De la rabia a los puentes

Rabia, indignación, asfixia, miedo. Los sentimientos y pensamientos ante la detención de los conselleres de la Generalitat llevan al autor a plantearse cuáles son los próximos pasos a dar para una recuperación de la soberanía de Catalunya y el resto de pueblos del Estado.

Audiencia Nacional
Policía Nacional en la sede del Supremo el 2 de noviembre, día de la detención de parte del Gobierno de la Generalitat. Álvaro Minguito
Arnau Montserrat

publicado
2017-11-04 12:50:00

I gràcies a la força no ha passat res de nou, tot és normal i "maco" i el poble resta en pau. Au! 
Ovidi Montllor 

Intento reaccionar ante la detención de los ocho consellers, poner en orden los sentipensares, pero la pantalla se me hace mas plana que nunca. A lo que de verdad quisiera dar forma es a un grito, y luego otro, y otro, hasta sacudir toda la impotencia, la rabia simple del hombre silvestre que me carcome. Hoy mejor no me cruzo con ningún amigo de izquierda equidistante, que me lo meriendo. A veces la realidad es tan burda, tan obvia, que derrumba el más fino andamiaje de conceptos, tan listos ellos.

Por encima de todo, cabreo ante la enésima incapacidad de las gentes ibéricas para articularnos desde ideas distintas ante un enemigo común

Diez presos políticos. Dos meses metiendo mano en las instituciones catalanas. Diez años de cloacas del Estado y bloqueo unilateral a cualquier escenario de concesiones mutuas. Dieciocho intentos fallidos de referéndum pactado. Veinticinco leyes y decretos –la mayoría progresistas– suspendidos. Y de traca final (¿final?), un golpe de Estado. Ay, perdón, de autonomía.

Pereza cósmica de volver a explicar que los líderes, estos que supuestamente nos mandaban al matadero, se han visto mas empujados por la calle que no al revés (¿se entiende, ahora que están en prisión?). Frustración por tener que repetir que la tesis del choque de nacionalismos de derechas es un reduccionismo que solo sirve para convencerte de que esto no va contigo. Cansancio de señalar que –a diferencia del populismo rancio que sacude tantos países– las asociaciones que canalizan el malestar a través del independentismo forman parte del mismo tejido social que reclama acoger mas refugiados. Hastío de recordar una y otra vez que el 3% nos da tanto asco a nosotros como a vosotras.

Asfixia ante el Poder. El poder desatado, desacomplejado. El poder de las balas de goma y la audiencia nacional. El poder por cojones. Ese mismo poder que pone a Grecia de rodillas y luego se va esquiar a Davos. El que impone el CETA y a comer mierda por decreto. El poder que nos obliga a elegir entre alquiler desorbitado, hipoteca grillete o pirarnos del barrio. El poder también de las pobres víctimas del monotema separatista, bien arropadas ellas por la Guardia Civil y la mayoría de medios de comunicación (por cierto, en su mayoría menos plurales que TV3, sin negar por ello su sesgo). El micropoder asfixiante y cotidiano de quien jalea la injusticia en carne ajena.

Miedo y pavor a la catalanofobia. Indignación ante tantos catalanes para quienes la democracia termina donde terminan sus preferencias. Ganas de convencer a quienes no ven que precisamente para defender la democracia –y solamente cuando no hay otros caminos– la desobediencia es legítima y que de eso iba el 1-O. Vergüenza ante la pasividad cómplice del 'se lo han buscado'. Y por encima de todo, cabreo ante la enésima incapacidad de las gentes ibéricas para articularnos desde ideas distintas ante un enemigo común. "Primero fueron a por los indepes y no dije nada, luego..."

Decían que en ausencia de violencia se podía todo. Parecía un argumento razonablemente democrático. Pero no, tonto monitor de boy scouts catalanufo, esto va de poder. Y a mas poder concentrado, menos soberanía. Porque el hilo rojo que une el 15M con el 1-O, a Murcia con Girona, al independentismo con el federalismo sincero, es la sed de soberanía. Sed de agua municipalizada, alimentos cercanos, electricidad descentralizada, bancos bajo control, servicios públicos de calidad, autonomía municipal, política honesta. Y para ensanchar estas soberanías se necesitan comunidades políticas que lo permitan, sea municipalismo o sea república. Descentralizar soberanías vs centralizar poder, ¡de esto va el tema!

