Laboral
El peso de sueldos y salarios ha crecido un 0,08% en una década; los beneficios empresariales, un 11,3%

2018 fue un año de recuperación para el conjunto de la economía. La contabilidad nacional anual de España publicada por el INE muestra que, una década después, el total de masa salarial ha recuperado el volumen anterior a la crisis y que, en ese periodo, los beneficios empresariales han aumentado un 11%.

Trabajadora limpieza
Una trabajadora de limpieza en un edificio del centro de la capital. David F. Sabadell

publicado
2019-10-01 06:54

Los datos de salida de la crisis lo dejan claro: el impacto de la caída del empleo en la última década y de los recortes a partir de 2012 lo han absorbido las clases trabajadoras. La publicación, ayer 30 de septiembre, de la Contabilidad nacional anual de España del Instituto Nacional de Estadística indica que 2018 es un año de recuperación de salarios y beneficios de explotación —lo que ganan las empresarios— pero también que unos ganan más que otros. Por primera vez desde 2009, el año pasado se recuperó la cifra de 17 millones de puestos de trabajo —15 equivalentes a tiempo completo— y se batió un récord en concepto de sueldos y salarios: 423.888 millones de euros para el conjunto de la población asalariada. Por su parte, los empresarios también vivieron 2018 como un año de bonanza: el excedente de explotación bruto y renta mixta bruta —el saldo de la cuenta de explotación descontados pagos de salarios e impuestos— ascendió hasta los 531.844 millones de euros.

La remuneración de las personas asalariadas que, suma a la contabilidad de sueldos y salarios, el conocido como “salario indirecto” que conforman las cotizaciones sociales, sigue siendo más alto que el resultado de explotación, pero la brecha que existe entre uno y otro capítulo se ha reducido sustancialmente desde el comienzo de la crisis. Si la remuneración ha tardado una década al volver al mismo punto en el que estaba —entre 2008 y 2018 ha subido un 0,08%—, en el mismo periodo el beneficio de las empresas —descontado el pago de salarios y cotizaciones— se ha disparado un 11,34%.

 

En el conjunto de la “tarta” de la producción, en esta década ha caído la participación de salarios y cotizaciones y se ha incrementado la de impuestos y, sobre todo, el excedente bruto. El capital acapara el 48% del porcentajes sobre el total de la producción, los distintos impuestos suponen el 11,2%, y la masa salarial se sitúa en el 39% del total.

El ingrediente secreto del aumento del beneficio empresarial —que acumula tres años al alza— es el descenso de las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores, cuyo peso dentro del reparto se ha reducido en términos absolutos en la década de crisis. En 2008, los empresarios aportaban 121.315 millones al sistema de la seguridad social, diez años después, según el INE, el monto total fue de 120.691 millones. El Banco Mundial establece la presión fiscal “soportada” por los empresarios españoles, que incluye cotizaciones e IVA, en el 46,9% de los ingresos netos, cuando en Francia es el 62% y en Italia del 48%.

La caída de los ingresos procedentes de las las cotizaciones sociales a pagar por las empresas han sido calificados como los “recortes invisibles” del sistema público, tanto por su escaso conocimiento por la población como por el presupuesto que detrae del sistema público de pensiones. 

Los salarios comenzaron a recuperarse

En 2008, el conjunto de las personas asalariadas generó 422.811 millones de euros. Es una cifra que solo se ha recuperado una década después. En 2018, el conjunto de asalariados “cobró” 423.888 euros, después de que el año anterior se superara por primera vez desde el estallido de la crisis el umbral de los 400.000 millones.

Atrás queda 2013, año clave por ser el primero en el que la relación de capital y trabajo se produjo bajo la reforma laboral introducida por el PP de Mariano Rajoy. Se trata del año con menos población asalariada desde el comienzo del milenio 15,8 millones de personas, frente a los 17,9 de la actualidad, y también del momento en el que más bajo se situó la cantidad total de sueldos y salarios: 364.243 millones. 2013 también fue un récord negativo para el resultado de las empresas: “solo” tuvo un resultado de explotación de 454.984 millones de euros.

Por ramas de actividad, se aprecia cómo en la última década ha descendido el peso específico de la construcción pero también de la industria en el conjunto de empleos. Las actividades inmobiliarias, con un peso bajísimo en materia de sueldos y salarios —3.567 millones en 2018, el menor de todas las ramas en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas — tiene el segundo resultado de explotación más alto, solo por detrás del sector del comercio y la hostelería, la gran locomotora de la economía española. La actividad inmobiliaria generó un beneficio empresarial de 111.924 millones de euros en 2018: más que la agricultura, la construcción y la extracción de energía juntas.

