Huelga indefinida de las trabajadoras de una entidad que atiende a enfermos de Alzheimer

La Asociación de Familiares de Personas Enfermas de Alzheimer y Otras Demencias de Bizkaia (AFA) despide a una de las trabajadoras que reclamaba un convenio más justo. Sus compañeras han iniciado una huelga indefinida.

Huelga indefinida trabajadoras cuidado alzheimer
Huelga frente a la Asociación de Familiares de Personas Enfermas de Alzheimer y Otras Demencias de Bizkaia (AFA). Foto cedida por ELA.

publicado
2018-10-03 06:37:00

Hay distintas maneras de negociar. Las trabajadoras de la Asociación de Familiares de Personas Enfermas de Alzheimer y otras Demencias de Bizkaia (AFA) acaban de conocer una de las más singulares: mientras aguardaban una respuesta de la dirección sobre sus reclamos de mejoras las condiciones laborales, lo único que recibieron a cambio ha sido el despido de una de las empleadas más combativas. Hoy ya no hablan de “negociación”, sino de “chantaje”.

La última huelga declarada en Bizkaia tiene unos ingredientes muy especiales. AFA no es una empresa más o un centro de trabajo cualquiera: allí acuden unas ochenta personas dependientes, ya sea porque sufren Alzheimer o algún otro tipo de demencia. Necesitan ayuda. También sus familias. Por eso existe AFA, que a su vez no existiría si no fuese por sus terapeutas ocupacionales. Entre estas últimas se encuentra la trabajadora despedida.

“Se trata, sencillamente, de un chantaje y un atropello”. Quien así se expresa es Ander Akarregi, representante del sindicato ELA. Su teléfono está que echa humo. Desde el primer día de octubre, la mayor parte de la plantilla de este centro —eran siete hasta que despidieron a la empleada combativa— se ha declarado en huelga indefinida.

Objetivo número 1: conseguir que readmitan sin más demora a su compañera. Objetivo número 2: lograr que la empresa admita de una vez que las terapeutas no pueden seguir bajo el convenio de Oficinas y Despachos —“porque no esto no es ni una oficina ni un despacho”, dice Akarregi— y acepte incluirlas en el apartado de Intervención Social, lo que implicaría mayores garantías laborales.

“Primero, lo primero. No vamos a dar ni un paso atrás hasta que readmitan a la trabajadora despedida. En ELA tenemos una caja de resistencia para estos casos, y la utilizaremos en el caso de nuestras afiliadas en AFA”, adelanta el portavoz de dicha central sindical. Tanto él como las empleadas afectadas creen que la cosa va para largo, pero también se muestran preparadas para hacer frente a lo que pueda venir.

“Respeto y dignidad”

Lo primero que hicieron fue enviar una carta a las familias de las personas usuarias. En el texto, al que ha tenido acceso El Salto, describen la situación de “abuso de poder” que se registra en esta empresa, lo que ha llevado tanto a la plantilla como a quienes acuden para ser atendidos en dicho centro a un “callejón sin salida”. “Las trabajadoras damos lo mejor de nosotras mismas cada día, con el único objetivo de dar el mejor servicio posible a los usuarios. Lo único que pedimos a la dirección es que se nos trate con respeto y dignidad”, subrayan.

Según esta carta, en los últimos meses las cosas han ido de mal en peor. En tal sentido, señalan que antes del despido había un ratio de una terapeuta por nueve usuarios. Tras la grave medida disciplinaria adoptada contra una de las trabajadoras se elevó el ratio a una terapeuta cada 12 pacientes. Ahora, en plena huelga, hay una terapeuta cada 24 usuarios.

Sin auditorías

“Sabemos que las familias están totalmente indignadas, e incluso están barajando la posibilidad de contratar una asesoría jurídica para reclamar la devolución del dinero correspondiente al servicio no prestado”, avanza Akarregi, quien advierte además que debido a los problemas de personal no existe un control exhaustivo sobre los pacientes. Se queja también de la ausencia de auditorías sobre el dinero público que recibe AFA, principalmente por parte de la Diputación Foral de Bizkaia.