¿Nos seguimos tirando piedras o las usamos para construir puentes?

Podréis decir que la república catalana independiente no es la única posibilidad de soberanía. Y es cierto. Un federalismo entre iguales o un Estado confederal también son horizontes de ampliación democrática. Y hasta podrían ser opciones asumibles para una mayoría en Catalunya. Una mayoría donde está gente del Sí y gente del No. El problema de todas estas opciones es que están sujetas a la bilateralidad.

La hoja de ruta independentista tiene el gran valor histórico de haber movido el tablero. Pero hay que atreverse con algo también valiente: darle al menos un 1% de razón al adversario

Pero atención, aunque al independentismo no le gusta admitirlo, también la república catalana independiente está sujeta a la bilateralidad. Estos días estamos viendo la incapacidad para controlar las fronteras y la administración sin un mínimo de acuerdo, ni que sea tácito, con las autoridades estatales.

Por eso somos muchos los independentistas que dudamos de si una mayoría ajustadita es suficiente para proclamar la república catalana. Al menos si se proclama como se ha hecho, sin ningún puente a otras posiciones. Y no exactamente por falta de legitimidad –con porcentajes mucho mas bajos se toman decisiones cruciales en las democracias occidentales– sino porque si nuestra única fuerza es la gente, un escenario de polarización (aún sin llegar a la ulsterización que algunos temen) plantea interrogantes profundos sobre cómo se construye un consenso de país.

Guillem Martinez dice con razón que el pueblo catalán es tan desagradable como cualquier otro, pero eso no quita que el hecho de no tener Estado durante siglos ha propiciado una robusta cultura asociativa. Una cultura asamblearia mas cómoda con el consenso que con la imposición de la mayoría. Pero, si damos esta tesis por buena, ¿cómo se explica entonces la radicalidad del 27O? ¿Cómo se entiende una proclamación vulnerable de la República Catalana a pesar de no disponer de una mayoría mas amplia?

La respuesta es múltiple, pero radica sobre todo en la ausencia de alternativas. No creo que esta sea una tierra muy dada al todo o nada. Pero los muros han sido y son graníticos. A la unilateralidad represiva del Estado se le ha sumado el bloqueo de Pedro Sánchez, el renovador, que ignoró dos veces la mano tendida por Catalunya con la victoria de En Comú Podem. La retahíla de agravios e impotencias es lo que explica una proclamación de independencia que tiene mucho de acto de resistencia. Darle luego la culpa al maltratado por “dividir la sociedad” es mentalidad sumisa.

Por cierto, en Polonia se reían del federalismo del PSC y a algunos nos parece que eso también era TV3 dinamitando puentes. Pero viendo dónde está ahora Iceta, uno se pregunta si sus guionistas, aparte de arrimar el ascua a su sardina, no eran también bastante lúcidos.

Pero volvamos a los puentes. Un puente posible es el referéndum pactado. Hay un 75% de apoyo en Catalunya y un 57% en el conjunto del Estado. Pero el referéndum tiene un problema que nadie señala: la consolidación del todo o nada. Si se llega a celebrar y la independencia gana o pierde por un 1%... ¿el vencido se queda sin nada? La hoja de ruta independentista tiene el gran valor histórico de haber movido el tablero. Solo al movernos notamos las cadenas. Pero en estos días calientes, hay que atreverse con algo también valiente: darle al menos un 1% de razón al adversario.

Por eso es urgente detallar en paralelo modelos de encaje territorial. Modelos que aumenten la descentralización y la autonomía municipal; y no solamente para los catalanes. Y lo tienen que hacer los federalistas, que ya tardan, pero también –y no sería ninguna traición– los independentistas. Estoy muy a gusto con la idea de una república catalana –a nuestro aire o confederada– pero no por ello dejo de ver que si la polarización aplasta todos los matices nos quedamos sin puentes.

Porqué además, para el independentismo es difícil ganar por goleada –aunque aquí nadie se rinde– pero lo es menos perder por puntos. No se puede descartar que el 21D, que debería ser una muestra de la debilidad de las fuerzas de ocupación, pueda llegar a ser una versión unionista ilusionada del 1-O. Por no hablar de ilegalizaciones de última hora; o hasta de posibles fraudes via Indra, y me asumo paranoico. En fin, que no es totalmente inverosímil que Inés Arrimades llegué a presidir la Generalitat.

