llevan los jubilados luchando por una pensión digna y para ellos que cotizaron no tengan derecho a alludas y se lo den a los que nunca cotizaron, yo entiendo que nadie tiene que morir de hambre pero ayudar antes a los que más lo merecen. O para todos o para ninguno.

Responder
2
6

Destacadas

Laboral
Horas extra: nunca trabajamos más de más
Según los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa de 2020, se han trabajado en España 7,2 millones de horas extraordinarias por semana, máximo de la serie histórica del registro. El 59%, 3,8 millones a la semana o 15,2 al mes, son horas extra no remuneradas.
Series
‘El colapso’, y sus críticos
¿Hubiera sido mejor o más interesante El colapso de habernos mostrado, pongamos por caso, cómo la aldea del cuarto episodio consigue convertirse en una comuna y puede funcionar con una relativa normalidad bajo un sistema asambleario?
Violencia machista
Confinamiento y violencia de género en La Rioja
Seguimiento integral de 446 casos de violencia de género, servicios de apoyo presencial cerrados y las llamadas para pedir ayuda aumentaron al triple.
Educación pública
Acordes y desacuerdos en los conservatorios de Andalucía
La decisión de la Junta de Andalucía de no contabilizar el tiempo de servicios prestados por muchos de los docentes de los conservatorios superiores dejará fuera este curso a profesorado cualificado y experimentado.
Plano Maestro
De Jujuy a Chengdu. Otro ladrillo en el muro

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios.