Energía nuclear
Cristina Narbona: “El proyecto de la mina de uranio podría acabar provocando otro conflicto con Portugal”

La exministra de Medio Ambiente y exconsejera del Consejo de Seguridad Nuclear habla para El Salto sobre los peligros de la mina de uranio de Salamanca, sobre la crisis de la energía nuclear y sobre la minera Berkeley, “especializada en comprar y vender derechos mineros más que en explotarlos”.

Cristina Narbona Enusa
Cristina Narbona (cuarta por la derecha) visita junto a una delegación del CSN la fábrica de elementos combustibles en Juzbado, en la provincia de Salamanca el 22 de septiembre de 2015. Foto: Enusa

Cristina Narbona fue ministra de Medio Ambiente (2004-2008) durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. De conocida vocación antinuclear se convirtió en consejera del Consejo de Seguridad Nuclear en 2013, puesto que ocupó hasta 2017. En 2015, fue la única consejera que se abstuvo en la votación del CSN que aprobó la mina de Salamanca. “Reanudar la minería de uranio en Salamanca me repugna desde el punto de vista moral”, dijo entonces entonces Narbona. En 2012, fue coautora del libro La energía después de Fukushima (Ediciones Turpial) en el que habla de la crisis de la energía nuclear tras el accidente en esta central japonesa. Actualmente es la presidenta del PSOE. ​

Leer Proyecto Salamanca: la pesadilla del sueño nuclear español

¿Por qué ese interés de Berkeley para explotar unas minas que la empresa pública del uranio, Enusa, ha dicho que no son rentables? 
No quiero teorizar sobre los intereses reales de la empresa, pero los hechos están ahí, a la vista de todos. Sabemos que la empresa pública Enusa renunció en 2012 a explotar la mina de Retortillo porque el precio del uranio era tan bajo que no había posibilidad de hacer rentables las inversiones. Cuando repuntó el precio de este mineral, la empresa australiana Berkeley, especializada en comprar y vender derechos mineros más que en explotarlos, decidió reactivar el proyecto.

Berkeley está interesada en tres asuntos: por un lado, en la mina (extracción de mineral) y, por otro lado, en la planta de fabricación de concentrados de uranio, ambas situadas a 30 kilómetros de la frontera con Portugal. Y, finalmente, también quiere obtener permisos de investigación minera. Busca rentabilidades, por lo tanto, en esas tres direcciones.

¿Hay perspectivas a corto o medio plazo de un aumento en el precio del uranio que justifique el proyecto minero de la Berkeley?
Para entender el tablero del combustible nuclear hay que tener una perspectiva global. Su precio tocó mínimos históricos en diciembre de 2016. Pero la cuestión clave es la demanda futura de este mineral, especialmente por parte de China e India, ya que ambos países están aumentando su capacidad nuclear. China pretende tener 232 reactores operativos en 2030, frente a los 35 que tiene ahora mismo. De lograrlo, supondría superar a Estados Unidos como el país con más reactores del planeta.

El precio del uranio sufrió en 2016 un desplome de más del 40% que llevó a su precio a estar por debajo de los 18 dólares la libra, obligando a muchas minas a cerrar o a recortar drásticamente su producción

El precio del uranio sufrió en 2016 un desplome de más del 40% que llevó a su precio a estar por debajo de los 18 dólares la libra, obligando a muchas minas a cerrar o a recortar drásticamente su producción, ya que era imposible mantener minas de uranio rentables con esos precios. Incluso el primer país minero de uranio en el mundo, Kazajistán, tuvo que detener gran parte de su producción de este metal radiactivo. No olvidemos que el 39% de la producción mundial procede de ese país.

La cuestión es que, como vemos, estamos ante un mercado de precios volátiles, muy inestable, ya que la tecnología nuclear cada vez está más cuestionada dados los riesgos que supone y el problema añadido que implica la gestión de los peligrosos y duraderos residuos nucleares.

Así, aunque mañana el precio del uranio pudiera estar a 60 dólares la libra, en cuestión de meses podría descender rápidamente su precio, especialmente en caso de que hubiera un accidente nuclear en algún lugar del mundo, como así sucedió cuando en marzo de 2011 sucedió la catástrofe de Fukushima.