Así que, ¿nos ponemos en serio a poner puentes entre el 48% independentistas y el 75% por el referéndum pactado? Hoy se habla de frente amplio soberanista en Catalunya. De momento solo se concreta en un frente antirrepresivo: ni 155 ni presos políticos. Contra (neo)Franco se vive mejor, pero creo que hay que hacer un paso mas.

Las siglas del 21D serán diversas. Y seguramente es mejor así, porque solo los Comuns pueden evitar que todo el voto no independentista se vaya a los del selfie del 155. Pero habrá puntos compartidos, en las elecciones y en las calles. ¿Cuáles podrían ser los puntos que pusieran puentes entre las distintas prioridades, blindasen el autogobierno y abriesen caminos a otras formas de abordar el conflicto? Se me ocurren estos:

1- Libertad de los presos políticos (y su inclusión en listas electorales).
2- Derogación del artículo 155.
3- Aprobación de las leyes catalanas suspendidas por los tribunales del Estado.
4- Oposición a la Ley Montoro del Régimen local y a la Ley Mordaza.
5- Paralización del proceso de construcción de la república en caso de que el Estado acceda a un referéndum pactado o se llegue a otro tipo de pacto, también sometido a referéndum.
6- Compromiso con el Proceso Constituyente (que ya debería estar en marcha).

Son días de vértigo en Catalunya. La realidad nos solicita en exceso. Nuestras redes se resienten. Empieza a haber proyectos sociales en peligro debido a la inestabilidad política o al parón de la Generalitat. El estrés y la ciclotimia campan a sus anchas. Sacamos el tiempo de donde no deberíamos sacarlo. Si podéis hacer algo, hacedlo. No es a por ellos, es a por todas.

32 Comentarios
Ramon Serna 10:58 10/11/2017

Yo lo he leído entero i de golpe sin problemas porque Arnau plantea cuestiones que estamos viviendo en Cataluña. Lo que no he podido seguir leyendo es algún comentario que empieza insultando. Estoy hasta las narices de mesetarios que confunden el actual movimiento independentista catalán con el nacionalismo clásico. Reconocer a Cataluña como nación no implica ser nacionalista sino simplemente saber qué es una nación. Pero al margen de matices de este estilo, me preocupan tus conclusiones, Arnau y, sobre todo, tu "programa electoral" que, claro, se explica cuando, en los comentarios, dices que no eres independentista. Un programa electoral rebajado a cuestiones antirrepresivas, cuando yo siempre he actuado yendo a por el todo, desde el convencimiento que tengo derecho a todo siempre que no perjudique a nadie (y aquí un reproche porque no se trata de escoger entre ser español o catalán porque no se obligará a nadie a ser catalán y porque la doble nacionalidad es posible aquí y en Sebastopol) y que la lucha por ese todo ya comporta la reversión de las políticas represivas. Me sorprende que incluyas el Proceso Constituyente. Soy el primero en decir que hemos de empezarlo ya. Pero en Cataluña. En España sé que no lo veré, aunque sea por cuestión de edad. Por otra parte, en relación a los federalismos. recomendarte el reciente artículo de Àngels Martínez Castells http://www.elcritic.cat/blogs/sentitcritic/2017/11/09/federalisme-com-a-utopia-dramatica-en-el-regim-del-78/ Cuando el federalismo es imposible... hay que dar el salto. Salut!

Responder
0
5
Arnau Montserrat 22:05 10/11/2017

ups, no se si nos hemos entendido Ramón. Creo que en ningún lado digo que no sea independentista. Y si lo dice es un error mio. Me siento independentista y ese es mi plan A, sin lugar a dudas. Lo que estoy diciendo en realidad es: ¿como dialogamos y hasta sumamos con toda esa gente que también quiere soberanía y respeto hacía Catalunya pero no en la forma de DUI? O esa gente que salió el 1 y el 3 a defender la democracia pero no tiene clara la estrategia? A eso me referiero sobretodo.

