Una empresa deja sin nombre a Espacio Afroconciencia

La iniciativa, que nació como un festival y hoy es lugar de encuentro de la comunidad afro, hará una campaña para buscar una nueva denominación después de que ‘Afroconciencia & Afroportunidades SL’ les haya acusado de “apropiación indebida del término”.

Espacio Afroconciencia Festival
Una de las charlas del festival que organiza Espacio Afroconciencia, que tendrá que cambiar de nombre. Paco Gómez

publicado
2018-02-13 14:05:00

“Apropiación indebida del término mercantil”. Ese es el concepto legal por el que “Espacio Afroconciencia”, una iniciativa que nació como un festival en 2016 y que luego se ha transformado en un lugar para el encuentro de la comunidad afrodescendiente, africana y negra, va a perder su nombre. 

“No podemos negar el dolor de haber perdido esta batalla sin ni siquiera poder disputarla”, explican las personas integrantes de este colectivo en un comunicado. “No podemos esconder la rabia ante las lógicas coloniales y de tutelaje que se dan como norma en el Estado español”, aseguran. Pese a ello, esperan aprovechar esta circunstancia para crecer, de momento, organizando una campaña la próxima semana para construir un nuevo nombre.

El término “afroconciencia” señala el encuentro y toma de conciencia de la población africana y afrodesdenciente que se está dando en el Estado español

Pero, ¿qué es “afroconciencia”? Como explican en el comunicado, el término “hace referencia al encuentro y toma de conciencia de la población africana y afrodesdenciente que entendíamos se estaba dando en el Estado español, continuando así un larga tradición de lucha de organizaciones anteriores a la nuestra”.

“Afroconciencia” aludiría así a la definición de “conciencia negra” (black consciousness) que dieron Stephen Biko y otros teóricos del Movimiento de Conciencia Negra (Black Consciousness Movement) durante la lucha contra el apartheid sudafricano del siglo pasado.

Además, remite al grupo valenciano Fill Black y su canción “Afro ConCiencia”, grabada en 2001. “Nos es imposible recoger la cantidad de veces que el término 'conciencia' y la lucha de la comunidad negra han estado unidos en diferentes contextos históricos”, explican.

Sin embargo, estas razones no valen a “Afroconciencia & Afroportunidades SL”, que el 9 de noviembre de 2017 se puso en contacto por primera vez con Espacio Afroconciencia para “manifestar su indignación por la utilización del término 'afroconciencia' sin su autorización”.

En ese mismo mensaje, explican, “nos comunicaban que ese término estaba protegido por la Ley 17/2001 de Marcas y que su uso era un derecho exclusivo de esta empresa”, que se dedica, como explica en su página web, a “promover las oportunidades de codesarrollo y negocios que se pueden encuentran o crear en países de África” y a organizar “charlas, talleres, seminarios, cineforums y exposiciones de arte africano, para todo tipo de colectivos”. 

Tras recibir varias notificaciones, y ante los consejos del equipo de abogados, Espacio AfroConciencia ha decidido dar por perdido el término

Días después del mensaje en Facebook, mediante un correo electrónico, recibieron una notificación similar. “Tras la insistencia en este tipo de correos, y ante los consejos de nuestro equipo de abogados de la Asociación de Juristas Afroeuropeos, la decisión del equipo de Espacio AfroConciencia es dar por perdido el término afroconciencia”.

La decisión ha suscitado numerosos mensajes de apoyo en Twitter con el hashtag #SomosAfroconciencia.




0 Comentarios

Destacadas

Melilla
Colectivos recuerdan la ilegalidad de las devoluciones en caliente tras la muerte de una persona en un salto a la valla de Melilla

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía pide coherencia al Gobierno de Pedro Sánchez y recuerda que las devoluciones en caliente son ilegales tras la entrada de 200 personas en un salto a la valle. La Delegación de Gobierno asegura que la muerte se produjo por una parada cardiorespiratoria.

Argentina
[Exclusiva] Habla el exrepresor Scilingo: “Estar preso es muy llevadero”
Tras dos décadas de silencio, El Salto entrevista en exclusiva a Adolfo Scilingo, el exrepresor argentino que destapó en 1995 los Vuelos de la Muerte.
Violencia policial
Mujeres y ‘whistleblowers’: el derecho a violar de los infiltrados policiales
En Reino Unido, policías encubiertos establecieron relaciones con mujeres a las que luego abandonaron sin dar ninguna explicación.
Pensamiento
Emmanuel Rodríguez: “La clase media es el pueblo del Estado, el problema es que eso anula la política”

La configuración de los Estados como centros de concentración de poder entró en crisis en el último tercio del siglo XX. Muy avanzado el siglo XXI, el ensayista Emmanuel Rodríguez aborda el problema del Estado y la imposibilidad de una revolución con las mimbres de las experiencias históricas.

Arabia Saudí
Nuestro “amigo” Mohammed Bin Salman

La arrogancia y los métodos de Mohammed bin Salman pueden ser el detonante de una crisis sin precedentes en Oriente Medio... o de su propia defenestración.

Últimas

Opinión
Día por la Despatologización de la Transexualidad: transitar para ganar todas
Aún con varias leyes en diferentes puntos del trámite parlamentario, los movimientos por los derechos de las personas trans tienen todavía mucho por hacer.
Libertades
Mil maneras de ser personas trans

En Construcciones identitarias. Work in progress la fotógrafa y activista Mar C. Llop reflexiona sobre la diversidad de relaciones, tránsitos y experiencias que implica la vivencia trans.

Movilidad
Una Liga de Apartinetes se propone combatir los patinetes que impiden el paso en las aceras de Madrid
Esos patinetes que impiden el paso a sillas y carritos o le hacen la vida más difícil a las personas ciegas tienen un enemigo: la Liga de los Apartinetes.
Madrid
Malasaña: un bar por cada 50 habitantes y otras historias de la gentrificación

Vecinos de Malasaña denuncian que el barrio ha entrado en una espiral de degradación que parece imparable, salvo que las autoridades tomen medidas enérgicas y con carácter urgente. El Salto ha hablado con algunos, que pintan un escenario de franca decadencia para el emblemático barrio madrileño.