¿Se han cumplido los requisitos ambientales para abrirla?  
La concesión minera está atravesada por el río Yeltes, paraje sobre el que se han definido dos espacios de especial protección a nivel europeo (Red Natura 2000): la Zona de Especial Protección para las Aves de las Riberas de los ríos Huebra y Yeltes (ZEPA ES0000247) y el Lugar de Interés Comunitario de las Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes.

El proyecto de mina en Retortillo está siendo investigado por las fiscalías de Salamanca y de Medio Ambiente por acometer obras sin permiso y por los presuntos daños a zonas con protección medioambiental

El proyecto de mina en Retortillo está siendo investigado por las fiscalías de Salamanca y de Medio Ambiente por acometer obras sin permiso y por los presuntos daños a zonas con protección medioambiental de la Red Natura 2000. Además, el proceso administrativo está siendo instruido por la Audiencia Nacional.

Quiero recordar, adicionalmente, que el pasado 12 de febrero de 2018 el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Salamanca admitió el recurso presentado por la plataforma Stop Uranio contra la empresa Berkeley Minera España S.L. y el Ayuntamiento de Retortillo por la tala de cerca de 2.000 encinas en la localidad salmantina para la construcción de la mina de uranio a cielo abierto. El juzgado desestimó las alegaciones presentadas por Berkeley Minera España y el Ayuntamiento de Retortillo para que se archivase el recurso.

En julio de 2015 el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informó positivamente —pero sin unanimidad, ya que no contó con mi voto favorable— el emplazamiento de la planta de fabricación de concentrados de uranio. El CSN, eso sí, impuso algunas importantes exigencias, como, por ejemplo, que la empresa no pudiera realizar ninguna actividad que altere de manera significativa el fondo radiológico natural del emplazamiento.

Hasta que ambos programas no estén aprobados por el CSN, bajo ningún concepto Berkeley contará con la autorización de construcción de la planta

Por otra parte, la planta de Retortillo tiene aún dos temas pendientes de cumplimiento: por un lado, está aún pendiente de aprobación por parte del CSN el Programa de Vigilancia Radiológica Pre-operacional. Y, por otro lado, falta que Berkeley presente al Consejo el Plan de Vigilancia de Aguas Subterráneas. Esto significa que hasta que ambos programas no estén aprobados por el CSN, bajo ningún concepto Berkeley contará con la autorización de construcción de la planta.

También sabemos que la Comisión Europea abrió el año pasado una investigación a España sobre esta mina de uranio. Bruselas investiga si el proyecto cumple con varias disposiciones de la normativa de la Unión Europea, entre ellas la directiva de repercusiones medioambientales y la directiva Hábitats. La Comisión Europea también ha reprochado a España (el 26 de julio de 2016, mediante carta escrita) que no esté cumpliendo con su obligación de informar correctamente a Bruselas de un proyecto de estas características. La minería de uranio es una operación que entra en el ámbito de aplicación del artículo 37 del tratado Euratom y, por tanto, obliga al Estado miembro que concede la licencia a presentar toda la información pertinente.

Tampoco podemos perder de vista que el proyecto de la mina de uranio podría acabar provocando otro conflicto con Portugal, como el que se dio con el almacén de residuos de la central nuclear de Almaraz. El Gobierno portugués ha afirmado estar preocupado por la cercanía de la explotación a su frontera y, más concretamente, al río Duero. Lisboa reclamó a España información detallada sobre el proyecto el año pasado.

De hecho, la agencia medioambiental portuguesa ha elaborado un informe en el que afirma que la mina es susceptible de tener efectos ambientales significativos en Portugal, tanto por la proximidad a la frontera (40 kilómetros desde la ubicación de la mina) y la dirección de los vientos, como por los efectos de la explotación en el río Yeltes, afluente del Huebra que a su vez desemboca en el río Duero. La preocupación se centra en la contaminación radiológica y por metales pesados, y en la calidad del agua, debido a la importancia del río Duero para la disponibilidad de agua para el abastecimiento público de aproximadamente dos millones de personas y para el riego de todo el Duero Vinícola.

El Gobierno de Portugal reclamó a España una evaluación de impacto ambiental transfronteriza, que tenga en cuenta también las repercusiones del proyecto para el territorio luso

Por este motivo, hace apenas un mes, en febrero de 2018, el Gobierno de Portugal reclamó a España una evaluación de impacto ambiental transfronteriza, que tenga en cuenta también las repercusiones del proyecto para el territorio luso. El presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento portugués, Pedro Soares, visitó recientemente Retortillo (con una delegación de parlamentarios lusos) para recabar información de primera mano sobre el proyecto.