En cuanto a ofrecer encajes territoriales, entiendo tu miedo, que es el que tenemos casi todos los independentistas (y con sobradas razones, tal como explico en el artículo) de que el federalismo sea el cuento de la lechera, una forma encubierta de oponerse al principio soberano de Catalunya. Y así ha sido hasta ahora en gran medida. Sin embargo, cuando dos bloques estan enfrentados (y no me refiero a PP-Generalitat, me refiero a las posiciones de los ciudadanos catalanes), todos los manuales de mediación proponen buscar puntos intermedios. Para mi un punto medio a explorar es el confederalismo. Entiendo los miedos que invoco, pero algún dia, de alguna manera, habrá que llegar a un acuerdo. Y si no se llega, habremos seguido sumando gente, ahora esceptica o aún con esperanzas federalistas, que por las razones que sea aún necesita mas tiempo para entender que -de momento- no hay nadie al otro lado.

Responder
1
0
Ramon Serna 11:25 11/11/2017

Val, perdona, te había atribuido a tí el "voto NO" de una de tus respuestas que ahora veo que se refiere a Albano Dante. Este sistema de enviar comentarios dificulta la posibilidad de revisar los textos, y como lo dices en frase separada... lo siento. Entiendo bien poco de federalismos y confederalismos y valoro tu esfuerzo de proponer consensos, pero está bien claro que cualquier tipo de asociación debe hacerse desde la libertad, y este es un reto que no confío en absoluto que esté dispuesto a aceptar ICV ni mucho menos Jiménez Villarejo, maestros de la demagogia por no decir ahora cosas peores. Precisamente veo que el camino para integrar federalistas y confederalistas honrados al objetivo republicano es la coherencia que se está viendo en Albano Dante y la mucha gente que me consta que le acompaña que creo que suscribirán el artículo que enlazo de Àngels Martínez Castells. Tendremos trabajo en la campaña electoral que ya está en marcha. Salut i gràcies per la resposta.

Responder
2
0
#2880 13:15 10/11/2017

¿Algún ejemplo de comentario que empieza insultando? he leído todos y en todos he leído defensas de posturas políticas diferentes y ningún insulto...

Responder
4
0
Ramon Serna 18:06 10/11/2017

Sí, el que está justo debajo del tuyo. Pensaba que quedaba claro cuando decía que estoy hasta las narices de (y lo considero insultante) que se identifique independentismo con nacionalismo, con ir del brazo de corruptos... Vaya, como si digo yo que la gente no independentista (incluidas algunas supuestas izquierdas) va del brazo de la extrema derecha nacionalista española. Parece claro que no hablo de tí.

Responder
0
3
Tinmorin 20:55 10/11/2017

Comprendo que a algunos les guste encuadrar el debate según la procedencia de la gente, no es mi caso, aunque para tomarse el nacionalismo clásico como un insulto esto es un poco curioso, por cierto ¿Cual es el nacionalismo no clásico y en qué se diferencia?. No soy mesetario, pero si usted está contento encasillando la discusión en términos como esos, adelante, considéreme mesetario, no me importa nada ser de un sitio o de otro.

Responder
1
1
Ramon Serna 11:42 11/11/2017

No pretendo encasillar nada, soy muy abierto de miras. Además soy valenciano churro, es decir, de habla paterna y materna castellana. Lo de mesetario lo digo porque las discusiones de este tipo las tengo habitualmente con gente de la meseta castellana (y Vd. perdone si no es su caso) que tienen lo que considero la misma incomprensión del fenómeno que Vd. El "procés" (que no es lo mismo que el procesismo, es decir, los intentos de alargar el "procés", que eso sí que se puede considerar propio de nacionalistas burgueses no tan claramente independentistas, aparte del procesismo de izquierdas que les hace el juego), repito, el procés no es un fenómeno básicamente nacionalista sino independentista, que no es lo mismo. El independentismo predominante ahora en Cataluña no es de base étnica ni siquiera lingüística. Lamento que Vd. no vea la diferencia, pero aquí no lo puedo explicar todo.

