Crímenes del franquismo
Archivadas dos querellas por torturas contra Billy el Niño

Los juzgados dan por prescritos los delitos de torturas, a pesar de que los crímenes de lesa humanidad no prescriben.

Chato Galante y Willy Meyer denuncian torturas
José María 'Chato' Galante y Willy Meyer, ante los juzgados de Plaza en Castilla, en Madrid, tras la presentación de una denuncia por torturas durante el franquismo. Álvaro Minguito
6 mar 2018 18:15

Los juzgados de instrucción número 17 y 29 de Madrid han dado carpetazo a las querellas por torturas presentadas por Ángela Gutiérrez y Chato Galante contra, entre otros, Antonio González Pacheco, conocido como ‘Billy el Niño’ y miembro de la Brigada Político Social durante la dictadura franquista.

Los dos autos de archivo afirman que los delitos denunciados estarían prescritos, a pesar de que los crímenes de lesa humanidad —entre los que se cuentan las torturas— no prescriben, según dicta la Corte Penal Internacional.

Las querellas hacen referencia a torturas sufridas entre los años 1969 y 1973. “Los hechos que fueron denunciados en ambas querellas constituyen una gravísima violación punible de derechos humanos”, señalan desde la Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo (Ceaqua).

“Nos encontramos ante crímenes aberrantes, pretendiendo los jueces de instancia doña Mónica Aguirre de la Cuesta —Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid— y don Pedro Antonio Domínguez Morales —Juzgado de Instrucción nº 29 de Madrid— que los mismos queden en la más absoluta impunidad”, añaden.

La coordinadora subraya que los crímenes denunciados son “delitos de torturas y lesiones cometidos en un contexto de crímenes contra la humanidad, por cuanto que la dictadura franquista planificó y organizó un ataque sistemático y generalizado contra todas aquellas personas que se oponían al propio régimen dictatorial”.

También recuerda que las dos querellas archivadas iban acompañadas de un informe pericial sobre este contexto de crímenes contra la humanidad. Desde Ceaqua apuntan que las torturas sufridas por Ángela Gutiérrez se caracterizaron por la violencia particularizada que sufrían las mujeres que ejercían dicha oposición política.

Una vez más, nos encontramos ante sendas resoluciones judiciales que no son conformes al derecho internacional de los derechos humanos

“Una vez más, nos encontramos ante sendas resoluciones judiciales que no son conformes al derecho internacional de los derechos humanos, al derecho penal internacional, a los
pronunciamientos dictados por tribunales supranacionales, a los informes, recomendaciones y dictámenes emitidos en esta materia por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y a nuestro propia norma constitucional”, lamentan desde la coordinadora, que acusa a la titular del Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid de “seguidismo”, al mantener lo dicho por el informe emitido por Fiscalía, un órgano que, según señala Ceaqua, “actúa, en estos casos, como una simple correa de transmisión de los criterios del Gobierno español en esta materia”.

La coordinadora anuncia que presentarán recursos contra los autos de archivo de las dos querellas y agotarán todas las vías judiciales, incluidas las internacionales, “hasta que a las víctimas de la dictadura franquista les sean reconocidos los derechos que les asisten”.


Las querellas de Ángela Gutiérrez y Chato Galante son parte de una campaña de presentación de querellas por torturas durante el franquismo. El pasado 12 de febrero, el Juzgado de Instrucción número 37 de Madrid archivó también la primera de de ellas, presentada por Felisa Echegoyen.

Relacionadas

Crímenes del franquismo
Las causas pendientes de Billy el Niño

Represaliados y represaliadas del franquismo presentaron un total de 18 querellas criminales por torturas contra Antonio González Pacheco, alias Billy el niño, uno de los pocos miembros de la Brigada Político Social que quedaban en vida y que hoy ha fallecido a causa del covid-19.


Extremadura
El bibliocausto extremeño

La destrucción de libros y la censura fueron dos características esenciales del franquismo. En Extremadura, bibliotecas y kioscos de prensa fueron arrasados por una hueste brutal interesada en borrar cualquier vestigio cultural de la República.   


0 Comentarios

Destacadas

Universidad
El alumnado universitario becado demuestra mejores resultados académicos

El anuncio de la eliminación del criterio académico para las becas universitarias ha generado rechazo entre los defensores de la “cultura del esfuerzo”, pero la actualización de cifras del sistema universitario demuestra lo que los expertos ya advertían: los estudiantes becados son los que más rinden, y las ayudas han de buscar paliar la desigualdad social en el acceso a la educación superior. 

Extrema derecha
A los monstruos no mirar

La mejor manera de contraatacar es construyendo alternativa, porque ya hemos visto que, haciéndoles caso, aunque sea con buenas intenciones, el monstruo sólo crece y se enfurece.

Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Política
Mi libertad y solo mi libertad

Cuando el individualismo esencialista se estructura y se recrudece en las sociedades, al final, en la apelación de libertades y derechos, estos se reducen a los propios pasando por alto, y en ocasiones por encima, de los derechos del resto.

Últimas

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.


Coronavirus
¿Una buena oportunidad?

Cuando finalice la epidemia, nuestros gobiernos seguirán con su dinámica habitual, la de gestionar el funcionamiento de la máquina-mundo capitalista e intentar atenuar diariamente sus daños colaterales.

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.