La campaña por la objeción fiscal en la CAV suma ya más adhesiones que en 2017

Una de las novedades en la campaña contra el pago de impuestos destinados al gasto militar de este año es un taller para que los y las interesadas puedan hacer la declaración por sí mismas

Objecion fiscal bilbao
Un activista del KEM-MOC ayuda a hacer la objecion fiscal en la ofician de Bilbao (c/Fika 4) Kem-Moc

publicado
2018-06-06 18:47:00

El número de personas que hacen objeción fiscal al gasto militar crece cada año en Euskadi. La plataforma Eragozpen Fiskala-Objeción Fiscal ha contabilizado al menos tantas declaraciones desobedientes como el año pasado cuando queda prácticamente un mes para que acabe el plazo de Hacienda para recibir la declaración de la renta. Este es el tercer año que habilitan oficinas en las tres capitales vascas para ayudar a las personas a no colaborar con sus impuestos al gasto militar del Estado.

“A mí me recuerda a las permanencias, de cuando la insumisión”, cuenta Idoia Aldazabal sobre su experiencia en la oficina de Bilbao. Entonces, el movimiento antimilitarista estaba volcado en acabar con el servicio militar obligatorio. Los insumisos se negaban a realizarlo desobedeciendo las leyes. Durante un día o dos a la semana, se reunían en un local para compartir sus dudas, charlar con otras personas sobre desobediencia civil, darse apoyo, etc. “Es una forma de hacer política, en un sentido de acompañamiento, de acogida”, aclara esta activista.

Industria armamentística
Arcadi Oliveres: “La izquierda no se ha planteado parar el desmadre de la industria de la guerra”
Arcadi Oliveres habla de la industria armamentística durante su visita a Bilbao para dar comienzo a la campaña por la objeción fiscal al gasto militar

“Trabajamos desde la acción directa no-violenta”, explica Arrate Vivar, que también forma parte del movimiento objetor de conciencia. Vivar aclara que una vez superada la lucha por suprimir la mili, el antimilitarismo pudo dedicar más energía a otras vías para acabar con los ejércitos, en este caso atacando los presupuestos. La ley no contempla la objeción fiscal, es alegal, es decir, una declaración irregular pero no ilegal. “Es una de las pocas vías que nos quedan para protestar”, dice Vivar en referencia al retroceso de los derechos civiles y políticos debido a la Ley Mordaza.

El año pasado se desviaron hasta 100.000 euros para proyectos sociales a través de la objeción fiscal. La cifra todavía está lejos de los casi 20.000 millones de gasto militar previstos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Partido Popular. No obstante, cada vez más personas se rebelan ante esta situación.

Gasto militar
Guía rápida para no pagar con tus impuestos el gasto militar

¿Qué es eso de la objeción fiscal? ¿Estoy cometiendo algo ilegal? Si no quieres que tus impuestos vayan a financiar los 20.000 millones de presupuesto del Ministerio de Defensa te enseñamos cómo hacerlo en cuatro pasos

Este año al menos dos personas están preparando las declaraciones los fines de semana en la oficina, y ya tienen prácticamente todos los huecos cubiertos hasta el final de junio. “Estamos como quien dice muriendo de éxito”, bromea Miguel Martínez, también activista del KEM-MOC. Para el año que viene uno de los retos de la campaña es gestionar la ayuda para todas las personas que se han acercado.

En este sentido, por primera vez este año se llevó a cabo un taller en el que los participantes, con la ayuda de una persona, hicieron su propia declaración de la renta con objeción fiscal. “Así es más empoderante y más participativo”, explica Martínez, que apunta a que el objetivo es que las personas sean capaces de objetar autónomamente, para liberar la oficina y que pueda entrar gente nueva. “Si en el futuro 10.000 personas hacen objeción fiscal en Euskadi y acabamos con los ejércitos, no podremos atender a todas”, contempla en una suposición utópica.

0 Comentarios

Destacadas

Migración
El Parlamento Europeo da luz verde al visado humanitario

Gracias a esta medida se abre una vía legal para que los demandantes de asilo puedan acceder a Europa de forma segura.

Refugiados
El caso de Lola Gutiérrez: hasta 10 años de cárcel por intentar ayudar a un menor kurdo a reunirse con su familia

Lola Gutiérrez, delegada sindical de CGT, será juzgada el próximo 18 de diciembre en Atenas. Está acusada de contrabando de personas en grado de tentativa y uso de documentación indebida por intentar ayudar a un joven menor de edad kurdo a pasar la frontera de Grecia para reunirse con su familia.

Francia
Fin de mes, fin de régimen, fin del mundo
2
Los chalecos amarillos luchan contra un impuesto que ya no sirve para repartir la riqueza sino para bombearla hacia arriba.
Agrotóxicos
Canarias, la comunidad autónoma donde más fitosanitarios se consumen

Los problemas de salud que supone vivir al lado de plataneras y la exposición continuada a los tóxicos utilizados para fumigar las plantaciones.

Tecnología
Izquierda y derecha en la lucha por el poder digital
8

En su libro, Aznar reconoce una cuestión que aún no ha entendido la izquierda patria, que sigue creyendo que Amazon tiene tanto poder por ser solo un gigante del comercio electrónico: entre los sectores tecnológicos de mas rápido crecimiento, la computación en la nube se lleva la palma.

Últimas

Residuos
Nuevo frente antivertedero en Madrid: la movilización llega a Colmenar tras Loeches

La Mancomunidad del Norte de Madrid aprueba por la mínima la ampliación de las instalaciones de Colmenar Viejo, en las que se entierran los residuos de 81 municipios. La plataforma Aire Limpio Norte convoca una manifestación el 15 de diciembre. El rechazo a la construcción del macrovertedero de Loeches reunió a un millar de personas el pasado día 2.

Biodiversidad
Un santuario natural para proteger el salmón atlántico

Un equipo internacional alerta de la necesidad de crear zonas protegidas para no acabar con el salmón atlántico, cuyas poblaciones en el norte de España podrían estar en peligro crítico por su reducida variedad genética.

Cambio climático
España solo ha aportado el 14% de sus compromisos con la financiación climática

El Estado español solo ha desembolsado 17 de los 120 millones que comprometió para el Fondo Verde para el Clima, principal instrumento económico de lucha contra el cambio climático.