Responder
0
1
Tinmorin 20:49 10/11/2017

No estoy de acuerdo, no insulto a nadie, lo que usted quiera tomarse como un insulto es cuestión suya, y sí, quizás con suerte usted no, pero por desgracia SÍ SE DICE CONTINUAMENTE desde el independentismo de toda condición que hay una supuesta izquierda (menospreciando de entrada ella ideología de los demás con ese supuesta) española que va del brazo del PP, que no es otra cosa que nacionalismo español extremo de derecha. No es un insulto señalar que su proyecto de independencia se basa en el concepto de nación, tampoco es un insulto decir que el independentismo de toda condición ha formado un bloque sin importar su ideología o no de clase, mezclando en una mismo objetivo a la derecha más rancia y corrupta con la izquierda anticapitalista, no es un insulto decir que si lo que de verdad se quiere es una república de libertades y social se podía optar por luchar en bloque junto al resto de la gente que así lo queremos expulsar al PP corrupto que nos asfixia a todos, en vez de optar por crear un choque de nacionalismos que sólo puede suponer un reforzamiento desastroso del nacionalismo de derechas sobre todo de este lado de la nueva aduana deseada y segregante ¿en qué situación quedamos la clase trabajadora de este lado de la frontera?

Responder
0
0
Ramon Serna 12:15 11/11/2017

Para mí, todo eso son argumentos inconsistentes. Lo siento, es insultante hablar de unas fronteras que serán de paja sin hablar de la frontera sur española, como es insultante decir que la izquierda anticapitalista no tiene en cuenta las cuestiones de clase. Lo siento, soy de la CUP. ¿Y por qué tengo yo que dedicar más esfuerzos a desbancar el PP para que se ponga el PSOE o Podemos y así continuar con los mismos problemas cuando mi objetivo es hacer un proceso constituyente que solucione los problemas de la clase trabajadora de manera solidaria con las clases trabajadores de todos los pueblos del mundo? En fin, mis críticas a la supuesta izquierda se refieren por una parte a las raíces estalinistas de muchas izquierdas (aquello de los cerdos de Orwell) y por otra a cegueras varias. Soy de izquierdas, me presento: http://www.catacctsiac.cat/principal.php?m=ef13ab03d0eb503ae378006c95daa368&i=17699 y censurado por eldiario.es por hablar de los citados cerdos.

Responder
0
0
Tinmorin 7:50 12/11/2017

Los inconsistentes son mis argumentos, pero es muy consistente hablar de construir solidaridad con todos los pueblos del mundo luchando por levantar una nueva frontera argumentando que será de paja...Jamás una frontera ha sido de paja. La diferencia entre su argumento y el mío es que mientras yo odio todas las fronteras, incluida la española por supuesto, usted sólo odia una, y quiere crear la suya, así de consistente es su argumentario, el tristemente ya famoso independentismo sin fronteras...

Responder
0
0
Ramon Serna 17:36 13/11/2017

Veo que no has leído mi perfil porque sigues sin ver qué odio y qué no odio. En fin ...

Responder
0
0
#2874 12:26 10/11/2017

Arturo: yo soy catalana no idenpendentista y a tu propuesta me sumaría. A mí de "El procés" no me molesta el hecho de querer ser independientes, sino el cómo se ha hecho. Para mí, no hay diferencias entre los que hace Rajoy al ignorar la volutad de 2 millones de personas y lo que hicieron en el parlament el 6-7 de septiembre.
Por supuesto, tengo clarísimo quién es el enemigo a batir: las políticas corruptas y autoritarias del PP. Pero muchas veces me siento huérfana e incómoda entre algunos sectores del independentismo más nacionalistas (que sé de sobras que no son todos) y que señalan como traidores a los que cuestionamos algunos procedimientos o ideas.
Por eso me alegra tanto leer a gente que piensa como tú y te agradezco tus palabras. Me gusta ese sector del independentismo que lucha por la independencia no como un fin, sino como un modo de construir una sociedad más social y más justa. Ojalá esa sea la visión que logremos en una Cataluña independiente.

Responder
3
1
Arnau Montserrat 22:08 10/11/2017

Me alegro que resuene en orejas distintas, pero te puntualizaría que poner a la misma altura el 6-7 con lo que hace Rajoy es bastante discutible. Y lo digo porque después de 10 años sin lograr ninguna concesión, dialógo o referendum... forzar los reglamentos -en un obvio acto de desobediència institucional- para lograr el fin negado, personalmente lo veo legítimo. O sinó.. como se hace? de que modo podemos preguntar los catalanes si nos lo prohiben?