Precisamente, desde el sindicato ELA exigen que esa institución tome cartas en el asunto. “La Diputación debe intermediar en este caso, ya que es la última responsable de garantizar que a estas personas se ofrezca un servicio de calidad”, dice el representante de las trabajadoras. De momento no ha conseguido que le escuchen.

Relacionadas

Movimiento obrero
Gallina Blanca: el chocolate sabe más dulce después de una madrugada de piquete

Gallina Blanca ha anunciado su intención de vender el terreno de Sant Joan Despí (Barcelona) en el que se encuentra un de sus fábricas para trasladarla a Ballobar, un pueblo de 823 habitantes en la provincia de Huesca. Los trabajadores llevan dos meses de lucha para evitar el cierre de la planta.

Laboral
[Mapa] 15F: los autónomos se movilizan por sus derechos

La plataforma AUPA convoca mañana a los y las autónomas a manifestarse en más de 30 ciudades para reclamar mejoras en sus derechos laborales y la proporcionalidad de las cotizaciones

10 Comentarios
#24691 9:33 19/10/2018

El día que se destape toda la mierda que tienen tapada en ese cortijo arde Troya ( y parte de la Diputación, que está al tanto y no hace nada por impedir los desmanes de la Dirección).

Responder
0
3
#24023 10:31 5/10/2018

Madre mía!!!! Este artículo no hay por donde cogerlo, espero que el resto de ellos si contrastes la información o aportes pruebas que lo demuestre ya que en el escrito vislumbra una cantidad de demagogia,populismo y falsas acusaciones que me hacen templar de lo que hoy en día se permite decir de cualquiera. Yo soy un familiar y además socio de la Asociación desde hace 4 años y está última puede decir que a demostrado que todo esto es un burda mentira, pero no con diges y diretes sino con documentación y pruebas. Como se nota que el portal o blog pertenece al bando al que sólo le importa ganas puntos y subvención para seguir adelante sin importarles lo que realmente les ocurra a ellos. Quique pediría que dejarán de utilizar la baza de los enfermos para justificar que lo único que quieren es trabajar menos y cobrar más.
Firmado. Un familiar que verdaderamente lucha por los derechos de los enfermos)

Responder
21
1
#24689 9:31 19/10/2018

Y como se nota de donde viene este comentario. Esa Asociación es el cortijo de la gerente y eso lo saben hasta en la China Popular

Responder
0
2
#24026 11:53 5/10/2018

soy un familiar de una persona que acude al centro, comparto la opinión con el comentario anterior, sólo decir que los únicos perjudicados son las personas enfermas y sus familias, ademas tengo constancia de que la Asociación quiere mediar para llegar a un acuerdo y desde el sindicato ELA se está rechazando cualquier tipo de negociación.

Responder
13
1
#24692 9:58 19/10/2018

pues siento decirte que la informacion que manejas no se ajusta a la realidad.

Responder
0
1
#24690 9:32 19/10/2018

Y eso es mentira. La Dirección podía haber parado la huelga y no quiso

Responder
0
1
José Martínez Carmona 16:32 3/10/2018

Quien debe de tomar cartas en el asunto es ELA, moviendo a otros sectores solidariamente con est@s trabajador@s.
Que las familias estén indignadas es normal. LO QUE NO ES NORMAL ES QUE ESTOS HECHOS NO INDIGNEN AL CONJUNTO DE LOS TRABAJADORES SINDICADOS, RECUPERANDO CON LA HUELGA SOLIDARIA LA DIGNIDAD Y EL RESPETO CONQUISTADOS CUANDO NO HABÍA DERECHO DE HUELGA.

Responder
3
14
#23855 8:28 3/10/2018

He tenido un familiar con alzheimer en la familia y sé lo duro que es el trabajo que implica su cuidado. Muchísima fuerza, ánimos y suerte a las trabajadoras que defienden sus derechos!!!!

Responder
5
12
#23853 5:48 3/10/2018

Ánimo a los huelguistas!

Responder
3
15
mcar 22:20 3/10/2018

Quien cuida a los pobres enfermos? Bueno, da igual si se mueren vienen otros

Responder
0
10

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.