 

Relacionadas

Pobreza
El 20,3% de los trabajadores extremeños son pobres pese a tener empleo
En los últimos años, debido a la precariedad, la flexibilidad y las reformas laborales, se está normalizando que muchos trabajadores sean pobres. La situación en Extremadura es alarmante.
Educación
La naturaleza de la libertad (I): becas universitarias como mecanismo de exclusión
La reforma de la política de becas universitarias de 2013 expulsó a miles de estudiantes de las clases populares de la Educación Superior. Utilizo este hecho para iniciar una serie de artículos que analizan uno de los principales escenarios históricos de la lucha de clases: el sistema educativo y su íntima relación con el mundo del trabajo.
Agricultura
Un mes en huelga para conseguir el salario mínimo en invernaderos de Almería

Medio centenar de trabajadores consiguen, tras un mes de huelga, que en los invernaderos del Grupo Godoy se aplique el salario mínimo interprofesional.

7 Comentarios
Hodei 24:44 1/10/2019

Con este articulo, hasta el más alienado se debe de enterar a qué clase han beneficiado las políticas neoliberales.
Que no nos tomen el pelo, la elite económica sigue acumulando más y más capital, véase el aumento brutal de la diferencia en beneficio de los sectores inmobiliario y comercial.
Por el otro lado, en el último gráfico, queda reflejado la protección laboral que ofrece el sector público, en el cual los salarios de los trabajadores han sufrido mucha más subida que el de la clase opuesta. Y eso se debe a la inexistencia del control empresarial

Responder
2
0
Trol caza unicornios 17:30 1/10/2019

Pues este es el resultado de las políticas del PSOE (y claro del PP), el partido con el que algunos sueñan con hacer una coalición

Responder
3
2
#40234 15:39 1/10/2019

Pues muy sencillo, cualquiera que quiera forrarse que se monte una empresa, que arriesgue su patrimonio, que se prepare a navegar por montañas de papeleo, que tenga ojo en contratar a personal adecuado y que sea capaz de encontrar una actividad capaz de darle de comer a toda la empresa. No, es más fácil sacarse una oposición a administrativo y dejarse de historias, que el estado no es de nadie y no hay que apretarse el cinturón, cero problemas.

Me hace gracia el artículo, donde indica a Italia y Francia como países donde se supone que se pagan más impuestos, y los otros 25 países?, sómos el tercer país donde se pagan más impuestos de Europa?, la realidad para cualquiera que la busque es que en España tenemos una de las presiones más altas del mundo arreglo a nuestro salario, y cualquiera que los busque, lo entenderá.

Responder
3
7
Hodei 24:34 1/10/2019

Creo que estás muy equivocado en cuanto a tu lectura en el análisis. El artículo deja claro, muy tajantemente, las facilidades de ganancia y la facilidad de explotación de la mano de obra, trabajadores, que el empresariado español ha acometido durante la crisis. Y si todo eso ha sucedido, es por las medidas de recorte, reestructuración y privatización promulgadas por una derecha neoliberal y una socialdemocracia traidora

Responder
1
0
#40233 15:28 1/10/2019

Por cierto el PSOE ya ha dicho que no piensa derogar la ley de reforma laboral del PP que tanto daño ha hecho a los trabajadores. Un partido consecuente con lo que es.

Responder
4
2
Hodei 24:36 1/10/2019

El PSOE hizo el mismo camino que su homólogo Portugués. Mientras uno traicionaba y vendía la vía revolucionaria en su país, el otro vendía sus ideales republicanos y socialistas, para pasar a ser un partido puramente electoralista y liberal

Responder
1
0
#40232 15:20 1/10/2019

Artículo esclarecedor. ¿quienes han gobernado en esos años? Se los han repartido entre el PSOE y el PP. Mientras los beneficios empresariales sigan disparados y la clase trabajadora siga en la miseria los dos partidos pilares del sistema contentos. Por eso no quieren ni por asomo a Podemos en el gobierno

Responder
3
2

Destacadas

Finanzas éticas
Cómo conseguir que tu banco no invierta en armamento

Diversas entidades financieras éticas han presentado el barómetro de las finanzas éticas e inciden en que aunque es un sector al alza, es imprescindible la educación financiera.

Juicio del 1 de Octubre
¿Quién está quemando Catalunya?
La reacción de la juventud en Catalunya no estaba prevista en ningún guión. La respuesta del consenso, culpar a los incendiarios, sí estaba prevista, pero ha dejado de funcionar.
Represión
Doce detenciones tras las cargas de la policía en la manifestación antirrepresiva de Madrid
La manifestación por la libertad de los presos políticos y la derogación de las leyes represivas se vio marcada por la situación en Catalunya y por las cargas policiales en el centro de Madrid.
Pensamiento
El feminismo que se mira en el espejo del conservadurismo

Hoy el feminismo prohibicionista de la prostitución conecta con el ambiente reaccionario en auge. ¿Puede ser la afirmación identitaria un rasgo de la política emancipatoria?

Juicio del 1 de Octubre
Jóvenes y cabreados
De la resistencia pacífica contra la vulneración de derechos a la protesta más virulenta, hablamos con la generación que más ha hecho notar su frustración en Catalunya.
Medios de comunicación
Nueve formas de detectar ‘fake news’ y un consejo para cuando lo hagas

Se acercan las elecciones y volvemos a enfrentarnos a las fake news. Ante la inacción de partidos políticos y redes sociales, resulta esencial aprender a identificarlas.