Responder
1
1
Luca Gopi 15:55 27/11/2017

Buen artículo, sin embargo creo que falta un eje importante en los diez puntos, precisamente el que puede ser un gran puente hacia un sector social importantísimo que no acaba de decidirse, los trabajadores y trabajadoras. Reversión de las privatizaciones y de los recortes en materia social y laboral, derogación de las reformas laborales, medidas contra la precariedad laboral, como prohibición del despido, etc., expropiación de los pisos en manos de bancos para crear un parque público de vivienda social, tope máximo al precio del alquiler, en función de los ingresos y metros de las viviendas.... Si la República Catalana no ofrece nada a los trabajadores y trabajadoras, de qué estamos hablando, ¿de cambiar de collar? Saludos

Responder
0
1
#2413 13:00 5/11/2017

Rabia e indignación... en algunos. Alegría y satisfacción en el 95% de españoles que nos consideramos decentes y que consideramos que el que se salta la ley tiene que rendir cuentas a la justicia. Ser cargo electo no te da derecho a delinquir.

Responder
4
14
#2794 22:07 8/11/2017

Aquí está el problema, la asimetría democrática y la disfunción del sistema: ¿por qué aquellos que están delinquiendo y robando a mansalva siguen en el Gobierno y no hay poder judicial que pueda con ellos? ¿En qué justicia debemos creer si no es igual para todos?

Responder
2
1
Perplejo 16:01 5/11/2017

Pues sin embargo yo a los fascistas os veo exultantes.

Responder
7
2
Tinmorin Morin 22:01 9/11/2017

La injusticia constante de confundir a "los pueblos" con los partidos que dicen representarlos, la inexplicable conexión entre el movimiento del no nos representan del 15M con con el independentismo nacionalista, la sinrazón abrumadora de apoyar un proceso de emancipación económica del brazo de los del "España nos roba" y los del 3%, la reivindicación de un proceso de soberanía que implica una separación y una segregación de parte de la población más rica respecto a partes más pobres, la apropiación sistemática del concepto de pueblo soberano frente incluso a una parte importantísima de la población del mismísimo territorio a segregar, la profunda insolidaridad no ya económica sino lo que es peor, política, con el resto de clases trabajadoras del Estado a las cuales se abandona a la suerte nefasta de los pies de los caballos galopantes de un partido conservador y desestructurante al que se sabe que se refuerza con la política de frentes nacionalistas, la desesperante ceguera que obvia continuamente al propio canalla conservador del que se va del brazo por un supuesto y falso prurito democrático que sólo sirve a la perpetuación de otro sistema aristocrático más, para señalar acusadoramente al progresista que se pretende abandonar al otro lado de una frontera, progresista que para más inri simplemente no está de acuerdo con una frontera más y señalarlo además por coincidir en ello con el sapo corrupto de este lado, por la sencilla razón de que hasta un reloj parado y otro engrasado coinciden dos veces al día, por todo eso y muchísimas razones más, algunos si nos encontráramos estos días con uno de esos izquierdistas independentistas de este proceso lo mismo tampoco seríamos muy agradables con él.

Responder
5
2
Arnau Montserrat 22:06 10/11/2017

Y aparte de expresar tu punto de partida, que es legítimo.. ¿algun puente?

Responder
1
1
#2967 8:03 12/11/2017

Sinceramente es difícil plantearse puentes con alguien cuyo fin último es demolerlos, si no es ahora más adelante, almenos así entiendo yo que se expresa usted cuando habla de que aceptaría un federalismo sólo para ganar tiempo durante el que convencer a más gente de la necesidad de establecer un nuevo país,para mí eso es plantear un puente sólo con la idea de ganar tiempo y espacio para demolerlo. Sin embargo sí, le aclaro que mi puente tendido también es el federalismo, pero precisamente para todo lo contrario de lo que usted expresa, así que me temo que será difícil el entendimiento, yo estoy lejos del tacticismo y el posibilismo político, y entiendo perfectamente que eso desacredita mis ideas precisamente como elemento práctico, su único valor creo que consiste en aclarar conceptos entre los que sí son posibilistas como creo que es usted. Mi opción personal es un federalismo que incluya una profunda reforma cosntitucional, que incluya una ley de claridad al estilo canadiense, y también la institución de una democracia con un legislativo aleatorio, deliberativo y de rápida rotación que suponga el germen de una verdadera democracia como no se ha visto en esta era moderna de democracias aristocráticas, en mi ideal será esta democracia la que permita superar el federalismo y cualquier tipo de frontera para que todo el que quiera construir un futuro unido y solidario pueda por fin hacerlo, en paz y libertad.

