Cinco brechas que sufren las mujeres andaluzas

La precariedad laboral en Andalucía tiene rostro femenino. Las mujeres trabajadoras andaluzas enfrentan la desigualdad en su día a día. No importa si su puesto de trabajo está en la oficina, el campo, la industria o en su casa.

Mujer hogar
Una trabajadora de hogar, limpiando las ventanas. David Fernández

publicado
2018-03-06 13:17:00

La huelga feminista internacional convocada para el próximo 8 de marzo ha revolucionado todas las agendas, poniendo en el foco las muchas desigualdades que atraviesan a las mujeres. Hay más mujeres universitarias, pero las cátedras se las quedan los hombres. Las redacciones de los medios de comunicación están muy feminizadas pero continúan dirigidas muy mayoritariamente por hombres. En general, los distintos gremios y sectores se movilizan al grito de "nosotras paramos" para criticar las problemáticas que encuentran en sus ámbitos por ser mujer. ¿Y las mujeres andaluzas? Repasamos con datos cinco brechas que enfrentan.

En el hogar: 20% ellas, 2% ellos

El hogar es la labor principal que desempeñan 690.000 mujeres en Andalucía, un 19,8% de la población femenina mayor de 16 años, según el informe Situación laboral de las mujeres en Andalucía de CCOO. Frente a ellas, un 2,2% de los hombres andaluces dejan de desempeñar otro empleo para asumir a jornada completa la labor de los cuidados, solo 72.000 personas. “La causa principal del amplio diferencial en la incorporación de la mujer al mercado de trabajo continúa estando en la dedicación a las labores del hogar” concluye CCOO en su informe. Aunque la progresión histórica evidencia un notable avance. Aún en 2002, el 31% de las mujeres andaluzas no se incorporaban a otros trabajos para atender el hogar, frente a un ínfimo 0,4% de los varones.

infografia mujer hogar

Agricultura: mundo de hombres

Las tornas cambian en el campo. Con datos de la EPA del segundo trimestre de 2016, la agricultura andaluza está dominada por hombres, con un 74% de ocupados masculinos frente a solo un 26% de trabajadoras femeninas. No solo eso, ellas copan las labores de “ayuda familiar” en la actividad agrícola, que tiene un peso del 2,17% de las mujeres ocupadas en este sector, pero queda muy por encima de porcentaje que representa para los varones, tan solo un 0,66%.

CC OO apunta su informe además que la crisis ha provocado que el campo andaluz se masculinice más aún, ya que en el periodo 2008-2016, la tasa de ocupación de mujeres cayó un 4,1%, mientras que el peso de los hombres crecía un 18,6%.

Una situación a contracorriente ya que “el saldo de estos últimos ocho años es peor para el empleo masculino que el femenino, y aumenta el índice de feminización de la población ocupada en Andalucía”, pero este índice de feminización en el campo ha pasado de 42 mujeres por cada 100 hombres a 34. Esto provocó que, en febrero de 2017, el gobierno andaluz aprobara su primer Plan de Igualdad entre mujeres y hombres en la actividad agroalimentaria y pesquera. Aunque la situación en otros sectores económicos no es mucho mejor.

Turismo: 63% de paro femenino

Más del 63% de las personas paradas en el sector turístico andaluz son mujeres según el último informe Argos, de 2017 con datos de 2016, que analizaba el empleo del sector. Destacan las camareras de pisos, cuyas mujeres desempleadas superan las 5.700 frente a solo 70 hombres, aunque en el ranking tres del sector —cocineras, camareras en general y pinches de cocina— ellas también son mayoría, duplicando y triplicando el número de desempleadas en las dos últimas ocupaciones.

Aunque con carácter general, el desempleo afecta más a las mujeres que a los hombres. El paro registrado de enero de 2018 arrojaba la cifra de 350.000 parados frente a 485.000 paradas. Una cifra al alza que perjudicaba más a las mujeres, ya que “el 94% de las personas andaluzas que se quedaron en paro en el mes de enero fueron mujeres” apuntaba la secretaria de la Mujer de CCOO-A, Yolanda Carrasco, en una reciente declaración.

infografia mujer mercado laboral

Brecha salarial del 30%

Aunque independientemente del sector laboral, la brecha salarial es una constante para la mujer andaluza. Según el estudio “Brecha salarial y techo de cristal” del Sindicato de Técnicos de Hacienda (GESTHA), la brecha salarial entre mujeres y hombre alcanza en Andalucía el 30%, por encima de la media estatal y aún mayor que comunidades con problemas de empleo similares a la andaluza, como Canarias (16,4) o Extremadura (19,6).

La misma cifra que maneja CC OO Andalucía, que trasladada a euros son 3.853 menos que cobra una mujer, una cifra que en el caso del sector financiero podía alcanzar los 12.000 euros, destaca el sindicato.

Los cuidados: una preocupación de ellas

Unas brechas que se extienden a qué preocupa a ambos géneros. Según el informe del Defensor del Pueblo Andaluz de 2016 la vivienda, la política de menores, educación o servicios sociales fueron los principales motivos de queja o consulta para las mujeres andaluzas. Aunque los hombres también presenten quejas en estas materias, lo hacen en un porcentaje menor.

Y son justamente cuestiones relacionadas a los cuidados (dependencia, educación, menores y servicios sociales) los que evidencian mayor distancia entre ellas y ellos. Más del 60% de quejas interpuestas al Defensor en estos ámbitos fueron presentadas por mujeres. Y en el caso de la igualdad de género, hasta el 73%.

0 Comentarios

Destacadas

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda: cómo cambiar la alimentación de escuelas y hospitales

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.

Unión Europea
Sabine Lösing: “Hay que transformar la producción armamentística en producción de bienes que beneficien a las sociedades”

Hablamos con Sabine Lösing, la europarlamentaria alemana que ha borrado a España de la lista de países con buenas prácticas en cuanto a la venta de armas a terceros países, después de la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de continuar los negocios con la dictadura Saudí a pesar de la catástrofe humanitaria que está provocando en Yemen con armas españolas.

Brexit
La UE y la “soberanía”
1

Si algo queremos es debilitar la soberanía. Contra Trump y sus apologetas, contra Juncker, no puede haber poder que no sea desafiado, ninguna decisión que no pueda ser sometida a revisión democrática.

Justicia
Una pena de agresión sexual es rebajada porque la víctima hizo teatro en el colegio
La Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra esta sentencia por considerarla humillante tanto para la víctima como para las profesionales de la interpretación.
Cine
“Quiero que me enterréis enderezada”

A las mujeres que se les ha enseñado a relacionarse consigo mismas a través de las miradas de los demás, la retirada de esta mirada equivale a una muerte, a entrar en un limbo, y es en ese limbo donde se aparca a las mujeres de mayor edad.

Últimas

Extremadura
Las ayudas sociales y el mercado de trabajo (según la patronal extremeña)
5

Recientemente, representantes muy destacados de organizaciones empresariales han realizado declaraciones públicas relativas a valoraciones sobre las ayudas sociales y sobre la influencia de estas en el interés de los trabajadores y trabajadoras por ocupar puestos de trabajo. Sus propuestas expresan una vez más la insolidaridad de estos sectores sociales acomodados con las capas de la población más empobrecidas.