Durante los tiempos en los que gobernó el PSOE, entró Berkeley en España e hizo los primeros acuerdos con Enusa... ¿Cómo pudo pasar que una empresa de dudosa procedencia sin apenas experiencia en minas de este tipo llegara tan lejos en una actividad tan peligrosa como una mina a cielo abierto de uranio?
No dispongo de ninguna información sobre ese periodo, ni sobre cómo Berkeley condujo su proyecto.

Tras la ruptura de la asociación con Enusa en 2011, Berkeley consigue un acuerdo muy favorable a sus intereses, después de demandar por 150 millones a España en un tribunal de París. ¿Cuál es tu interpretación de lo que pasó allí?
Me incorporé al CSN, como consejera, en enero de 2013, y comencé algunos meses después a tener información sobre el proyecto de Berkeley. Por lo tanto, no tengo elementos de juicio sobre ese acuerdo que menciona. Tenga en cuenta que en el Consejo sólo estudiamos y analizamos las cuestiones relativas a la seguridad nuclear y a la protección radiológica de los expedientes, ya que esas son las competencias legales que tiene atribuidas el CSN. 

¿Cuál ha sido el papel de políticos relacionados con el PP o de la Junta de Castilla y León?
Sé únicamente lo que han publicado los medios de comunicación al respecto. Es público y notorio que Berkeley contrató como lobbista en Bruselas a Manuel Lamela, ex alto cargo del comisario de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que fue quien firmó la autorización comunitaria para la mina. Manuel Lamela, fue el subsecretario de Miguel Arias Cañete cuando era ministro de Agricultura.

Berkeley registró y comunicó el fichaje de Lamela el 26 de diciembre de 2014. Miguel Arias Cañete había sido nombrado comisario de Energía un mes y medio antes, el 1 de noviembre de ese mismo año. Pero, insisto, esta es información pública, que está en los medios de comunicación. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Relacionadas

Coronavirus
Lecciones nucleares del coronavirus II
Las labores de adaptación al coronavirus nos permiten reflexionar acerca de la crisis climática y de cuánto tenemos que hacer.
Coronavirus
Lecciones nucleares del coronavirus I
Las labores de adaptación al coronavirus nos permiten reflexionar acerca de la crisis climática y de cuánto tenemos que hacer.
8 Comentarios
Jorge (alcalde de Villavieja) 9:20 2/6/2018

Me alegra leer las declaraciones de Narbona porque reconoce la enorme cantidad de datos relevantes que ignora en torno a este "proyecto". Tengo la esperanza de que los cambios en el Ministerio de Industria acaben por ser determinantes para acabar DEFINITIVAMENTE con esta pesadilla. En cuanto conozcamos el nombre del titular de esa cartera, nos pondremos en contacto con él.
¡NO DAREMOS NI UN PASO ATRÁS!

Responder
0
0
#14002 18:56 17/4/2018

Menos mal que nos queda Portugal

Responder
0
0
Lutgarda 6:04 23/3/2018

Soy española, trabajo en un Hospital en Faro y os puedo decir que no veo el dia de volver a España. Trabajé antes en la Invicta (Porto) y el ambiente y comportamiento anti- español, machista y humillante es asfixiante.
Ayer mismo, mirando la tele mientras comía en el Centro, salió una mujer ex ministra, llamada Ferreira Leite, que no hacía más que soltar sapos contra Espanha y los espanhois.
Así que a estos machistas portugueses ni agua. Y si protestan por el uranio, ajo y agua.

Responder
0
3
#11752 11:22 24/3/2018

Qué tiene que ver el culo con las témporas? Acaso por tu experienciencia personal nos vamos a dar un tiro en el pié los habitantes del campo charro? Por cierto, vigila tus fobias nacionales. Generalizar y calificar a todo un pueblo por tus vivencias lleva revivir la actitud de michos españoles de desprecio y prepotencia hacia nuestros vecinos que nos hn dado más de 7na lección histórica a la tribu hispánica, no exenta de xenofobia y clasismo. Algún mérito tendrán cuando nuestra sanidad pública es incapaz de darte trabajo y la lusa sí. Por cierto, machismo en España, por desgracia tampoco nos falta.