Responder
0
0
#2433 14:51 5/11/2017

Cansancio de ver lo mismo, siento decirtelo. Eres independetista y vives en una isla rodeada de gente que piensa como tú. Islas gregarias para gustos y colores. Sigues sin ver desde tu muro sentimental basado en medias verdades un problema de porcentajes helados, y exiges tus deseos y los de tu grupo por las buenas, o ya por las malas ¿Qué respuesta esperas desde la otra isla?. El Cau es un ámbiente con poca heterogeneidad ideológica en cuanto a nacionalismos. Ni todo el que va de naconalista español será un facha, ni todo el que va de nacionalista catalán un tolerante victimista.

Por cierto, explicame porque me debo sentir más oprimido que un currante precario o parado de Santander o Madrid.

Preguntate esto: El Supremo condena a prisión a ocho asaltantes del Parlament.

Responder
5
16
Arnau Montserrat 22:30 5/11/2017

No se si realmente escuchas lo que he escrito. Y si crees que vivo en una isla rodeado de gente que piensa como yo es que no conoces Catalunya. Precisamente el espíritu del artículo es que, efectivamente, no todo nacionalista español es un facha ni todo nacionalista catalan un victimista. Estuve en el setge al Parlament y en todas las moivilizaciones contra la represión de Artur Mas. Soy perfectamente conciente de que hoy defendemos a gente que en otra situación no nos defendería a nosotros. Pero se trata de principios democráticos, no de cálculos políticos. Porque esto va de soberanías, es decir, de democracia. Con todos los errores y autocríticas que quieras, creo que el independentismo ha hecho caer muchas máscaras. Y me gustaría que una de ellas no fuera la de cierta izquierda de principios volubles. Si crees que digo alguna media verdad, señalala, aquí es donde empieza el diálogo real. En cuanto a exigir por las malas... buf, es bastante evidente quien se está imponiendo por las malas aquí, no?

Responder
5
2
#2722 18:39 7/11/2017

He intentado tres veces leer el articulo. No he conseguido pasar del segundo párrafo. Esto de la independencia y los independentistas sin fronteras no lo entiendo.

Responder
4
0
ANSICC 1:07 7/11/2017

Buen artículo y buen razonamiento en progresión positiva,objetivo que no hay que perder de vista en este gran "río revuelto", y para que ciertos "pescadores" no recojan las ganancias que no merecen.
La democracia y el futuro a construir sí deben ser los beneficiarios directos.
Adelante con los faroles si son capaces de iluminar el camino.
Alejémonos de cantos de sirenas que pretendan llevarnos al confort de tiempos pasados.
De la reflexión sale la duda y es la que nos hará avanzar.

Responder
1
0
eric 19:53 5/11/2017

comparto gran parte de este articulo, especialmente que la opcion federalista ya tarda en alzar la voz, sin alternativas concretas resulta verdaderamente difícl cambiar el rumbo, y en ese sentido el catalanismo nos lleva mucha ventaja (aupada, todo hay que decirlo, por los posicionados mass media catalanes).

pero para levantar nuevos puentes hay que cuidar los símbolos, y el indepentismo sufre de incontinéncia en ese sentido, sobretodo cuando se apela a la participación del 75% de poblacion a favor del derecho a decidir, pero luego en la calle, como pasó el 1-O y el 3-O, los gritos y banderas nos colocan a todos en el mismo saco.

ojala no todos l@s comunes tengan la piel tan fina como yo, y sepamos sumar voces frente a un patético nuevo empate el 21D, y eso depende, creo yo, de la voz de unos y del silencio de otros....

Responder
2
0
Arnau Montserrat 22:33 5/11/2017

Si, estoy de acuerdo en que hay un independentismo que confunde su gente con todo el pueblo demócrata catalan. Y no son lo mismo. Pero la propia indefinición de los Comuns (aunque creo que es una indefinición sincera y legítima) ayuda a esas confusiones. En este sentido la postura de Albano Dante es mas limpia y no da lugar a confusiones. Estoy por el NO y estoy por la democracia. Mas claro el agua..

Responder
1
2
#2604 16:51 6/11/2017

Si efectivamente, yo tambien hecho a faltar a toda esa gente iberica que no desea un rey y apostaria por un federalismo, donde estan... ??? Si hubieran movilizaciones como en el 15-M defendiendo la democracia, por un cambio en la constitucion, por la no aplicación del 155en catalunya...alomejor nos uniriamos a algo mas profundo y transformador del estado español. Pero ante pasividad.... Republica para avanzar, eso si, ojala que salga lo que salga, cuidemos esta polaridad social, porque no nos engañemos esto esta reñido. Si sale una soberania de 50+1, se ha de enamorar a la otra parte.. y al reves igual ( con mejoras sociales, etc,.,.)nos jugamos la cohesion social de catalunya en los proximos años.

Responder
1
1
matriouska 20:52 4/11/2017

Pues si, ya que el Régimen está muerto ¿habrá que pensar cómo podemos construir un futuro no?... Gracias

Responder
5
2
#2414 13:01 5/11/2017

Tanto como muerto... no confundas deseo con realidad.

Responder
3
1
matriouska 13:22 5/11/2017

No oculto que haya una parte de deseo pero con bases reales, créeme... ¿Ó acaso cómo explicas la estrategia de medidas desesperadas/represivas/autoritarias sino cómo el último recurso de un enfermo terminal que hace aguas por todas las costuras y que ha decidido inmolarse?

Responder
1
2
alex_lorenzo 16:28 4/11/2017

Expresado de forma clara, cierta y brillante. Espero que alguien más piense así.

Responder
8
3
Eduardo Gómez 15:31 4/11/2017

Magistral. Suscribo plenamente.

Responder
8
5

Destacadas

Energía
El Gobierno anuncia un plan de choque y una reforma del sistema para reducir el recibo de la luz

Teresa Ribera anuncia una profunda reforma del sistema eléctrico aún no concretada y medidas inmediatas, como la eliminación del impuesto del 7% a la generación eléctrica. Críticas desde la izquierda por "falta de ambición".

Enaltecimiento del terrorismo
La Audiencia Nacional rebaja a seis meses de cárcel la condena a los raperos de La Insurgencia

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional rebaja de 2 años y 1 día de prisión al mínimo legal de 6 meses y un día a los 12 miembros del grupo de rap La Insurgencia y multa de diez euros diarios durante 4 meses por enaltecimiento del terrorismo.

Grecia
Grecia recuerda al antifascista Pavlos Fyssas cinco años después de su asesinato

Cientos de personas recorrieron Atenas en memoria de Pavlos Fyssas, músico y militante antifascista asesinado por un militante de Amanecer Dorado el 18 de septiembre de 2013.

Crisis humanitaria
Ya hay 5,2 millones de personas en situación de hambruna en Yemen

El asedio del puerto de Hodeida ha aumentado en un millón el número de personas en situación de hambruna en Yemen. España sigue adelante con su intención de construir cinco barcos que, alertan las ONG, pueden ser utilizados en el bloqueo naval ejercido por la Coalición Saudí.

Nicaragua
Las peticiones de asilo de nicaragüenses marcan un récord histórico
La feminista Norma Chavarría es una de las 256 personas de Nicaragua que han solicitado asilo en España hasta julio de 2018. En 2017 lo hicieron 31.

Últimas

Violencia machista
Luces y sombras de una primavera contra la violencia machista

Desde la Plataforma de la Marcha Mundial de Mujeres de Euskal Herria (MMME) queremos compartir algunas reflexiones al hilo del surgimiento de nuevos modelos y formatos de respuesta que nos puedan ayudar a configurar una respuesta colectiva feminista más sólida y articulada.


Pensamiento
Inmovilizadas por la "confianza"

La fe en el “progreso” y nuestra confianza en los “líderes” son las dos falsas esperanzas de la sociedad actual.

Medios de comunicación
Madrid acoge el primer encuentro sobre feminismo y medios de la PDLI
El I Encuentro Feminismo, Medios e Igualdad propone mesas de debate sobre periodismo deportivo, medios feministas o periodismo antirracista.