Responder
0
0
#11569 10:43 22/3/2018

Alucinante que, esta exministra de Medio Ambiente, hable de LIC cuando hace tiempo que ya se ha declarado ZEC, tras haberse pasado el plazo que daba la UE para que los LICs se declaren ZEC. Si comete errores tan básicos en el resto de su exposición...

Responder
1
0
#11556 7:03 22/3/2018

Con Portugal tranquilos. Ellos son los mayores predadores medioambientales del mundo. Si visitáis Portugal observaréis un ambiente hostil a España desde el minuto 1'. No nos pjeden ver, nos miran con lupa, nos hacen putadas conduciendo por las carreteras y en cambio son serviles con los ingleses.

Responder
1
7
#11762 12:52 24/3/2018

Soy fronterizo y viajo a menudo a Portugal. Me tratan de maravilla. Son mas educados que nosotros. Hablan co respeto y dan menos voces que tu. En materia de medio ambiente no le vamos a la zaga. España es el país con má grandes infraestructuas dañimas de Europa. Por cierto los casos que das nada tienen qie ver con el medio ambiente pero si con la xenofobia por tu parte y los clásicos tópicos manidos.

Responder
2
0
Anónime 15:46 22/3/2018

Tu no has ido a Portugal en tu vida.

Responder
8
1

Destacadas

Industria
Nissan anuncia que se va de Barcelona y deja en el aire 23.000 empleos

La multinacional japonesa cierra su principal planta en España. El Ministerio de Industria anuncia que seguirá ofreciendo subvenciones que eviten el cierre.

Vivienda
Las ayudas al alquiler se quedan cortas y no terminan de llegar

Los grandes bancos siguen sin firmar el convenio para distribuir los microcréditos del ICO para la familias más afectadas por la crisis social y sanitaria. Mientras, en la Comunidad de Madrid las ayudas directas al alquiler se agotan en la primera semana.

8 de marzo
Testigos del informe de la Guardia Civil: “Mi declaración se ha tergiversado”
Dos de los cinco integrantes de CGT que aparecen en el informe de la Guardia Civil que culpa al Gobierno de no haber tomado medidas pese a conocer la situación de emergencia por el coronavirus aseguran que se han manipulado sus declaraciones. El sindicato estudia emprender acciones legales por lo que considera un “montaje” para desacreditar al movimiento feminista.
Migración
Helena Maleno, una vida en muchas vidas

La periodista e investigadora ha presentado Mujer de frontera. Defender el derecho a la vida no es un delito, editado por Península, un libro que nace de las luchas y resistencias compartidas con las comunidades migrantes.

Crisis económica
Hong Kong, algo más que una ficha en la disputa de China por la hegemonía global

Los medios occidentales amplifican las protestas en Hong Kong, un “problema interno” de China que confluye con los temores del establishment a que las sociedades europeas simpaticen más con el país dirigido por Xi Jinping.

Música
Belén Gopegui pone letra a las nuevas canciones de Milagros, el grupo coral que salió de un colegio público

De empezar a cantar en clase con su profesora a participar en uno de los mayores éxitos de Rosalía, la peculiar trayectoria del grupo coral Milagros añade ahora otro capítulo destacado: las letras de sus nuevas canciones llevan la firma de la escritora Belén Gopegui.

Migración
Empadronamiento sin domicilio fijo, el negocio de un derecho que los ayuntamientos se niegan a reconocer

Las trabas burocráticas que aplican la mayoría de ayuntamientos al proceso especial de empadronamiento incumplen la normativa vigente sobre el acceso al padrón, que debe ser facilitado con independencia de la situación administrativa o habitacional de las personas que residen en cada municipio. Los impedimentos constantes han dado origen a un negocio paralelo donde se debe pagar a terceras personas por los documentos que la administración exige.

Residencias de mayores
No tenemos perdón (ni vergüenza)
Se preparan protocolos para abrir comercios o terrazas pero, ¿para cuándo un protocolo para visitar a nuestros familiares en las residencias?
Crisis económica
España recibiría 77.000 millones a fondo perdido del plan de recuperación que ultima la Unión Europea

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá acceso a 77.000 millones para paliar el descuadre en las cuentas públicas provocado por las medidas del covid-19, según ha adelantado Bloomberg. Es aproximadamente un 6% del PIB.

Últimas

Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.